Mostrando entradas con la etiqueta ODS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ODS. Mostrar todas las entradas

What is youth and adult education - today?

Rosa María Torres
Silvio Alvarez - Brazilian artist

En español: ¿Qué es educación de jóvenes y adultos, hoy?

In an event held in Quito in December 2016, with the participation of education specialists and members of social organizations in Ecuador, I was the only one mentioning youth and adult education.

The objective of the event was to (re)think the national education agenda, in the proximity of national elections leading to a new government.

Everyone made contributions. At the end of the day, the wall was full of coloured cards covering all possible topics and all levels of the education system. Adult education, however, was not there. Relatively absent was also early childhood and initial education, which is also and mainly adult education since it implies educating parents and caregivers in dealing with young children. 

The fact is that those located at both extremes of the education system - young children, and adults - have always been sidelined in the big picture of education.

In the Universal Declaration of Human Rights (1948) the right to education (Article 26), even if focused on the perspective of children and young people, referred to everyone. It mentioned elementary and fundamental education, technical and professional education, and higher education.
Article 26.
(1) Everyone has the right to education. Education shall be free, at least in the elementary and fundamental stages. Elementary education shall be compulsory. Technical and professional education shall be made generally available and higher education shall be equally accessible to all on the basis of merit.
(2) Education shall be directed to the full development of the human personality and to the strengthening of respect for human rights and fundamental freedoms. It shall promote understanding, tolerance and friendship among all nations, racial or religious groups, and shall further the activities of the United Nations for the maintenance of peace.
(3) Parents have a prior right to choose the kind of education that shall be given to their children.
Today, the right to education continues to focus on children and youth. The conceptualization of the right to education applied to adulthood has not advanced.


In an era of expanding life expectancy and of a proposed Lifelong Learning paradigm, national and international education agendas are far from including adults as legitimate subjects of education and of the right to education. Adult education remains the Cinderella of education policies and is not in the mind of most people and most organizations when they refer to education. However, the phrase 'lifelong learning' has been adopted in educational rhetoric worldwide and the education goal (Goal 4) within the new Sustainable Development Goals (SDG, 2015-2030) speaks of "Ensuring inclusive and quality education for all, and promote lifelong learning". 

Lifelong Learning has been introduced and is being promoted as a new education paradigm for several decades now, especially by UNESCO. However, education mentalities and policies have not changed accordingly, and specifically in relation to the education of young people and adults. One may be surprised by:

a) The persistent association of education with childhood, education with education system, and education with schooling.

b) The persistent understanding of youth and adult education as compensatory and second-chance education, addressed to the illiterate, the semi-literate and, in general, those 'lagging behind' in terms of school experience and completion. 

c) The continued association of youth and adult education with non-formal education.

d) The absence of policies and strategies dealing with family education, community education, and citizen education, which imply trans-generational approaches.

e) The use of the term 'lifelong learning' without fully understanding its denotations and connotations, and without a real commitment with the paradigmatic change it entails for the education field.

Lifelong Learning means - literally - learning from the womb to the tomb. Adopting Lifelong Learning as a paradigm implies accepting and understanding that learning begins at home and in early childhood, that childhood is not the only age to learn, that education is much wider than schooling, that formal, non-formal and informal learning complement throughout life, that life is expanding and thus the length and importance of the adult age, that youth and adult learning and education are a fundamental and unavoidable element of any modern education policy today.

Related texts in this blog

¿Qué es educación de jóvenes y adultos, hoy?

Rosa María Torres
Silvio Alvarez - Artista plástico brasileiro. Collage. Brasil
Es común que en publicaciones y eventos sobre el tema educativo no aparezca la educación de adultos, o que esta aparezca apenas como un saludo a la bandera. A menudo me encuentro en situaciones en que soy la única que la menciona. Tampoco hay muchas personas que se acuerdan de la educación inicial (0 a 6 años), aunque ésta viene siendo reconocida cada vez más.

Lo real es que quienes se ubican en ambos extremos del sistema educativo - niños pequeños y personas adultas - siguen teniendo escasa visibilidad e importancia en el panorama educativo nacional y mundial. Sigue pensándose, de hecho, que la educación se inicia en la escuela y que ésta termina con la educación superior, a los 24 ó 25 años.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) el derecho a la educación (Artículo 26), si bien pensado sobre todo desde la perspectiva de niños y jóvenes, habló de toda persona (everyone) y se refirió a educación elemental y fundamental, educación técnica y profesional, y educación superior.

Artículo 26.

(1) Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
(2) La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
(3) Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.
Hoy, el derecho a la educación continúa centrado en niños y jóvenes. No se ha avanzado en la conceptualización del derecho a la educación desde la perspectiva de la edad adulta y más allá del sistema educativo formal.


El hecho es que, en una era de notable alargamiento de la expectativa de vida y de adopción del paradigma del Aprendizaje a lo Largo de la Vida, la educación de adultos sigue siendo la Cenicienta de las políticas educativas y sigue no estando en la mente de la mayoría de personas dedicadas a la educación. Esto, incluso entre los organismos internacionales que promueven el 'aprendizaje a lo largo de la vida'. Esto, pese a que el objetivo referido a la educación (Objetivo 4) en el marco de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015-2030) habla de "Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos".
Sigue asombrando:

a) la persistente reducción de educación a infancia, de educación a sistema educativo, de educación a escolarización.

b) la continuada comprensión de la educación de jóvenes y adultos como educación compensatoria, de segunda oportunidad, destinada solamente a personas analfabetas, con poca escolaridad y, en general, afectadas por algún tipo de 'rezago educativo'.

c) la continuada asociación de educación de jóvenes y adultos con educación no-formal.

d) la ausencia de políticas y estrategias de educación familiar, educación comunitaria, educación ciudadana, que por su propia naturaleza transcienden las edades y suponen, justamente, enfoques trans-generacionales.

e) el uso de la frase 'aprendizaje a lo largo de la vida' sin que se entienda y asuma cabalmente sus denotaciones y connotaciones, y sin un compromiso real con el cambio paradigmático que esto implicaría al mundo de la educación. 

Aprendizaje a lo Largo de la Vida significa, literalmente, aprendizaje desde el nacimiento (e incluso desde la gestación) hasta la muerte. Adoptar el Aprendizaje a lo Largo de la Vida como paradigma para la educación en el siglo XXI - como ha propuesto la UNESCO - implica aceptar y entender que el aprendizaje se inicia en el hogar y en la primera infancia, que la infancia no es la única edad para aprender, que la educación es mucho más amplia que la escolarización, que hay aprendizajes formales, no-formales e informales y que todos ellos son necesarios y se complementan a lo largo de la vida de las personas, que la vida se alarga y con ella la edad adulta, que la educación de jóvenes y adultos es, hoy, elemento fundamental e ineludible de cualquier moderna política educativa.

Objetivo 4: Educación - Objetivos de Desarrollo Sostenible


Rosa María Torres



En la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible 2015 (Nueva York, 25-27 Sep. 2015) se aprobó una nueva agenda de desarrollo para 2015-2030.

De 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio y 21 metas - algunas de los cuales no se cumplieron (ver Informe 2015 de los ODM) - pasamos a 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas. "Terminar con la pobreza más otros 16 objetivos", como lo han puesto muchos.


En los últimos 25 años las aspiraciones educativas reflejadas en los objetivos globales han pasado de educación básica para niños, jóvenes y adultos - Educación para Todos (EPT) 1990-2015 - a educación primaria para los niños y las niñas (completación de 4 años de escolaridad) - Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) 2000-2015 - a acceso a una educación de calidad en todos los niveles, incluida la educación superior, y oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos - Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2015-2030. (Ver en esta tabla las metas de la EPT, los ODM y los ODS).

De hecho, en septiembre de 2016, a apenas un año de haberse aprobado los ODS, la UNESCO hacía público el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2016, y anunciaba un retraso de 50 años en el cumplimiento de los objetivos para la educación contemplados en los ODS.
De mantenerse las tendencias actuales, la Educación Primaria universal se alcanzará en 2042, el acceso universal al primer ciclo de la Educación Secundaria se alcanzará en 2059 y al segundo ciclo de Secundaria en 2084.

A continuación, el análisis que hice del Objetivo 4 cuando fueron anunciados los ODS, en 2015.

Analizo aquí el Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos, y sus 10 metas. Se afirma que este objetivo 4 implica un cambio de paradigma, resumido como "pasar de la cantidad a la calidad".

Las metas incluyen todos los niveles del sistema educativo formal, habilidades técnicas y vocacionales, alfabetización de jóvenes y adultos, equidad de género, educación para el desarrollo sostenible, becas, infraestructura educativa, y formación/capacitación docente. La aspiración principal es más escolaridad, 12 años (primaria y secundaria) considerados esta vez el mínimo. Gratuita y de calidad son insistencias importantes. Otra vez, las metas referidas a la primera infancia y a la edad adulta son particularmente flojas.

¿Es realista pensar que en 15 años se logrará metas mucho más ambiciosas que las que no se lograron en 25 años de Educación para Todos y en 15 años de Objetivos de Desarrollo del Milenio?

Al leer los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, en particular, el referido a la educación, uno se pregunta cuáles son las lecciones aprendidas en estos últimos 25 años de metas globales y de iniciativas internacionaes para la educación. No se atisban problemas, contradicciones, pugnas de poder, complejidades de la educación; el mundo y el campo parecen claros y simples. El dinero se considera el principal obstáculo; no obstante, como sabemos, la educación es uno de esos campos en que importa más cómo se invierte que cuánto se invierte, y en el cual el dinero - incluso cuando abunda - no garantiza ni buenas políticas ni cambios rápidos.


Encontramos, además, en los textos, los usuales problemas de traducción (inglés-castellano).


Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

 » Inclusiva, equitativa y de calidad siguen siendo términos ajenos y confusos para la mayoría de personas en el mundo. Sus interpretaciones y usos son muy variados incluso entre educadores y especialistas. Lo mismo sucede con aprendizaje a lo largo de la vida, un concepto aún no incorporado cabalmente, que viene usándose de maneras imprecisas y diversas. Todo esto a tener en cuenta en la estrategia de comunicación del Objetivo 4 Educación de Calidad en el marco de los ODS.

»
El aprendizaje a lo largo de la vida (ALV) aparece mencionado - en la versión en español - como "oportunidades de aprendizaje" por fuera de la educación. (Mucha gente confunde ALV con aprendizaje de personas adultas, con aprendizaje fuera de la escuela o con aprendizaje informal). No obstante, el ALV va "de la cuna a la tumba" y abarca todas las formas de educación, incluida la educación formal. Así pues, el ALV atraviesa a todo el Objetivo 4.


■ Para 2030, velar por que todas las niñas y todos los niños terminen los ciclos de enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados escolares pertinentes y eficaces.


» Esta meta aparece en primer lugar y es el plato fuerte del Objetivo 4. A ella apuntarán, sin duda, buena parte de los esfuerzos financieros.

» Recordemos que:
-
Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015) propusieron lograr la educación primaria universal (Meta 2. 'Educación primaria' entendida como 4 años de escolaridad; ninguna mención a gratuita o de calidad). No obstante, esta meta - que podría considerarse muy modesta en el siglo 21 - no logró cumplirse después de 15 años.

- La Educación para Todos (1990-2015) propuso seis metas de educación básica, entendida como una educación capaz de "satisfacer necesidades básicas de aprendizaje" de niños, jóvenes y adultos, dentro y fuera del sistema escolar. La Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE) llama educación básica a la suma de educación primaria y el primer ciclo de la educación secundaria. En 25 años de EPT estas seis metas no se cumplieron, quedando como "agenda inconclusa".

» En la fase final de los ODM y la EPT se llamó la atención sobre una "crisis global de aprendizaje": después de cuatro años en la escuela millones de niños en todo el mundo no están aprendiendo a leer, escribir y hacer operaciones aritméticas básicas.

» Con esta experiencia, ¿es realista creer que en los próximos 15 todos los niños y jóvenes terminarán no solo educación primaria y básica sino la secundaria completa, ofrecidas de manera gratuita y con la calidad suficiente como para asegurar "resultados de aprendizaje pertinentes y eficaces"? En el empuje apresurado hacia la 'universalización de la educación secundaria', ¿no repetiremos los mismos - y más graves y costosos - problemas enfrentados con el empuje hacia la 'universalización de la educación primaria'?

» No se trata  solo de disponibilidad de dinero. La crisis de la educación secundaria en América Latina debe ser tenida en cuenta como referencia. Cerca de la mitad de los jóvenes latinoamericanos abandonan la educación secundaria antes de terminarla, principalmente debido a falta de interés y de sentido. En una región históricamente caracterizada por una alta matrícula en educación primaria, la educación secundaria es considerada hoy - y desde hace varios años - el tramo más complejo y el que más desafíos plantea a la reforma educativa en la región.

» "Todas las niñas y todos los niños" deberá seguramente revisarse y adoptarse una meta porcentual realista, ojalá diferenciada de acuerdo a la situación real de los países.

»
En el mundo actual no solo los niños cursan educación primaria y secundaria; también jóvenes y personas adultas. Metas e indicadores relacionados con jóvenes y adultos (ver más abajo) deberían incorporar también la educación primaria y secundaria.

■ Para 2030, velar por que todas las niñas y todos los niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y a una enseñanza preescolar de calidad, a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria.


»
El desarrollo infantil y la educación preescolar son importantes no para preparar a los niños para la educación primaria, sino para prepararles mejor para el aprendizaje (dentro y fuera de la escuela) y para la vida. Este es un debate que viene dándose a lo largo de varias décadas. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible han decidido adoptar esta visión instrumental, escolarizante, del desarrollo infantil y la educación inicial. Esperemos que los indicadores elegidos no refuercen esta tendencia de 'preparación para la escuela'.


■ Para 2030, asegurar el acceso en condiciones de igualdad para todos los hombres y las mujeres a una formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria. 

» "Una formación técnica, profesional y superior de calidad, incluida la enseñanza universitaria" es difícil de encontrar en la mayoría de países en el mundo. ¿Se puede asegurar el acceso a algo que, en muchos casos, tomará mucho más de 15 años poner en pie? Nuevamente, todos deberá traducirse en una meta cuantitativa realista.

■ Para 2030, aumentar sustancialmente el número de jóvenes y adultos que tienen competencias necesarias, en particular técnicas y profesionales, para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento. 

» Ver comentarios al punto anterior.

»
Será difícil acordar cuáles son esas "competencias necesarias ... para acceder al empleo, el trabajo decente y el emprendimiento" que puedan considerarse universalmente válidas y útiles en cualquier contexto. Lo cierto es que algunas de ellas tendrán que ver no con competencias técnicas y profesionales sino con necesidades de aprendizaje no resueltas en la educación básica, como expresarse con propiedad, saber leer y escribir bien, y hacerlo de manera regular y autónoma.


■ Para 2030, eliminar las disparidades de género en la educación y garantizar el acceso en condiciones de igualdad de las personas vulnerables, incluidas las personas con discapacidad, los pueblos indígenas y los niños en situaciones de vulnerabilidad, a todos los niveles de la enseñanza y la formación profesional.

»
Otra vez mujeres, indígenas y personas con discapacidad son puestos juntos en el paquete de los "vulnerables". No obstante, sus respectivas vulnerabilidades - y modos de dicriminación - son muy diferentes y específicas.

»
Es hora de considerar el tema disparidades más allá del acceso y la matrícula. Las disparidades se expresan en muchos campos: retención, terminación, repetición, roles, expectativas, resultados de aprendizaje, opciones de estudio y de carrera, etc. 


» Vale la pena tener en cuenta que, en América Latina, la discriminación contra los pueblos indígenas es más fuerte y sistemática que la discriminación contra niñas y mujeres.  En otras palabras: el racismo es más fuerte que el machismo.

■ Para 2030, garantizar que todos los jóvenes y al menos una proporción sustancial de los adultos, tanto hombres como mujeres, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética.

»
La alfabetización de jóvenes y adultos es la meta educativa históricamente más rezagada y sigue siendo un enorme desafío a nivel mundial (781 millones de personas analfabetas y el inalterable "dos tercios de ellas mujeres"). El desafío incluye la formulación de políticas y metas bien articuladas. "Tener competencias de lectura, escritura y aritmética" es una manera poco clara de decir "saber leer, escribir y calcular". Qué es saber leer, escribir y calcular sigue siendo, por otra parte, una pregunta abierta (sería útil agregar un breve listado de competencias dentro de esta meta).


» "Proporción sustancial de adultos" deberá traducirse en una meta cuantificable no solo realista sino pasible de ser incorporada, por fin, como un éxito en este campo.

■ Para 2030, garantizar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y de la contribución de la cultura al desarrollo sostenible, entre otros medios.


»
Promover el desarrollo sostenible no es solo cuestión de conocimientos: los países más desarrollados, educados e informados del mundo son los que más contaminan. Por otra parte, y muchas veces con poca o ninguna escolaridad formal, los pueblos indígenas preservan el planeta.

»
La descripción de conocimientos y habilidades considerados importantes es muy vaga. En todo caso, adquirirlos requiere no solo esfuerzos de educación sino de información y comunicación; recuperación y socialización de conocimientos y prácticas ancestrales; aprendizajes no-formales e informales en el hogar, la comunidad, a través de los medios y de internet, en el lugar de trabajo, etc.


■ Construir y adecuar instalaciones escolares que respondan a las necesidades de los niños y las personas discapacitadas y tengan en cuenta las cuestiones de género, y que ofrezcan entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos.


»
En esta meta se destaca la necesidad de la diferenciación y de la adecuación a realidades y necesidades específicas, antes que la homogenización. Faltaría agregar la necesidad de instalaciones sensibles a diferentes culturas (dentro de un mismo país coexisten diferentes culturas, en países multiétnicos y pluriculturales, y como resultado de las migraciones). Esto no lo cubre la sensibilidad hacia los niños, la discapacidad y el género.


■ Para 2020, aumentar sustancialmente a nivel mundial el número de becas disponibles para los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados, los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países de África, para que sus estudiantes puedan matricularse en programas de estudios superiores, incluidos programas de formación profesional y programas técnicos, científicos, de ingeniería y de tecnología de la información y las comunicaciones, en países desarrollados y otros países en desarrollo.

»
La cooperación y el intercambio Sur-Sur son esenciales. El conjunto de los llamados "países en desarrollo" es enormemente heterogéneo. Muchos de ellos están en condiciones de ofrecer becas y programas de intercambio y pasantías que pueden ser más relevantes para otros "países en desarrollo" que los de los "países desarrollados".


■ Para 2030, aumentar sustancialmente la oferta de maestros calificados, entre otras cosas mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrollo, especialmente los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo.

Just one-third of countries have achieved all the measurable Education for All (EFA) goals. - See more at: http://en.unesco.org/gem-report/report/2015/education-all-2000-2015-achievements-and-challenges#sthash.yYyYBh6R.PLvDOXjA.dpuf

Main findings

  • Just one-third of countries have achieved all the measurable Education for All (EFA) goals.
  • In 2012, 121m children and adolescents were still out of school, down from 204m in 1999.
  • Half of countries have now achieved Universal Primary Enrolment and 10% more are close.
  • Poorest children are five times more likely not to complete primary school than richest.
- See more at: http://en.unesco.org/gem-report/report/2015/education-all-2000-2015-achievements-and-challenges#sthash.yYyYBh6R.PLvDOXjA.dpuf» 2. It is fundamental to deepen the understanding and the debate - globally and in each national context - on the issue of teachers and teachers' preparation. Qualified teachers and quality teachers may not necessarily be the same thing. Training is one factor of quality teaching. Becoming a good teacher depends among others on vocation, school background, appreciation for learning, for reading and for experimenting, quality of teacher education and of teachers' working conditions. There are many old conceptions and misconceptions on what is a good teacher and good teaching. »

» Es revelador que la meta dedicada a los docentes aparezca en último lugar (debajo de becas, infraestructura, etc.).

» Es esencial profundizar la comprensión y el debate - global y en cada contexto nacional - acerca del tema docente. Maestro calificado y maestro de calidad no son necesariamente lo mismo. La formación/capacitación es uno, de varios, factores. Convertirse en buen maestro/a depende entre otros de la vocación, la trayectoria escolar, el aprecio por el aprendizaje, la lectura, la investigación y la experimentación, la calidad de la propia formación/capacitación docente, las condiciones de trabajo docente. Hay, por otra parte, muchas viejas concepciones y concepciones erradas respecto de qué es buena enseñanza.

» El docente es factor clave en la calidad de la educación escolar, pero no el único. No cabe depositar toda la responsabilidad en los docentes. Todas las evaluaciones de aprendizaje en el medio escolar reiteran el papel crítico de la pobreza y, en general, de la condición socio-económica de las familias. Mejorar las condiciones de aprendizaje de los pobres implica mejorarlas tanto dentro como fuera del sistema escolar (salud, nutrición, bienestar, afecto, ausencia de miedo, cuidado, juego, sueño, etc.).


Textos relacionados en OTRA∃DUCACION
Aprendizaje a lo largo de la vida
De alumno a aprendiz
Mujeres, indígenas y discapacitados
Ojo con traducciones y traductores
Madre Tierra
Sumak Kawsay: Voces y saberes de la Amazonía ecuatoriana
¿Mejorar la educación para aliviar la pobreza? ¿O aliviar la pobreza para poder educar?
¿Atraer los mejores estudiantes para la docencia?
Sobre aprendizaje de jóvenes y adultos | On youth and adult learning
Escolarizado no es lo mismo que educado
1990-2030: Global education goals | Metas globales para la educación
Educación para Todos y Objetivos del Milenio no son la misma cosa (entrevista) 
Calidad educativa: ¿infraestructura, tecnologías y docentes?
Education First | La educación primero 
¿Educación a lo largo de la vida para el Norte y educación primaria para el Sur? | Lifelong Learning for the North, primary education for the South?
International Initiatives for Education | Iniciativas internacionales para la educación
Aprendizaje formal, no-formal e informal

2015

Rosa María Torres

Y finalmente llegó el 2015. Año que simboliza 'el futuro' en la película Volver al Futuro, el punto de llegada después de un largo viaje de 30 años.
Año preñado de metas, plazo de otros dos grandes viajes mundiales: la Educación para Todos (1990-2015) y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015). Se veía lejano en el año 2000.

Año 2000: bisagra del nuevo siglo y del nuevo milenio, pasó a ser horizonte de todos los planes de la humanidad. Ibamos a llegar al 2000 sin desnutrición infantil, sin analfabetismo, con educación de calidad, igualdad de género, trabajo y vivienda dignos, sociedades lectoras, interculturales, inclusivas.

En América Latina, el horizonte educativo giró en torno al Proyecto Principal de Educación para América Latina y el Caribe (PPE), acordado en México en 1979 e iniciado en 1980 balo la coordinación de la oficina regional de la UNESCO. Se suponía que íbamos a llegar al año 2000: a) con una educación general mínima de 8 a 10 años para todos los niños, b) sin analfabetismo y con servicios educativos para jóvenes y adultos con escolaridad incipiente o sin escolaridad, y c) con sistemas educativos mejorados en su calidad y eficiencia. Teníamos dos décadas para cumplir con las metas. No obstante, el 2000 nos encontró con la tarea a medio hacer, como se reconoció en 2001, en el cierre del PPE en Cochabamba-Bolivia.

A nivel mundial, el horizonte educativo del 2000 lo acaparó la iniciativa de Educación para Todos, lanzada en 1990 en la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos (Jomtien-Tailandia) organizada por UNESCO, UNICEF, Banco Mundial y PNUD. En el marco de una 'visión ampliada de educación básica', al 2000 debíamos llegar con seis metas de educación básica cumplidas: (1) más actividades de cuidado y desarrollo de la primera infancia, (2) acceso universal a la educación primaria o al nivel considerado básico, (3) mejores resultados de aprendizaje, (4) analfabetismo reducido a la mitad, (5) más educación y capacitación de jóvenes y adultos, y (6) una población accediendo a información necesaria para vivir mejor, disponible a través de todos los medios. De la conferencia de Jomtien salí entusiasmada, dispuesta a trabajar a tiempo completo en la posibilidad de un mundo capaz de ofrecer "Educación para Todos": niños, jóvenes y adultos.

Pocos meses después recibía una invitación de UNICEF Nueva York para integrarme al equipo asesor que llevaría adelante la agenda de la EPT a nivel mundial. Seis años me entregué a esa tarea. Ya para 1995 estaba claro que las cosas eran mucho más complejas que lo anticipado y las inercias muy difíciles de vencer. Hubo avances importantes en algunos campos, pero las metas no se cumplieron. Así lo confirmó la evaluación de la década presentada en abril del 2000 en el Foro Mundial de Educación, en Dakar-Senegal.

Con los ánimos desinflados, allí mismo se decidió ampliar el plazo 15 años más. ¿Por qué 15 años? Se dijo que el 2015 estaba siendo elegido como nuevo año clave por otras agencias e iniciativas internacionales. En definitiva: no había una razón científica detrás de esa decisión. Esa vez, en Dakar, tuve la certeza de que las seis metas - revisadas - no se alcanzarían hasta el 2015. Había trabajado y aprendido mucho en los diez años entre Jomtien y Dakar, y tenía ahora el criterio y la experiencia para poder anticiparlo. Escribí al respecto un pequeño libro titulado "Una década de Educación para Todos: La tarea pendiente" (IIPE-UNESCO Buenos Aires, 2000).

El 2000 nos recibió no solo con Educación para Todos +15 sino también con flamantes Objetivos de Desarrollo del Milenio, lanzados en septiembre en la Cumbre del Milenio, cinco meses después del Foro de Dakar. Sus 8 objetivos, también con plazo al 2015, corresponden a una agenda multisectorial: (1) erradicar la pobreza extrema y el hambre, (2) lograr la enseñanza primaria universal, (3) promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer, (4) reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años, (5) mejorar la salud materna, (6 ) combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades; (7) garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, y (8) fomentar una alianza mundial para el desarrollo. La meta 2 se refiere a niños y a completar una educación primaria de 4 años, sin ninguna atención a calidad ni aprendizajes. Una meta muy limitada en comparación con la Educación para Todos. Ambas agendas - EPT y ODM - han estado en manos de Naciones Unidas y coexistiendo incómodamente durante 15 años.

Y así llegamos al 2015, sin grandes expectativas, con poco que celebrar, otra vez con metas incumplidas, con grandes deudas pendientes tanto en la EPT como en los ODM. En los últimos años se convocó a redoblar esfuerzos. No obstante, la magnitud y complejidad de los problemas no dan para resolverlos con un empujón de último momento. Todos estos años se puso
el acento en el acceso y en los indicadores cuantitativos; ahora, la constatación de que millones de niños no pueden leer, escribir ni calcular después de asistir a la escuela durante 3 ó 4 años ha venido a mostrar con claridad que no basta con meter niños a la escuela, que el acceso no asegura aprendizaje, que cantidad y calidad son inseparables, y que todo ello implica cambios profundos en políticas y enfoques, un rotundo "no more business as usual" (no más hacer las cosas del mismo modo) que viene repitiéndose desde la conferencia de Jomtien, en 1990. 


De las reflexiones y debates en múltiples foros e instancias internacionales fue surgiendo el "post-2015", el qué hacer después. La nueva agenda de desarrollo - los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) - plantea el 2030 como nuevo plazo.

El listado contempla 17 objetivos y 169 metas; el Objetivo 4 se refiere a la educación -
"Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad. Y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos" - con metas que abarcan desde el desarrollo infantil hasta la educación universitaria. Los ODS se discutirán, aprobarán y darán a conocer por parte de Naciones Unidas en septiembre 2015.


En el Foro Mundial de Educación 2015 en Incheon, Corea del Sur, entre el 19 y el 21 de mayo, se debatirá la nueva agenda educativa 2015-2030 y se presentará el borrador de un nuevo Marco de Acción, a incorporarse a la agenda de los ODS. La versión final estará disponible en octubre/noviembre de 2015, cuando será adoptada en la 38 Conferencia General de la UNESCO.

¿Por qué 2030? ¿Qué hará que 15 años adicionales logren lo que 25 no lograron para la Educación para Todos y 15 para los Objetivos de Desarrollo del Milenio? ¿Nuevamente un paquete de objetivos y metas globales, iguales para todos? ¿Cuáles son las lecciones aprendidas que permiten comprender el camino recorrido - los problemas, los errores, los aciertos - y calibrar las opciones que se abren por delante?

En lo que hace a la Educación para Todos, el año 2000 y el Foro Mundial de Dakar han sido consignados oficialmente por la UNESCO como el punto de partida. La década de Jomtien (1990-2000), que se evaluó en Dakar, pasó a ser - literalmente - 'historia' y antecedente en el sitio web y en las publicaciones de la UNESCO y otras agencias internacionales. No obstante, lo cierto es que el proceso de la EPT no tiene 15 sino 25 años de vida y que una reflexión seria implicaría hacerse cargo de este cuarto de siglo.

En medio de la falta de información y el desinterés de la mayoría, y sin el indispensable análisis y debate de fondo que el asunto amerita, el mundo se apresta una vez más a establecer metas mundiales para la educación y para otros campos. Un ritual arriba-abajo que reitera las mismas dinámicas, que atribuye a las ONGs representación de una sociedad civil amplia siempre ausente de estos foros y decisiones, que sigue centrado en miradas sectoriales, alejado de la participación social y la comprensión.

Es posible que muchos de quienes tenemos una perspectiva histórica, quienes hemos participado y seguido de cerca este proceso desde hace más de 25 años, no estemos ya en el 2030 para ver lo logrado y no logrado en el "post-2015". Lastimosamente, la perspectiva histórica, la visión sistémica, el expertise construido en base a conocimiento y experiencia, tienen escaso valor en el mundo actual. No veo la utilidad de escribir un nuevo libro, uno que recoja no solo los 25 años de EPT sino el casi medio siglo de sucesivos y siempre inacabados planes internacionales para la educación. ¿A quién podría interesarle? Sí, tal vez, la importancia de reflexionar en voz alta sobre las lecciones aprendidas a lo largo de estos 25 años, de Jomtien a Incheon.

Quizás sea hora de apartarse de las ilusiones globales, de las macro-políticas, y de volver al territorio, a lo local, a la teoría, a la formación sistemática, al aprendizaje más que a la educación, a la creación y la experimentación en el campo pedagógico, filigrana crítica, apasionante e inalcanzable para los planes y las metas que se piensan allá arriba, en las agencias internacionales y en los mega-eventos mundiales. 

Para saber más 
Open Group Proposal for Sustainable Development Goals, United Nations, 2014. 
Informes de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo
No creas todo lo que dicen de los Objetivos de Desarrollo del Milenio
, Jan Vandemoortele, El País, 16 feb. 2015 
¿Es una agenda con muchas metas imprecisas mejor que ninguna?Jan Vandemoortele, El País, 21 oct. 2014
PNUD, Informe 2014. Objetivos de Desarrollo del Milenio, 7 julio 2014
Millennium Development Goals and Sustainable Development Goals


Textos relacionados en OTRA∃DUCACION
América Latina: Seis décadas de metas para la educación
1990-2015: Educación para Todos - Education for All (compilación)
Education for All 2000-2015: How did Latin America do?

 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...