Mostrando entradas con la etiqueta familia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta familia. Mostrar todas las entradas

Un niño y una clase virtual

 
Rosa María Torres


Esta foto la circuló en Twitter la mamá de este niño (Chrissy Newell @MrsNewell22) el 11 de septiembre de 2020, con el título de Distance Learning: Day 4. (Aprendizaje remoto: Día 4). Plena pandemia y confinamiento en casa.

En un mensaje al pie la mamá contaba que el hijo le había dicho:
- "It's ok, mom. I turned my camera off" ("No hay problema, mami. Apagué la cámara".

En otro mensaje explicaba:
- "This is after I took his chair away because he was spinning in it" (Esto es después de que le quité la silla pues estaba girando con ella). 

Me maravilló la foto y me encantaron los comentarios que dejaba la gente. Un niño de 6 años y medio, en clase virtual, haciendo piruetas, colgado como murciélago de su escritorio, fuera de la vista de la profesora y de sus compañeros de Zoom. Una mamá filmándole y compartiendo con otros el momento.

Bien por el niño, que se siente libre para hacer lo que le piden cuerpo y mente, básicamente moverse y jugar. En medio de la fuga, se ocupó de hacer lo correcto: apagar la cámara y mantener puestos los audífonos, para continuar conectado.

Bien por la mamá, que en vez de regañarle, le grabó. Una mamá que percibe lo extraordinario del episodio y decide compartirlo en Twitter, sin miedo al que dirán.

Bien por quienes comentan, divertidos, alineados con el niño y con su mamá, admirando el coraje de ambos y las cualidades del niño, a quien auguran un futuro promisorio vinculado a la gimnasia, el atletismo, el arte, la creatividad. Muchos de ellos padres y madres de familia, varios de ellos educadores. La necesidad del movimiento y del juego pasan a ser temas centrales en la conversación, así como los problemas de la educación virtual, sobre todo para niños pequeños, y la importancia del "flexible seating" (asientos flexibles), en torno a lo cual comparten información de sitios donde los venden o de escuelas que los utilizan. Varios califican a la foto como foto del año.

Disfruté sobremanera la experiencia y aprendí. Agradecí a la mamá por su actitud frente al hijo y frente a los comentarios. Me maravillaron los comentarios de tanta gente simpática y empática, y pensé con tristeza cuán diferente sería todo esto en mi país, donde muchos seguramente se horrorizarían del desparpajo del hijo y la irresponsabilidad de la madre, y le augurarían al niño toda clase de desdichas fruto de la indisciplina, la hiperactividad y el descontrol. 

La invisibilidad de la educación de adultos

Rosa María Torres

Arpilleras - Chile


Educación de adultos existe en todo el mundo, se dirige a personas mayores de 15 años y adopta distintos objetivos, contenidos y modalidades, tanto formales como no-formales. Los ministerios de educación suelen tener un departamento o una sección dedicada al tema; educación y capacitación de adultos se hace en verdad en la mayoría de ministerios. No obstante, en nuestros países ésta está generalmente invisibilizada y no se le presta atención. 

A menudo la educación de adultos ni siquiera es vista como parte del sistema educativo. Los perfiles educativos de los países con frecuenia se olvidan de hacer referencia a la educación de adultos. Llegan a lo sumo a niños, adolescentes y jóvenes. Esto sucede inclusive en informes y estudios de organismos internacionales. Cuando se habla de la oferta educativa de un país, muchas veces la educaación de adultos brilla por su ausencia.

Nadie pregunta o reclama por el presupuesto destinado a la educación de adultos, si se cumple o no con lo estipulado, si hay recortes o despidos.

La educación de las personas adultas no ha sido tema de preocupación y discusión durante la pandemia. La preocupación a propósito del cierre de las aulas y de la falta de conectividad y de condiciones para dar continuidad a la educación se concentra en los niños y en las escuelas, no se extiende a la educación de adultos. Las reflexiones y discusiones acerca del futuro de la educación post-pandemia se han centrado en la infancia, en la escuela y en las tecnologías.

Todo esto pese a que:

a) se reconoce la importancia de la educación de padres y madres para el bienestar de la familia y de los hijos, para su educación y desempeño escolar. Importancia documentada en numerosas investigaciones y evaluaciones;

b) se menciona cada vez más el Aprendizaje a lo Largo de la Vida (ALV);

c) los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) insisten en "no dejar a nadie atrás" y en "no dejar a nadie afuera";

d) la UNESCO propone ampliar el concepto de inclusión más allá de la discapacidad, incluyendo todos los factores de discriminación educativa, entre otros género, identidad étnica, situación socioeconómica, discapacidad, edad, ruralidad, situación migratoria, privación de libertad, etc.

¿Por qué la continuada invisibilidad de la educación de adultos?

Destaco aquí ocho cuestiones que contribuyen a dicha invisibilidad:

Asociación de educación (y de derecho a la educación) a infancia y a 'edad escolar'

Tradicionalmente se asocia educación a infancia e incluso derecho a la educación a infancia. No obstante, la educación y el derecho a la educación abarcan a niños, jóvenes y adultos. De hecho, la mayoría de constituciones mencionan la educación de adultos y la mayoría de países ofrecen programas de educación, capacitación y formación de personas adultas.

Asociación de educación a educación escolar

La palabra educación evoca educación escolar, sistema educativo. No hay conciencia o no se concibe que hay educación también fuera de las aulas, en el hogar, en la comunidad, en el trabajo, a través de los medios, del arte, del Internet, etc.

Invisibilización de la educación en el hogar 

La educación que se hace en el hogar es especialmente invisibilizada. Pese a afirmarse que "los padres son los primeros educadores", en realidad no se reconoce a la educación en el hogar como educación ni reconoce el papel clave que juegan los padres y la familia en general en el cuidado, la protección y educación de niños y niñas, especialmente en la primera infancia, la edad más importante de todas y la de los más grandes aprendizajes.

Comprensión limitada de "el interés superior del niño"

La educación de padres y madres tiene impacto directo y positivo sobre niños y niñas, como lo confirma abundante investigación desde hace muchos años. No obstante, personas e instituciones que se dedican al desarrollo y al cuidado infantil a menudo ven educación de niños y educación de adultos como opciones y prioridades en competencia antes que como intervenciones complementarias.

  Pobreza

Las personas adultas consideradas destinatarias de políticas y programas de educación de adultos son generalmente personas sin o con baja escolaridad, que no pudieron hacer o continuar sus estudios cuando niños debido a condiciones económicas y sociales adversas y que se deciden a hacerlo en la edad adulta. A la discriminación por el factor edad se agrega, en este caso, la discriminación por el factor pobreza.

 
Desatención a los resultados de investigación y al valor de la evidencia

Los beneficios personales, familiares y sociales de invertir en educación, capacitación y formación de las personas adultas son enormes y vienen siendo abundantemente documentados. No obstante, quienes toman las decisiones de política educativa muchas veces desconocen esa evidencia o, conociéndola, la pasan por alto. Muchas veces son los mismos que destacan la importancia de la evidencia en las decisiones de política.

 
Incomprensión del concepto de Aprendizaje a lo Largo de la Vida (ALV)

Aprendizaje a lo Largo de la Vida es un término cada vez más mencionado en el mundo de la educación pero no necesariamente comprendido. El ALV reconoce que el aprendizaje no tiene edad, que se inicia en el nacimiento y termina con la muerte, que se realiza dentro y fuera del sistema educativo, en múltiples espacios y a travñés de múltiples vías. El ALV es un nuevo paradigma para la educación en el siglo 21 propuesto por la UNESCO que, por tanto, abarca desde la primera infancia hasta la tercera edad.

 
Incomprensión del concepto de inclusión y del peso de la edad como factor de exclusión

Inclusión sigue asociándose fundamentalmente a discapacidad. Es así como se ha usado en las últimas décadas. Cuando se amplía su alcance a toda la educación, la edad suele no aparecer en el listado de factores de discriminación y exclusión educativa. Las sociedades han naturalizado que hay cierta edad para aprender, para escolarizarse, para cursar determinado nivel educativo, etc. Justamente dada esta naturalización, producto del prejuicio y del desconocimiento, la edad es un poderoso factor de discriminación y exclusión educativa en nuestras sociedades.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- Todo empieza en el hogar
- Derecho a la educación no es solo infancia y escuela
- El enfoque del Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida: Implicaciones para la política educativa en América Latina y el Caribe / The Lifelong Learning approach: Implications for education policy in Latin America and the Caribbean

Finlandia y la educación a distancia en línea


Foto: Catarina Stewen, This Is Finland

Comento aquí un artículo sobre Finlandia publicado en This Is Finland (agosto 2020), el cual describe el paso de la educación presencial a la educación a distancia en línea que ha venido dándose en Finlandia desde marzo de 2020 en el marco del COVIT-19. El artículo describe e ilustra la experiencia concreta de enseñanza en línea a estudiantes en sus casas. Incluyo abajo el artículo, en inglés.

Complemento el análisis con algunas referencias al estudio de la OCDE en torno a la información provista por los 79 países participantes en PISA 2018: OECD Policy Responses to Coronavirus (COVID-19). "Learning remotely when schools close: How well are students and schools prepared? Insights from PISA".

Finlandia ofrece condiciones excepcionales para la incorporación de la educación virtual a distancia propuesta en el marco de la pandemia, mientras se reabren las escuelas, entre otros dado que:

- la mayoría de hogares tiene Internet y algún dispositivo digital (Finlandia está en segundo lugar, después de Dinamarca, en acceso a Internet en el hogar; en el lugar 13 en acceso a computadoras en el hogar, y en tercer lugar en cuanto a contar con un espacio tranquilo de estudio en casa, según el estudio de la OCDE en torno a la prueba PISA 2018); 

- la mayoría de niños y niñas tiene un celular o acceso a uno en su familia;

- las escuelas están bastante bien equipadas en términos tecnológicos y han priorizado en años recientes la compra de computadoras portátiles como laptops y tablets, lo que hace posible que puedan prestarlas a los alumnos que no tienen una en casa;

- el sistema escolar viene haciendo uso de las tecnologías, por lo que tanto los profesores como los alumnos están familiarizados con ellas (el estudio de la OCDE advierte que la mayoría de países - incluida Finlandia - hacen un uso limitado de las tecnologías en clase y para fines de formación docente y gestión escolar);

- el currículo escolar es abierto y flexible, con amplio margen para definiciones y ajustes a nivel local, en cada municipio y plantel;

- los profesores gozan de gran autonomía.

No obstante, incluso en este contexto y con profesores cuidadosamente seleccionados y altamente formados como los finlandeses, pasar a la educación virtual a distancia ha significado para los profesores un arduo proceso de estudio y trabajo.

Los finlandeses tienen claro que no se trata de convertir la educación presencial en virtual, que se trata de dos modelos educativos muy diferentes.

Elementos fundamentales del modelo educativo finlandés han sido incorporados a la educación virtual, entre otros: el apego a un horario, el gusto por el aprendizaje, la importancia del movimiento, la actividad física y el juego, el trabajo en grupo y colaborativo (en este caso virtual), la combinación de diversos recursos de enseñanza y aprendizaje, el uso de la escritura a mano, la importancia de la música dentro del currículo, la flexibilidad curricular, la autonomía de los profesores y de los alumnos.

- El horario de estudio varía, como en la educación presencial, de acuerdo a la edad de los estudiantes.

- Las actividades estructuradas incluyen clases virtuales individuales y grupales, interacción entre pares, actividades de lectura y escritura en papel, actividades artísticas y de esparcimiento. Cada tanto hay actividades programadas que implican desconexión, ejercicio físico, juegos, baile, etc.

- Los alumnos trabajan con varios recursos: celular, laptop o tableta, textos escolares, cuadernos, lápices. Reciben instrucciones a través del celular, el correo electrónico o Whatsapp. Los textos escolares ocupan un lugar central; son los textos utilizados en las escuelas; se distribuyeron a los alumnos al inicio del confinamiento y son considerados un material auxiliar fundamental en el proceso de educación en línea. Vemos asimismo a una niña tomando clase de flauta a través del celular. 

- Los profesores también usan una variedad de recursos para la enseñanza en línea. Se mencionan: Qridi, Classroom, Meet and Duo de Google, Teams de Microsoft, Zoom, y WhatsApp.

- Cuatro reflexiones finales que considero importante compartir y destacar:

a) Los profesores trabajan más en el modelo en línea que en el modelo presencial (muchos creen, erradamente, que la educación virtual es algo relativamente simple de llevar a cabo).

b) Finlandia no ve los textos escolares y los materiales impresos en general como incompatibles con la educación en línea o como último recurso, cuando Internet no está disponible. Al contrario: los considera materiales auxiliares muy importantes en la educación en línea y a distancia.

c) Finlandia no abandona la escritura a mano; al contrario, la refuerza y se asegura de mantenerla viva en el sistema educativo (ver mi artículo: Dos malentendidos sobre la educación en Finlandia).

d) En promedio, en los países de la OCDE, una computadora adicional por estudiante en la escuela no resulta en mejoras en lectura sino más bien en desmejora (12 puntos menos en los puntajes de lectura en PISA), según el estudio mencionado de la OCDE. Conclusión: se requiere más que simplemente proveer tecnología para lograr mejores resultados de aprendizaje y llamado de alerta en tiempos en que la educación virtual tiende a pensarse como la solución a todos los problemas.
 

As Finnish teachers move classes online, family routines change



Families in Finland and all over the world are facing new challenges. Many parents now have more experience of working from home, and many children and educators are now well acquainted with distance learning. They are wondering if they will need to use those new routines in the future.

To slow the spread of the Covid-19 virus, the Finnish government decided that schools and universities should shut their doors in mid-March 2020. But the academic year didn’t end. And months later, when the following school year began, kids, parents, teachers and administrators were prepared for a situation that could change quickly.

In March 2020, Finnish teachers accomplished the incredible task of moving their classrooms online, many within just a few days. This situation continued until mid-May, and for some schools and certain age groups until the school year finished at the end of May. Whether in physical or digital classrooms, school remains an important part of life.

As we are updating this article, in mid-August 2020, the 2020–21 academic year is getting under way, and the Ministry of Education has stated that schooling will principally take place in physical classrooms, although schools of all levels will maintain flexibility to switch to solutions such as distance learning if the situation changes. Regional variations in the coronavirus situation may mean that different municipalities enact different measures to follow the guidelines of the ministry and of the Finnish Institute for Health and Welfare.

In April 2020, we visited a family and talked with teachers to see how distance learning was taking place in Finland. (All ages and school years mentioned here are correct as of that time.)

Third-grader Isabel, 10, continues to follow her usual lesson plan. School begins at 9 am sharp and ends at 1 pm, just like it normally would. Her teacher keeps to the lesson plan, uploading daily instructions on an app called Qridi, which Isabel accesses on her phone. She reads the instructions and gets to work.

First up today is geography: “Read pages 118–121 about Denmark and complete the questions in your workbook. Take a picture of your answers and upload it to your diary.”

Online classroom
A pile of schoolbooks, a phone and a laptop on a desk.
Between phone, laptop and actual, in-real-life schoolbooks, students are able to communicate with their teachers and keep up with their lessons. Photo: Catarina Stewen

At 9:30, it’s time for the day’s online meeting using Google Meet. Isabel logs on to Google Classroom on a tablet borrowed from her school. The screen lights up with the faces of all her friends.

The teacher asks them to mute their microphones and listen to her instructions. A “thumbs up” sign takes the place of a raised hand when a student wants to ask a question. They need to take turns, exactly as they would in a conventional class situation.

Teachers in Finland know that without breaks for exercise and movement, kids won’t be able to concentrate on their schoolwork. Usually this happens during 15-minute outdoor recesses at regular intervals throughout the day. Many experts believe that this plays a part in the Finnish education system’s success.

Today Isabel’s teacher includes a link to a dance-along video in the daily instructions, for the students to watch on their own. In addition to getting them moving and having fun, the song helps them practise English vocabulary and the maths concept of patterns.

Listening to lectures from a distance

A young man sitting on a beanbag chair, writing on a tablet.
We’re willing to bet that you won’t find a chair like this in any university lecture hall in any country.Photo: Catarina Stewen

Meanwhile, Isabel’s older brother Joakim logs on to his university’s online channel, tuning in for a lecture about software development. Åbo Akademi University, located in the southwestern Finnish city of Turku, has used web-based lectures regularly during the year, so the change is not that huge.

“Language classes have not been virtual until now,” he says. “The teacher uses Zoom to divide us into smaller groups for discussions, and visits each group to follow what we’re talking about, which works really well.”

Tech-savvy teachers

 
















And now for a brief intermission: Get up and move around! Teachers in Finland know that kids need recess and exercise, even during distance learning. One teacher recommended this American-produced video as a study break; it also helps with English and maths.
Video: GoNoodle

Transferring classes to an online environment overnight is not a simple task. Teachers have been working tirelessly to familiarise themselves with digital tools, learn new features and set them up.

“Luckily technology is widely used in normal teaching, which means that many programs and platforms are familiar to both students and teachers,” says one upper secondary school teacher in the eastern Finnish city of Joensuu.

“There are also many fun scholastic exercises you can find online, free of charge,” says Anders Johansson, who teaches math and science at Källhagen School in Lohja, a town about 50 kilometres (30 miles) west of Helsinki.

Many schools have IT support, and teachers compare notes and share experiences. For younger students, schools have called upon parents to assist in getting things up and running. Teachers are using various apps and tools for online teaching, including Qridi; Classroom, Meet and Duo by Google; Teams by Microsoft; Zoom; and WhatsApp.

The question of internet access

A young girl playing recorder, her phone and sheet music are on a music stand in front of her.
With a phone balanced on the music stand, instrument lessons have also moved online.Photo: Catarina Stewen

According to Statistics Finland, most Finnish homes have access to the internet and nearly all school-age children have mobile phones.

Younger students without their own smartphones have been able to borrow one or receive instructions on their parents’ phones.

Students still need paper and pencil: Schoolbooks, distributed earlier in the year, are used for daily schoolwork, even though instructions arrive by phone or are available online.

However, there are families without internet access, or those who speak other languages at home than the official languages Finnish and Swedish. This can complicate the process of accessing online solutions. “In some cases we have invited the family to school for practical instruction,” says Johanna Järvinen, principal of Ilpoinen School in Turku.

Schools can lend tablets or laptops normally reserved for classroom work to students for distance learning. The Finnish National Agency for Education, in cooperation with the business community, is also gathering used laptops for students who lack access to a computer.

Extended hours

A teacher standing in an empty classroom with two laptops and a schoolbook in front of her.
In an otherwise empty classroom in Helsinki, fourth-grade teacher Elina Heinonen teaches her students in distance learning sessions.Photo: Vesa Moilanen/Lehtikuva

Under the exceptional circumstances, normal working hours have not been sufficient for teachers.
“Planning, giving instructions and evaluating each student’s work takes much more time than in a normal class setting,” says Maria Kotilainen of Kyrkoby School in Vantaa, just north of Helsinki.

“Teachers have had to learn many new things in a very short period of time,” says Marica Strömberg, who works at Solbrinken School in Lohja. Another area of concern for teachers is the subset of students who, even under normal conditions, need extra learning support.

Keeping learning flowing

Ministers Katri Kulmuni, Anna-Maja Henriksson, Li Andersson and Tuula Haatainen in the Parliament.
In Parliament on April 2, 2020, Minister of Education Li Andersson (second from right) answers a question about distance learning. Also shown are Katri Kulmuni (left, Minister of Finance at the time), Minister of Justice Anna-Maja Henriksson, and Minister of Employment Tuula Haatainen (right).Photo: Markku Ulander/Lehtikuva.

Classes continue to follow the Finnish national curriculum, although the government has advised that teachers may lower the bar for achievement during this unusual time. Teachers, students and parents should not demand perfection of themselves, especially under these circumstances.

Minister of Education Li Andersson clarified in a press conference in early April that teachers are still responsible for verifying that kids are participating in their lessons, just as they would take attendance in a normal classroom. Andersson said that teachers should maintain channels of communication with the students and their homes.

The guarantee of high-quality education for all schoolchildren remains in effect. Whether online or brick-and-mortar, school attendance plays an important role in daily routines and in giving students a sense of security.

“Our target is to keep up with the schoolwork and continue to learn, just as usual,” says Ann-Britt Sandbacka, an elementary school teacher at Kyrkoby School.
By Catarina Stewen, April 2020, updated August 2020

Para saber más
- Rosa María Torres, Finlandia: Tecnologías en escuelas y bibliotecas

Todo empieza en el hogar





Este gráfico con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) lo circuló el Banco Mundial en Twitter, con el siguiente texto:

"Todo empieza en la escuela. La educación es clave para el logro de los ODS.
¿Quién más está de acuerdo?".

Respondí diciendo que no estoy de acuerdo. Cuando se trata de la educación, no es cierto que todo empieza en la escuela.


Todo empieza en el hogar.

A pesar de su papel fundamental, especialmente en la primera infancia, la 'educación en el hogar' o 'educación en la familia' suele ignorarse o dejarse al costado.

El paradigma del Aprendizaje a lo Largo de la Vida reconoce que el aprendizaje es un continuo que se inicia en el nacimiento. El Cuidado y el Desarrollo Infantil empieza oficialmente en el nacimiento y se extiende hasta el inicio del primer grado (UNESCO-GEM Report, Glosario 2020). Padres de familia, abuelos y cuidadores tienen el papel más importante en esta etapa inicial y fundamental en la vida.

Estudios y evaluaciones en todo el mundo ratifican de manera consistente que las condiciones del hogar son definitorias en el presente y en el futuro de niños y niñas. La educación de los padres tiene enorme impacto sobre la educación y el aprendizaje de los niños en la escuela; más del 50% del aprovechamiento escolar en pruebas estandarizadas nacionales e internacionales, incluida la prueba internacional PISA, está asociado al perfil y condiciones del hogar.

Millones de niños y niñas no van a la escuela o permanecen en ésta por poco tiempo. Para ellos, la familia y la comunidad son los ambientes principales de educación y aprendizaje.

La escuela no es el punto de partida del conocimiento. Cuando los niños llegan a la escuela, no son pizarras en blanco; saben muchas cosas. Algunas de las experiencias de aprendizaje más importantes y duraderas tienen lugar en la primera infancia. Sin tutores, los niños se convierten en hablantes competentes de su lengua. Saben muchas cosas sobre el mundo natural y el mundo social que les rodea, y han aprendido a interactuar con ellos de muchas maneras. La investigación muestra que valores y actitudes fundamentales se aprenden en estos primeros años de vida, antes de cualquier experiencia escolar.

El ingreso a la escuela puede ser muy tarde para muchas intervenciones. La malnutrición infantil es alta en muchos países entre niños de 2 a 5 años. La malnutrición crónica, si no se atiende a tiempo, condena a los niños a problemas físicos, emocionales y cognitivos que pueden afectarles por el resto de sus vidas.

Lectura y escritura no se inician en la escuela, como cree la mayoría de personas. La investigación muestra que el hogar y la comunidad local juegan un papel muy importante como estimuladores de la curiosidad y de los contactos iniciales con el mundo escrito. Las diferencias entre niños que provienen de hogares culturalmente ricos, donde se lee y se escribe y hay materiales de lectura, y niños que no los tienen resultan a menudo en diferencias importantes en términos de rendimientos escolares en el campo de la lectura y la escrittura en la escuela.

Así pues y recapitulando: cuando se trata de educación y aprendizaje, y visto con un enfoque de Aprendizaje a lo Largo de la Vida, resulta evidente que no todo empieza en la escuela. Todo empieza en el hogar y, por eso, necesitamos asegurarnos de proveer a las familias las mejores condiciones para criar y educar a sus hijos e hijas, lo que incluye condiciones dignas de vida y educación de padres y madres. 

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

Derecho a la educación no es solo infancia y escuela


Rosa María Torres

Arpilleras Ecuador - Common Threads Project


"Derecho a la educación" evoca generalmente infancia, escuela, acceso, gratuidad. Esta es una visión estrecha y atrasada del derecho a la educación, que viene siendo reconsiderada por los propios organismos de Naciones Unidas.

Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)

Artículo 26.

1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.


La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948:

- se refirió al derecho a la educación no como un derecho de niños y niñas sino de "toda persona".

- no mencionó solo la escuela y la educación primaria (educación elemental, definida como obligatoria) sino también la educación técnica y profesional, así como la educación superior, esta última accesible "en función de los méritos respectivos".

- estableció la gratuidad de la educación "al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental".

- en cuanto a los objetivos de la educación, adoptó como objetivo abarcador "el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respecto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales".

- consideró el derecho de los padres de familia a escoger el tipo de educación que desean dar a sus hijos.


Varias décadas han pasado desde la aprobación de esta Declaración, mucho ha cambiado el mundo desde entonces y mucho ha avanzado, conceptual y prácticamente, la educación, así como la comprensión de cómo funciona el cerebro humano y cómo opera el aprendizaje en diversas edades y ámbitos. El mundo virtual se agregó como un nuevo espacio y una nueva herramienta de (auto)educación y (auto)aprendizaje.


Hoy en día, el derecho a la educación:

▸ implica no solo gratuidad sino también calidad y pertinencia

▸ adopta la inclusión como elemento fundamental, ampliando la comprensión de lo inclusivo más allá de la discapacidad e incluyendo a TODOS, sin discriminación de ningún tipo

▸ se refiere no solo al acceso sino a la participación en las decisiones en torno a la educación y en el proceso educativo

▸ menciona expresamente a niños, jóvenes y adultos como sujetos del derecho a la educación, y advierte las inter-relaciones entre educación infantil y educación de adultos (el bienestar y la educación de niños y niñas depende en gran medida del bienestar y la educación de sus padres y cuidadores)

▸ incluye la educación en la primera infancia, etapa clave en la vida y el desarrollo de los niños, y la cual se realiza fundamentalmente en la familia y en la comunidad

▸ abarca no solo al sistema educativo sino también a la educación que tiene lugar fuera de las aulas (en la familia, la comunidad, el trabajo, a través de los medios, etc.). En 2016 la ONU declaró el acceso a Internet como un derecho humano. La resolución no fue adoptada por unanimidad y no es vinculante.

▸ admite cada vez más la posibilidad de combinar y complementar la presencialidad y el aprendizaje a distancia a través de diversos medios (radio, televisión, teléfono, impresos, internet, etc.)

▸ ubica en el centro el aprendizaje, el aprender a aprender, el derecho a aprender y al aprendizaje a lo largo (y ancho) de la vida, paradigma para la educación y los aprendizajes en el siglo XXI

▸ en agosto de 2020, en el marco de la pandemia, Naciones Unidas publicó el Informe de Políticas: La educación durante la COVID-19 y después de ella  (Policy Brief: Education during COVID-19 and Beyond) en el que llamó a los países a "expandir la definición del derecho a la educación para incluir la conectividad".

Para saber más


Presentación del libro de César Picón "Las Voces de Abajo"

10 de junio de 2020

Buenas tardes con todos y todas.

Es un gusto compartir con ustedes este acto de lanzamiento del libro de César Picón “Las Voces de Abajo: Para impulsar la Educación de las Personas Jóvenes y Adultas del Perú”. Un gusto por el autor, por el libro y por el momento en que sale a la luz.

El autor

Me une a César una larga amistad, una relación inicial de maestro-discípula convertida, con los años, en una relación profesional. Como siempre recuerdo y digo, César tiene mucho que ver en mi opción profesional por la alfabetización de adultos, junto con Pepe Rivero, otro gran amigo y educador peruano. Yo había trabajado en Nicaragua durante seis años, a raíz del triunfo de la revolución sandinista. De regreso en el Ecuador, me ví envuelta en la Campaña Nacional de Alfabetización “Monseñor Leonidas Proaño”, que acababa de lanzarse y en la que acepté ser Directora Pedagógica.

Fue ahí que conocí a César y a Pepe. César me propuso organizar y coordinar una red nacional de alfabetización en el Ecuador, cosa que hice, con entusiasmo. Desde entonces no he abandonado la educación de adultos. En los últimos 20 años he venido trabajando en el paradigma del Aprendizaje a lo Largo de la Vida, donde la educación de adultos ocupa un lugar muy importante pero ya no de manera aislada sino en sus inter-relaciones con todas las educaciones y con todas las edades, desde la primera infancia hasta el fin de la vida.

César es un autor prolífico y creativo, y un educador comprometido, apasionado con lo que hace. Sigue trabajando incansable en su afán por sacar adelante a la educación de jóvenes y adultos, por darle visibilidad nacional e internacional. Este libro es su último empeño en este sentido.

El libro

El libro es resultado de un proceso muy interesante de trabajo. Su núcleo son reuniones, conversaciones, debates, con personas y colectivos que hacen educación de jóvenes y adultos en el Perú. César hace del diálogo una herramienta central de construcción de conocimiento y de sentido. La participación de actores de base no tiene aquí solo valor testimonial; aspira a la búsqueda de relevancia, de juntar voluntades y lograr acuerdos básicos en la línea de construir política educativa, en este caso, política educativa nacional para el Perú.

Hay diversidad, discrepancias y también incoherencias en el conjunto de esos intercambios. Reflejan, al fin y al cabo, el pensamiento libre y vivo de la gente que hace educación en el terreno. El libro es, de muchos modos, un libro colectivo, de muchas voces, a las que César acoge, valora y da forma escrita, para que perduren en el tiempo.

En ese escuchar las voces de los de abajo hay una lección importantísima no solo para la investigación y para la construcción de conocimiento sino para el tratamiento de la política educativa. La buena política educativa es participativa, deliberativa, valora y recoge múltiples saberes, construye de entrada y en el camino condiciones de posibilidad. La usual verticalidad con que se toman las decisiones en educación, no solo a nivel local y nacional sino cada vez más a nivel global, viene mostrando claramente sus límites y su inoperancia. Es hora de poner freno a las visiones homogeneizantes y a las decisiones verticales, sin consulta ni participación de los involucrados en cada país, en cada región, en cada contexto.

El momento

El libro ve la luz en medio de una pandemia global y de un confinamiento prolongado al que todos nos hemos visto sometidos. Su lanzamiento, en forma virtual, refleja las particularidades de este momento.

Muchos ven en esta crisis una gran oportunidad para repensar la educación. En el centro de la preocupación se pone a los niños y al sistema escolar, sin una mirada amplia y sistémica de lo educativo. La educación de jóvenes y adultos, una vez más, no está siendo tenida en cuenta en la multiplicidad de encuentros virtuales que vienen realizándose en esta región y en el mundo en torno a los escenarios futuros. 

La pandemia obligó a una experiencia masiva de alojamiento de la educación escolar en los hogares, pidiendo ayuda a los padres de familia, mientras los sistemas escolares permanecían cerrados. No obstante, esa intensa experiencia familiar no es motivo de reflexión y análisis. ‘Educación en casa’ pasó a entenderse como ‘escolarización en casa’ (homeschooling, en inglés). Qué hemos aprendido en estos meses sobre el papel de los padres de familia en la educación y el aprendizaje de los hijos, sobre la relación familia-escuela, y sobre el potencial y las posibilidades del aprendizaje familiar, inter-generacional, no es tema de interés. Y es precisamente ahí donde tenemos ahora nuevos elementos para replantear y reposicionar la educación en la familia.

En el debate internacional, los adultos – padres y profesores - aparecen hoy mencionados sobre todo en relación al tema de la alfabetización y la formación digital. Si la educación virtual va a tener mayor importancia en el futuro, se advierte la necesidad de que los padres de familia se familiaricen con las tecnologías a fin de poder ayudar a los hijos con las tareas escolares. En otras palabras, educación de adultos entendida como educación de padres en función de la educación escolar de los hijos. Necesitamos participar en estas discusiones, reclamar un espacio para la educación de jóvenes y adultos, contribuir a ampliar y complejizar esa visión estrecha.

El rol de la comunidad no ha podido visualizarse cabalmente hasta hoy en la pandemia debido al confinamiento en casa, pero la educación comunitaria también deberá ser incorporada y repensada en el marco de la renovación educativa propuesta.

Para concluir diría que, en este momento crítico, el libro de César Picón puede contribuir de manera sustantiva, dentro y fuera del Perú, a la tarea colectiva de repensar la educación de jóvenes y adultos, ella también necesitada de grandes cambios, y a sacarla de su largo confinamiento.

Muchas gracias. Felicitaciones y un gran abrazo para César.


Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

¿Cuál educación del siglo 21?



Todos hablan del siglo 21:
- habilidades del siglo 21
- alumno del siglo 21
- educador del siglo 21
- escuela del siglo 21
- aula del siglo 21

Estrictamente, sin embargo, no existe 'la educación del siglo 21'.

▸ Estamos a inicios del siglo

Estamos a inicios del siglo y apenas si podemos visualizar una o dos décadas por delante. El mundo no pudo anticipar ni prepararse para la pandemia global en 2020. ¿Quién puede decir hoy cómo será el planeta, la vida humana y la educación en 2050? Nadie puede anticipar el decurso de los 100 años que componen un siglo y el de éste concretamente, marcado por la incertidumbre, los "cambios acelerados", las grandes crisis y catástrofes.

▸ ¿Cuál siglo 21?

- 1 de cada 4 personas vive en situación de pobreza multidimensional o es vulnerable a ella.
- 840 millones de personas viven sin electricidad.
- más de mil millones de personas en el mundo viven sin agua potable y 2 de cada 5 no cuentan con herramientas básicas para el lavado de manos.
- 43% de las escuelas del mundo no tienen instalaciones para el lavado de manos con agua y jabón (UNICEF, 2019)
- más de 40% de la población mundial no tiene ningún tipo de protección social.
- 6,5 mil millones de personas (85,5% de la población mundial) no tienen acceso a Internet rápido y confiable.
Fuente: ONU/PNUD, 2020


El "siglo 21" no es el mismo para todos.

Millones de personas en el mundo viven en condiciones de siglos anteriores, sin disfrutar las ventajas o padecer las desventajas de la modernidad, sin agua potable, letrinas, energía eléctrica, trabajo y vivienda dignos, alimentación adecuada, transporte, lectura y escritura, buena educación, acceso a servicios y a derechos ciudadanos básicos. En 2020, ante la necesidad de cerrar las escuelas, UNESCO y otros organismos recomendaron trasladar la escuela al hogar y continuar enseñando a distancia mediante educación virtual, pero la mitad de la población mundial tiene acceso a Internet y la otra mitad no lo tiene. El aprendizaje remoto basado en el Internet continúa siendo una posibilidad remota para muchos.

Las desigualdades - dentro de cada país, entre países, entre regiones, el Norte y el Sur - tienden a perpetuarse antes que a reducirse: pobreza y riqueza extremas, hiperconsumo y hambruna, sobreinformación para unos y cero información para otros, analfabetos y sobrecalificados, conectados y desconectados.

Como es evidente, no viven de igual modo "el siglo 21" quienes sobreviven con uno o dos dólares diarios (los millones que viven en "pobreza extrema") y quienes hacen parte de la Sociedad de la Información, la Sociedad del Conocimiento, la Sociedad Digital.

▸ ¿Cuál educación?

No existe la educación, en singular, como hecho universal y experiencia común compartida por la humanidad. Existen las educaciones, diversas como las realidades, las culturas, las ideologías, las aspiraciones de sectores y grupos humanos concretos.

La educación no está confinada en el sistema educativo: está la que se hace en el hogar y en la familia, la que transcurre en la comunidad, en el lugar de trabajo, a través de los medios, del arte, de la participación social, del servicio y la solidaridad, del contacto con la naturaleza, etc.

Las necesidades de aprendizaje y los aprendizajes se configuran en condiciones y en culturas específicas. No es posible pensar en realidades, necesidades y aspiraciones educativas homogéneas, y fórmulas iguales para todos.

El modelo de educación familiar y comunitaria desarrollado históricamente por los pueblos indígenas, el cual sigue vivo en muchos países, coexistiendo con el sistema dominante de educación formal, se guía por lógicas y epistemologías diferentes. No se trata solo de modelos educativos diferentes: se trata de sistemas alternativos de conocimiento.

En educación, en definitiva, no existe el modelo único para todos.

▸ ¿Educación del siglo 21?

La educación en el siglo 21 es diversa, situada históricamente en este siglo y geográficamente en múltiples lugares y culturas. No corresponde necesariamente al imaginario de "siglo 21" y sus correspondientes "necesidades de aprendizaje en el siglo 21" pensados como tales desde el Norte y desde los países desarrollados.

Millones de niños, jóvenes y adultos no han visto jamás una computadora ni saben qué hay detrás de una pantalla. Otros tantos millones no tienen idea de dónde vienen los alimentos que comen todos los días, no saben cómo se siembra y cosecha una papa, un tomate, un limón. Diferentes ignorancias, ignorancias ambas. 

▸ ¿Habilidades del siglo 21?
Foro Económico Mundial, The Future of Jobs, 2016
La mayoría de habilidades enlistadas hoy como "habilidades del siglo 21" aparecieron antes como "habilidades del siglo 20". Estos listados están generalmente pensados desde el Norte y desde una perspectiva urbana.

Las habilidades fundamentales para la vida y para el trabajo son diferentes para personas, grupos y trabajos diferentes. Niños, jóvenes y adultos en contextos de pobreza - la mayoría de la población mundial - enfrentan diariamente la lucha por la supervivencia y por la superación de la pobreza, y desarrollan habilidades esenciales para poder sobrevivir, ayudar y cuidar a sus familias, compartir y aprender en comunidad.

De hecho, como vemos, las "10 habilidades clave para el 2020" propuestas en 2016 por el Foro Económico Mundial, circuladas y adoptadas por millones de personas en el mundo, en el Norte y en el Sur, tienen poco que ver con las habilidades reales, prioritarias, requeridas por las personas en 2020 para lidiar con la pandemia del covid-19. 

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

El Ecuador y la digitalización de la educación


Rosa María Torres

(en proceso)

Foto: El País

La pandemia del coronavirus tomó al mundo por sorpresa. Los países debieron cerrar los sistemas educativos ante la necesidad del confinamiento y la distancia física entre las personas. La propuesta de UNESCO fue trasladar la escuela al hogar hasta que se reabran las escuelas, recurriendo a la educación virtual (online), contando con los profesores como mediadores a distancia y con la ayuda presencial de los padres de familia. Las estadísticas en 2018 indicaban, no obstante, que la mitad de la población mundial (51,2%) utilizaba internet y menos de la mitad de los hogares (43%) tenía un computador  (UIT, 2018). (Ver en este blog "2020: ¿Está el mundo preparado para la educación virtual?").

La realidad fue mostrando la complejidad de poner esto en práctica en medio de una pandemia, no solo en los países en desarrollo sino también en los desarrollados. Los problemas no son solo tecnológicos sino de toda índole y se acentúan en los países menos desarrollados, en los sectores pobres y en las zonas rurales.

Ningún país estaba preparado para implementar un sistema nacional de educación virtual operando desde el hogar. La pandemia expuso al rojo vivo las enormes desigualdades e inequidadaes tecnológicas y sociales que existen en el mundo y en de cada país.

La pandemia encontró a América Latina muy mal posicionada para el desafío. Su ecosistema digital tiene un desarrollo intermedio comparado con otras regiones del mundo. 67% de la población usa Internet, pero hay grandes diferencias entre países y dentro de cada país. En la mayoría de países la penetración de Internet es superior al 60% a nivel urbano, mientras que a nivel rural la penetración promedia el 10% de la población. 1 de cada 2 hogares tiene acceso a banda ancha fija. En cuanto a edades: entre los menores de 15 años el porcentaje de usuarios es menor al 50% en varios países y entre los mayores de 75 años el porcentaje no llega a más del 20%. El nivel de ingresos es determinante en el acceso a Internet. En los hogares hay creciente conectividad, pero Internet se usa por lo general solo como herramienta de comunicación y para redes sociales. "En otras palabras, la penetración de Internet per se no indica un elevado grado de resiliencia digital del hogar latinoamericano" (CAF/CEPAL, 2020).

La pandemia vino a mostrar los verdaderos avances en materia de conectividad y digitalización en los últimos años. Muchos países fueron descubriendo en la marcha los datos de acceso a Internet, equipamiento tecnológico en hogares y en escuelas, capacitación docente, competencias digitales, etc.

Frente a la recomendación de dar continuidad a la educación escolar desde el hogar mediante educación a distancia, los ministerios de educación en todo el mundo empezaron a diseñar planes multimedia incorporando no solo Internet sino también radio, televisión y materiales impresos. En América Latina éste es el caso por ejemplo de Argentina (Seguimos Educando), Perú (Aprendo en Casa), Colombia (Profe en Tu Casa) y Ecuador (Aprendiendo Juntos en Casa).

Tomado de: BID, La educación en tiempo de coronavirus, mayo 2020

Junto a las grandes brechas tecnológicas saltaron las grandes desigualdades en el plano educativo, especialmente entre educación pública y privada, y entre zonas urbanas y rurales.

El caso del Ecuador


El país que dejó Rafael Correa (2007-2017)

Ecuador 2018 - CONECTIVIDAD

▸ % Hogares con internet
: 37.2% nacional, 46.6% urbano, 16.1% rural


▸ % Hogares con computadora: 
24.5% de escritorio, 24.2% portátil, 11.2% de escritorio y portátil
▸ % Personas que usan internet
: 20.7% nacional, 20.5% urbano, 20.1% rural


▸ Lugar de uso de internet: 66.2% en el hogar a nivel nacional, 71.0% urbano, 49.1% rural
; 7.2% en instituciones educativas, 16.2% rural

▸ % Celulares activados: 59.0% nacional, 65.2% urbano, 46.0% rural


▸ % Teléfonos inteligentes: 41.4% nacional, 50.0% urbano, 23.3% rural

Fuente: INEC 2018



El Ecuador está mal posicionado no solo en equipamiento sino en competencias y usos de la digitalidad, tanto en las aulas como en el hogar. La pandemia mostró la gran brecha entre educación pública y educación privada en términos de acceso a Internet y equipamientos digitales. 6 de cada 10 ecuatorianos tiene un celular
; de ellos 5 tienen un teléfono inteligente. En los últimos años se distribuyeron en el país tabletas y laptops a estudiantes y a profesores, en medio de grandes pugnas políticas.

En el año 2020 existen 4.374.799 estudiantes entre educación básica y bachillerato. 3 millones (75%) van al sistema público, asistiendo a 150.000 planteles educativos. De ellos, 2 millones tienen conectividad; 1 millón no tiene computadora ni internet en sus casas o en sus móviles. De las 12.863 unidades educativas fiscales y fiscomisionales que hay en el país, 4.747 tienen acceso a internet (datos del Ministerio de Educación, 2020).

La sociedad ecuatoriana tiene un débil desarrollo de la educación a distancia y no acaba de asimilar en qué consiste la propuesta ni la complejidad de ponerla en marcha, en el medio de la pandemia.

- Se confunden las terminologías: "educación en casa", "educación a distancia", "educación virtual", "educación online", "educación digital", "teleducación", "telemática".

- Las expectativas sociales siguen girando en torno a lo virtual, asociándose educación a distancia con educación virtual, por lo que muchos están pendientes únicamente del acceso a computadoras y a internet, y no le dan importancia a lo que viene haciéndose y ofreciéndose a través de otros medios: radio, televisión y materiales impresos. De hecho, noticias y reportajes en los medios prácticamente no informan sobre estos últimos y, en su mayoría, se limitan a lamentar la falta de acceso a Internet.

- Muchos ecuatorianos siguen pensando que ésta es una iniciativa del Presidente Lenin Moreno, desconociendo (o no queriendo entender) que se trata de una iniciativa mundial y que muchos países en el mundo enfrentan problemas similares a los experimentados hoy en el Ecuador en términos de déficits de conectividad, equipamiento y capacitación. El gobierno no ha hecho tampoco esfuerzos por informar y clarificar al respecto a la población.

- Hay ideas simplificadoras y equivocadas acerca de cómo resolver el problema de conectividad, sobre todo en zonas rurales. Muchos creen que el asunto se resuelve fácilmente, distribuyendo laptops y/o teléfonos inteligentes, y financiando el servicio de Internet a los pobres. El problema se plantea únicamente en términos de acceso y no también en términos de calidad de la conexión y de los dispositivos y necesidad de capacitaación tanto de los profesores como de los padres de familia.  Resolver los déficits de conectividad en el país, de modo de asegurar la posibilidad de universalizar la educación virtual, es algo que tomará muchos años y que exigirá una fuerte inversión que el país por ahora no puede afrontar.

Por otra parte, dado el peso de la educación particular en el país (1.800.000 alumnos y 800.000 docentes involucrados), la voz cantante en las propuestas y en los reclamos es la de los sectores que tienen a sus hijos en planteles particulares, antes que la de la masa poblacional que usa la educación pública, en clara desventaja tecnológica y digital frente a la educación particular.

El Plan Educativo COVID-19: Aprendiendo Juntos en Casa

El portal del Plan Educativo COVID-19 contiene 840 recursos educativos, entre módulos, fichas, audios, videos, textos escolares digitales y acceso a recursos educativos abiertos de otros países, e incluye lineamientos para docentes, estudiantes y familias, para todos los niveles educativos. Este portal se activó en septiembre de 2019; a partir del 16 de marzo de 2020 fue adecuado para servir a la emergencia. Según el ministerio, a fines de marzo había 500.000 usuarios del portal con un promedio de 98.000 usuarios activos por día. 180.000 estudiantes accedían a la plataforma desde sus casas. Para los estudiantes de bachillerato se habilitó la plataforma Moodle, que cuenta con aulas virtuales y docentes.

La televisión tiene una penetración del 86% en el Ecuador. El ministerio viene produciendo un programa llamado Educa y ha creado uno nuevo, A-prenderLaTele. Se pretende utilizar 1.000 radios a nivel comunitario y nacional. Tanto en radio como en televisión, la transmisión dura entre 30 minutos y una hora diaria. Se busca llegar al 10% de los estudiantes con la plataforma digital, al 80% con radio y televisión, y al 10% restante con material impreso.




El ministerio organizó una oferta de capacitación docente en torno al manejo de las TIC. Más de 80 mil docentes se capacitaron virtualmente entre abril y mayo. La alfabetización digital de los docentes, el uso de las TIC para fines de formación y capacitación docente, y la preparación pedagógica de los docentes en torno a la educaación virtual no han recibido la debida atención en todos estos años, igual que ha sucedido en muchos otros países latinoamericanos.

Los docentes están disponibles mediante teletrabajo, desde sus hogares, y mantienen contacto con los alumnos y sus familias a través del teléfono, WhatsApp, correo electrónico o tutorías. Varias instituciones fiscales, particularesy fiscomisionales tienen sus propias plataformas. Las tareas que realizan los estudiantes en sus casas serán calificadas cuando reabran las escuelas.

En el marco de un convenio entre el Ministerio de Educación, Plan Internacional y UNICEF Ecuador
la Secretaría de Educación Intercultural Bilingüe (SESEIB) del ministerio ha venido elaborando y entregando 248.275 Guías de Autoaprendizaje para estudiantes de nacionalidades indígenas en sus lenguas ancestrales. Se han producido guías en Shuar (32.000), Achuar (1.360), Awa (220), Chachi (2.120), A´I Cofán (40), Épera (15), Sapara (20),  Shiwiar (40), Waorani (500), T´Sachila (540), Español (68.000) y Kichwa (143.420). 

El ministerio retomó la entrega de la Alimentación Escolar en las escuelas. Creó asimismo Brigadas de Contención Emocional a fin de acompañar a la comunidad educativa durante la emergencia sanitaria. Y ha continuado con la modalidad de Educación a Distancia-Virtual de la Campaña de Alfabetización, Educación Básica y Bachillerato "Monseñor Leonidas Proaño" TodosABC.

Hacer del hogar el lugar de estudio tiene complicaciones enormes. Se pide a los padres de familia asumir un rol nuevo y complejo para el que no están preparados y para el cual muchos no tienen tiempo, entre el teletrabajo, las tareas del hogar, el cuidado de varios hijos y, a menudo, de familias ampliadas. A esto se suma a menudo la falta de un espacio apropiado y de condiciones tecnológicas en hogares que no tienen o tienen malas conexiones de internet, que no tienen o que deben compartir una sola computadora o un solo celular entre varios. Las familias pobres enfrentan, como siempre, las situaciones más difíciles.

Desde la sociedad vienen organizándose iniciativas para reparar o recolectar computadoras usadas a fin de ponerlas a disposición de los niños y sus familias sobre todo en zonas rurales. Este es el caso, por ejemplo, de la campaña "Presta tu compu" en Cuenca. Estas iniciativas, valiosas, están lejos de poder resolver los problemas estructurales y de vieja data que enfrenta la educación rural.

Acceso a Internet, equipamiento y competencias digitales


Hemos recopilado y presentamos aquí información referida al equipamiento tecnológico y al acceso al internet, con especial atención a la situación de los hogares, eje de la propuesta en el marco de la pandemia. Hace falta información actualizada sobre la radio y la televisión (el Ecuador tiene una larga y rica experiencia de uso de la radio para fines educativos, especialmente en educación no-formal de jóvenes y adultos, que es importante recuperar y aplicar a la educación formal con niños y adolescentes). Falta también información sistematizada en torno a la educación virtual en las universidades.

Un dato preocupante, que debe llevar a reflexión nacional, es el uso que hacen los ecuatorianos de las plataformas digitales. Apenas 3.97% las usan para buscar información sobre salud y 9.09% para buscar información relacionada con educación. Estos porcentajes están entre los más bajos en la región (CAF, 2020). Esto ratifica que la mera disponibilidad de herramientas digitales no asegura nada; en el Ecuador falta algo muy importante y es el deseo de informarse, el deseo de aprender. Este es el punto de partida y sobre esta base hay que trabajar cualquier propuesta educativa.

Es indispensable mirar con detenimiento asimismo el uso de las redes sociales, en todas las edades. La popularidad de Facebook en el país (66.9% de los adultos usa FB) no puede ser vista como un indicador positivo sino más bien como un distractor de usos más sustantivos de internet y las redes.

Son temas críticos en el Ecuador y en toda la región la falta de preparación y experiencia docente en el manejo del mundo virtual, y las condiciones de estudio en los hogares, incluyendo los estragos del prolongado encierro y la violencia doméstica contra los niños y las mujeres, que ha incrementado en la situación de confinamiento.

Penetración de internet

En 2020 el Ecuador tiene una penetración de internet de 68,09%, por debajo del promedio de América Latina, 78,78% (CAF, 2020).
Fuente: CAF 2020
Cuentas de internet móvil y fijo

En diciembre de 2018 habían 9.342.814 líneas activas con acceso a la web.
En diciembre de 2019 eran 9.335.830.

En enero 2020 aumentaron a 9.449.826.

Fuente: Arcotel, 2020

Costos de datos móviles en América Latina

Según un estudio realizado por cable.co.uk, en América Latina el precio promedio de 1GB para usar Internet móvil es de USD 5,61 (2018).
El Ecuador está entre los países más caros en la región: USD 6,93.
Chile tiene la tarifa promedio más barata (USD 1,87) y Cuba la más cara (USD 12,58).
Fuente: Ekos, 2019
Banda ancha

La penetración de los servicios de Banda Ancha (BA) fija y móvil es solo un 10% y un 53%, respectivamente, por debajo del resto de países de la región (13% y 65%). Solo el 62% de la población está cubierta por redes de BA móvil de alta velocidad (en comparacción con 67% en ALC y 98% en los países de la OCDE). (Zapata Rivera et.al, feb. 2020).


Computadoras e internet en el hogar (2019)

En 2019, 45.5% de los hogares tenía acceso a internet a nivel nacional, 56.1% a nivel urbano y 21.6% a nivel rural (INEC, 2019).


51.8% de los hogares a nivel nacional contaba con una computadora, 23.3% de escritorio y 28.5% portátil.


Elaboración: Primicias

Resiliencia digital del hogar (CAF, 2020)

El índice de “resiliencia digital del hogar” se obtiene combinando cuatro indicadores:

• Número de apps relacionadas con el cuidado de la salud bajadas por año por habitante: se asume que si un usuario baja aplicaciones de salud es más proclive a utilizar internet para obtener información sobre comportamiento sanitario, evolución de la pandemia, puntos de realización de test, etc. (fuente: App Annie22).
• Número de apps educativas bajadas por año por habitante: se asume que la descarga de apps educativas provee una indicación de la capacidad para continuar proveyendo educación a niños en el hogar (fuente: App Annie).
• Número de plataformas fintech por millón de habitantes: se asume que la densidad de plataformas de fintech de un país esta naturalmente alineada con una demanda para realizar transacciones monetarias (fuente: Crunchbase)
• Porcentaje del comercio electrónico de todo el comercio minorista: indicador del uso de comercio electrónico para realizar operaciones de compra de comida y artículos de consumo en el hogar(fuente: Euromonitor)

El Indice de Resiliencia Digital del Hogar permite visualizar cuales son los países cuya población esta más preparada para afrontar la cuarentena sanitaria mediante la digitalización de hogares.
Fuente: CAF, 2020


Fuente: CAF, 2020


Acceso a teléfonos inteligentes

En 2018, 4 de cada 10 ecuatorianos tenía un teléfono inteligente (INEC, 2018).

Elaboración: Primicias

Agua, electricidad, internet y computadoras en los planteles educativos

"En las escuelas de muchos países de América Latina no hay ni electricidad ni internet. Unicamente alrededor del 40% de las escuelas del Ecuador y 6% del Paraguay disponen de acceso a ambos. Una excepción es el Uruguay, donde el 100% de las escuelas primarias tiene acceso a los dos servicios".
UNESCO / Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, Tema: Calidad, 2020.

Indicadores ODS 4.a.1b (2017)
Ecuador:

- escuelas primarias
agua potable 41.1%
electricidad 77.5%

internet 38.2%
computadoras 74.3%

- planteles de secundaria (primer ciclo)
agua potable 58.5%
electricidad 
86.2%

internet 65.9%
computadoras 92.1%

- planteles de secundaria (segundo ciclo)
agua potable 64.4%
electricidad 89.4%
internet 75.6%
computadoras 96.4%

Fuente: Información compilada por el Instituto de Estadísticas de la UNESCO (UIS)
http://uis.unesco.org/sites/default/files/documents/countryprofiles/EC.pdf
Infocentros

En el año 2020 existen en el país 888 infocentros comunitarios (863 infocentros y 25 megainfocentros) que ofrecen internet gratuito y capacitación. Están a cargo del Ministerio de Telecomunicaciones (MINTEL) y funcionan en las oficinas de los gobiernos parroquiales. Fueron iniciados en 2011 en el gobierno de Rafael Correa; se planeó llegar a contar con 1.200 infocentros. Varios están inactivos y actualmente están cerrados, no pueden utilizarse dada la cuarentena.
Elaboración: Primicias 
Fuente: MINTEL, 2020

Competencia digital de la población adulta (PIAAC, 16-65 años)

En los resultados del PIAAC (población de 16 a 65 años) el Ecuador obtuvo los más bajos niveles en resolución de problemas informáticos. Solo 5.2% de los adultos obtuvieron puntajes altos (niveles 2 y 3); en el caso de Perú 6.6% y de México 10.2% (OECD/INEVAL, 2019; OECD, 2019).

Esto indica que los niveles de alfabetización digital de la población son muy bajos. Asumimos que esto incluye a los docentes. No existe en el país información específica sobre el nivel de alfabetización y competencia digital de los docentes.
Fuente: OECD / INEVAL, 2019
Uso de redes sociales
Fuente: Latinobarómetro, 2018


Fuente: Lapop-Barómetro, 2019
Una mirada hacia el futuro

El Ecuador no tiene hoy por hoy condiciones para construir un sistema educativo virtual que llegue a todos y a todos los rincones del país. Tanto en materia de infraestructura y equipamiento como de competencias el país está lejos de la posibilidad de generalizar la educación virtual y muy cerca de la posibilidad de profundizar aún más las desigualdades y las brechas educativas entre zonas urbanas y rurales, educación privada y pública, ricos y pobres. Por lo demás, universalizar la educación virtual y, más aún, depender de ésta como la estrategia fundamental e incluso única, no es deseable, incluso si existieran las condiciones para hacerlo. La educación y el aprendizaje son hechos sociales, requieren la interacción con otros y la inmersión en el mundo real; los problemas asociados a la excesiva dependencia de las pantallas, al sedentarismo y al encierro han sido abundantemente analizados mucho antes del arribo de la pandemia.

Es evidente asimismo que el modelo de "aula en casa" ensayado durante el cierre de las escuelas es inapropiado no solo para el Ecuador sino a nivel mundial, como ya se señala internacionalmente. La educación en casa, en familia, es otra cosa, se rige por otra lógica y otra dinámica. Recurrir al hogar como (mal) sustituto de la escuela ha sido una medida de emergencia que no puede modelizarse ni sostenerse en el tiempo.

Salir del confinamiento no significa retornar a la "normalidad". Ciertamente, en educación no será posible volver al antes, malo o bueno. Las propias restricciones impuestas por la pandemia a futuro implican muchos cambios al sistema escolar y en muchos ámbitos: arquitectura, instalaciones, organización del espacio del aula y la escuela, organización del tiempo, recreos, alimentación, transporte, etc. Implicará asimismo cambios importantes en el currículo y en la pedagogía.

Se trata pues de imaginar y construir un modelo educativo basado en la experiencia anterior y que recupere las lecciones aprendidas en la pandemia. Es preciso repensar no solo la educación escolar sino también la educación familiar y la comunitaria.

- Un modelo educativo pensado y construido de abajo hacia arriba, reconociendo el valor no solo del saber experto sino también del saber común y del saber popular, el valor de la experiencia, de la convivencia familiar y comunitaria, contando con la participación de los educandos, los educadores, las familias, las comunidades, las organizaciones de base, los movimientos sociales. Esta es la única manera de construir un modelo pertinente, enraizado en las realidades de la gente y en sus necesidades, y potenciador de sus capacidades y talentos.

- Un modelo educativo que reconozca, respete y aliente la diversidad en todos los órdenes, respondiendo a la diversidad de realidades y necesidades, edades, culturas, lenguas, condiciones socio-económicas, estrategias y modalidades pedagógicas, etc.

- Un modelo educativo centrado en el aprendizaje, antes que en la enseñanza, atento a las necesidades, deseos e intereses de aprendizaje de educandos y educadores, más que a requisitos administrativos o burocráticos. Se trata de alentar la curiosidad, la pregunta, el juego, la exploración, el contacto con la naturaleza y su respeto, el cuidado de uno mismo y de los demás, la resolución creativa de problemas, la colaboración antes que la competencia.

- Un modelo educativo de base territorial, centrado en la comunidad local, que aprovecha y conecta los diversos espacios y recursos educativos y culturales presentes en la comunidad, promoviendo la conformación de una comunidad de aprendizaje viva, cohesionada y solidaria.

- Un modelo educativo que incluye y articula todas las educaciones - no solo la educación escolar sino la educación en casa, la educación en la comunidad, la autoeducación, la educación en el trabajo, a través de los medios, del arte, etc. -, todas las formas de aprendizaje - aprendizaje en contextos formales, no-formales e informales - y todas las edades - niños, adolescentes, jóvenes y adultos - en el marco del paradigma de Aprendizaje a lo Largo de la Vida.

- Un modelo educativo híbrido, que combine educación presencial y educación a distancia, entendiendo esta última como una educación multimedia, que utiliza y combina todos los medios al alcance: televisión, radio, internet y materiales impresos. Un modelo que, eventualmente, reintroduzca la radio como un medio educativo y cultural masivo en los nuevos tiempos, con nuevos roles, formatos y calidades, especialmente apropiados para las zonas y comunidades rurales.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- Comunidad de Aprendizaje
- Aprendizaje formal, no formal e informal
- Educaciones

Fuentes consultadas


Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (ARCOTEL), Ecuador, 2020
https://www.arcotel.gob.ec/

Ballesteros López, Tito y Martínez Matías, Graciela (coord.) ¡La radio vive! Mutaciones culturales de lo sonoro, CIESPAl, Quito, 2019.
https://ciespal.org/wp-content/uploads/2019/06/La_radio_vive.pdf

CAF/CEPAL. Las oportunidades de digitalización de América Latina frente al COVID-19. Observatorio CAF del ecosistema digital, abril 2020.
https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45360/4/OportDigitalizaCovid-19_es.pdf


INEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), Tecnologías de la Información y Comunicación, Encuesta Multipropósito 2019, Quito, 2019
https://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/Estadisticas_Sociales/TIC/2019/201912_Principales_resultados_Multiproposito_TIC.pdf

Ministerio de Educación del Ecuador, Plan Educativo COVID-19, 2020
https://recursos2.educacion.gob.ec/

Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Informaación (MINTEL), Ecuador, 2020
https://infocentros.mintel.gob.ec/


OECD, Skills Matter. Additional Results from the Survey on Adult Skills, Country Note: Ecuador, 2019
https://www.oecd.org/skills/piaac/publications/countryspecificmaterial/PIAAC_Country_Note_Ecuador.pdf

OECD / INEVAL, Resultados PIAAC. Competencias de la población adulta en el Ecuador - 2019, Quito, 2019
https://www.evaluacion.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2019/11/DIED_ResultadosPIAAC19_20191126.pdf

UIT/ITU (Unión Internacional de las Telecomunicaciones), Informe sobre Medición de la Sociedad de la Información, Resumen analítico 2018, Ginebra, 2018
https://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Documents/publications/misr2018/MISR2018-ES-PDF-S.pdf

UNESCO/UIS, Technical Cooperation Group on the Indicators for SDG 4, Target 4.a.

UNESCO/Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, Tema: Calidad, 2020
https://www.education-progress.org/es/articles/quality/

UNESCO / Blog de la Educación Mundial, Coronavirus: ¿los sistemas educativos podrían haber estado mejor preparados?, 19 marzo 2020
https://educacionmundialblog.wordpress.com/2020/03/19/coronavirus-los-sistemas-educativos-podrian-haber-estado-mejor-preparados/

UNESCO / Blog de la Educación Mundial, Covid-19: ¿Cómo está enfrentando Grecia el cierre de escuelas?, 16 abril 2020
https://educacionmundialblog.wordpress.com/2020/04/16/covid-19-como-esta-enfrentando-grecia-el-cierre-de-escuelas/

UNESCO / World Education Blog, Coronavirus: France has called for educational continuity, 15 April 2020.
https://gemreportunesco.wordpress.com/2020/04/15/coronavirus-france-has-called-for-educational-continuity/

Yaguana, Hernán. La radio ecuatoriana cumple 86 años de existencia
https://www.academia.edu/7533445/La_radio_ecuatoriana_cumple_85_a%C3%B1os_de_existencia

Primicias, Clases en la Costa iniciarán con dudas de padres y maestros, Quito, 16 abril 2020
https://www.primicias.ec/noticias/sociedad/inicio-clases-costa-dudas-padres-maestros/

Zapara Rivera, et.al. , Estado actual de las telecomunicaciones y la banda ancha en Ecuador, BID, Washington, D.C., febrero 2020.
https://publications.iadb.org/es/estado-actual-de-las-telecomunicaciones-y-la-banda-ancha-en-ecuador


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...