Mostrando entradas con la etiqueta aprendizaje informal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta aprendizaje informal. Mostrar todas las entradas

Comentarios a "La Nueva Agenda de Capacidades para Europa"

Rosa María Torres

 Participación en el "Seminario Virtual del ICAE sobre Habilidades y Competencias", organizado por el Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE) junto con   DVV International en Abril 2017.
Basado en “Educación de Adultos y Desarrollo", Número 83 (Dic. 2016)
de la DVV. La revista se publica anualmente en inglés, francés y español.

En inglés: My comments on "The New Skills Agenda for Europe"
Rosa María Torres del Castillo. Ecuatoriana, investigadora, asesora internacional, especialista en cultura escrita y Aprendizaje a lo Largo de la Vida. Ex-ministra de educación y culturas.

Mis comentarios se refieren a "The New Skills Agenda for Europe" ("La Nueva Agenda de las Capacidades para Europa") de Dana Bachmann y Paul Holdsworth, de la Comisión Europea.

Hablo aquí desde la perspectiva de los 'países en desarrollo' y de América Latina en particular. Desde esta perspectiva resulta siempre útil saber qué piensan y hacen los europeos, no necesariamente para hacer lo mismo sino más bien para comprender mejor nuestras realidades y necesidades específicas. Al final, dada la alta dependencia cultural, nuestros gobiernos terminan imitando a Europa y/o a América del Norte (la clásica noción de "desarrollado"/"en desarrollo"). Conceptos, indicadores, ideales, cooperación internacional, continúan centrados en los países del Norte.

El artículo de Bachmann y Holdsworth presenta La Nueva Agenda de Habilidades y Competencias para Europa, la cual concibe dichas habilidades como un camino hacia la empleabilidad y la prosperidad. La Agenda gira en torno a algunos problemas y datos identificados como críticos: 

- Una cuarta parte de la población adulta en Europa (70 millones de personas) batalla con la lectura y la escritura, y tiene habilidades de cálculo y digitales muy pobres, lo que la pone en situación de riesgo de desempleo, pobreza y exclusión social. 

- Más de 65 millones de personas no han adquirido una cualificación coorespondiente a la educación secundaria superior. Este número varía de manera significativa entre países, llegando al 50% o más en algunos de ellos.

- Las personas adultas más necesitadas de involucrarse en el aprendizaje participan muy poco en actividades de aprendizaje a lo largo de la vida. En promedio, solo 10.7% de los adultos europeos participaron en actividades de educación y capacitación en 2014, con una variación importante entre países y con respecto a la meta europea de 15% para el año 2020. Un análisis de la participación de adultos poco calificados en cuanto a educación y capacitación muestra tasas de participación aún más bajas, entre 1% en algunos países y más de 20% en otros. En promedio, en la Unión Europea solo 4,3% de los adultos con baja cualificación - esto es, el grupo más necesitado de aprendizaje - participa en actividades de educación y capacitación.

Para mejorar las oportunidades de empleo y de vida para los adultos poco cualificados, la Comisión hace una propuesta para asistirles tanto dentro como fuera del trabajo, a fin de mejorar sus habilidades de alfabetización, cálculo y digitales y, donde sea posible, desarrollar un conjunto más amplio de habilidades que conduzcan a terminar la educación secundaria superior o equivalente.

La propuesta a los Estados Miembros es que introduzcan una Garantía de Habilidades que ofrecería a estos adultos: (a) un diagnóstico de habilidades; (b) un paquete de educación y capacitación adaptado a las necesidades específicas de aprendizaje de cada persona; y (c) oportunidades de validación y reconocimiento de dichas habilidades.

La Agenda se ha estructurado alrededor de tres áreas: más y mejores habilidades; hacer buen uso de las habilidades; y comprender mejor qué habilidades se demandarán a fin de ayudar a las personas a elegir qué habilidades desarrollar.

Se identifican los siguientes desafíos: 

- Mejorar la calidad y relevancia de las capacidades.
- Fortalecer los comientos: las capacidades básicas (lectura(esceitura, cálculo, habilidades digitales) para todos ("la propuesta de una Garantía de Capacidades busca proveer a las personas adultas con bajas cualificaciones acceso a vías flexibles y adaptadas para mejorar tales capacidades o progresar hacia la completación de la educación secundaria superior").
- Hacer de la educación y formación profesional una opción prioritaria. Incrementar su atractivo a través de una oferta de calidad y una organización flexible, permitiendo una progresión hacia un aprendizaje vocacional superior o académico, y vínculos más cercanos con el mundo del trabajo.
- Construir resiliencia: competencias claves y habilidades superiores y más complejas. Estas incluyen lectura y escritura, ciencia e idiomas extranjros, así como habilidades transversales y competencias claves como competencias digitales y empresariales, pensamiento crítico, resolución de problemas,  aprender a aprender, y alfabetización financiera.
- Conectarse: foco en habilidades digitales.
- Hacer que las habilidades y cualificaciones sean más visibles y comparables.
- Mejorar la transparencia y la comparabilidad de las cualificaciones.
- Establecer un perfil inicial de las capacidades y cualificaciones de los migrantes.
- Mejorar la información estratégica y la documentación sobre las capacidades para tomar decisiones informadas respecto de las carreras profesionales
- Mejor información para mejores elecciones.
- Mejorar la información estratégica sobre capacidades y la cooperación en los sectores económicos.
- Mejorar la comprensión del desempeño de los graduados en la universidad y en la educación vocacional y técnica.


Mis comentarios y sugerencias

En primer lugar, cabe aclarar algunos aspectos relacionados con la traducción al español. Skills se ha traducido aquí como capacidades (en otras publicaciones puede traducirse como habilidades o competencias). Training se ha traducido aquí como formación (en general traducimos este término como capacitación).

El diagnóstico y la propuesta están centrados alrededor de la educación formal y la capacitación. Este sigue siendo el principal enfoque usado a nivel internacional para la educación de adultos y para la educación en general. La dimensión "conocimiento" del Indice de Desarrollo Humano (IDH) del PNUD continúa refiriéndose solo a la educación y a la educación formal, en todas las edades: años esperados de escolaridad, tasa de alfabetismo adulto, gasto del gobierno en educación, tasa de matrícula en todos los niveles, promedio de años de escolaridad, población con al menos alguna educación secundaria, tasa de abandono en la escuela primaria, profesores de educación primaria capacitados para enseñar, y proporción alumnos-profesores en educación primaria. (Como vemos, dos indicadores se relacionan a la educación de adultos: tasa de alfabetismo adulto, y población con al menos alguna educación secundaria). Es con estos indicadores que se define el perfil educativo de los países.

Sin desconocer la importancia de estos datos y del sistema educativo formal, quisiera enfatizar la necesidad de: repensar ciertos conceptos; insistir en la importancia crítica de la educación no-formal y de los aprendizajes informales no solo en la edad adulta sino a lo largo de la vida; considerar otras maneras de pensar/organizar la cuestión de 'aprender, para qué'; repensar radicalmente la batalla eterna con la alfabetización (lectura, escritura, cálculo); reconsiderar la adultez y la edad adulta. Asimismo, parece importante explicitar qué se entiende por 'low-skilled adults' ('adultos con escasas cualificaciones') en general y en cada contexto.

» Escolaridad versus educación  La educación excede a la escolarización. Muchas personas adultas están deseosas de continuar su educación, no necesariamente de continuar su escolarización (por ejemplo, terminar la educación primaria o la secundaria). Para muchos jóvenes y adultos, completar la educación secundaria implica un tremendo esfuerzo, cumplir con un requisito burocrático antes que una experiencia gratificante y productiva, y la retribución económica y social puede no ser la esperada.

» Educación/capacitación versus aprendizaje  Las habilidades no se desarrollan solo a través de esfuerzos deliberados de educación o capacitación. La mayoría de habilidades se desarrollan gracias a una combinación de educación formal y no-formal y de aprendizajes informales (leer, escribir, criar a los hijos, las artes, el deporte, el trabajo, los viajes, la participación social, el voluntariado, el servicio social, etc.).

» Leer, escribir y calcular  Continúan siendo consideradas habilidades básicas y continúan planteando problemas mayores a nivel mundial, tanto en países 'desarrollados' como 'en desarrollo'. En estos últimos, es común que las personas dadas como 'nuevos alfabetizados' no lean ni escriban con autonomía y por tanto no lleguen a usar estas habilidades en su vida diaria. Asimismo, a menudo no hay evaluación ni seguimiento de estas acciones. Necesitamos repensar radicalmente los modos en que conceptualizamos y hacemos alfabetización de adultos, y dejar de engañarnos a nosotros mismos con estadísticas falsas. 

» Habilidades digitales  En la mayor parte de 'países en desarrollo' el acceso a Internet es aún limitado (50% o menos de la población). Los teléfonod celulares se usan ampliamente, también por parte de las personas adultas y de los sectores pobres. Pero son las generaciones jóvenes la que hacen mayor uso de las computadoras y el Internet. Las políticas de Internet se centran en niños y jóvenes. Poco se está haciendo, y mucho más debe hacerse, para ofrecer a las personas adultas y a los adultos mayores un acceso significativo al mundo digital.

» Aprender, ¿para qué?  Hay muchas maneras de pensar y de lidiar con esta pregunta. Bienestar y prosperidad significan cosas diferentes para personas y culturas diferentes en el mundo. El Sumak Kawsay (Buen Vivir), paradigma indígena propuesto como alternativo al desarrollo, entiende el Buen Vivir como lograr una relación armoniosa entre la persona, los demás y la naturaleza. Así, 'aprender para qué' pasa a ser aprender a cuidar de uno mismo, aprender a cuidar de los demás (familia, comunidad, pares), y aprender a cuidar del medioambiente. Estos tres dominios conducen a una comprensión holística, alternativa, de los por qués, los cómos, y los para qués de la educación y el aprendizaje.

» Las personas adultas y la edad adulta  La expectativa de vida ha crecido enormemente en todo el mundo. En consecuencia, la edad adulta se viene expandiéndose. No obstante, y pese a la retórica del aprendizaje a lo largo de la vida, se sigue negando a las personas adultas el derecho a la educación. Hoy en día, en muchos países, las políticas y los programas educativos no van más allá de los 30 ó 35 años de edad. Es hora de organizar la adultez en diferentes grupos de edad para fines de educación, capacitación y aprendizaje. Mientras que sobre-segmentamos la infancia, la adolescencia y la juventud, continuamos refiriéndonos a la edad adulta y a la educación de adultos como algo que va desde los 15 hasta los 95 años o más. Una estrategia muy eficaz para ignorar a los adultos mayores y para amputar el concepto de aprendizaje a lo largo de la vida.

Textos míos recientes sobre educación de jóvenes y adultos en este blog (inglés/español)

- "Rethinking education" and adult education, Regional consultation with civil society on the document "Rethinking education: Towards a global common view?", ICAE-UNESCO, Brasilia, 25 April 2016.
- "Replantear la educación" y la educación de adultos, Consulta regional de la sociedad civil "El derecho a la educación de personas jóvenes y adultas desde una perspectiva de aprendizaje a lo largo de la vida", ICAE-UNESCO, Brasilia, 25 abril 2016.




- From Literacy to Lifelong Learning: Trends, Issues and Challenges of Youth and Adult Education in Latin America and the Caribbean, Regional Report prepared for the Sixth International Conference on Adult Education - CONFINTEA VI, organized by UNESCO. Belém, Brazil, 1-4 December 2009.
Report commissioned by UIL-UNESCO.
- De la alfabetización al aprendizaje a lo largo de la vida: Tendencias, temas y desafíos de la educación de personas jóvenes y adultas en América Latina y el Caribe. Informe Regional preparado para la VI Conferencia Internacional sobre Educación de Adultos - CONFINTEA VI, organizada por la UNESCO. Belém, Brasil, 1-4 diciembre 2009. Informe encargado por el UIL-UNESCO. Una contribución del Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (CREFAL) a CONFINTEA VI.

- Social Education and Popular Education: A View from the South, Closing conference AIEJI XVII World Congress “The Social Educator in a Globalised World”, Copenhagen, Denmark, 4–7 May, 2009.

- Lteracy and Lifelong Learning: The Linkages, Conference at the 2006 Biennale of ADEA, Libreville, Gabon, March 27-31, 2006. 



  

What is youth and adult education - today?

Rosa María Torres
Silvio Alvarez - Brazilian artist

En español: ¿Qué es educación de jóvenes y adultos, hoy?

In an event held in Quito in December 2016, with the participation of education specialists and members of social organizations in Ecuador, I was the only one mentioning youth and adult education.

The objective of the event was to (re)think the national education agenda, in the proximity of national elections leading to a new government.

Everyone made contributions. At the end of the day, the wall was full of coloured cards covering all possible topics and all levels of the education system. Adult education, however, was not there. Relatively absent was also early childhood and initial education, which is also and mainly adult education since it implies educating parents and caregivers in dealing with young children. 

The fact is that those located at both extremes of the education system - young children, and adults - have always been sidelined in the big picture of education.

In the Universal Declaration of Human Rights (1948) the right to education (Article 26), even if focused on the perspective of children and young people, referred to everyone. It mentioned elementary and fundamental education, technical and professional education, and higher education.
Article 26.
(1) Everyone has the right to education. Education shall be free, at least in the elementary and fundamental stages. Elementary education shall be compulsory. Technical and professional education shall be made generally available and higher education shall be equally accessible to all on the basis of merit.
(2) Education shall be directed to the full development of the human personality and to the strengthening of respect for human rights and fundamental freedoms. It shall promote understanding, tolerance and friendship among all nations, racial or religious groups, and shall further the activities of the United Nations for the maintenance of peace.
(3) Parents have a prior right to choose the kind of education that shall be given to their children.
Today, the right to education continues to focus on children and youth. The conceptualization of the right to education applied to adulthood has not advanced.


In an era of expanding life expectancy and of a proposed Lifelong Learning paradigm, national and international education agendas are far from including adults as legitimate subjects of education and of the right to education. Adult education remains the Cinderella of education policies and is not in the mind of most people and most organizations when they refer to education. However, the phrase 'lifelong learning' has been adopted in educational rhetoric worldwide and the education goal (Goal 4) within the new Sustainable Development Goals (SDG, 2015-2030) speaks of "Ensuring inclusive and quality education for all, and promote lifelong learning". 

Lifelong Learning has been introduced and is being promoted as a new education paradigm for several decades now, especially by UNESCO. However, education mentalities and policies have not changed accordingly, and specifically in relation to the education of young people and adults. One may be surprised by:

a) The persistent association of education with childhood, education with education system, and education with schooling.

b) The persistent understanding of youth and adult education as compensatory and second-chance education, addressed to the illiterate, the semi-literate and, in general, those 'lagging behind' in terms of school experience and completion. 

c) The continued association of youth and adult education with non-formal education.

d) The absence of policies and strategies dealing with family education, community education, and citizen education, which imply trans-generational approaches.

e) The use of the term 'lifelong learning' without fully understanding its denotations and connotations, and without a real commitment with the paradigmatic change it entails for the education field.

Lifelong Learning means - literally - learning from the womb to the tomb. Adopting Lifelong Learning as a paradigm implies accepting and understanding that learning begins at home and in early childhood, that childhood is not the only age to learn, that education is much wider than schooling, that formal, non-formal and informal learning complement throughout life, that life is expanding and thus the length and importance of the adult age, that youth and adult learning and education are a fundamental and unavoidable element of any modern education policy today.

Related texts in this blog

Aprendizaje formal, no-formal e informal

Rosa María Torres


Educación formal. Educación institucionalizada, intencionada y planificada por organizaciones públicas y organismos privados acreditados. En su conjunto, esta constituye el sistema educativo formal del país. Por consiguiente, los programas de educación formal son reconocidos por las autoridades nacionales pertinentes o instancias equivalentes, por ejemplo, cualquier otra institución que colabore con las autoridades nacionales o subnacionales de educación. La educación formal comprende esencialmente la educación previa al ingreso al mercado laboral. Con frecuencia, la educación vocacional, la educación para necesidades especiales y parte de la educación de adultos se reconocen como parte integral del sistema nacional de educación formal.

Educación no formal. Educación institucionalizada, intencionada y organizada por un proveedor de educación. La característica que define la educación no formal es que representa una alternativa o un complemento a la educación formal de las personas dentro del proceso de aprendizaje a lo largo de la vida. Con frecuencia, se plantea como una forma de garantizar el derecho a la educación para todos. Atiende a todos los grupos de edad aunque no está necesariamente estructurada como una trayectoria continua. La educación no formal puede ser corta en términos de duración y/o intensidad y habitualmente se imparte bajo la forma de cursos cortos, seminarios o talleres. En general, no conduce a certificaciones reconocidas por las autoridades nacionales o subnacionales competentes como equivalentes a las otorgadas por la educación formal. En ocasiones no otorga certificación alguna. La educación no formal incluye programas que pueden contribuir a la alfabetización de jóvenes y adultos, a la educación de los niños no escolarizados, así como programas destinados a impartir habilidades básicas para la vida, destrezas ocupacionales o programas orientados al desarrollo social o cultural.

Aprendizaje informal. Modalidades de aprendizaje intencionadas, aunque no institucionalizadas. De esta manera, se caracterizan por ser menos estructuradas y organizadas que la educación formal o no formal. El aprendizaje informal puede incluir actividades de aprendizaje realizadas en el hogar, el lugar de trabajo, la comunidad o como parte del vivir diario. Asimismo, puede tener carácter individual, familiar o social.

Aprendizaje imprevisto o aleatorio. Las diversas formas de aprendizaje no organizado, incluyendo las que comprenden actividades de comunicación que no han sido diseñadas con el fin de producir un aprendizaje. El aprendizaje imprevisto o aleatorio se puede producir como consecuencia del quehacer diario, de eventos, o de actividades de comunicación no concebidas como actividades intencionadas de educación o aprendizaje. Entre los ejemplos de aprendizaje aleatorio se pueden mencionar las actividades que tienen lugar durante una reunión o las asociadas con una transmisión de radio o televisión que no han sido diseñadas como un programa educativo.

Fuente: Glosario,
CINE (Clasificación Internacional Normalizada de la Educación), 2011

Conviene empezar con las definiciones oficiales de la CINE 2011 (UNESCO) pues es frecuente que las personas - incluso especialistas en educación - no manejen o confundan los términos educación formal, educación no-formal y aprendizaje informal (aprendizjes realizados en contextos formales, no-formales e informales).

Muchos hablan de educación formal y de educación no-formal, sin hacer referencia al aprendizaje informal. Otros pasan por alto la educación no-formal. La mayoría sigue llamando educación informal a lo que hoy se conoce como aprendizaje informal. Muchos asocian educación no-formal con adultos e incluso creen que la educación de adultos es siempre no-formal. Otros consideran que Aprendizaje a lo Largo de la Vida y aprendizaje informal son la misma cosa. Etcétera.

Con la educación formal hay pocos problemas: es el otro nombre dado a la educación escolar, a la que tiene lugar en el sistema escolar. No obstante, muchos tienen problema para entender que el sistema escolar incluye a la educación superior.

Con la educación no-formal hay más problemas. Muchas veces no están claros los límites y las diferencias entre la educación formal y la no-formal. En ambas hay enseñanza, hay un horario y hasta puede haber evaluaciones y certificados en la educación no-formal. La diferencia es que la segunda es menos estructurada y más flexible, y puede ser provista por una multiplicidad de agentes, gubernamentales y no-gubernamentales, para servir a todas las edades y a todos los niveles educativos.

Con el que hay más problemas es con el aprendizaje informal, "aprendizaje intencionado pero no institucionalizado". Para empezar, como se ve, no es educación informal sino aprendizaje informal. La clasificación de la CINE 2011 se refiere a educación formal, educación no-formal y aprendizaje informal, pues en este último no hay enseñanza; se trata de aprendizaje autónomo. Y agregó otra categoría, el aprendizaje imprevisto o aleatorio, "las diversas formas de aprendizaje no organizado, incluyendo las que comprenden actividades de comunicación que no han sido diseñadas con el fin de producir un aprendizaje". Yo prefiero incluir a éste dentro del aprendizaje informal. Lo importante es que es aprendizaje (intencionado o no) no mediado por una actividad de enseñanza.

Formal, no-formal e informal califican el contexto y el modo en que se realizan la educación y el aprendizaje. Estas tres variantes no corren en canales separados sino que se entrecruzan. Por eso resulta difícil graficarlas; no son líneas paralelas. La educación no-formal comparte muchos elementos con la educación formal. Hay aprendizaje informal también dentro de la educación formal y de la no-formal (jugar, leer, conversar con compañeros o con el profesor fuera de la clase, actividades durante el recreo, uso de internet, etc.).

La educación formal ocupa un período relativamente corto en la vida de una persona, por lo general en la infancia, la adolescencia y la juventud, aunque puede realizarse también en la edad adulta. Quienes estudian maestrías y doctorados pueden pasar en las aulas 20 años o algo más. Quienes tienen cero o poca escolaridad, se nutren fundamentalmente de aprendizajes no-formales e informales. 

La educación no-formal (cursos, talleres, conferencias, seminarios, pasantías, etc.) puede ocurrir junto con la educación formal, y también antes y después de que ésta termina. Muchas personas llegan a tener más experiencia educativa por vías no-formales que formales. Internet ha venido a ampliar y diversificar considerablemente el mundo de la educación no-formal.

El aprendizaje informal nos acompaña toda la vida, desde el nacimiento hasta la muerte. Y por eso muchos lo asocian al Aprendizaje a lo Largo de la Vida. Algunos de los aprendizajes más importantes los hacemos de manera informal, en la familia, en la comunidad, en el sistema escolar, en el trabajo, en el deporte, conversando, leyendo y escribiendo, debatiendo, en contacto con la naturaleza, con los medios de comunicación, con las artes, con internet, etc. A menudo, las personas no son conscientes de lo que aprenden, sin habérselo propuesto como objetivo.


El Aprendizaje a lo Largo de la Vida integra los tres tipos de aprendizaje: formal, no-formal e informal. Cada persona tiene su propia combinación y su propia trayectoria de aprendizaje. Algunas tienen mucha educación formal y no-formal. Otras tienen poca o ninguna educación formal y no-formal. Todos desarrollamos aprendizajes informales, aprendizajes que son indispensables para la vida, para la convivencia, para el trabajo y para el cuidado del medioambiente.

Textos relacionados en este blog
» Saberes socialmente útiles
» Comunidad de Aprendizaje
» Aprendizaje a lo Largo de la Vida

» Reaching the Unreached: Non-Formal Approaches and Universal Primary Education

Saberes socialmente útiles

Rosa María Torres
Roberto Mamani - Bolivia

Durante la crisis de fines de los 1990s e inicios del 2000, en Argentina se extendió el trueque, tanto de objetos como de servicios. Millones de personas se organizaron en nodos, redes y clubes de trueque en todo el país. Vivía entonces en Buenos Aires y conocí varios sitios de trueque en diferentes lugares del país.

Uno que me llamó especialmente la atención fue un mercado de trueque de servicios, de los primeros que surgió. Las personas habían preparado carteles para anunciar
los servicios que ofrecían; los tenían sobre una mesa, en el suelo, o bien colgados del cuello, Algunos carteles incluían el nombre del oficio: dentista, enfermero, profesor, diseñador gráfico, etc. Otros describían el servicio ofrecido: cuido a personas mayores, doy clases de guitarra, ayudo con las tareas escolares, pongo inyecciones, doy masajes, hago pasteles de cumpleaños, reparo televisores, hago planos, etc.

Mientras observaba y recorría el lugar pensaba qué servicios podría ofrecer yo en un lugar de intercambio como éste. Mis oficios - los que me gustan, de los que vivo y para los que soy buena - tienen que ver primordialmente con leer, escribir, editar, investigar, asesorar, enseñar, traducir, viajar, usar la computadora y navegar en internet. ¿Qué de eso puede servirle a personas en crisis que buscan satisfacer necesidades básicas con saberes y habilidades de otros?

Al llegar a mi departamento ese día me dediqué a pensar y anotar en una libreta mis saberes y habilidades prácticos, potencialmente útiles en situaciones de precariedad y emergencia. La verdad es que me sorprendí con lo que descubrí.

Empecé explorando mis habilidades manuales. No me sorprendió comprobar que son pocas, pero me ayudó refrescar que tengo algunas. No me sorprendió confirmar que mis fortalezas están alrededor de la lectura y la escritura, los idiomas, la enseñanza, la investigación, la comunicación, la asesoría, el uso de la computadora, los viajes, pero sí me sorprendió encontrar muchas tareas concretas en las que esos saberes pueden adquirir valor de uso y valor de cambio, ser herramientas útiles para otros y recursos para la propia supervivencia.


Nunca he participado en un mercado de trueque de servicios ni en los trueques que se hacen virtualmente, pero me he imaginado muchas veces en uno de ellos parada con mis carteles, ofreciendo mis habilidades:

- tejer (bufandas, suéteres, chalecos, ponchos, chales, bolsos, colchas)
- hacer crochet (cojines, agarradores de ollas, tapetes, cintillos, pulseras, marcadores de libros)
- manejar
- lavar platos
- fabricar velas

- llenar o ayudar a llenar un formulario
- hacer o ayudar a hacer carteles, rótulos, certificados, hojas volantes (bien hechos, sin errores)

- hacer o ayudar a hacer una hoja de vida (curriculum vitae)
- ayudar a prepararse para una entrevista de trabajo

- corregir errores de ortografía
- editar cualquier texto (carta, solicitud, menú, monografía, folleto)
- poner un texto difícil en fácil
 

- hacer guiones para radio 
- enseñar a leer y escribir a niños, jóvenes y adultos
- hablar, leer y escribir en inglés
- leer y comprender portugués

- dar clases de español o de inglés
- traducir del español al inglés y viceversa
- enseñar a usar una computadora, a abrir y manejar una cuenta de correo, a buscar información

- crear y moderar una comunidad virtual
- hacer y enseñar a hacer y administrar un blog
- ayudar a pensar y a analizar
- enseñar a argumentar
- buscar y comprar artesanías, identificar de qué país o lugar son

- hacer, enseñar a hacer o ayudar a hacer un proyecto

- aconsejar sobre asuntos escolares y educativos
- aconsejar sobre cómo hacer una tesis

- aconsejar y acompañar a mujeres que están pasando por una crisis de pareja o un divorcio
- aconsejar sobre viajes y lugares


Conservo esa lista, que luego seguí ampliando con más habilidades 'descubiertas'. Hacerla fue un ejercicio importante de introspección, de metacognición, de toma de conciencia y empoderamiento. Y me alegra constatar que hoy tengo más saberes y habilidades socialmente útiles que agregar a la lista: saber qué hacer en un sismo, usar y enseñar a usar Twitter, distinguir alimentos saludables y no saludables, conocer las propiedades de verduras y frutas y los usos medicinales de muchas plantas, saber comprar en la tienda o el supermercado, usar productos naturales en vez de muchas medicinas y productos de limpieza y belleza, cocinar, cocinar sin aceite. 

En estos años incorporé este ejercicio de introspección (individual y colectivo) como método de trabajo en reuniones, talleres, consultas y asesorías. Lo recomiendo siempre. 


Cada persona tiene su catálogo propio y único de saberes, aptitudes, habilidades, que amplía y renueva constantemente. Esos que, lastimosamente, nunca o casi nunca se dejan ver en el curriculum vitae. Y que se adquieren en una multiplicidad de lugares y de prácticas, gracias a aprendizajes formales, no-formales e informales, y a lo largo de la vida.

Ser conscientes de qué sabemos y de qué sabemos hacer (y de qué no), de cuáles son nuestros saberes socialmente útiles, reconocibles y valorados como tales por otros, es esencial para el aprender a aprender, el aprender a ser, el aprender a hacer y el aprender a convivir con otros.


Para saber más
»
El trueque, hijo directo de la debacle financiera, Perfil, Buenos Aires, 17/12/2011
» Vuelve el trueque para recuperar el valor de las cosas

» Coraggio, José Luis, Las redes del trueque como institución de la economía popular, en: Economía Popular Urbana: Una nueva perspectiva para el desarrollo local. Cartillas del Programa de Desarrollo Local, No 1, octubre. UNGS, Buenos Aires, 1998.
» Hintze, Susana (coord.), Trueque y economía solidaria. Buenos Aires, Prometeo Libros, 2003.
» Fernández Mayo, Manuela, El trueque solidario: Una estrategia de supervivencia ante la crisis argentina de 2001, Universidad de Cádiz, 2008.
»
Red Global de Trueque

Textos relacionados en este blog
» Rwanda: A blog is born!
» Comunidad de aprendizaje
» Aprendizaje a lo largo de la vida (ALV)
» El barrio como espacio pedagógico: Una escuelita itinerante (Brasil)
» Necesidades y deseos de aprendizaje de jóvenes y adultos
» Educar a las madres en el valor del afecto y del juego (Argentina)

» Una educación para resolver problemas de la vida
» Madres educadoras (Una ceremonia de graduación en un jardín de infantes)  
» Aprendizaje formal, no-formal e informal 
 

Aprendizaje a lo Largo de la Vida (ALV)


Rosa María Torres

Esta entrada fue preparada para el Glosario elaborado por el UIL-UNESCO y la OEI: "Aportes conceptuales de la educación de personas jóvenes y adultas:  hacia la construcción de sentidos comunes en la diversidad" (PDF, 2013). Hemos hecho aquí algunas actualizaciones y cambios al texto original.

Louise Mead


El Aprendizaje a lo Largo de la Vida (ALV) se entiende a partir de sus dos conceptos articulados: aprendizaje y vida. Se refiere, en definitiva, al aprendizaje individual y colectivo que tiene lugar en la vida de toda persona, desde el nacimiento hasta la muerte, a través de aprendizajes formales, no formales e informales (familia, comunidad, sistema escolar, grupo de pares, medios de comunicación, sistema político, religión, internet, participación social, juego, trabajo, lectura y escritura, etc.) y a través de todos los recursos socioculturales disponibles.


El Aprendizaje a lo Largo de la Vida (ALV) se ha propuesto como el nuevo paradigma y principio organizador de los sistemas de educación y aprendizaje en el siglo XXI, de cara a la construcción de la “sociedad del conocimiento” y la "sociedad del aprendizaje", en un contexto en el que la información y el conocimiento se expanden de manera acelerada, y en el que la vida y la expectativa de vida de la población se amplían considerablemente en todo el mundo.
  • El ALV es en primer lugar un hecho de la realidad: todas las personas aprendemos desde que nacemos hasta que morimos, incluso si jamás vamos a la escuela. Investigaciones provenientes de la Neurociencia confirman que el aprendizaje se inicia incluso antes del nacimiento, en el útero materno, y que aprendemos no sólo en la vigilia, sino también en el sueño.  
  • El ALV es al mismo tiempo una utopía: la posibilidad de asegurar a toda persona, a lo largo de su vida, las mejores condiciones para aprender, tanto en espacios organizados como de manera informal. 
  • El ALV viene a poner en cuestionamiento la vieja visión de la educación y del aprendizaje centrados en el sistema escolar. El sistema escolar es uno, de muchos, sistemas de aprendizaje. Aprendemos antes de iniciar la escolaridad formal y seguimos aprendiendo mucho más allá de ésta.
  • El ALV muestra la necesidad de revisar la clasificación convencional: formal, no-formal e informal. Las distinciones entre estos ámbitos de aprendizaje se vuelven borrosas. El aprendizaje se da en todos ellos y los atraviesa.
  • El ALV replantea las distinciones entre educación, formación y capacitación. Desde el punto de vista del aprendizaje, estas distinciones pierden relevancia y pueden imbricarse entre sí.
  • El ALV no pertenece al "sector educativo" ni depende de un organismo rector, Ministerio de Educación o similar, porque el aprendizaje es ubicuo, no se restringe al sistema escolar y atraviesa a todos los "sectores": cultura, salud, deportes, recreación, trabajo, producción, comunicación, etc.
Desde la aparición de Internet, en los años 1990, el mundo digital se agregó a la ecología de la información, la comunicación y los aprendizajes. Desde entonces viene penetrando todos los ámbitos de aprendizaje, ampliando especialmente los aprendizajes informales y promoviendo el aprendizaje libre y el autodidactismo.

El ALV reconoce que el aprendizaje se da:

a) a lo largo de la vida (no en un período determinado: típicamente la infancia y la juventud)
b) a lo ancho de la vida (no únicamente en el sistema escolar).

Aprendemos en todo momento y en todo lugar: en la familia, en la comunidad, en la naturaleza, en el grupo de amigos, en el juego, en el trabajo, a través de los medios de comunicación, del arte, de la participación social y política, conversando, observando, leyendo y escribiendo, enseñando, etc.

La edad se reconoce como un continuo desde el punto de vista cognitivo, equivalente a la vida misma. Toda edad es buena para aprender y cada una tiene sus requerimientos, sus posibilidades y limitaciones. La prolongación de la vida, por un lado, y el mayor conocimiento acerca de las especificidades de cada edad, por otro, exigen replanteos profundos en torno a la edad adulta - que se agranda cada vez más - y a los aprendizajes en las diversas etapas de la adultez.

El ALV pone el aprendizaje en el centro, rompiendo con la tradición educativa centrada en la enseñanza. Venimos transitando de la educación al aprendizaje y de la educación a lo largo de la vida al aprendizaje a lo largo de la vida. La educación implica enseñanza; el aprendizaje no necesariamente es el resultado de la enseñanza o de una intención educativa deliberada. El aprendizaje es tanto individual como colectivo, mediado por las interacciones sociales.

La Unión Europea (UE) adoptó oficialmente el ALV en 1996, declarado Año Europeo del Aprendizaje a lo Largo de la Vida. El Consejo Europeo realizado en Lisboa (marzo 2000) adoptó una definición operativa de aprendizaje permanente como “toda actividad de aprendizaje útil realizada de manera continua con objeto de mejorar las cualificaciones, los conocimientos y las aptitudes” (Comisión de las Comunidades Europeas, 2000, p. 1).

A mediados de 2001 la Comisión realizó una consulta en toda Europa en torno al documento titulado “Memorándum sobre el aprendizaje permanente”. Se recibieron cerca de 3 mil aportes individuales; cerca de 12 mil personas participaron en las reuniones y conferencias que se organizaron dentro de este proceso. Como objetivos del aprendizaje permanente se plantearon: "la promoción de una ciudadanía activa, y el fomento de las capacidades profesionales a fin de adaptarse a las necesidades de la nueva sociedad del conocimiento y de permitir la plena participación en la vida social y económica".

Aunque el ALV surge como propuesta de nuevo paradigma en los países del Norte (“desarrollados”), éste es también importante y válido para los países del Sur (“en desarrollo”). No obstante, persiste en los hechos un esquema y una mentalidad dual: ALV para el Norte y educación primaria o básica para el Sur. Esto se plasmó, entre otros, en dos grandes iniciativas mundiales:
a) La Educación para Todos (EPT), lanzada en la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos, en Jomtien, Tailandia, en 1990 y relanzada en el Foro Mundial de Educación, en Dakar, Senegal, en 2000, con 2015 como plazo para cumplir con las metas. Las seis metas de la EPT abarcaron todas las edades — primera infancia, niños, adolescentes, jóvenes y personas adultas — y educación tanto dentro como fuera del sistema escolar. Sin embargo, desde sus inicios, la EPT se centró en infancia y en educación primaria, desatendiendo las metas referidas a la primera infancia así como a jóvenes y adultos. Pocos países en el mundo lograron cumplir las metas de la EPT en 2015.

b) Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), plataforma multisectorial aprobada en el año 2000, también con el año 2015 como plazo de cumplimiento de objetivos y metas. La meta para la educación fue "lograr la enseñanza primaria universal" (el indicador es “supervivencia al quinto grado”).

Pese a que el propio nombre es claro — Aprendizaje a lo Largo de la Vida — persisten varias confusiones. Muchos asocian ALV con: a) adultos, b) educación a lo largo de la vida, c) educación no-formal, d) aprendizaje informal. Las inconsistencias en los usos del término se dan a nivel internacional y dentro de la propia UNESCO y de otros organismos internacionales. A menudo, los problemas se acentúan con la traducción: por ejemplo, el Informe de la Comisión Delors titulado en inglés “Learning: The Treasure Within”, se tradujo al español como “La educación encierra un tesoro”. Igualmente, los documentos de la CONFINTEA V (1997) “An Agenda for Adult Learning” se tradujo al español como “Agenda para la Educación de Adultos”).

La experiencia viene mostrando múltiples dificultades para traducir el concepto Aprendizaje a lo Largo de la Vida en políticas y en acción. Adoptar el ALV como nuevo paradigma para la educacion implica reconceptualizaciones y reordenamientos mayores.

El ALV no ha sido cabalmente comprendido ni incorporado en América Latina y el Caribe; si bien el término se usa cada vez más en documentos y discursos, faltan esfuerzos de conceptualización, debate y concreción en políticas. Las mismas confusiones que se dan a nivel internacional se repiten en América Latina.

En los países del Sur, y en América Latina concretamente, el ALV suscita recelos y temores. Hay quienes lo ven como una nueva moda, un concepto importado del Norte, sin relevancia ni aplicabilidad en el Sur. Muchos temen que el “énfasis en el aprendizaje” pueda significar un desdén por la enseñanza; o que el ALV signifique minar el derecho a la educación, es decir, que constituya una manera de responsabilizar a las personas y des-responsabilizar a los Estados. La ausencia de información, educación, participación y debate ciudadano en torno a este nuevo paradigma alimenta las incomprensiones y los temores.

En algunos países, entre otros del Caribe anglófono, se vienen creando unidades, departamentos o programas de ALV, los cuales se agregan a las estructuras, políticas y programas existentes. Esto deja claro que el carácter holístico del ALV, y su naturaleza transformadora del paradigma educativo vigente, no ha sido aún comprendido.

Todo esto lo analizamos en el informe regional “De la alfabetización al aprendizaje a lo largo de la vida” que preparamos a pedido de UNESCO para CONFINTEA VI (Belém, Brasil, 2010).

Referencias

Comisión de las Comunidades Europeas (2000). Memorándum sobre el Aprendizaje Permanente. Bruselas (documento de trabajo).

Delors, J. et al. (1996). La educación encierra un tesoro, Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional para la Educación en el Siglo XXI. Madrid: Santillana/ UNESCO.

Informe Faure (1972). Learning to Be: The World of Education Today and Tomorrow. París: UNESCO.

Medel-Añonuevo, C., Ohsako, T. & Mauch, W. (2001). Revisiting Lifelong Learning for the 21st Century. Hamburg: UIE-UNESCO.

OECD (1996). Lifelong Learning for All. Paris.

Torres, R. M. (2004). Lifelong Learning in the South: Critical Issues and Opportunities for Adult Education, Sida Studies 11. Stockholm: Sida.

Torres, R. M. (2010). De la alfabetización al aprendizaje a lo largo de la vida. Informe Regional preparado para CONFINTEA VI por encargo del UIL-UNESCO.

Torres, R. M. (2010). “Lifelong Learning. Moving Beyond Education for All (EFA)”. Keynote speech at the Shanghai “International Forum on Lifelong Learning”. Shanghai.

UNESCO (1997). Adult Education. The Hamburg Declaration. The Agenda for the Future. Fifth International Conference on Adults Education. Hamburg: UNESCO-CONFINTEA.

Yang, J. (2012). “UIL’s Concept of Lifelong Learning”. Prepared for a UIL staff retreat: UIL as Global Center of Excellence in Lifelong Learning. Hamburg, October 5 (presentación en Powerpoint).

Textos relacionados en este blog
»
Sobre Aprendizaje a lo Largo de la Vida | On Lifelong Learning

» Comunidad de Aprendizaje
» Aprendizaje formal, no-formal e informal
 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...