Aprendizaje formal, no-formal e informal

Rosa María Torres


Educación formal. Educación institucionalizada, intencionada y planificada por organizaciones públicas y organismos privados acreditados. En su conjunto, esta constituye el sistema educativo formal del país. Por consiguiente, los programas de educación formal son reconocidos por las autoridades nacionales pertinentes o instancias equivalentes, por ejemplo, cualquier otra institución que colabore con las autoridades nacionales o subnacionales de educación. La educación formal comprende esencialmente la educación previa al ingreso al mercado laboral. Con frecuencia, la educación vocacional, la educación para necesidades especiales y parte de la educación de adultos se reconocen como parte integral del sistema nacional de educación formal.

Educación no formal. Educación institucionalizada, intencionada y organizada por un proveedor de educación. La característica que define la educación no formal es que representa una alternativa o un complemento a la educación formal de las personas dentro del proceso de aprendizaje a lo largo de la vida. Con frecuencia, se plantea como una forma de garantizar el derecho a la educación para todos. Atiende a todos los grupos de edad aunque no está necesariamente estructurada como una trayectoria continua. La educación no formal puede ser corta en términos de duración y/o intensidad y habitualmente se imparte bajo la forma de cursos cortos, seminarios o talleres. En general, no conduce a certificaciones reconocidas por las autoridades nacionales o subnacionales competentes como equivalentes a las otorgadas por la educación formal. En ocasiones no otorga certificación alguna. La educación no formal incluye programas que pueden contribuir a la alfabetización de jóvenes y adultos, a la educación de los niños no escolarizados, así como programas destinados a impartir habilidades básicas para la vida, destrezas ocupacionales o programas orientados al desarrollo social o cultural.

Aprendizaje informal. Modalidades de aprendizaje intencionadas, aunque no institucionalizadas. De esta manera, se caracterizan por ser menos estructuradas y organizadas que la educación formal o no formal. El aprendizaje informal puede incluir actividades de aprendizaje realizadas en el hogar, el lugar de trabajo, la comunidad o como parte del vivir diario. Asimismo, puede tener carácter individual, familiar o social.

Aprendizaje imprevisto o aleatorio. Las diversas formas de aprendizaje no organizado, incluyendo las que comprenden actividades de comunicación que no han sido diseñadas con el fin de producir un aprendizaje. El aprendizaje imprevisto o aleatorio se puede producir como consecuencia del quehacer diario, de eventos, o de actividades de comunicación no concebidas como actividades intencionadas de educación o aprendizaje. Entre los ejemplos de aprendizaje aleatorio se pueden mencionar las actividades que tienen lugar durante una reunión o las asociadas con una transmisión de radio o televisión que no han sido diseñadas como un programa educativo.

Fuente: Glosario,
CINE (Clasificación Internacional Normalizada de la Educación), 2011

Conviene empezar con las definiciones oficiales de la CINE 2011 (UNESCO) pues es frecuente que las personas - incluso especialistas en educación - no manejen o confundan los términos educación formal, educación no-formal y aprendizaje informal (aprendizjes realizados en contextos formales, no-formales e informales).

Muchos hablan de educación formal y de educación no-formal, sin hacer referencia al aprendizaje informal. Otros pasan por alto la educación no-formal. La mayoría sigue llamando educación informal a lo que hoy se conoce como aprendizaje informal. Muchos asocian educación no-formal con adultos e incluso creen que la educación de adultos es siempre no-formal. Otros consideran que Aprendizaje a lo Largo de la Vida y aprendizaje informal son la misma cosa. Etcétera.

Con la educación formal hay pocos problemas: es el otro nombre dado a la educación escolar, a la que tiene lugar en el sistema escolar. No obstante, muchos tienen problema para entender que el sistema escolar incluye a la educación superior.

Con la educación no-formal hay más problemas. Muchas veces no están claros los límites y las diferencias entre la educación formal y la no-formal. En ambas hay enseñanza, hay un horario y hasta puede haber evaluaciones y certificados en la educación no-formal. La diferencia es que la segunda es menos estructurada y más flexible, y puede ser provista por una multiplicidad de agentes, gubernamentales y no-gubernamentales, para servir a todas las edades y a todos los niveles educativos.

Con el que hay más problemas es con el aprendizaje informal, "aprendizaje intencionado pero no institucionalizado". Para empezar, como se ve, no es educación informal sino aprendizaje informal. La clasificación de la CINE 2011 se refiere a educación formal, educación no-formal y aprendizaje informal, pues en este último no hay enseñanza; se trata de aprendizaje autónomo. Y agregó otra categoría, el aprendizaje imprevisto o aleatorio, "las diversas formas de aprendizaje no organizado, incluyendo las que comprenden actividades de comunicación que no han sido diseñadas con el fin de producir un aprendizaje". Yo prefiero incluir a éste dentro del aprendizaje informal. Lo importante es que es aprendizaje (intencionado o no) no mediado por una actividad de enseñanza.

Formal, no-formal e informal califican el contexto y el modo en que se realizan la educación y el aprendizaje. Estas tres variantes no corren en canales separados sino que se entrecruzan. Por eso resulta difícil graficarlas; no son líneas paralelas. La educación no-formal comparte muchos elementos con la educación formal. Hay aprendizaje informal también dentro de la educación formal y de la no-formal (jugar, leer, conversar con compañeros o con el profesor fuera de la clase, actividades durante el recreo, uso de internet, etc.).

La educación formal ocupa un período relativamente corto en la vida de una persona, por lo general en la infancia, la adolescencia y la juventud, aunque puede realizarse también en la edad adulta. Quienes estudian maestrías y doctorados pueden pasar en las aulas 20 años o algo más. Quienes tienen cero o poca escolaridad, se nutren fundamentalmente de aprendizajes no-formales e informales. 

La educación no-formal (cursos, talleres, conferencias, seminarios, pasantías, etc.) puede ocurrir junto con la educación formal, y también antes y después de que ésta termina. Muchas personas llegan a tener más experiencia educativa por vías no-formales que formales. Internet ha venido a ampliar y diversificar considerablemente el mundo de la educación no-formal.

El aprendizaje informal nos acompaña toda la vida, desde el nacimiento hasta la muerte. Y por eso muchos lo asocian al Aprendizaje a lo Largo de la Vida. Algunos de los aprendizajes más importantes los hacemos de manera informal, en la familia, en la comunidad, en el sistema escolar, en el trabajo, en el deporte, conversando, leyendo y escribiendo, debatiendo, en contacto con la naturaleza, con los medios de comunicación, con las artes, con internet, etc. A menudo, las personas no son conscientes de lo que aprenden, sin habérselo propuesto como objetivo.


El Aprendizaje a lo Largo de la Vida integra los tres tipos de aprendizaje: formal, no-formal e informal. Cada persona tiene su propia combinación y su propia trayectoria de aprendizaje. Algunas tienen mucha educación formal y no-formal. Otras tienen poca o ninguna educación formal y no-formal. Todos desarrollamos aprendizajes informales, aprendizajes que son indispensables para la vida, para la convivencia, para el trabajo y para el cuidado del medioambiente.

Textos relacionados en este blog
» Saberes socialmente útiles
» Comunidad de Aprendizaje
» Aprendizaje a lo Largo de la Vida

» Reaching the Unreached: Non-Formal Approaches and Universal Primary Education

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...