Mostrando entradas con la etiqueta UNESCO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta UNESCO. Mostrar todas las entradas

2020: ¿Está el mundo preparado para la educación virtual?


"Leaving no one behind means leaving no one offline."
"No dejar a nadie atrás significa no dejar a nadie desconectado".

- António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

¿Está el mundo preparado en 2020 para globalizar la educación virtual (online) desde el hogar, según lo propuesto por la UNESCO y otros organismos internacionales para hacer frente a la pandemia del COVID-19 y al cierre de los sistemas escolares debido al confinamiento? La respuesta es un clarísimo NO.

Muchos dicen que la pandemia vino a mostrar la magnitud de las brechas digitales en el mundo, pero lo cierto es que la información básica estaba ahí mucho antes de que apareciera el virus. Basta ver el sitio de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT) - agencia de Naciones Unidas especializada en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) -  y consultar su último informe mundial sobre la Medición de la Sociedad de la Información (2018). Este se refiere no solo al equipamiento y a los costos sino también al estado del conocimiento y las aptitudes necesarias para avanzar con las TICs en el mundo, y especialmente en los países menos desarrollados, para alcanzar la Agenda Conectar 2030.

Este es el panorama mundial cuando emerge la pandemia.
- En términos generales, la mitad de la población mundial usa Internet y menos de la mitad de los hogares tiene una computadora.
- "Estimaciones globales sugieren que 826 millones de estudiantes no tienen computadora en casa, 706 millones no tienen acceso al Internet en casa y 56 millones no tienen cobertura de redes móviles 3G/4G" (Instituto de Estadísticas de la UNESCO, 2020).
- 46% de las personas a nivel mundial dice haber usado Internet en los tres últimos meses (Our World in Data, 2000)
- En 2018, 57,8% de los hogares tenía conexión de Internet, 48,3% en los países en desarrollo y 17,8% en los Países Menos Desarrollados.
- En 2019, Internet tenía una penetración de 53,6% en el mundo. 86,6% de los usuarios estaba en los países desarrollados y 19,1% en los PMD.
- 58.0% de los usuarios a nivel mundial eran hombres y 48% mujeres.
- 6.500 millones de personas (85,5% de la población mundial) carecen de una conexión fiable a Internet de banda ancha (PNUD, abril 2020).
- En 40 de los 84 países para los cuales hay datos, menos de la mitad de la población tiene competencias digitales básicas como copiar un archivo o enviar un correo electrónico con un adjunto.
Los déficits no están solo en Africa Subsahariana, como suele destacarse, sino en todo el mundo, incluidos los países desarrollados que tienen también grandes desigualdades en su interior. A esto hay que agregar los grandes déficits y las grandes brechas educativas que persisten tanto en el Norte como en el Sur.
UNESCO
UNESCO

La brecha digital: Porcentaje de la población sin acceso a Internet

Taken from: UNICEF/Innocenti Center, 2020.


Porcentaje de hogares con acceso a Internet
Tomado de: Instituto de Estadísticas de la UNESCO, mayo 2020.

La Coalición Mundial por la Educación COVID-19 y la Comisión Internacional sobre los Futuros de la Educación

■ El 26 de marzo de 2020 la UNESCO anunció la creación de la Coalición Mundial para la Educación COVID-19 como "una iniciativa multisectorial para responder a las necesidades urgentes de la educación" durante la pandemia. La UIT es miembro de la Coalición. Otros miembros son Microsoft, Google, Amazon, Facebook, Zoom, Telefónica.

■ En la presentación de la Coalición, la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, afirmaba que "la escolarización en nuestro planeta se ha vuelto virtual".
"Más de 1.400 millones de estudiantes en todo el mundo están afectados por el cierre de escuelas debido a la pandemia del COVID-19. De la noche a la mañana hemos entrado en una nueva era de aprendizaje. La escolarización en nuestro planeta se ha vuelto virtual, impartida a través de las ondas y a banda ancha, o simplemente se ha interrumpido. El punto de partida no es el mismo para todos. El mayor peligro es que los niños de contextos desfavorecidos se queden sin educación. Y no podemos permitir que esto ocurra.

La magnitud de este desafío exige innovación, alianzas y solidaridad. Necesitamos actuar urgentemente y trabajar juntos al unísono. Por este motivo, la UNESCO presenta hoy la Coalición Mundial para la Educación COVID-19. Tenemos miembros de la familia de la ONU, organizaciones de la sociedad civil, empresas de comunicación, aliados en el campo de las tecnologías de la información. Han dado un paso muy importante para compartir su talento, herramientas y tecnología para abordar las deficiencias de contenido y conectividad. Juntos ayudaremos a los países a diseñar y desplegar soluciones innovadoras y sensibles al contexto que no excluyan a nadie. La educación no puede detenerse, es un derecho fundamental. Asegurémonos de que siga siéndolo a pesar de esta crisis. Aprendamos de la experiencia de esta crisis para el futuro de la educación. Muchas gracias". 
■ No obstante, más de un mes después de haber hecho públicas sus "Recomendaciones para educar online en tiempos de coronavirus" (18 de marzo 2020) la UNESCO alertaba: "Surgen alarmantes brechas digitales en el aprendizaje a distancia" (21 de abril 2020). Mencionaba, entre otros, que:
"La mitad de los alumnos – unos 826 millones de estudiantes – que no pueden asistir a la escuela debido a la pandemia de COVID-19 no tienen acceso a una computadora en el hogar y el 43% (706 millones) no tienen Internet en sus casas, en un momento en que se utiliza la educación a distancia por medios digitales para garantizar la continuidad de la enseñanza en la inmensa mayoría de los países. Estas cifras fueron recopiladas por el Equipo de Trabajo sobre Docentes, una alianza internacional coordinada por la UNESCO, sobre la base de los datos procedentes del Instituto de Estadística de la UNESCO y la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Las disparidades son particularmente profundas en los países de bajos ingresos: en África Subsahariana 89% de los alumnos no tienen acceso a computadoras de uso doméstico y 82% carecen de acceso a Internet.

Además, a pesar de que mediante los teléfonos móviles los estudiantes pueden acceder a la información y conectarse con sus profesores y sus compañeros, unos 56 millones de alumnos viven en lugares donde no llega la cobertura de las redes móviles, y casi la mitad de ellos se encuentran en el África Subsahariana".
■ Una semana antes, el 14 de abril, la Comisión Internacional sobre los Futuros de la Educación, creada por la UNESCO en septiembre de 2019, en su Declaración sobre el COVID-19 y la educación advertía que "pensar que el aprendizaje en línea es el camino a seguir para todos es ilusorio":
"En la renovación de la educación, la interacción humana y el bienestar deben ser prioridad. La tecnología ‐ en particular la tecnología digital que permite la comunicación, y la colaboración y el aprendizaje a distancia ‐ es un instrumento formidable y una fuente potencial de innovación. Sin embargo, debería preocuparnos, cada vez más, el hecho de que el traspaso a la enseñanza a distancia en línea exacerbe las desigualdades, no solo en el Sur global, sino también incluso en los rincones más dotados de recursos de todo el planeta. Debemos asegurarnos de que la digitalización no socave la privacidad, la libre expresión y la libre determinación en materia de información, ni conduzca a un control abusivo de ello. Pensar que el aprendizaje en línea es el camino a seguir para todos es ilusorio. Además de renovar el compromiso con el profesorado, deberíamos reconocer y fomentar el aprendizaje realizado en las familias y las comunidades".
 ■  Una encuesta realizada por la UNESCO en marzo-abril de 2020 entre los sistemas educativos de 61 países mostró la heterogeneidad de medidas que estaban tomando los países a raíz del cierre de las escuelas. En general, los gobiernos estaban tratando de organizar alguna forma de educación a distancia. 90% de los países/territorios con ingresos altos y 53% de los países/territorios con ingresos bajos y medios estaban utilizando plataformas existentes de aprendizaje en línea. La insuficiente capacidad de Internet aparecía como un obstáculo para todos los sistemas educativos. La electricidad era un problema en 42% de los sistemas educativos de los países/territorios con ingresos bajos y medios. La falta de competencias digitales/TIC adecuadas afectaba a 80% de los padres/educadores encargados de facilitar el aprendizaje en línea desde la casa, a 64% de los docentes y a 48% de los alumnos, en todos los niveles de ingresos.

■ Un análisis realizado por el Innocenti Center de UNICEF usando datos de acceso a la tecnología de encuestas de hogares así como información recabada en cada país por personal de UNICEF en 127 países mostró la amplitud y heterogeneidad de respuestas que venían dando los gobiernos al tomar conciencia de la brecha digital y de la imposibilidad de organizar planes educativos de emergencia contando únicamente con el Internet. 68% de los 127 países estaban organizando planes educativos de emergencia usando una combinación de medios digitales y no-digitales. 75% de ellos incluyeron la televisión, 73% el Internet, 58% la radio, 48% materiales impresos y 7% visitas domiciliarias.

El futuro escolar: ¿un sistema híbrido?

Organizar y tratar de implementar estos planes educativos multimedia no ha sido fácil, especialmente considerando que todo esto se hace en medio de una pandemia y desde los hogares, con los sistemas escolares cerrados y contando con la ayuda de las familias.

¿Qué pasará cuando los países dejen el confinamiento y reabran los sistemas escolares? Muchos imaginan la "nueva escuela" post-pandemia con un sistema híbrido, es decir, uno que combina educación presencial y a distancia y entendiendo esta última como educación virtual. Esta fue, de hecho, una de las Nuevas directrices para la reapertura segura de las escuelas elaboradas por UNESCO, UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Banco Mundial (30 abril 2020).

No obstante, el asunto está por verse y por verse caso por caso. Es claro que los sistemas escolares tampoco están preparados para la educación virtual ni en términos de equipamiento ni en términos curriculares, pedagógicos y de capacitación docente.

La fenomenal crisis económica que instala y dejará el coronavirus en el mundo, que se anticipa ya como una recesión global con gran pérdida de empleos y retrocesos importantes en los avances logrados en las últimas décadas en torno a la pobreza y la pobreza extrema, indica que no habrá recursos suficientes para tratar de universalizar, ahora sí, los recursos digitales en lugares donde nunca llegaron en épocas de prosperidad económica.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

El Ecuador y la digitalización de la educación


Rosa María Torres
(en proceso)
Foto: El Telégrafo



















La pandemia del coronavirus tomó al mundo por sorpresa. Los países debieron cerrar los sistemas educativos ante la necesidad del confinamiento y la distancia física entre las personas. La propuesta de UNESCO fue trasladar la escuela al hogar hasta que se reabran las escuelas, recurriendo a la educación virtual (online), contando con los profesores como mediadores a distancia y con la ayuda presencial de los padres de familia. Las estadísticas indican, no obstante, que la mitad de la población mundial (51,2%) utiliza internet y menos de la mitad de los hogares (43%) tiene un computador  (UIT, 2018). (Ver en este blog "2020: ¿Está el mundo preparado para la educación virtual?").

La realidad viene mostrando la complejidad de poner esto en práctica en medio de una pandemia, no solo en los países en desarrollo sino también en los desarrollados (la UNESCO registra, por ejemplo, las dificultades enfrentadas por países como Grecia y Francia). Los problemas, por supuesto, no son solo tecnológicos sino de toda índole y se acentúan en los países menos desarrollados, en los sectores pobres y en las zonas rurales.

Ningún país estaba y está preparado para implementar un sistema nacional de educación virtual operando desde el hogar. La pandemia expuso al rojo vivo las enormes desigualdades e inequidadaes tecnológicas y sociales que existen en el mundo y dentro de cada país.

América Latina está mal posicionada para el desafío. Su ecosistema digital tiene un desarrollo intermedio comparado con otras regiones del mundo. 67% de la población usa Internet, pero hay grandes diferencias entre países y dentro de cada país. En la mayoría de países la penetración de Internet es superior al 60% a nivel urbano, mientras que a nivel rural la penetración promedia el 10% de la población. En cuanto a edades: entre los menores de 15 años el porcentaje de usuarios es menor al 50% en varios países y entre los mayores de 75 años el porcentaje no llega a más del 20%. El nivel de ingresos es determinante en el acceso a Internet. En los hogares hay creciente conectividad, pero el Internet se usa por lo general solo como herramienta de comunicación y para redes sociales. "En otras palabras, la penetración de Internet per se no indica un elevado grado de resiliencia digital del hogar latinoamericano" (CAF/CEPAL, 2020).

La pandemia vino a mostrar los verdaderos avances en materia de conectividad y digitalización en los últimos años. Muchos países fueron descubriendo en la marcha los datos de acceso a Internet, equipamiento tecnológico en hogares y en escuelas, capacitación docente, competencias digitales, etc.

Frente a la recomendación de dar continuidad a la educación escolar desde el hogar mediante educación a distancia, los ministerios de educación en muchos países del mundo empezaron a diseñar planes multimedia que incorporan no solo Internet sino también radio, televisión y materiales impresos. En América Latina éste es el caso por ejemplo de Argentina (Seguimos Educando), Perú (Aprendo en Casa), Colombia (Profe en Tu Casa) y Ecuador (Aprendiendo Juntos en Casa).

Tomado de: BID, La educación en tiempo de coronavirus, mayo 2020

Junto a las grandes brechas tecnológicas han saltado las grandes desigualdades en el plano educativo, especialmente entre educación pública y privada, y entre zonas urbanas y rurales. En la mayoría de países, la virtualidad es muy baja y problemática en la zona rural.

El caso del Ecuador

Revisamos en este marco el caso del Ecuador, que - como otros países latinoamericanos - está mal posicionado, no solo en equipamiento sino en competencias y usos de la digitalidad, tanto en las aulas como en el hogar. La pandemia sacó a la luz la gran brecha entre educación pública y educación privada en términos de acceso a Internet y equipamientos digitales. 6 de cada 10 ecuatorianos tiene un celular
; de ellos 5 tienen un teléfono inteligente. En los últimos años se distribuyeron en el país tabletas y laptops a estudiantes y a profesores, en medio de grandes pugnas políticas.

Existen 4.374.799 estudiantes entre educación básica y bachillerato. 3 millones (75%) van al sistema público, asistiendo a 150.000 planteles educativos. De ellos, 2 millones tienen conectividad; 1 millón no tiene computadora ni internet en sus casas o en sus móviles. De las 12.863 unidades educativas fiscales y fiscomisionales que hay en el país, 4.747 tienen acceso a internet (datos del Ministerio de Educación).

La sociedad ecuatoriana tiene un débil desarrollo de la educación a distancia y no acaba de asimilar en qué consiste la propuesta ni la complejidad de ponerla en marcha, en tiempo record y en el medio de la pandemia.

- Se confunden las terminologías: "educación en casa", "educación a distancia", "educación virtual", "educación online", "educación digital", "teleducación", "telemática".

- Las expectativas sociales siguen girando en torno a lo virtual, asociándose educación a distancia con educación virtual, por lo que muchos están pendientes únicamente del acceso a computadoras y a internet, y no le dan importancia a lo que viene haciéndose y ofreciéndose a través de otros medios: radio, televisión y materiales impresos. De hecho, noticias y reportajes en los medios prácticamente no informan sobre estos últimos y, en su mayoría, se limitan a lamentar la falta de acceso a Internet.

- Muchos ecuatorianos siguen pensando que ésta es una iniciativa del Presidente Lenin Moreno, desconociendo (o no queriendo entender) que se trata de una iniciativa mundial y que muchos países en el mundo enfrentan problemas similares a los experimentados hoy en el Ecuador en términos de déficits de conectividad, equipamiento y capacitación. El gobierno no ha hecho tampoco esfuerzos por informar y clarificar al respecto a la población.

- Hay ideas simplificadoras y equivocadas acerca de cómo resolver el problema de conectividad, sobre todo en zonas rurales. Muchos creen que el asunto se resuelve fácilmente, distribuyendo laptops y/o teléfonos inteligentes, y financiando el servicio de Internet a los pobres. El problema se plantea únicamente en términos de acceso y no también en términos de calidad de la conexión y de los dispositivos y necesidad de capacitaación tanto de los profesores como de los padres de familia.  Resolver los déficits de conectividad en el país, de modo de asegurar la posibilidad de universalizar la educación virtual, es algo que tomará muchos años y que exigirá una fuerte inversión que el país por ahora no puede afrontar.

Por otra parte, dado el peso de la educación particular en el país (1.800.000 alumnos y 800.000 docentes involucrados), la voz cantante en las propuestas y en los reclamos es la de los sectores que tienen a sus hijos en planteles particulares, antes que la de la masa poblacional que usa la educación pública, en clara desventaja tecnológica y digital frente a la educación particular.

El Plan Educativo COVID-19: Aprendiendo Juntos en Casa

El portal del Plan Educativo COVID-19 contiene 840 recursos educativos, entre módulos, fichas, audios, videos, textos escolares digitales y acceso a recursos educativos abiertos de otros países, e incluye lineamientos para docentes, estudiantes y familias, para todos los niveles educativos. Este portal se activó en septiembre de 2019; a partir del 16 de marzo de 2020 fue adecuado para servir a la emergencia. Según el ministerio, a fines de marzo había 500.000 usuarios del portal con un promedio de 98.000 usuarios activos por día. 180.000 estudiantes accedían a la plataforma desde sus casas. Para los estudiantes de bachillerato se habilitó la plataforma Moodle, que cuenta con aulas virtuales y docentes.

La televisión tiene una penetración del 86% en el Ecuador. El ministerio viene produciendo un programa llamado Educa y ha creado uno nuevo, A-prenderLaTele. Se pretende utilizar 1.000 radios a nivel comunitario y nacional. Tanto en radio como en televisión, la transmisión dura entre 30 minutos y una hora diaria. Se busca llegar al 10% de los estudiantes con la plataforma digital, al 80% con radio y televisión, y al 10% restante con material impreso.




El ministerio ha organizado una oferta de capacitación docente en torno al manejo de las TIC. Más de 80 mil docentes se capacitaron virtualmente entre abril y mayo. La alfabetización digital de los docentes, el uso de las TIC para fines de formación y capacitación docente, y la preparación pedagógica de los docentes en torno a la educaación virtual no han recibido la debida atención en todos estos años, igual que ha sucedido en muchos otros países latinoamericanos.

Los docentes están disponibles mediante teletrabajo, desde sus hogares, y mantienen contacto con los alumnos y sus familias a través del teléfono, WhatsApp, correo electrónico o tutorías. Varias instituciones fiscales, particularesy fiscomisionales tienen sus propias plataformas. Las tareas que realizan los estudiantes en sus casas serán calificadas cuando reabran las escuelas.

En el marco de un convenio entre el Ministerio de Educación, Plan Internacional y UNICEF Ecuador
la Secretaría de Educación Intercultural Bilingüe (SESEIB) del ministerio ha venido elaborando y entregando 248.275 Guías de Autoaprendizaje para estudiantes de nacionalidades indígenas en sus lenguas ancestrales. Se han producido guías en Shuar (32.000), Achuar (1.360), Awa (220), Chachi (2.120), A´I Cofán (40), Épera (15), Sapara (20),  Shiwiar (40), Waorani (500), T´Sachila (540), Español (68.000) y Kichwa (143.420). 

El ministerio retomó la entrega de la Alimentación Escolar en las escuelas. Creó asimismo Brigadas de Contención Emocional a fin de acompañar a la comunidad educativa durante la emergencia sanitaria. Y ha continuado con la modalidad de Educación a Distancia-Virtual de la Campaña de Alfabetización, Educación Básica y Bachillerato "Monseñor Leonidas Proaño" TodosABC.

Hacer del hogar el lugar de estudio tiene complicaciones enormes. Se pide a los padres de familia asumir un rol nuevo y complejo para el que no están preparados y para el cual muchos no tienen tiempo, entre el teletrabajo, las tareas del hogar, el cuidado de varios hijos y, a menudo, de familias ampliadas. A esto se suma a menudo la falta de un espacio apropiado y de condiciones tecnológicas en hogares que no tienen o tienen malas conexiones de internet, que no tienen o que deben compartir una sola computadora o un solo celular entre varios. Las familias pobres enfrentan, como siempre, las situaciones más difíciles.

Desde la sociedad vienen organizándose iniciativas para reparar o recolectar computadoras usadas a fin de ponerlas a disposición de los niños y sus familias sobre todo en zonas rurales. Este es el caso, por ejemplo, de la campaña "Presta tu compu" en Cuenca. Estas iniciativas, valiosas, están lejos de poder resolver los problemas estructurales y de vieja data que enfrenta la educación rural.

Acceso a Internet, equipamiento y competencias digitales

Hemos recopilado y presentamos abajo información referida al equipamiento tecnológico y al acceso al internet, con especial atención a la situación de los hogares, eje de la propuesta en el marco de la pandemia. Hace falta información actualizada sobre la radio y la televisión (el Ecuador tiene una larga y rica experiencia de uso de la radio para fines educativos, especialmente en educación no-formal de jóvenes y adultos, que es importante recuperar y aplicar a la educación formal con niños y adolescentes). Falta también información sistematizada en torno a la educación virtual en las universidades.

Un dato preocupante, que debe llevar a reflexión nacional, es el uso que hacen los ecuatorianos de las plataformas digitales. Apenas 3.97% las usan para buscar información sobre salud y 9.09% para buscar información relacionada con educación. Estos porcentajes están entre los más bajos en la región (CAF, 2020). Esto ratifica que la mera disponibilidad de herramientas digitales no asegura nada; en el Ecuador falta algo muy importante y es el deseo de informarse, el deseo de aprender. Este es el punto de partida y sobre esta base hay que trabajar cualquier propuesta educativa.

Es indispensable mirar con detenimiento asimismo el uso de las redes sociales, en todas las edades. La popularidad de Facebook en el país (66.9% de los adultos usa FB) no puede ser vista como un indicador positivo sino más bien como un distractor de usos más sustantivos de internet y las redes.

Son temas críticos en el Ecuador y en toda la región la falta de preparación y experiencia docente en el manejo del mundo virtual, y las condiciones de estudio en los hogares, incluyendo los estragos del prolongado encierro y la violencia doméstica contra los niños y las mujeres, que ha incrementado en la situación de confinamiento.

Penetración de internet

En 2020 el Ecuador tiene una penetración de internet de 68,09%, por debajo del promedio de América Latina, 78,78% (CAF, 2020).
Fuente: CAF 2020
Cuentas de internet móvil y fijo

En diciembre de 2018 habían 9.342.814 líneas activas con acceso a la web.
En diciembre de 2019 eran 9.335.830.

En enero 2020 aumentaron a 9.449.826.

Fuente: Arcotel, 2020

Costos de datos móviles en América Latina

Según un estudio realizado por el sitio cable.co.uk, en América Latina el precio promedio de 1GB para usar Internet móvil es de USD 5,61 (2018).
El Ecuador está entre los países más caros en la región: USD 6,93.
Chile tiene la tarifa promedio más barata (USD 1,87) y Cuba la más cara (USD 12,58).
Fuente: Ekos, 2019
Infocentros

En el año 2020 existen en el país 888 infocentros comunitarios (863 infocentros y 25 megainfocentros) que ofrecen internet gratuito y capacitación. Están a cargo del Ministerio de Telecomunicaciones (MINTEL) y funcionan en las oficinas de los gobiernos parroquiales. Fueron iniciados en 2011 en el gobierno de Rafael Correa; se planeó llegar a contar con 1.200 infocentros. Varios están inactivos y actualmente están cerrados, no pueden utilizarse dada la cuarentena.
Elaboración: Primicias 
Fuente: MINTEL, 2020
Computadoras e internet en el hogar

En 2018, 37,2% de los hogares a nivel nacional tenía acceso a internet, 46.6% a nivel urbano y 16,1% a nivel rural (INEC, 2018).

Fuente: INEC, 2018
En 2018, 11,2% de los hogares tenía computadora (PC o portátil) y 37,2% tenía internet (INEC, 2018. Los datos se mantienen desde 2017).

En 2018, el porcentaje de hogares con acceso a internet incrementó: 14,7 puntos porcentuales a nivel nacional; 15,2 puntos en el área urbana y 11,3 puntos en el área rural.

En 2018, el porcentaje de hogares con computadora portátil se ubicó en 24,2%; aumentó 10,3 puntos porcentuales.

Pichincha es la provincia con mayor porcentaje de hogares conectados al internet (53,7 %), seguida de Azuay (51,0 %), Imbabura (44,3 %), Guayas (38,2 %) y Manabí (27,0 %).

Elaboración: Primicias

Resiliencia digital del hogar (CAF, 2020)

El índice de “resiliencia digital del hogar” se obtiene combinando cuatro indicadores:

• Número de apps relacionadas con el cuidado de la salud bajadas por año por habitante: se asume que si un usuario baja aplicaciones de salud es más proclive a utilizar internet para obtener información sobre comportamiento sanitario, evolución de la pandemia, puntos de realización de test, etc. (fuente: App Annie22).
• Número de apps educativas bajadas por año por habitante: se asume que la descarga de apps educativas provee una indicación de la capacidad para continuar proveyendo educación a niños en el hogar (fuente: App Annie).
• Número de plataformas fintech por millón de habitantes: se asume que la densidad de plataformas de fintech de un país esta naturalmente alineada con una demanda para realizar transacciones monetarias (fuente: Crunchbase)
• Porcentaje del comercio electrónico de todo el comercio minorista: indicador del uso de comercio electrónico para realizar operaciones de compra de comida y artículos de consumo en el hogar(fuente: Euromonitor)

El Indice de Resiliencia Digital del Hogar permite visualizar cuales son los países cuya población esta más preparada para afrontar la cuarentena sanitaria mediante la digitalización de hogares.
Fuente: CAF, 2020


Fuente: CAF, 2020


Acceso a teléfonos inteligentes

En 2018, 4 de cada 10 ecuatorianos tenía un teléfono inteligente (INEC, 2018).

Elaboración: Primicias

Electricidad e internet en los planteles educativos

"En las escuelas de muchos países de América Latina no hay ni electricidad ni internet. Unicamente alrededor del 40% de las escuelas del Ecuador y 6% del Paraguay disponen de acceso a ambos. Una excepción es el Uruguay, donde el 100% de las escuelas primarias tiene acceso a los dos servicios".
UNESCO / Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, Tema: Calidad, 2020.

Indicador del ODS 4.a.1b

En el caso del Ecuador:

- escuelas primarias
electricidad 78%

internet 38%

- planteles de secundaria (primer ciclo)
electricidad 
86%

internet 66%

- planteles de secundaria (ciclo superior)
electricidad 89%
internet 76%

Escuelas primarias con computadoras con fines pedagógicos

En 2018, el 74,87% de las escuelas primarias contaba con computadoras con fines pedagógicos (UNESCO/UIS, 2019)



Competencia digital de la población adulta (PIAAC, 16-65 años)

En los resultados del PIAAC (población de 16 a 65 años) el Ecuador obtuvo los más bajos niveles en resolución de problemas informáticos. Solo 5.2% de los adultos obtuvieron puntajes altos (niveles 2 y 3); en el caso de Perú 6.6% y de México 10.2% (OECD/INEVAL, 2019; OECD, 2019).

Esto indica que los niveles de alfabetización digital de la población son muy bajos. Asumimos que esto incluye a los docentes. No existe en el país información específica sobre el nivel de alfabetización y competencia digital de los docentes.
Fuente: OECD / INEVAL, 2019
Uso de redes sociales
Fuente: Latinobarómetro, 2018


Fuente: Lapop-Barómetro, 2019
Una mirada hacia el futuro

El Ecuador no tiene hoy por hoy condiciones para construir un sistema educativo virtual que llegue a todos y a todos los rincones del país. Tanto en materia de infraestructura y equipamiento como de competencias el país está lejos de la posibilidad de generalizar la educación virtual y muy cerca de la posibilidad de profundizar aún más las desigualdades y las brechas educativas entre zonas urbanas y rurales, educación privada y pública, ricos y pobres. Por lo demás, universalizar la educación virtual y, más aún, depender de ésta como la estrategia fundamental e incluso única, no es deseable, incluso si existieran las condiciones para hacerlo. La educación y el aprendizaje son hechos sociales, requieren la interacción con otros y la inmersión en el mundo real; los problemas asociados a la excesiva dependencia de las pantallas, al sedentarismo y al encierro han sido abundantemente analizados mucho antes del arribo de la pandemia.

Es evidente asimismo que el modelo de "aula en casa" ensayado durante el cierre de las escuelas es inapropiado no solo para el Ecuador sino a nivel mundial, como ya se señala internacionalmente. La educación en casa, en familia, es otra cosa, se rige por otra lógica y otra dinámica. Recurrir al hogar como (mal) sustituto de la escuela ha sido una medida de emergencia que no puede modelizarse ni sostenerse en el tiempo.

Salir del confinamiento no significa retornar a la "normalidad". Ciertamente, en educación no será posible volver al antes, malo o bueno. Las propias restricciones impuestas por la pandemia a futuro implican muchos cambios al sistema escolar y en muchos ámbitos: arquitectura, instalaciones, organización del espacio del aula y la escuela, organización del tiempo, recreos, alimentación, transporte, etc. Implicará asimismo cambios importantes en el currículo y en la pedagogía.

Se trata pues de imaginar y construir un modelo educativo basado en la experiencia anterior y que recupere las lecciones aprendidas en la pandemia. Es preciso repensar no solo la educación escolar sino también la educación familiar y la comunitaria.

- Un modelo educativo pensado y construido de abajo hacia arriba, reconociendo el valor no solo del saber experto sino también del saber común y del saber popular, el valor de la experiencia, de la convivencia familiar y comunitaria, contando con la participación de los educandos, los educadores, las familias, las comunidades, las organizaciones de base, los movimientos sociales. Esta es la única manera de construir un modelo pertinente, enraizado en las realidades de la gente y en sus necesidades, y potenciador de sus capacidades y talentos.

- Un modelo educativo que reconozca, respete y aliente la diversidad en todos los órdenes, respondiendo a la diversidad de realidades y necesidades, edades, culturas, lenguas, condiciones socio-económicas, estrategias y modalidades pedagógicas, etc.

- Un modelo educativo centrado en el aprendizaje, antes que en la enseñanza, atento a las necesidades, deseos e intereses de aprendizaje de educandos y educadores, más que a requisitos administrativos o burocráticos. Se trata de alentar la curiosidad, la pregunta, el juego, la exploración, el contacto con la naturaleza y su respeto, el cuidado de uno mismo y de los demás, la resolución creativa de problemas, la colaboración antes que la competencia.

- Un modelo educativo de base territorial, centrado en la comunidad local, que aprovecha y conecta los diversos espacios y recursos educativos y culturales presentes en la comunidad, promoviendo la conformación de una comunidad de aprendizaje viva, cohesionada y solidaria.

- Un modelo educativo que incluye y articula todas las educaciones - no solo la educación escolar sino la educación en casa, la educación en la comunidad, la autoeducación, la educación en el trabajo, a través de los medios, del arte, etc. -, todas las formas de aprendizaje - aprendizaje en contextos formales, no-formales e informales - y todas las edades - niños, adolescentes, jóvenes y adultos - en el marco del paradigma de Aprendizaje a lo Largo de la Vida.

- Un modelo educativo híbrido, que combine educación presencial y educación a distancia, entendiendo esta última como una educación multimedia, que utiliza y combina todos los medios al alcance: televisión, radio, internet y materiales impresos. Un modelo que, eventualmente, reintroduzca la radio como un medio educativo y cultural masivo en los nuevos tiempos, con nuevos roles, formatos y calidades, especialmente apropiados para las zonas y comunidades rurales.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- Comunidad de Aprendizaje
- Aprendizaje formal, no formal e informal
- Educaciones

Fuentes consultadas


Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (ARCOTEL), Ecuador, 2020
https://www.arcotel.gob.ec/

Ballesteros López, Tito y Martínez Matías, Graciela (coord.) ¡La radio vive! Mutaciones culturales de lo sonoro, CIESPAl, Quito, 2019.
https://ciespal.org/wp-content/uploads/2019/06/La_radio_vive.pdf

CAF/CEPAL. Las oportunidades de digitalización de América Latina frente al COVID-19. Observatorio CAF del ecosistema digital, abril 2020.
https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45360/4/OportDigitalizaCovid-19_es.pdf


INEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), Tecnologías de la Información y Comunicación, Encuesta Multipropósito 2018, Quito, 2018
https://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/Estadisticas_Sociales/TIC/2018/201812_Principales_resultados_TIC_Multiproposito.pdf

Ministerio de Educación del Ecuador, Plan Educativo COVID-19, 2020
https://recursos2.educacion.gob.ec/

Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Informaación (MINTEL), Ecuador, 2020
https://infocentros.mintel.gob.ec/


OECD, Skills Matter. Additional Results from the Survey on Adult Skills, Country Note: Ecuador, 2019
https://www.oecd.org/skills/piaac/publications/countryspecificmaterial/PIAAC_Country_Note_Ecuador.pdf

OECD / INEVAL, Resultados PIAAC. Competencias de la población adulta en el Ecuador - 2019, Quito, 2019
https://www.evaluacion.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2019/11/DIED_ResultadosPIAAC19_20191126.pdf

UIT/ITU (Unión Internacional de las Telecomunicaciones), Informe sobre Medición de la Sociedad de la Información, Resumen analítico 2018, Ginebra, 2018
https://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Documents/publications/misr2018/MISR2018-ES-PDF-S.pdf

UNESCO/UIS, Technical Cooperation Group on the Indicators for SDG 4, Target 4.a.

UNESCO/Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, Tema: Calidad, 2020
https://www.education-progress.org/es/articles/quality/

UNESCO / Blog de la Educación Mundial, Coronavirus: ¿los sistemas educativos podrían haber estado mejor preparados?, 19 marzo 2020
https://educacionmundialblog.wordpress.com/2020/03/19/coronavirus-los-sistemas-educativos-podrian-haber-estado-mejor-preparados/

UNESCO / Blog de la Educación Mundial, Covid-19: ¿Cómo está enfrentando Grecia el cierre de escuelas?, 16 abril 2020
https://educacionmundialblog.wordpress.com/2020/04/16/covid-19-como-esta-enfrentando-grecia-el-cierre-de-escuelas/

UNESCO / World Education Blog, Coronavirus: France has called for educational continuity, 15 April 2020.
https://gemreportunesco.wordpress.com/2020/04/15/coronavirus-france-has-called-for-educational-continuity/

Yaguana, Hernán. La radio ecuatoriana cumple 86 años de existencia
https://www.academia.edu/7533445/La_radio_ecuatoriana_cumple_85_a%C3%B1os_de_existencia

Primicias, Clases en la Costa iniciarán con dudas de padres y maestros, Quito, 16 abril 2020
https://www.primicias.ec/noticias/sociedad/inicio-clases-costa-dudas-padres-maestros/


Futuros de la educación: imaginación y aspiración



Arjun Appadurai, Conferencia central en la UNESCO, Paris, 25 sep. 2019
https://www.youtube.com/watch?v=rdJ5iX8DlBo (1:02:13)

Los Futuros de la Educación
Aprender a convertirse

Una iniciativa mundial para replantear cómo el conocimiento y el aprendizaje
pueden conformar el futuro de la humanidad y del planeta.

Programa

Transcripción del inglés y traducción de la conferencia al español por
Rosa María Torres


Todos hemos visto que en el mundo que está emergiendo nuestros principales desafíos no tienen fronteras nacionales. El pensamiento global es la necesidad del momento en áreas tales como el big data, el clima, la seguridad, la enfermedad, la migración, el control de armas, para mencionar algunas de las más visibles.

En el momento actual debemos reconocer la importancia de la juventud, tanto demográficamente como políticamente. También necesitamos reconocer el auge del populismo y del extremismo político que están emergiendo en muchas partes del mundo. La inequidad persiste alrededor del mundo. Los avances en el aprendizaje de las máquinas, la inteligencia artificial o la biotecnología levantan preguntas profundas acerca de lo que significa, y significará en el futuro, ser humano.

Los beneficios de los avances y la innovación tecnológica no están siendo compartidos de un modo justo alrededor del mundo y, como han argumentando el Secretario General de las Naciones Unidas y otros, aquí y en otros lados, la crisis ambiental y del clima no son hoy solo discusiones académicas sobre el futuro sostenible sino cuestiones de supervivencia, de vida o muerte.

La educación es un recurso vital para hacer frente a estos desafíos y muchos otros. Y las metas amplias de Naciones Unidas y de la UNESCO convergen en una visión que junta democracia y desarrollo. Pero gran parte del pensamiento sobre el desarrollo en el siglo 21 no ha estado orientado por objetivos democráticos. Se ha basado en la idea de que el conocimiento, el expertise y la definición de metas deben ser transferidos de un pequeño grupo de tecnócratas a un gran grupo de receptores que no tienen las capacidades para diseñar sus propios futuros.

En tiempos recientes, esta idea de un desarrollo impulsado por expertos ha sido desafiado por ideas tales como la planificación participativa, los recursos locales de conocimiento, y la toma de decisiones descentralizada. No obstante, en lo que se refiere a la educación el énfasis sigue estando todavía en habilidades comercializables antes que en la imaginación y la anticipación.

Para la mayor parte de la población mundial, y especialmente para las regiones y países más pobres del mundo, el mayor obstáculo para lograr el desarrollo es el débil reconocimiento de su capacidad para definir sus propios futuros y para imaginar el buen vivir en sus propios términos. Esta capàcidad de aspirar está pobremente desarrollada.

Cuando las comunidades vulnerables imaginan sus propios futuros juntan su capacidad de anticipar y su capacidad de aspirar. Ningún ser humano, ninguna comunidad, carece de estas capacidades. Pero la pobreza, la inseguridad y la marginación institucionalizada no les ha permitido construir estas capacidades. Así, los educadores de todas las edades, tamaños, formas y colores tienen una tarea vital de construir la capacidad de los jóvenes, los pobres y los marginados de imaginar, anticipar y aspirar.

Hay muchas maneras de construir estas capacidades. Muchos de ustedes están procurándolo como decisores de políticas, activistas o profesores. Quiero agregar aquí mis propias ideas a fin de remover la olla y enriquecer la mezcla de posibilidades para nuestras visiones colaborativas.

En mi opinión, el recurso más importante y escaso que podemos ofrecer como educadores es la capacidad de generar nuevo conocimiento. Generalmente pensamos en la generación de nuevo conocimiento como monopolio de las universidades y como la capacidad de académicos con posgrados. Estas son las personas a las que usualmente nos referimos como investigadores, descubridores de nuevo conocimiento.

Vemos la investigación como una práctica difícil, esotérica y de élite que requiere años de educación primaria, secundaria y terciaria, pero yo creo que necesitamos reconocer el derecho a la investigación como un derecho humano y como un derecho universal. Cualquier adulto alfabetizado debería tener el derecho y los medios para producir nuevo conocimiento y para hacerlo de manera cuidadosa, sistemática y rigurosa. 



¿Por qué es importante democratizar la capacidad de investigar y producir nuevo conocimiento localmente, sin depender solo de la educación/formación formal de posgrado? La respuesta es: los problemas del mundo pueden ser planetarios, pero las maneras en que se presentan en ciudades, regiones y países especificos son intensamente locales.

Democratizar la capacidad de investigar y de producir nuevo conocimiento requiere mucho apoyo de los financistas, académicos, científicos y planificadores tradicionales. Ciertamente, los grupos marginales no pueden hacerlo solos pero se trata de una capacidad vital a desarrollar entre los jóvenes del mundo puesto que ellos están en el ojo de la tormenta y son los primeros que enfrentan los problemas globales, por lo que debemos empoderarlos para que sean los primeros en generar soluciones.

Es un honor para mí ser parte de esta nueva iniciativa de Los Futuros de la Educación. Nos desafío a todos nosotros a pensar de manera profunda en los desafíos y las oportunidades que vemos hoy y en el horizonte. Y nos invito a pensar cómo podemos habilitar a las personas a aspirar en sus propios términos, a construir sus propias capacidades para imaginar, aspirar, actuar, anticipar, abogar e intervenir. Seguramente es así como damos forma a estos futuros de la educación.

Más sobre Arjun Appadurai
http://www.arjunappadurai.org/publications/#articles
https://www.traficantes.net/libros/el-futuro-como-hecho-cultural
– “El tema relevante es: ricos vs. pobres”
https://disonancias-zapata.blogspot.com/2019/05/arjun-appadurai-el-tema-relevante-es.html
- El derecho a participar en el trabajo de la Imaginación | Arjun Appadurai en entrevista con Arjen Mulder
http://insite.org.mx/wp/nota-2/

Textos relacionados en este blog
- Rosa María Torres, Incidir en educación

Futures of Education: Imagination and aspiration




Arjun Appadurai, Keynote speech at UNESCO, Paris, 25 sep. 2019,
https://www.youtube.com/watch?v=rdJ5iX8DlBo (1:02:13)

The Futures of Education
Learning to become

A global initiative to reimagine how knowledge and learning
can shape the future of humanity and the planet.

Programme
We all have seen that in the world that is emerging our biggest challenges have no national boundaries. So, global thinking is the need of the moment in such areas as big data, climate, security, disease, migration, and arms control, to name some of the most visible ones.

In our current moment we need to recognize the importance of youth, both demographically and politically. We also need to recognize the rise of populism and of political extremism that are now caring in far too many parts of the world. Inequality remains persistent and pervasive around the world. Advances in machine learning, artificial intelligence or biotechnology rise profound questions about what it means, and will mean in the future, to be human.

The benefits of technological advances and innovation are not being shared around the planet in a just manner and as the Secretary General of the United Nations and others have powerfully argued here and elsewhere the environmental and climate crisis are not just academic discussions for future sustainability but are life and death survival issues today.

Education is indeed a vital resource in addressing all of these challenges and many others. And the broad goals of the UN and UNESCO converge on a vision that brings together democracy and development. But much thinking on development in the 21st century has not been driven by democratic goals. It has been based on the idea that knowledge, expertise and goal-setting have to be transferred from a small group of technocrats to a large group of recipients who lack the capacity to design their own futures.

In recent times, this idea of expert-driven development has been challenged by ideas of participatory planning, local knowledge resources, and decentralized decision-making but as far as education is concerned there is still an emphasis on marketable skills rather than on imagination and anticipation.

For the majority of the world's population and especially those in the poorer regions and countries in the world the biggest obstacle to achieving development is the weak recognition of their capacity to define their own futures and to imagine the good lives in their own terms. This capacity to aspire is poorly developed. 



When vulnerable communities imagine their own futures they bring together their capacity to anticipate and their capacity to aspire. Nor human being, nor human community lacks these capacities but poverty, insecurity and institutionalized marginalization have not let them build these capacities. So, vital tasks for educators of all ages, sizes, shapes and colors will be to build the capacity of the young, the poor and the marginal to imagine, to anticipate and to aspire.



There are many ways that these capacities could be built. Many of you are pursuing them as policy- makers, activists or teachers. I want to add my own thoughts here in order to stir the pot and enrich the mix of possibilities for our collaborative visions.

In my view, the most important and most scarce resource we can provide as educators is the capacity to generate new knowledge. We generally think of the generation of new knowledge as a monopoly of universities and as the capacity of the postgraduate scholars and faculty among them. These are the people we usually refer to as researchers, discoverers of new knowledge.

We see research as a difficult, esoteric and elite practice which requieres years of primary, secondary and tertiary education, but I believe that we need to recognize the right to research as a human and a universal right. Any literate adult should have the right and the means to produce new knowledge and to do so in a careful, systematic and thorough manner. 



Why is it important to democratize the capacity to conduct research and produce new knowledge locally, without depending on the sphere of formal postgraduate education training alone? The answer is: the world’s problems may be planetary but the ways in which they are fed specific cities, regions and countries is intensely local.

Democratizing the capacity to conduct research and to produce new knowledge requieres a great deal of support from traditional funders, scholars, scientists and planners. It indeed cannot be done by marginal populations on their own but it is a vital capacity to develop among the younger citizens of the world for they are in the eye of the storm and they are the firtst to face the world's global problems, so we must empower them to be the first to generate solutions.

It is an honour to be part of this new initiative on the Futures of Education. I challenge us all to think deeply on the challenges and opportunities that we see now and on the horizon. And I invite us all to think about how we can enable people to aspire in their own terms, how to enable people to build their own capacities, to imagine, to aspire, to act, anticipate, advocate, and intervene. Surely this is how we shape these many futures.

Ciudades educadoras y ciudades del aprendizaje



Montevideo. Museo Rodante, Ciudades Educadoras.
Intervención sobre fotografía del Grupo de Series Históricas del Centro de Fotografía de Montevideo (CdF)
realizada por alumnos de la Escuela Artigas.

En 1990 inició el movimiento de Ciudades Educadoras. Más de veinte años después, en 2012, arrancó la iniciativa de Ciudades del Aprendizaje. Varias ciudades miembros de la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (AICE) ahora son también miembros de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO. ¿Cuál es la diferencia entre una ciudad educadora y una ciudad del aprendizaje? Como veremos, hay elementos comunes y elementos diferentes en sus respectivos idearios, según lo definido por sus respectivos propulsores. Hay además otras iniciativas urbanas como con las Ciudades Amigas de la Infancia de UNICEF y la Red de Ciudades del Niño de Francesco Tonucci. Y hay ciudades que pertenecen a dos o más de estas redes.


Ciudades Educadoras
• "Es una ciudad que tiene como objetivo constante aprender, intercambiar, compartir y, por lo tanto, enriquecer la vida de sus habitantes: una ciudad que se educa para educar y que incorpora a personas de todas las edades a la formación a lo largo de la vida. El concepto lleva implícita la necesidad de realizar una tarea sensibilizadora, recuerda a la ciudadanía que es una responsabilidad compartida conseguir una ciudad pacífica, democrática, justa. Por otra parte, recuerda a quienes ejercen el poder político y la gestión de gobierno la responsabilidad de garantizar el derecho a la ciudad digna".
- En: Municipalidad de Rosario, Ciudades Educadoras.

• "No hay una única respuesta para esta pregunta, pero podemos decir que una ciudad educadora es consciente de que con sus políticas y acciones puede educar o deseducar. Es una ciudad que apuesta por la educación como estrategia de transformación social que atraviesa las diferentes etapas de la vida de la ciudadanía. Promueve la participación y el trabajo colaborativo entre el conjunto de actores que la integran. Y se compromete día a día a generar acciones para mejorar la calidad de vida de sus habitantes".
- Respuesta dada en Twitter en agosto de 2019 en la cuenta @CE_AmLatina a mi pregunta de qué se entiende por ciudad educadora.

Ciudades Educadoras se inició como movimiento en 1990, en el I Congreso Internacional de Ciudades Educadoras, realizado en Barcelona. En 1994 el movimiento se formalizó como Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (AICE) en el III Congreso realizado en Bolonia. En la actualidad (2019) hay 493 ciudades miembros en 36 países de todos los continentes. Se realizan congresos internacionales cada dos años.

La sede de la AICE está en Barcelona. Las entidades colaboradoras son la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, y Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU). A fin de trabajar las problemáticas de América Latina, en 1996 se creó la Delegación Cono Sur, la cual se convirtió en Delegación de América Latina en 1999 dado el creciente número de gobiernos locales interesados en incorporarse a la Asociación. La responsabilidad regional fue asumida por la Municipalidad de Rosario, en Argentina.

La AICE se define a sí misma como "una estructura permanente de colaboración entre los gobiernos locales comprometidos con la Carta de Ciudades Educadoras, que es la hoja de ruta de las ciudades que la componen. Cualquier gobierno local que acepte este compromiso puede convertirse en miembro activo de la Asociación, con independencia de sus competencias administrativas".

La Carta de Ciudades Educadoras fue aprobada en el I Congreso Internacional de Ciudades Educadoras (Barcelona, 1990) y revisada en el III Congreso (Bolonia, 1994) y en el VIII Congreso (Génova, 2004).

La Carta se fundamentó en la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948); el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966); la Convención sobre los Derechos de la Infancia (1989); la Declaración Mundial sobre Educación para Todos (1990) y la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural (2001).

Algunos puntos planteados en la Carta:

• las ciudades tienen elementos educadores y deseducadores.

• se privilegia a niños y jóvenes como sujetos de educación y formación, pero se prevé la incorporación de personas de todas las edades a la formación a lo largo de la vida.

• necesidad de promover condiciones de plena igualdad para que todos puedan sentirse respetados y ser respetuosos, capaces de diálogo.

• se aspira a la construcción de una sociedad del conocimiento sin exclusiones, lo que incluye el acceso de toda la población a las tecnologías de la información y la comunicación.

• las ciudades educadoras tienen instituciones educativas formales así como intervenciones no-formales (con intencionalidad educativa fuera de la educación reglada) e informales (no intencionales ni planificadas).

• las personas deben formarse para su adaptación crítica y participación activa en los retos y posibilidades de la globalización, desde el mundo local y en la complejidad mundial, y para mantener su autonomía ante la desbordante información controlada desde centros de poder económico y político.

• niños y jóvenes han dejado de ser protagonistas pasivos de la vida social y de la ciudad. La Convención de las Naciones Unidas del 20 de noviembre de 1989, que desarrolla y considera vinculantes los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos los ha convertido en ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho.

Las ciudades educadoras incluyen a niños, jóvenes y adultos. Algunas de ellas dan protagonismo a niños y niñas, y toman elementos de La ciudad de los niños, creada y liderada por Francesco Tonucci en Fano, Italia (la cual, a su vez, tiene su propia Red Internacional de la Ciudad de los Niños).

Algunas palabras claves del ideario de las ciudades educadoras son derechos, civismo, convivencia, espacio público, cultura, ocio, formación permanente, inclusión social, participación, sostenibilidad, servicios públicos, solidaridad (ver video). La metáfora de "la ciudad como una gran escuela" es adoptada por varias ciudades.

A raíz de la aprobación mundial de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la AICE adoptó los ODS como un marco de trabajo con los gobiernos locales, especialmente el ODS 4 dedicado a la educación: "Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos".

Varias ciudades miembros de la AICE son actualmente también miembros de la Red de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO.


Ciudades del Aprendizaje 
• "Una Ciudad del Aprendizaje es una ciudad que moviliza sus recursos de manera efectiva en todos los sectores para promover un aprendizaje inclusivo desde la educación básica hasta la superior; revitaliza el aprendizaje en las familias y las comunidades; facilita el aprendizaje para y en el lugar de trabajo; extiende el uso de modernas tecnologías de aprendizaje; mejora la calidad y la excelencia en el aprendizaje; y alimenta una cultura de aprendizaje durante toda la vida".
- UIL. 2013. Características Fundamentales de las Ciudades del Aprendizaje
- UIL. 2015. Liberar el potencial de las comunidades urbanas. Estudios de caso de doce ciudades del aprendizaje

En 2012 el Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo largo de Toda la Vida (UIL) empezó a desarrollar su iniciativa “Ciudades del Aprendizaje”. Entre el 3 y el 5 de julio de 2012 el UIL organizó un taller de consulta en torno al concepto ciudad del aprendizaje en el que participaron el Observatorio PASCAL, la Fundación Bertelsmann, CISCO Systems, la Comisión de Educación Municipal de Beijing, el Centro Nacional de Investigación para el Desarrollo de la Educación en China, la Universidad de Kuwait, el Consorcio de Educación Superior del Cabo, algunos expertos del UIL y varios consultores.

 El trabajo en el taller se apoyó en estos documentos:

• Índice del Desarrollo Humano (IDH) del PNUD (2007).
• Marco Revisado para el Monitoero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ONU, 2008).
• Metodología para la Evaluación del Conocimiento (Knowledge Assessment Methodology - KAM)  del Banco Mundial (2012).
• Índice para una Vida Mejor, OCDE (2012).
• El Futuro que Queremos – Informe RIO+20 (ONU, 2012).
• Una nueva alianza mundial: erradicar la pobreza y transformar las economías a través del desarrollo sostenible (ONU, 2013).
• Agenda de Desarrollo post-2015: Metas, objetivos e Indicadores (Centro de Innovación para la Gobernanza Internacional y el Instituto de Desarrollo de Corea, 2012).

Inspirados en la lista de pautas para el desarrollo de indicadores en el Análisis y Balance de la Inclusión Social en un Contexto Global (ONU, 2010), se definieron los siguientes criterios para el desarrollo de las Características Fundamentales de las Ciudades del Aprendizaje:

• Ambiciosas pero alcanzables: alcanzar el objetivo marcado es un progreso significativo, por tanto la meta a alcanzar reflejada en cada característica debe de ser realista.
• Cruciales: cada característica debe reflejar un valor, prioridad o cuestión crucial.
• Relevantes: cada característica debe ajustarse a su propósito, de modo que cumpliendo dicha característica se alcance un objetivo clave.
• Claras y entendibles: las características deben ser fáciles de entender para todos los interesados y hacer sentido a cualquier persona.
• Fáciles de evaluar: las características deben evaluarse con datos disponibles o con datos que puedan obtenerse a través de encuestas.
• Válidas y confiables: la gente debe confiar en la información provista por dichas características.

A partir de este taller, el UIL elaboró un segundo borrador que fue presentado en la primera reunión del Grupo de Expertos en el Desarrollo de Ciudades del Aprendizaje, realizada en Hangzhou, China. En abril-mayo de 2013 el UIL consultó a algunos expertos y a varias ciudades acerca de la relevancia de las características fundamentales y acerca de la viabilidad de la recolección de los datos. El 4–5 de junio de 2013 el UIL organizó una segunda reunión en Jeju Island, Corea del Sur. Aquí se siguió trabajando en las Características Fundamentales de las Ciudades del Aprendizaje. El listado de las 42 características puede verse aquí.

El UIL seleccionó algunas ciudades en cada una de las regiones para hacer un pilotaje, el cual se completó en septiembre de 2013.

En 2015 la UNESCO estableció un galardón bianual para Ciudades del Aprendizaje. El galardón es un reconocimiento al progreso realizado por las ciudades en la perspectiva del Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida y una manera de fomentar y compartir buenas prácticas en el seno de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO. Para optar al galardón, las ciudades deben ser miembros de la Red. Los ganadores son seleccionados por un jurado internacional. El galardón se concede a un máximo de seis ciudades por región y a una ciudad por país.

En 2019 la Red integraba a 170 ciudades en ciudades en 53 países. 19 de estas ciudades están en América Latina y 1 en el Caribe: Villa María (Argentina), Contagem, Julio Borges, Jobotao dos Guarapes, Sorocaba y Sao Paulo (Brasil), Cali y Medellín (Colombia), San José (Costa Rica), Cuenca, Guayaquil y Quito (Ecuador), Cantaranas y Marcovia (Honduras), Ciudad de México y Santiago (México), Ybycuí (Paraguay), Miraflores (Perú) y Phillipsburg (Saint Marteen). Las dos ciudades más grandes de América Latina están incluidas: México y Sao Paulo.

Tomado de: UIL, Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO. Documentos guía, 2015.

El concepto de ciudad del aprendizaje desarrollado por el UIL está vinculado al concepto de aprendizaje a lo largo de toda la vida (ALTV) que viene desarrollando la UNESCO desde los 1970s y proponiéndolo, desde los 1990s, como nuevo paradigma para la educación en el siglo XXI. En el marco del ALTV el UIL destaca el aprendizaje en el sistema formal (todos los niveles, desde la primera infancia), en la familia y la comunidad, en el lugar de trabajo, y a través de las TIC, así como la mejoría en la calidad del aprendizaje y el desarrollo de una cultura del aprendizaje.

Puesto que la misión del UIL es la educación y el aprendizaje de jóvenes y adultos y la educación no-formal, tanto el concepto de ALTV como el de ciudad de aprendizaje han estado centrados en jóvenes y adultos. Más recientemente, no obstante, el UIL y la UNESCO en general vienen incorporando a los niños en la noción de ALTV.

El concepto de ciudad del aprendizaje sigue siendo trabajado por el UIL y adaptado a las nuevas circunstancias. En años recientes se adoptó el marco de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular el ODS 4 ("Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos") y el ODS 11 (“Conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”). En 2017 se elaboró una Guía de Acción en torno a Ciudades del Aprendizaje y los ODS. En 2018 se preparó un tutorial sobre Cómo construir una ciudad del aprendizaje. Inclusión, equidad y sostenibilidad son categorías que adquirieron relieve de cara al IV Congreso Internacional de Ciudades del Aprendizaje (Medellín, 1-3 octubre 2019), centrado en el tema de la inclusión.

El ideario de las Ciudades Educadoras está contenido en la Carta de Ciudades Educadoras (1990); el ideario de las Ciudades del Aprendizaje está contenido en las Características Fundamentales de las Ciudades del Aprendizaje (2013). Ambos han venido experimentando ediciones y cambios.

Igual que sucede con las Ciudades Educadoras, ninguna de las Ciudades del Aprendizaje aceptadas y galardonadas por el UIL cumple con todos los requisitos establecidos para esta designación. El propio ALTV es un paradigma en construcción, una propuesta compleja que implica revisiones de fondo para la política y la práctica educativas, y que aún no ha sido cabalmente conceptualizado, comprendido e incorporado ni en los países desarrollados ni en los países en desarrollo. De hecho, cada ciudad galardonada reúne ciertas características que la hacen única dentro de la red. A través de esta iniciativa, se trata más bien de estimular el desarrollo de las características identificadas por el UIL como fundamentales.

Ambas, Ciudades Educadoras y Ciudades del Aprendizaje, se refieren a todos (niños, jóvenes y adultos) así como a aprendizajes en formales, no-formales e informales. Ambas destacan el aprovechamiento de las TICs como herramientas de educación y aprendizaje. En el ideario original de las Ciudades Educadoras no se habló de aprendizaje a lo largo de la vida sino de formación permanente. Ambas están hoy vinculadas a la Agenda 2030 y los ODS, en el caso de las Ciudades Educadoras específicamente al ODS 4, en el de las Ciudades del Aprendizaje también al ODS 11.

En ambos casos, Ciudades Educadoras y Ciudades del Aprendizaje, encontramos los usuales problemas de comprensión y traducción que no diferencian educación, enseñanza, aprendizaje, conocimiento, educación a lo largo de la vida y aprendizaje a lo largo de la vida. En la revisión documental que hicimos para escribir este artículo encontramos, por ejemplo, que las ciudades del aprendizaje son llamadas ciudades del conocimiento en algunos documentos de la propia UNESCO, y que las ciudades educadoras son a menudo traducidas al inglés como learning cities, contribuyendo de este modo a la confusión antes que a la clarificación conceptual.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...