Mostrando entradas con la etiqueta corrupción. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta corrupción. Mostrar todas las entradas

Odebrecht: Reír para no llorar


Rosa María Torres 

(en proceso)

Caricaturistas de Ecuador, Colombia y Perú ilustran el escándalo Odebrecht (sobornos de la empresa brasileña en 12 países de Africa y América Latina).



Arcabuz - Ecuador


Pancho Cajas - Ecuador
Bonil- Ecuador

Bonil - Ecuador
 
Bonil - Ecuador 
Bonil - Ecuador

Bonil - Ecuador 
Ecuador

Vilma - Ecuador
Vilma - Ecuador

Picho y Pucho - Colombia
Betto - Colombia
Betto - Colombia
Heduardo - Perú


Heduardo - Perú


Heduardo - Perú

Carlín - Perú












Corrupción, nivel de desarrollo y escolaridad


Rosa María Torres
(en proceso)


Our World in Data encuentra que existe, a nivel de los países, una correlación entre más educación (mayor número de años de escolaridad) y menos corrupción. También encuentra una correlación entre mayor nivel de desarrollo (Indice de Desarrollo Humano-IDH) y menor corrupción. Correlación, no necesariamente causalidad, pues la corrupción está relacionada con varios factores.

Más control social, más transparencia y rendición de cuentas son asimismo factores que contribuyen a menor corrupción, todos ellos a su vez relacionados con la educación en la medida en que las personas más educadas tienden a exigir más información y control social sobre la gestión gubernamental y sobre la justicia.
Presento aquí datos del Indice de Percepción de la Corrupción 2016 (IPC) y del  Barómetro Global de la Corrupción 2013 (BGC), ambos de Transparencia Internacional, así como del Indice de Desarrollo Humano (IDH) del Informe sobre Desarrollo Humano 2015 del PNUD (todos ellos, los últimos disponibles al momento). Incluyo también datos del Global Index of Political and Informational Transparency (1980-2010).

Exploro, a partir de esos informes, la vinculación entre corrupción, desarrollo humano, transparencia y escolaridad en América Latina y el Caribe. Incluyo también datos de la encuesta del Latinobarómetro 2016 referidos a la corrupción. Y agrego algunos comentarios.

La percepción de la corrupción a nivel mundial

El Indice de Percepción de la Corrupción (IPC) viene estimándose desde 1995, por la ONG Transparencia Internacional. Se trata de una encuesta a expertos en torno a la corrupción percibida en los países.

Transparencia Internacional ha desarrollado también, a partir de 2003, el Barómetro Global de la Corrupción (BGC), en el que ciudadanos corrientes opinan sobre la corrupción en sus países y sobre su propia experiencia. Los resultados presentan muchas veces diferencias importantes entre la percepción de los expertos y la de los ciudadanos comunes.

Los últimos resultados disponibles del BGC son de 2013 (los de 2015/2016 aún no se han hecho públicos). Los partidos políticos son percibidos, a nivel mundial, como la institución más corrupta, seguida de la policía.

Según TI, ningún país en el mundo está libre de corrupción. Los puntajes se mantienen relativamente estables a lo largo del tiempo, sin cambios drásticos; la excepción sería Grecia, que avanzó mucho y pasó del lugar 94 al lugar 48 en el ranking mundial entre 2012 y 2015.

Al revisar los países ubicados en los primeros y en los últimos lugares en el ranking mundial de corrupción 2016  se percibe, en efecto, para muchos países, correlaciones claras entre alto nivel de escolaridad, alto nivel de desarrollo y bajo nivel de corrupción, así como entre bajo nivel de escolaridad, bajo nivel de desarrollo y alto nivel de corrupción.

Primeros lugares:
1 Dinamarca 
1 Nueva Zelanda
3 Finlandia
4 Suecia
5 Suiza
6 Noruega
7 Singapur
8 Holanda 
9 Canadá
10 Alemania 
10 Luxemburgo
10 Reino Unido

Ultimos lugares:
159 Haití
159 República del Congo
164 Angola
164 Eritrea
166 Iraq
166 Venezuela
168 Guinea-Bissau
169 Afganistán
170 Libia
170 Sudán
170 Yemen
173 Siria
174 Corea del Norte
175 Sudán del Sur
176 Somalia

Los países con los niveles más bajos de corrupción percibida destacan a nivel mundial en el Indice de Desarrollo Humano, en los niveles de transparencia, y en el campo educativo, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo (entre otros, se ubican además en los lugares más altos de la prueba internacional PISA de la OCDE). Esto es especialmente cierto en el caso de los países escandinavos.

Dinamarca se ubicó como el país menos corrupto en 2015 y también en 2016, en este caso junto con Nueva Zelanda. 30% de los daneses percibe corrupción en los partidos políticos, 31% en la empresa privada, 6% en el sistema educativo, 5% en el sistema de justicia y 11% en el Estado y entre los funcionarios públicos (BGC 2013). Dinamarca  se ubicó en segundo lugar en el ranking mundial de transparencia política (Global Index of Political and Informational Transparency 1980-2010, p.17). El país ocupó el lugar 4 del IDH. Tiene un promedio de escolaridad de 12.7 años y una expectativa de escolaridad de 18.7 años (PNUD 2015).

Nueva Zelanda se ubicó como el país menos corrupto en 2016, junto con Dinamarca. 46% de los neozelandeses percibe corrupción en los partidos políticos, 36% en la empresa privada, 16% en el sistema educativo, 20% en el sistema de justicia y 25% en el Estado y entre los funcionarios públicos (BGC 2013). Nueva Zelanda se ubicó en sexto lugar en el ranking mundial de transparencia política (Global Index of Political and Informational Transparency 1980-2010, p.17). El país ocupó el lugar 9 del IDH. Tiene un promedio de escolaridad de 12.5 años y una expectativa de escolaridad de 19.2 años (PNUD 2015).

Finlandia fue el segundo país menos corrupto en 2015 y el tercero menos corrupto en 2016. 45% de los finlandeses percibe corrupción en los partidos políticos, 42% en la empresa privada, 7% en el sistema educativo, 9% en el sistema de justicia y 25% en el Estado y entre los funcionarios públicos (BGC 2013). Finlandia resultó tercero en el ranking mundial de transparencia política y en el quinto lugar del ranking de transparencia de la información (Global Index of Political and Informational Transparency 1980-2010, p.17). El país ocupó el lugar 24 del IDH en 2015. Tiene un promedio de escolaridad de 10.3 años y una expectativa de escolaridad de 17.1 años (PNUD 2015). De Finlandia se afirma que "En su cultura, un corrupto es despreciado, excluido familiar y socialmente" (Bernardo Kliksberg, ¿Cómo lo hizo Finlandia?, El Universal, México, 21 sep. 2016).

Suecia se ubicó como el tercer país menos corrupto en 2015 y el cuarto menos corrupto en 2016. No está incluido en el Barómetro Global de la Corrupción (BGC). Suecia ocupó el lugar 7 en el ranking mundial de transparencia política y el lugar 11 del ranking de transparencia de la información (Global Index of Political and Informational Transparency 1980-2010, p.17). El país obtuvo el lugar 14 del IDH. Tiene un promedio de escolaridad de 12.1 años y una expectativa de escolaridad de 15.8 años (PNUD 2015).

La corrupción en América Latina y el Caribe


Esta región tiene un histórico, grave y conocido problema de corrupción.

Prima una comprensión restringida de corrupción, asociada a la apropiación indebida de dinero o bienes. Una noción amplia de corrupción incluye cuestiones como el clientelismo político, el pago de favores, el nepotismo, el abuso de poder, el plagio, entre otros.

En los últimos años ha habido casos sonados de corrupción que han salido a la luz en muchos países. La pregunta es si la corrupción está al alza o si hay una mayor exposición pública del problema. Después de una década de abundancia, en 2011 se inició una desaceleración de la economía. Un análisis del BID explica que "el fin del 'superciclo' (2003-2008) abrió una ola de destapes por los excesos cometidos en momentos de abundancia". El mismo análisis concluye que el mayor destape de la corrupción se debería a las reformas judiciales implementadas en varios países, al mayor empoderamiento de los ciudadanos, y a la evolución de los estándares internacionales para prevenir y controlar la corrupción (Juan Cruz Vieyra, BID, ¿Cómo interpretar los recientes escándalos de corrupción en Latinoamérica?, 30 Nov. 2016)

Para el Foro Económico Mundial, el alza de la corrupción es una buena noticia pues ésta, finalmente, estaría empezando a ser tomada en serio y denunciada en muchos países.

El escándalo de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht, que involucra a 11 países, 9 de ellos latinoamericanos (Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú y República Dominicana), se destapó en 2014. Las primeras revelaciones se dieron a conocer en diciembre de 2016. Los sobornos cubren el período 2006-2015. Los nombres de quienes recibieron los sobornos en cada país se darán a conocer en enero de 2017.



El Latinobarómetro 2016 y la corrupción

En la encuesta Latinobarómetro 2016 (realizada antes de que estallaran los detalles del caso Odebrecht):

- la corrupción apareció como uno de los principales problemas en 13 países de la región. En Bolivia, Brasil, Chile y Perú fue mencionado como uno de los dos mayores problemas.

- se evidenció alta tolerencia a la corrupción gubernamental en buena parte de los países (el clásico "roban, pero hacen obra"). A la pregunta de si "Se puede pagar el precio de cierto grado de corrupción en el gobierno siempre que solucione los problemas del país", 65% en República Dominicana respondió que sí, 59% en Nicaragua, 58% en Honduras, 52% en Panamá y 47% en el Ecuador. El promedio latinoamericano fue 39%. El porcentaje más bajo lo obtuvo Chile (17%).


El Indice de Percepción de la Corrupción 2016 y América Latina y el Caribe

Esta fue la ubicación de los países de América Latina y el Caribe en el ranking mundial de corrupción 2016 (entre 176 países).

21 Uruguay
24 Chile
24 Bahamas
31 Barbados
35 Santa Lucía
35 San Vicente y las Granadinas
38 Dominica
41 Costa Rica
46 Grenada
60 Cuba
64 Surinam
79 Brasil
83 Jamaica
87 Panamá
90 Colombia
95 Argentina
95 El Salvador
101 Perú
101 Trinidad y Tobago
113 Bolivia
120 República Dominicana
120 Ecuador
123 Honduras
123 México
123 Paraguay
136 Guatemala
145 Nicaragua
159 Haití
166 Venezuela

Los países percibidos como menos corruptos en América Latina - Uruguay, Chile, Costa Rica y Cuba (dejando afuera los países del Caribe Anglófono)- tanto en 2015 como en 2016 destacan en la región en cuanto al IDH y al promedio de años de escolaridad.

Uruguay IDH lugar 52
- Promedio de escolaridad 8.5 años. Expectativa de escolaridad 15.5 años (PNUD 2015).
- 48% de los uruguayos opina que hay corrupción en los partidos políticos, 34% en la empresa privada, 24% en el sistema educativo, 39% en el sistema de justicia y 40% en el Estado y entre los funcionarios públicos (BGC 2013).

Chile IDH lugar 42
- Promedio de escolaridad 9.8 años. Expectativa de escolaridad 15.2 años (PNUD 2015).
- 76% de los chilenos opina que hay corrupción en los partidos políticos, 65% en la empresa privada, 60% en el sistema educativo, 67% en el sistema de justicia y 68% en el Estado y entre los funcionarios públicos (BGC 2013).
- Chile se ubicó en el lugar 18 del ranking mundial de transparencia de la información (Global Index of Political and Informational Transparency 1980-2010, p.17).

Costa Rica IDH lugar 69
- Promedio de escolaridad 8.4 años. Expectativa de escolaridad 13.9 años (PNUD 2015).
- No hay datos para Costa Rica en el BGC 2013.
- Costa Rica se ubicó en el lugar 11 del ranking mundial de transparencia política (Global Index of Political and Informational Transparency 1980-2010, p.17).

Cuba IDH lugar 67
- Promedio de escolaridad 11.5 años. Expectativa de escolaridad 13.8 años (PNUD 2015)
- No hay datos para Cuba en el BGC 2013.
- Cuba se ubicó en el lugar 175 del ranking mundial de transparencia política y en el lugar 172 de transparencia de la información (Global Index of Political and Informational Transparency 1980-2010, p.17).

Our World in Data no entra a analizar los resultados de aprendizaje de los países. No obstante, no está demás señalar que estos cuatro países tienen también una posición destacada, a nivel regional, en los aprendizajes logrados por los estudiantes, tanto en las pruebas del Laboratorio de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) coordinado por la UNESCO a nivel regional, las cuales evalúan aprendizajes en la escuela primaria, así como en las pruebas internacionales PISA, que evalúan aprendizajes a nivel secundario. (Cuba participó en las dos primeras pruebas del LLECE, ubicándose en primer lugar en la región; no participa en PISA).

Cabe asimismo señalar que ninguno de estos cuatro países fue mencionado por Odebrecht en la lista de países que recibieron sobornos, aunque han tenido también casos connotados de corrupción.

Como se ha visto, Uruguay y Chile tienen baja tolerancia a la corrupción en el contexto regional, según el Latinobarómetro 2016.

En el otro extremo, Haití, el país más pobre de la región, tiene los indicadores más bajos en todos los ámbitos, incluido el educativo. Se ubica en el lugar 163 del IDH, y tiene un nivel promedio de escolaridad de 4.9 años y una expectativa de escolaridad de 8.7 años (PNUD 2015).

No obstante, hay casos donde no se observa la correlación esperada entre índice de desarrollo, índice de corrupción percibida y años de escolaridad. Dos ejemplos claros son los de Venezuela y Argentina.

Venezuela apareció en último lugar en el IPC 2015 y también en el IPC 2016. 77% de los venezolanos percibe corrupción en los partidos políticos, 63% en la empresa privada, 49% en el sistema educativo, 74% en el sistema de justicia y 79% en el Estado y entre los funcionarios públicos (BCG 2013). No obstante, el país se ubica en el lugar 71 del IDH y tiene una escolaridad promedio de 8.9 años y una expectativa de escolaridad de 14.2 años. (PNUD 2015).

Argentina se ubicó en el lugar 107 del IPC 2015 y en el lugar 95 del IPC 2016. 78% de los argentinos percibe corrupción en los partidos políticos, 49% en la empresa privada, 23% en el sistema educativo, 65% en el sistema de justicia y 77% en el Estado y entre los funcionarios públicos (BCG 2013). No obstante, el país se ubica en el lugar 40 del IDH, y tiene una escolaridad promedio de 9.8 años y una expectativa de escolaridad de 17.9 años, una de las más altas de la región. (PNUD 2015)

Asimismo, Venezuela y Argentina tienen, comparativamente, baja tolerancia con la corrupción, según el Latinobarómetro 2016.

La insuficiencia del indicador "años de escolaridad"

Es claro que la corrupción tiene que ver con muchos factores, no solo con la educación. También es claro que el número de años de escolaridad, por sí solo, no da cuenta del nivel educativo de un país y de una persona. Más escolarizado no equivale necesariamente a más educado.

El número de años de escolaridad es un indicador con muchas limitaciones. Entre otros porque:

a) solo se refiere a la educación formal, aquella que tiene lugar en el sistema educativo de cada país,  y no tiene en cuenta las educaciones y los aprendizjaes que tienen lugar fuera de éste: en la familia, en la comunidad, en los medios, en el trabajo, en la participación social, en la política, a través del autoestudio, de internet, etc.

b) no dice nada sobre la calidad y orientación de la educación;

c) no dice nada sobre los aprendizajes logrados por quienes se escolarizan.

d) no dice nada sobre los valores, en este caso: dónde y cómo se aprenden e internalizan la honestidad, la transparencia, la integridad, valores claves que sirven de freno a la corrupción.

La educación está sin duda relacionada con la corrupción, pero de un modo más amplio y complejo que simplemente la escolaridad y el número de años de escolaridad. Los datos muestran que tampoco un mayor IDH se relaciona necesariamente con menos corrupción. En el desarrollo de la conducta corrupta y de la tolerancia hacia la corrupción entran en juego mútiples instituciones y múltiples factores, muchos de ellos vinculados con la cultura, con la percepción social de la corrupción, y muy especialmente con la cultura política y la conducta de los políticos en cada caso.

Textos relacionados en este blog
» Escolarizado no es lo mismo que educado
» Corrupción en la escuela

Seminario de ADEA en París y seminario de ETICO en Guanajuato (Comunicado 69)


Seminario de ADEA en París y seminario de ETICO en Guanajuato

A: Personal del Ministerio de Educación y Culturas (MEC)

Estuve en París tres días, invitada por la ADEA (Association for the Development of Education in Africa - Asociación para el Desarrollo de la Educación en Africa), a fin de participar en el seminario “El desafío del aprendizaje: Mejorando la calidad de la educación en los países al Sur del Sahara” (París, 30 Junio-3 Julio, 2003). Era un seminario experto. Fui la única experta latinoamericana invitada.

La ADEA es una organización que congrega a todos los Ministros/as de Educación de Africa, así como a las agencias internacionales que cooperan con esa región. La ADEA fue creada en 1988 y desde entonces ha experimentado una evolución muy interesante. Surgió inicialmente como un organismo de los “Donantes para la Educación Africana” (DEA), es decir, de las agencias de cooperación, pasando luego a convertirse en ADEA, una red y una alianza de Ministros Africanos de Educación, agencias internacionales, especialistas e investigadores en educación, y ONGs activas en este campo.

La ADEA tiene once Grupos de Trabajo y es una organización muy activa en el campo educativo, con su propia publicación y una página web. Realiza cada dos años una Bienal, en algún país africano, en la que confluyen los actores más importantes de la educación en Africa, tanto del sector gubernamental como no-gubernamental y de las agencias. La última Bienal se realizó en Tanzania, en el 2001, a la que fui invitada como expositora en torno a los avances y nuevas perspectivas de la educación no-formal.

Este seminario, realizado en un hotel en las afueras de París, se centró en la CALIDAD, tema que empieza a cobrar importancia en Africa. El seminario estaba pensado sobre todo como preparación de la próxima Bienal de la ADEA, a realizarse en la Isla de Mauricio, entre el 3 y el 6 de diciembre de este año.

Mis intervenciones se centraron en recomendar a los africanos conocer más de cerca la experiencia latinoamericana, a fin de evitar recorrer el mismo camino y cometer los mismos errores. Entre otros:

- la disociación y secuencialidad entre cantidad y calidad (primero el acceso y la matrícula, luego la calidad de la oferta educativa);

- la continuada visión sectorial de la educación y de la política educativa, disociada de otros “sectores” indispensables como salud, producción, trabajo, etc.;

- la discusión teórica, árida y repetitiva en torno al tema CALIDAD por más de dos décadas, sin que haya avances significativos en dicho mejoramiento, según revelan entre otros los sistemas y operativos de evaluación de los aprendizajes montados en la mayoría de países de América Latina a lo largo de estos años.

Enfaticé asimismo la necesidad de recuperar la centralidad de la EJECUCION y dejar un poco de lado la fascinación con la discusión en torno a los temas de la política educativa (los listados de deseos y el deber ser formulados por especialistas, líderes de opinión, agencias internacionales, sin atención a las condiciones y restricciones del contexto, los actores y escenarios reales, con sus contradicciones e intereses concretos, el rol de la política y de los medios de comunicación, los dilemas de la gestión y la toma de decisiones en condiciones adversas, etc.).

En esta línea, propuse organizar, en la próxima Bienal, un panel con la participación de ministros africanos y ministros latinoamericanos de Educación, compartiendo perspectivas y lecciones aprendidas en la experiencia de gestión de la política educativa y los sistemas escolares en ambos continentes.

En la reunión estuvo Jacques Hallak, ex Director del IIEP-UNESCO en París y director del proyecto ETICO: “Etica y corrupción en educación” http://etico.iiep.unesco.org/about-etico/
Fui invitada a participar en el seminario internacional que organizará ETICO en Guanajuato, México, el próximo 3-7 noviembre, en el que se presentarán experiencias de transparencia en la gestión y combate a la corrupción en los sistemas educativos. Las iniciativas y los empeños que venimos desarrollando en esa línea en el MEC en el Ecuador destacan a nivel latinoamericano y mundial como una experiencia prometedora.

Todo esto nos compromete aún más con nuestra tarea y nuestra responsabilidad como MEC y como país.

Rosa María Torres del Castillo
Ministra de Educación y Culturas
ministra@mec.gov.ec
www.mec.gov.ec

UN NUEVO MODELO EDUCATIVO PARA UN NUEVO PAIS

Marcos teóricos para todos los gustos


Rosa María Torres


Con este título publiqué un artículo (ver abajo) en el diario El Comercio de Quito el 23/09/1990. Viene al caso a propósito de la proliferación de denuncias de plagio, falsificación de títulos y otras formas de fraude académico destapadas en el Ecuador en los últimos años, todas ellas vinculadas al gobierno y al entorno de confianza del Presidente Rafael Correa.

En
1990 escribía escandalizada acerca de oficinas que ofrecían hacer marcos teóricos para cualquier tesis y sobre cualquier tema. (Sabido es que todo trabajo de investigación requiere un marco teórico específico y que elaborarlo no es cuestión de soplar y hacer botellas). No había aún Internet, de modo que dichos servicios se promocionaban de boca en boca y, todavía con algo de recato, en la sección Clasificados de los periódicos.

Más de dos décadas después, estos "servicios académicos" están disponibles en internet para quien quiera usarlos, desde escolares hasta universitarios, profesionales, funcionarios públicos, políticos. Hoy, los marcos teóricos ya no se mandan a hacer sino que se copian de
El Rincón del Vago y de Monografías.com. Y las tesis se aprueban así, a la luz del día, por parte de instituciones académicas consideradas prestigiosas y se justifican sin empacho si el autor de la copia es un Vicepresidente de la República. ¡Espectacular el salto que hemos dado en la 'Sociedad del Conocimiento'! 

Marcos teóricos para todos los gustos (publicado el 23/09/1990)

Conversando con un grupo de amigos sobre lo mal que andan nuestras universidades alguien contó algo que, aparentemente, es público y notorio, pero que desconocía y que me pareció inconcebible: hay oficinas y gentes que se ganan la vida haciendo marcos teóricos para las tesis. Oficinas con dirección, teléfono, rótulo y todo, y no sería raro que dentro de poco consten en las Páginas Amarillas de las guías telefónicas.

En definitiva: si usted es estudiante universitario y está por graduarse, va con su dinero a una de estas oficinas y encarga que le hagan un marco teórico a su gusto, para cualquier especialidad y cualquier tema: Sociología, Arquitectura, Derecho, Pedagogía, etc. Total, es cuestión de armar un fichero de autores conocidos dentro de cada especialidad y mezclarlos de alguna manera, encajando cada tanto algunas citas con sus respectivas fuentes bibliográficas.

Mientras le preparan su marco teórico, usted desarrolla por su lado lo que se le ocurra sobre ese tema. ¡A quién le importa que haya conexión entre el marco teórico y los capítulos y conclusiones que vienen después!. Si hay oficinas que viven de esto, evidentemente es porque el negocio funciona, las tesis se aprueban y los estudiantes se gradúan de profesionales.

Pero, ¿qué clase de profesionales estamos graduando, que no pueden hacer el marco teórico de su tesis?. ¿Qué clase de tesis vienen produciéndose en las universidades del Ecuador?. ¿Qué clase de universidades tenemos que permiten y solapan estas aberraciones?.

El marco teórico es parte fundamental y consustancial de una tesis. Aquí se condensa, en gran medida, el conocimiento teórico y el manejo conceptual que, sobre su especialidad y sobre el tema seleccionado, tiene el estudiante. Si no puede armar dicho marco teórico, si no puede articular teorías y autores, quiere decir que no maneja esas teorías ni esos autores. Que, a lo sumo, en la más fiel tradición escolar, solo puede repetirlos de memoria, sin hacer sentido de ellos ni ver su relación con el tema de la tesis elegida.

Lo cierto es que la universidad no prepara al estudiante para hacer una tesis. Ni la escuela ni el colegio ni la universidad enseñan a hacer investigación, menos a descubrir el gusto y la importancia de hacerla. En el colegio o en la universidad, la tesis se convierte en un parto. El estudiante se enfrenta a ella con horror, como un requisito formal y un obstáculo a vencer, no como una oportunidad de aprender y de mostrar la relevancia o utilidad de lo aprendido. Entre la ignorancia, la desesperación y el facilismo que promueve nuestra cultura escolar, es comprensible (no justificable) que se recurra al engaño y que haya gente que, haciendo un diagnóstico correcto del mercado, haga negocio de esa falencia nacional.

Hace poco me enteré (y ya nada me sorprende) que, así como para la universidad hay servicios de marcos teóricos, para los colegios hay servicios de resúmenes de libros. Usted proporciona el título y el autor y, por una módica suma, le entregan el resumen listo, ahorrándole tener que leer el libro.

Lo alarmante es que nadie denuncie públicamente estos hechos y, sobre todo, que nadie les ponga fin. Clausuremos estas oficinas de resúmenes de libros y de confección de marcos teóricos, penalicemos a quienes utilizan estos servicios, y veremos cuántos se gradúan de bachilleres y de profesionales... Al menos, habrá más garantías de que las pocas tesis y profesionales que salgan sean de mejor calidad y ejemplo de normas éticas básicas.

Textos relacionados en OTRA∃DUCACION
Auge de la trampa en educación
Artículos sobre el Ecuador
El Reyecito y su Corte
La educación en el gobierno de Rafael Correa (compilación)
Un sonado marco teórico: Plagio, política y en el Ecuador

Fraude académico y política en el Ecuador

El Reyecito, su Corte y las sabatinas

Rosa María Torres

Había una vez un Reyecito mandón, monológico y malgeniado que reinaba en un Reino Insignificante, acaparaba funciones y profería insultos a granel.

"Revolución Ciudadana" llamó el Reyecito a su gobierno, coincidiendo con las iniciales de su nombre: RC. Incorporó al protocolo usar camisas bordadas indígenas y decir unas cuantas palabras en kichwa al iniciar o cerrar los discursos. Se apropió del término mashi (compañero, en kichwa), que se puso rápidamente de moda, sobre todo entre los miembros de la Corte, junto con todo un mashistyle.

Sintiéndose engañado y perseguido por Su Majestad, a quien habían apoyado, el movimiento indígena le retiró simbólicamente el Bastón de Mando que le había entregado en la posesión oficial cuatro años atrás, le desconoció como mashi, le prohibió vestir camisas indígenas y le pidió no maltratar el kichwa.

Sabatinas - Pancho Cajas
Micrófono en mano, en ruedas de prensa y en los Enlaces Ciudadanos de los sábados (popularmente conocidos como sabatinas), El Reyecito lanzaba rayos y centellas contra medio mundo, con dedicatoria especial a quienes, en la última semana, habían osado preguntar, dudar, criticar, discrepar, investigar, denunciar...

"Rendición de cuentas" llamaba El Reyecito a las sabatinas. Allí desplegaba todo tipo de cuentas y cuentos: obras realizadas y por realizar, anuncios, viajes, comilonas, conversaciones, lecturas, anécdotas, chistes, eventos, farras. A veces cantaba. Siempre captaba y piropeaba a las guapas presentes. Al final, un mashi-asistente, entre chistes y risas, traducía partes al kichwa. Cuentas propiamente - endeudamientos, presupuestos, compras, costos, despilfarros - era lo que menos se rendía.

El Reyecito aprovechaba las sabatinas para explicar a la Corte y a la plebe - dirigiéndose sobre todo a los jóvenes - que todo en el mundo se divide binariamente en dos: la Historia (antes y después del neoliberalismo, antes y después de su gobierno), la Política (los buenos y los malos), las Ideas (verdades y mentiras), las Personas (revolucionarios y 'pelucones', leales y traidores, izquierda y derecha, izquierda buena e 'izquierda infantil').

Sus familiares y los miembros de su Corte que mentían, robaban, plagiaban, estafaban o actuaban mal de algún modo era porque abusaban de su bondad y le engañaban. Muchos eran reciclados; otros, echados del palacio. Un primo a quien puso en cargos de confianza, y que terminó haciendo toda clase de tropelías, se fue a Miami al casamiento de un hijo, con permiso de El Reyecito, quien juró que volvería. Pero no volvió...



Capote -Pancho Cajas
A falta de títulos nobiliarios, los títulos académicos se volvieron muy codiciados en la Corte, no siempre con los loables y meritocráticos fines anunciados. Más de un escándalo estalló en la Corte e incluso en el círculo íntimo de El Reyecito en torno a casos de nepotismo, falsificación y compra de títulos (e.g. el primo que se fue a Miami), tesis y doctorados familiares, plagio de tesis y marcos teóricos (e.g. el segundo de la Corte).

El show sabatino, con El Reyecito de maestro de ceremonias, incluia Powerpoint, gráficos, videos, lectura de documentos, testimonios, invitados especiales, cantantes, payasos, y el infaltable monólogo real salpicado de breves intervenciones de ministros, asesores u otros miembros de la Corte que aportaban a la rendición de cuentos.

A fin de amenizar la sabatina, contrató a dos bufones encargados de LenguaNoticias, un sainete destinado a burlarse de críticos, opositores, enemigos, detractores  y traidores. Más adelante éste fue sustituido por La Cantinflada de la Semana, un segmento de video producido con el mismo fin. Segmentos similares fueron agregándose para diversión del público presente - que aplaudía a rabiar cada imitación, cada ridiculización, cada humillación de los elegidos por El Reyecito para escarnio público - y de la audiencia nacional.

Las sabatinas se transmitían a todo el Reino por radio y televisión, así como en las redes sociales, y a través de la Corte (la nacional y la internacional), expedita en repetir-reproducir-retuitear todo lo que decía el monarca, mañana, tarde y noche.
Flagelo sabatino - Pancho Cajas
Nadie escapaba a la cólera de El Reyecito pero sus destinatarios preferidos eran políticos y exfuncionarios, periodistas, indígenas, maestros, mujeres, y excolaboradores que habían renunciado a los favores del palacio y de la Corte. Ni sus propios ministros escapaban a las descalificaciones y las reprimendas públicas.

En más de una ocasión, rompió con aspaviento y violencia ejemplares de diarios opositores, retó a puños a quienes le desafiaron y hasta despidió a empleados durante la transmisión del programa.


Sábados para todos - Pancho Cajas
Grande fue la contribución de las sabatinas a la construcción de un pensamiento único, simplista y binario, en el Reino: bueno/malo, verdad/mentira, antes/hoy. Grande también su contribución al entretenimiento popular y al humor, recogido en chistes, caricaturas, graffitis, pasquines, teatro callejero, canciones, video, libros ... Grande su aporte al léxico, la educación y la cultura general de la plebe, que sábado a sábado se empoderaba para el libre ejercicio del insulto y la violencia, y veía enriquecer el repertorio de ofensas con licencia oficial para aplicarse al prójimo.

Mediocre se convirtió en un descalificador popular, aplicado sobre todo a maestros y periodistas, así como pelucón (ricachón o aniñado), aunque nadie tuviera la más remota idea acerca del origen de este término.

Infantil pasó a ser reconocido como insulto por la Real Academia del Reino. A su vez, niños y niñas se divertían llamando limitaditos a sus compañeros, a sus profesores y hasta a sus padres. En el frente machista tuvo entusiasta acogida el gordita horrorosa. Y, para los racistas, cayó como anillo al dedo el plumas y ponchos.

Sufridores y tirapiedras se convirtieron en apelativos genéricos para opositores y críticos. El sufridor era, por definición, un negador de la felicidad y el Buen Vivir que dispensaba el reino. En tirapiedras se convertía cualquier protestador, aunque jamás hubiese tirado una piedra.

De momias cocteleras bautizó a los diplomáticos de carrera, de pobre mujer a una mujer luchadora y asambleísta indígena que no le tiene miedo, de enanito con bigote a un periodista combativo asesinado por sicarios un año después.


Una de las sartas más largas fue la endosada a un periodista de un medio privado, acusado de enfermo, sicario de tinta, chiflado, inmoral, falto de ética, cobarde, desquiciado, pobre hombre, malcriado.

El Reyecito se reveló como un gran aficionado a los diminutivos: payasito, mentirosito, doctorcito, rectorcito, etc. Metidito y malcriadito le llamó al Embajador estadounidense.
Enfurecido porque le cuestionó en un artículo, llamó limitadito al Premio Nobel Varga Llosa.

¡Golpistas, desestabilizadores! - Pancho Cajas
Marica y badea cayeron de sorpresa, obligando a muchos a acudir al diccionario en este último caso, y fueron los únicos insultos que merecieron una disculpa y una rectificación pública de El Reyecito a pedido de la comunidad GLBT (Gays, Lesbianas, Bisexuales y Trans).

Terrorista
- ¡quién habría dicho! - terminó instalándose en la retórica imperial de la "Revolución Ciudadana" y no solo como insulto sino como argumento para enjuiciar y encarcelar a protestones.

La veta violenta y provocadora de El Reyecito dio pie a curiosas especialidades y ocupaciones. Algunos cronistas elaboraron listados de insultos, otros se dedicaron a a categorizarlos o analizarlos, y hasta se escribieron tesis y libros sobre el tema. Todos fueron quedándose cortos y desactualizándose frente a la incesante producción de exabruptos y epítetos.
El Reyecito y su corte (video)

Una pequeña muestra de los insultos reales fue recogida en El Reyecito y su Corte", un spot irreverente, animado en 3D, producido por la Unidad Plurinacional de las Izquierdas para la campaña electoral de enero-febrero 2013, en la cual ganó El Reyecito por tercera vez, extendiendo su mandato por cuatro años más.

Del vasto catálogo de insultos, el spot seleccionó unos pocos, entre los más populares:

* Enemigos: epíteto usual - además de traidores - para quienes contrariaban los dichos o hechos de El Reyecito.
* Ecologistas infantiles: infantil se convirtió en uno de los términos preferidos de El Reyecito, aplicable a diversos ámbitos ("izquierdistas infantiles", "ecologistas infantiles", "indigenismo infantil", etc.).
* Gordita horrorosa le endosó a una periodista que le enfrentó en una rueda de prensa, pidiéndole que contestara una pregunta.
* Prensa corrupta es como llamó a toda la prensa molesta (privada o comunitaria), a la cual atribuía todo lo malo que ocurría en su gobierno y en su Reino. De hecho, tuvo bastante éxito en convencer a la plebe que los medios privados solo dicen mentiras y que los medios oficiales solo dicen verdades. Pidió a la plebe comprar solamente la prensa oficial (concretamente, el diario El Telégrafo) y prohibió a sus ministros dar entrevistas a los medios privados.
* Limitadito fue aplicado a mansalva, como variante de mediocre, prácticamente usado como comodín.
* Caretuco (abreviatura de "cara de tuco": cínico, sinvergüenza, desfachatado) pasó a ser vocablo de uso coloquial.
* ¿Quién fue el estúpido que dijo eso? (que los indígenas constituyen el 2% de la población del Reino) preguntó El Reyecito en tensa reunión con la dirigencia indígena en el palacio, después de una masiva sublevación de la plebe en el año 2010. "Usted Sr. Presidente", le respondió un dirigente indígena. Todo el episodio quedó grabado en un video


Asdrúbal, Hoy
Temeroso de la ira real, el Consejo Nacional Electoral - siempre atento a los deseos de Su Majestad - censuró el spot, aduciendo "ataque a candidato". En el apuro, el CNE aplicó mal las culpas: se trataba, en verdad, de "ataque del candidato real". Como ya quedó dicho, la autoría de los insultos en el spot era del mismísimo Reyecito. De modo que, sin proponérselo y en su afán por congraciarse, el CNE censuró no al spot sino al propio Reyecito, a su intolerancia, su autoritarismo y despotismo.

Y ahí sigue El Reyecito, insultando, descalificando, amenazando, en sabatinas y en cadenas nacionales, ampliando su imperio mediático, plantando y ganando juicios a quienes manchan su honor, honor de Rey, que vale oro, cárcel y pedido público de disculpas. Y ahí sigue el Reino, acostumbrado ya a los insultos, incorporándolos al habla cotidiana, esperando ansioso la próxima sabatina, haciendo apuestas para ver quiénes serán los insultados de la semana. 

Alguien hacía notar que El Reyecito se ha ido pareciendo cada vez más a su caricatura. Justificaba un miembro mayor de la Corte diciendo que los excesos reales no hay que entenderlos como injurias sino como "frontalidad típica de los costeños". Explicaba por su lado un cronista que a los ecuatorianos nos gusta el autoritarismo ... Y dicen los analistas que la violencia (verbal y física) ha sido siempre ingrediente fundamental de la política por estos lares.

En cuanto a mí, no deja de asombrarme la pasividad de este pueblo. Lo cierto es que nunca nadie le pisó tanto el poncho y, esta vez, a título de "Revolución Ciudadana", "Buen Vivir" y "Socialismo del Siglo XXI".

Referencias / Para saber más
» Payasita intrascendente, El Comercio, 9 mayo 2013
» Correa y Pallares, Hoy, 18 abril 2013
» Entonces, ¿todo a golpes, señor Presidente?, José Hernández, Hoy, 31 marzo 2013
» Al ecuatoriano le gusta el autoritarismo, entrevista con Vladimir Serrano, Hoy, 4 febrero 2013» 'La palabra en libertad vence al miedo y perdura'. Discurso de Iván Carvajal al recibir el premio a las libertades Juan Montalvo en Quito, Hoy, 3 febrero 2013

» "Gracias, Señor Presidente, Usted alimenta nuestro humor": Francisco Febres Cordero, El Comercio, 3 febrero 2013
» El humor consigue enfurecer al poder, Hoy (Opinión), 2 febrero 2013
» Hagiografía del Dr. Ralph Belt, PIS y la Revolución Citadina
, por Francisco Sánchez, 7 dic 2012

» 'Tenía una chompa Nike y dice que es indígena', entrevista a Francisco Sánchez, creador del personaje Ralph Bell (Rafael Correa).
» LenguaNoticias cuesta USD 14,600 mensuales, Hoy, 24 octubre 2012
» Insultos: Un elemento imprescindible de la política ecuatoriana, El Comercio, 8 agosto 2012

Auge de la trampa en educación


Rosa María Torres

Tomado de: Science Now

En una revista académica estadounidense me topé hace tiempo con una investigación dirigida por un profesor de Etica Comercial en una universidad de New Jersey. La investigación, realizada entre 15.904 estu­diantes de 31 pres­tigio­sas univer­sidades estadounidenses, buscaba averiguar qué tan extendida está la trampa en los exámenes entre los estudiantes y comparar los resul­tados entre distintas especia­lidades y carreras. Aquí, brevemente, las conclusiones.

El orden descendente de los más tramposos a los menos tramposos quedó así: estudiantes de carreras comerciales, ingeniería, medi­cina, servicio público, artes, leyes, y educación. Los más tramposos resultaron ser (¿previsiblemente?) los futuros comerciantes: 76% admitió haber hecho trampa alguna vez, 19% de manera regular. Los menos tramposos resultaron ser los estudiantes de Educación: 57% admitió hacer trampa, 8% de manera regular.

Los estudiantes de Leyes fueron los segundos menos tram­posos: 63% había hecho trampa en los exáme­nes, 12% de ellos regularmente. El equipo de investiga­ción quedó asombrado con la honestidad de los fu­turos abogados, en comparación con los estudiantes de otras carre­ras, llegando a sugerir que los estudiantes de Leyes "estén tan preocupados con la posibilidad de que sus récords se den a conocer, que no pueden admitir hacer trampa aún en una encuesta anónima".

Los es­tudiantes más proclives a la trampa fueron los provenientes de sec­tores sociales con ingresos económicos altos. Los estudiantes de familias con un ingreso mayor a los 150.000 dólares mensuales aparecieron con un 50% más de probabilidades de hacer trampa regularmente que aquellos provenientes de familias con ingresos inferiores a los 25.000 dólares. Una situación económi­co-social privilegiada - concluía el informe - puede ser dañina para la ética de un estudiante. En cuanto a la relación entre hombres y mujeres, 74% de los tramposos fueron mujeres.

El estudio concluía que entre el 57% y el 76% de los estudiantes universitarios estadounidenses han hecho trampa alguna vez en los exámenes, entre 8% y 19% de manera regular. En definitiva, más de la mitad ha practica­do alguna forma de engaño académi­co y entre una décima y una quinta parte termina y aprueba la carrera universitaria haciendo trampa. La conclusión, alarmada, era: la trampa es práctica corriente y aceptada en las aulas universitarias en Estados Unidos; a ello no escapan las universidades prestigiosas ni los mejores alumnos ni los provenientes de familias adineradas.

Dos décadas han pasado desde entonces, mucho se ha investigado y escrito al respecto, la trampa se ha convertido ya en campo especializado. Varias universidades empiezan a ofrecer cursos de especialización en el tema. Todos los estudios concluyen que el fraude académico va en aumento, a lo largo y ancho del sistema escolar, en todo el mundo. No solo recurren a ella los malos alumnos, atrapados en la lógica del "rezago" y de la supervivencia escolar, sino también los mejores, atrapados en la lógica de la competencia y la búsqueda de "excelencia", entendida como colocarse - a cualquier costo - en los primeros lugares. A la trampa recurren no solo niños y jóvenes, escolares de primaria y secundaria, sino estudiantes y profesores universitarios, políticos, funcionarios públicos. En el Ecuador, un análisis muestral determinó en 2013 que una de cada dos tesis contiene potenciales elementos de fraude.

A la inocente "ayuda" de los padres de familia con las tareas escolares, en los primeros años de la escuela, se agregan la "ayuda" de los compañeros, la copia en el examen, el "cut & paste" (copiar y pegar) a mansalva, regalos, cuotas y lisonjas para asegurar mejores calificaciones y pases de año, etc. Ni de niños ni de adultos los estudiantes son formados en los valores de la ética y la honestidad intelectual, en las reglas del trabajo académico, el manejo y la cita de las fuentes, el uso de comillas, los derechos intelectuales. Hay evidencia de que muchos estudiantes hoy, desde la infancia hasta la edad adulta, no perciben con claridad la diferencia entre ideas propias y ajenas, entre crear y copiar, entre cita y plagio

Internet se ha convertido en un gran aliado de la trampa y de los tramposos a todos los niveles, así como en un instrumento cada vez más eficaz para su detección y denuncia. Estudios muestran que, a mayor número de aparatos electrónicos a disposición de los estudiantes, mayores son las probabilidades de que estos incurran en prácticas dolosas. Asimismo, un estudio vinculado a la comunidad de investigadores científicos en EE.UU. muestra que los hombres son más proclives al engaño académico (falsificación, fabricación, plagio) que las mujeres y que el engaño es más frecuente entre quienes ocupan altos cargos.

Hacer trampa se ha vuelto más fácil y más frecuente debido entre otros a:

- el espíritu competitivo que rige y se promueve en la sociedad actual y en el sistema educativo en particular (pruebas, puntajes, ránkings, etc);
- la fama y el éxito rápidos como sentido y norte principal de la vida;
- el aflojamiento de estándares, valores positivos y códigos de ética;
- la tolerancia frente a la trampa y al engaño tanto en la familia como en el sistema escolar, en el trabajo, las instituciones académicas y el sistema político;
- el creciente facilismo y ley del menor esfuerzo en relación con el estudio, el aprendizaje, el desarrollo profesional, la ubicación laboral;
- la creciente oferta de servicios personales y sitios en Internet que "hacen el trabajo" escolar-académico (uno de los sitios más usados por los escolares de habla hispana es el famoso sitio español El Rincón del Vago)
- la retórica y la expansión de la cultura de la meritocracia, entendida como la posesión de certificados y títulos;
- la obsesión con la evaluación y con las pruebas como componente central de las reformas educativas nacionales y de la reforma educativa mundial;
- la idealización del trabajo en equipo, que lleva a menudo a delegar en otros el propio esfuerzo y la propia responsabilidad;
- la expansión de la educación a distancia, los cursos en línea, los exámenes libres o a realizar en la casa, que parten de una confianza en el estudiante muchas veces abusada o mal aprovechada - incluyendo incluso la suplantación de identidad - dada la deficiente formación ética y los jalones en sentido contrario de la cultura dominante.

Las evaluaciones y las pruebas estandarizadas han pasado a convertirse, como era de esperar, en un imán para el engaño. Escándalos públicos se han dado entre otros en México (copia en la prueba nacional Enlace, venta del 'Examen Universal' - aplicado en julio 2012 - a través de Mercado Libre, en internet), Perú (pruebas aplicadas a los docentes), Brasil (ENEM: Exame Nacional do Ensino Médio), Estados Unidos (Atlanta, pruebas estandarizadas en escuelas) y en la comunidad autónoma de Cataluña en España (pruebas PISA). (Ver: Repensando el entusiasmo evaluador y las pruebas)

La copia, tan antigua como el educación escolar, viene extendiéndose en todos los niveles e incluso en las instituciones más prestigiosas. Si no cambia la pedagogía, si no cambia la concepción del aprendizae y de la evaluación, la copia seguirá reinando a sus anchas, por medidas de control que se implementen. Solo queda apelar a la ética, a la honestidad. La Universidad de Navarra, en España, optó por obligar a todos los estudiantes de esa universidad a firmar una declaración de honestidad académica antes de iniciar las clases: “Por la presente, me comprometo a no hacer uso de medios fraudulentos para la superación de mis estudios en la Universidad Pública de Navarra”.

El plagio se ha vuelto pan de todos los días y, al mismo tiempo, cada vez más fácil de detectar gracias a la visibilidad de internet y a un sinnúmero de aplicaciones desarrolladas para descubrirlo (ver por ejemplo Churnalism. El portal alemán de.vroniplag.wikia.com "Cazadores de plagiadores" o http://schavanplag.wordpress.com/ se dedicó a analizar la tesis doctoral de la ministra de Educación y se ha convertido en un dolor de cabeza para los políticos alemanes). Escándalos renombrados de plagio salpican a las altas esferas de poder, a medios de comunicación, a ilustres instituciones académicas - Harvard entre ellas - y a renombradas revistas científicas como Science y Nature, con el más alto número de artículos retractados por fraude. Muchos de esos escándalos han terminado en juicios, renuncias o despidos de mandatarios, ministros y otros funcionarios públicos, celebridades, periodistas, académicos, investigadores, rectores, profesores, estudiantes. Inscrito en la categoría de fraude, el plagio aparece asociado al campo de la moral y la ética, y es percibido cada vez más como una forma de corrupción vinculada al mundo educativo y académico. En los "países en desarrollo" la tendencia sigue siendo más bien a ocultarlos o tolerarlos, en complicidad entre la academia y el poder político.

La venta o adulteración de exámenes (de alumnos, de profesores, de autoridades, de funcionarios, etc.) y de títulos académicos, incluyendo maestrías y doctorados, está extendida en el mundo, tanto en los países del Norte como del Sur. Por increíble que parezca, hoy se puede sacar título de postgrado sin tener previamente título de grado, pues hay instituciones inescrupulosas que los venden y gentes inescrupulosas que los compran. No hay nada que no pueda venderse y comprarse: currículos vitae, tesis, marcos teóricos, resúmenes de lecturas, deberes listos, premios, medallas, títulos honoríficos, menciones de calidad y excelencia para planteles y personas, y toda clase de certificados y elogios. Una jugosa y próspera industria ha venido erigiéndose, cada vez más en internet, en torno a vanidades personales e institucionales, y a la presión social por acumular títulos, cartones, certificaciones de todo tipo.

Un caso escandaloso al que dimos seguimiento y denunciamos en numerosas oportunidades es el del llamado Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa (CIHCE) con sede en Lima, que realiza cumbres anuales y distribuye premios a troche y moche, a la vista de todos, a cambio de pagos de diversa índole. Pese a todas las denuncias, el mentado consejo sigue en pie, con página web y ahora con cuenta en Twitter, exhibiendo su galería de premiados, entre quienes encontramos a políticos, ministros, rectores universitarios, académicos, etc. La última "cumbre" y entrega de premios se hizo en Lima (27 nov. 2012). Incluyo abajo la carta que, como Foro de ExMinistros de Educación del Ecuador, redactamos y divulgamos ampliamente en 2008 denunciando las actividades fraudulentas de dicho Consejo.

Incluyo al pie asimismo algunos casos recientes y sonados. Si usted conoce un caso comprobado de fraude académico, a cualquier nivel, por favor compártalo y denúncielo - ojalá con nombres y datos concretos - en la sección Comentarios en esta entrada. Un aporte ciudadano a la urgente necesidad de poner freno al engaño y a la corrupción en el campo educativo.

*********

Quito, 16 de julio de 2008

Los abajo firmantes, exMinistros de Educación del Ecuador, queremos denunciar públicamente el carácter fraudulento del "Premio Iberoamericano en Honor a la Excelencia Educativa" que viene otorgando anualmente el llamado Consejo Iberoamericanoen Honor a la Calidad Educativa (CIHCE), entidad con sede en Lima y funcionando desde el año 2001. En el sitio web del CIHCE puede encontrarse más información acerca de su directiva y actividades

La denuncia ha sido hecha, anualmente y de manera reiterada, por especialistas e investigadores ecuatorianos y latinoamericanos a través de redes y foros virtuales como Debateducacion, Comunidad Educativa y la Red Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación (RINACE). A toda esa información ha tenido acceso este Foro a través de Rosa María Torres, exMinistra de Educación del Ecuador, integrante o moderadora de dichas redes, quien ha venido haciendo un seguimiento de las actividades del CIHCE.

Los eventos de entrega de estos premios se han realizado hasta el momento en Perú (2004), Uruguay (2005), Argentina (2006) y Panamá (2007). La próxima "Cumbre Iberoamericana" se hará en Guayaquil, Ecuador (5-7 de agosto 2008). En el sitio web del CIHCE se incluye al Ministerio de Educación del Ecuador como uno de los "patrocinadores oficiales". No obstante, el Ministerio afirma no haber dado dicho auspicio, por lo que se trata de un abuso y un fraude más.

Mediante este comunicado alertamos a la ciudadanía ecuatoriana y a la comunidad internacional por la manera irregular con la que este Consejo viene conduciendo sus actividades y otorgando reconocimientos, premios de excelencia académica, doctorados en filosofía, en educación, honoris causa, masterados y demás medallas, trofeos, diplomas y galardones, a los cuales acceden los "premiados" mediante compra, a través de la postulación enviada por el CIHCE por correo electrónico de manera indiscriminada o bien sencillamente autopostulándose. Este año, el premio tiene un valor de US 1.700. Como es obvio, dichos premios y galardones no tienen ninguna validez.

Hacemos un llamado a los medios de información y comunicación, así como a la ciudadanía que tiene acceso a foros y redes virtuales, a hacerse eco de esta denuncia y a reproducir ampliamente este comunicado.

Atentamente,

Rosángela Adoum
Vladimiro Alvarez Grau
Roberto Hanze
Mario Jaramillo
Roberto Paissailaigue
Fausto Segovia Baus
Rosa María Torres del Castillo
Consuelo Yánez Cossío

Algunos casos
» Peña Nieto: de plagiador a presidente, México, Aristegui, 22 agosto 2016
» La ministra de educación alemana pierde su doctorado por plagio, El País, 6 febrero 2013
» Según informe pericial la ministra de Educación alemana plagió su tesis doctoral
, RTVE, 15 oct. 2012
» Un sonado Marco Teórico: Plagio, política y academia en el Ecuador - caso Jorge Glas, candidato a la Vicepresidencia del Ecuador en binomio con Rafael Correa (2012-2013) y en binomio con Lenin Moreno (2017-2021).
» Dos hermanos que son ministros ecuatorianos y sus padres se doctoraron simultáneamente, con la misma tesis, en universidad que no expide ese tipo de títulos, BananaLeaks, 14 enero 2013
» De Sandra Correa a Pedro Delgado, El Comercio, 20 dic. 2012
» Pedro Delgado renuncia a la presidencia del BCE y reconoce que no tiene título universitario, La Hora, Quito, 19 dic. 2012
» El primer ministro de Rumanía, acusado de plagiar su tesis doctoral, El País, 19 junio 2012
» El presidente de Hungría anuncia su dimisión tras ser acusado de plagio
, El País, 4 abril 2012

Para saber más
» Los científicos mienten hasta ocho veces más que las científicas, por Nuño Domínguez. Estudio en EEUU.
» Harvard students suspended in cheat scandal, AlJazeera, 2 Feb. 2013
» How do you stop online students cheating? BBC, 29 oct. 2012
» Las "universidades garaje": una estafa a la educación superior en el Perú
, Semana Económica, 12 octubre 2012
» Uso de bibliografía y plagio académico entre los estudiantes universitarios
, Txema Egaña, en RUSC- Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento, Vol. 9, N.º 2 (julio 2012)
» Las tesis doctorales son políticamente peligrosas, Jorge de Esteban, El Mundo, 2 abril 2012
» "Plagiarism hunters" plague German politicians, Reuters, 26 April 2011
» Dimite el ministro de Defensa alemán por plagiar su tesis doctoral, El País, 1 marzo 2011
» El fraude académico se multiplica por 10 desde 1975, Nuño Domínguez, Materia, 1 oct. 2012
» Atlanta School Scandal Sparks House Cleaning
, The Wall Street Journal, July 13, 2011
» Studies Find More Students Cheating, With High Achievers No Exception
, New York Times, September 7, 2012
» Génove Gneco y los plagios, Guasabara Editor, 27 marzo 2012
» Plagios de tesis alcanzan 80% en República Dominicana, Listín Diario, 8 marzo 2010
» Compra y plagios de tesis universitarias en Rep. Dominicana, Listín Diario, 8 marzo 200
» Antídoto contra copiones
, El País 28 mayo, 2009
» "A veces tengo impulsos de pegar"
, El País, 15 marzo, 2009
» La suplantación en los trabajos académicos, un negocio en auge,
El País, septiembre 2007
» Libro Blanco. Integridad académica en un mundo digital: Indice global de plagio en la educación secundaria y superior, Turnitin, 2013-2014.

Textos relacionados en OTRA∃DUCACION
» Corrupción en la escuela
» Repensando el entusiasmo evaluador y las pruebas
» Marcos teóricos para todos los gustos
» Un sonado marco teórico: Plagio, academia y política en el Ecuador
» Una prueba no prueba nada
» Políticos y plagio
 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...