Presentación del libro de César Picón "Las Voces de Abajo"

10 de junio de 2020

Buenas tardes con todos y todas.

Es un gusto compartir con ustedes este acto de lanzamiento del libro de César Picón “Las Voces de Abajo: Para impulsar la Educación de las Personas Jóvenes y Adultas del Perú”. Un gusto por el autor, por el libro y por el momento en que sale a la luz.

El autor

Me une a César una larga amistad, una relación inicial de maestro-discípula convertida, con los años, en una relación profesional. Como siempre recuerdo y digo, César tiene mucho que ver en mi opción profesional por la alfabetización de adultos, junto con Pepe Rivero, otro gran amigo y educador peruano. Yo había trabajado en Nicaragua durante seis años, a raíz del triunfo de la revolución sandinista. De regreso en el Ecuador, me ví envuelta en la Campaña Nacional de Alfabetización “Monseñor Leonidas Proaño”, que acababa de lanzarse y en la que acepté ser Directora Pedagógica.

Fue ahí que conocí a César y a Pepe. César me propuso organizar y coordinar una red nacional de alfabetización en el Ecuador, cosa que hice, con entusiasmo. Desde entonces no he abandonado la educación de adultos. En los últimos 20 años he venido trabajando en el paradigma del Aprendizaje a lo Largo de la Vida, donde la educación de adultos ocupa un lugar muy importante pero ya no de manera aislada sino en sus inter-relaciones con todas las educaciones y con todas las edades, desde la primera infancia hasta el fin de la vida.

César es un autor prolífico y creativo, y un educador comprometido, apasionado con lo que hace. Sigue trabajando incansable en su afán por sacar adelante a la educación de jóvenes y adultos, por darle visibilidad nacional e internacional. Este libro es su último empeño en este sentido.

El libro

El libro es resultado de un proceso muy interesante de trabajo. Su núcleo son reuniones, conversaciones, debates, con personas y colectivos que hacen educación de jóvenes y adultos en el Perú. César hace del diálogo una herramienta central de construcción de conocimiento y de sentido. La participación de actores de base no tiene aquí solo valor testimonial; aspira a la búsqueda de relevancia, de juntar voluntades y lograr acuerdos básicos en la línea de construir política educativa, en este caso, política educativa nacional para el Perú.

Hay diversidad, discrepancias y también incoherencias en el conjunto de esos intercambios. Reflejan, al fin y al cabo, el pensamiento libre y vivo de la gente que hace educación en el terreno. El libro es, de muchos modos, un libro colectivo, de muchas voces, a las que César acoge, valora y da forma escrita, para que perduren en el tiempo.

En ese escuchar las voces de los de abajo hay una lección importantísima no solo para la investigación y para la construcción de conocimiento sino para el tratamiento de la política educativa. La buena política educativa es participativa, deliberativa, valora y recoge múltiples saberes, construye de entrada y en el camino condiciones de posibilidad. La usual verticalidad con que se toman las decisiones en educación, no solo a nivel local y nacional sino cada vez más a nivel global, viene mostrando claramente sus límites y su inoperancia. Es hora de poner freno a las visiones homogeneizantes y a las decisiones verticales, sin consulta ni participación de los involucrados en cada país, en cada región, en cada contexto.

El momento

El libro ve la luz en medio de una pandemia global y de un confinamiento prolongado al que todos nos hemos visto sometidos. Su lanzamiento, en forma virtual, refleja las particularidades de este momento.

Muchos ven en esta crisis una gran oportunidad para repensar la educación. En el centro de la preocupación se pone a los niños y al sistema escolar, sin una mirada amplia y sistémica de lo educativo. La educación de jóvenes y adultos, una vez más, no está siendo tenida en cuenta en la multiplicidad de encuentros virtuales que vienen realizándose en esta región y en el mundo en torno a los escenarios futuros. 

La pandemia obligó a una experiencia masiva de alojamiento de la educación escolar en los hogares, pidiendo ayuda a los padres de familia, mientras los sistemas escolares permanecían cerrados. No obstante, esa intensa experiencia familiar no es motivo de reflexión y análisis. ‘Educación en casa’ pasó a entenderse como ‘escolarización en casa’ (homeschooling, en inglés). Qué hemos aprendido en estos meses sobre el papel de los padres de familia en la educación y el aprendizaje de los hijos, sobre la relación familia-escuela, y sobre el potencial y las posibilidades del aprendizaje familiar, inter-generacional, no es tema de interés. Y es precisamente ahí donde tenemos ahora nuevos elementos para replantear y reposicionar la educación en la familia.

En el debate internacional, los adultos – padres y profesores - aparecen hoy mencionados sobre todo en relación al tema de la alfabetización y la formación digital. Si la educación virtual va a tener mayor importancia en el futuro, se advierte la necesidad de que los padres de familia se familiaricen con las tecnologías a fin de poder ayudar a los hijos con las tareas escolares. En otras palabras, educación de adultos entendida como educación de padres en función de la educación escolar de los hijos. Necesitamos participar en estas discusiones, reclamar un espacio para la educación de jóvenes y adultos, contribuir a ampliar y complejizar esa visión estrecha.

El rol de la comunidad no ha podido visualizarse cabalmente hasta hoy en la pandemia debido al confinamiento en casa, pero la educación comunitaria también deberá ser incorporada y repensada en el marco de la renovación educativa propuesta.

Para concluir diría que, en este momento crítico, el libro de César Picón puede contribuir de manera sustantiva, dentro y fuera del Perú, a la tarea colectiva de repensar la educación de jóvenes y adultos, ella también necesitada de grandes cambios, y a sacarla de su largo confinamiento.

Muchas gracias. Felicitaciones y un gran abrazo para César.


Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

El día que Lenin Moreno abandonó el cargo (#FakeNews)



23 de mayo de 2020. Lenin Moreno, mediante Decreto Ejecutivo 1066, reorganiza la institucionalidad de la Presidencia de la República, estableciendo cuatro secretarías generales: General, Jurídica, de Gabinete y de Comunicación. La Secretaría de Gabinete, a cargo de Juan Sebastián Roldán, tiene 13 atribuciones, entre ellas asesoría política y vocería de la Presidencia.

Inmediatamente después de circulado el decreto, empiezan a circular en redes mensajes que aseguran que Moreno ha delegado la Presidencia a Roldán y que ha abandonado el cargo. Varios piden reunión urgente de la Asamblea Nacional y de la Corte Constitucional. (Cabe aclarar que
el artículo 141 de la Constitución prohibe encargar la Presidencia).
 
Escándalo y bochorno nacional. Un #FakeNews construido colectivamente en redes como preámbulo a un cacerolazo. En vísperas de que Moreno presente su informe anual a la nación, el 24 de mayo. Rafael Correa anunció cacerolazo nacional a las 11 am, hora establecida para que Moreno presente el informe en la Asamblea Nacional.
La etiqueta usada por los correístas en redes el día 24 fue #LeninChao.

Incluimos abajo algunos
mensajes circulados en Twitter, los que aclaran de qué se trata el decreto 1066 y los de quienes desinforman, varios de ellos RTuiteados y circulados por Correa en su cuenta. Entre los desinformadores hay muchos abogados y muchos periodistas y comunicadores .
































































*****







































































































































































































































































¿21st century education and 21st century skills?




 Texto en español: ¿Cuál educación del siglo 21?

Everyone talks about 'Education for the 21st Century' or 'Education in the 21st Century':

- 21st century knowledge
- 21st century skills
- 21st century students
- 21st century educators
- 21st century schools
- 21st century classrooms

Strictly speaking, however, there is no 'Education in the 21st Century'.

The century is just beginning

We can hardly visualize one or two decades ahead. The world could not anticipate, and prepare for, the 2020 deadly global pandemia. Who can tell what the planet, human life and education will be like in 2050? Nobody can anticipate what can happen in 100 years, and in this century in particular, characterized as one of big uncertainties, rapid changes, major crises and catastrophes.

What 21st century?

- About 1 in 4 people live in multidimensional poverty or are vulnerable to it.- More than 40% of the global population does not have any social protection.
- 840 million people live without electricity.

- Over one thousand million people has no drinking water and 2 in 5 people have no facilities for hand-washing. 
- 6.5 billion people – 85.5% of the global population – don’t have access to reliable broadband internet.
Source: UN/UNDP 2020

The 21st century is not the same for everyone. Millions of people do not enjoy the benefits of modernity and comfort, do not have running water, toilets, electricity, decent work and housing, reading and writing, good education opportunities, basic services and basic citizenship rights.

Inequalities - within each country, between countries, between the global North and the global South - become structural: extreme poverty and extreme wealth, hyper-consumption and misery, overinformation for some and zero information for others, the illiterate and the overqualified, the connected and the disconnected.

Home-based virtual education, recommended by UNESCO and others while schools are closed because of the covit-19 pandemia and the confinement, remains out of reach for half of the world's population who lack access to the Internet.

Evidently, life in the 21st century is very different for those living with less than 1 or 2 dollars a day (those living in extreme poverty) and for those participating fully in the Information Society, the Knowledge Society, the Digital Society.

What education?

There is no education in singular, as a universal fact and as a homogeneous experience. There are educations, in plural, diverse in nature, purposes and qualities, because realities, cultures, ideologies, aspirations and needs of concrete social groups are highly diverse. And because education is not confined to the education system; there is education in the family, in the community, at the workplace, through the media, participation, social service, etc.

Education and learning needs and experiences are shaped by specific economic, social and cultural contexts and conditions. Community and family education models shaped historically by indigenous populations, many of which continue to operate in many countries worldwide, have different logics and epistemologies.
There are no one-size-fits-all education formulas for all.

Education in the 21st century? 

Education in the 21st century is diverse, placed historically in this century and geographically in each specific context, and does not necessarily correspond to the '21st century' vision coming from the 'developed world'.

Millions of children and youth have never seen a computer and don't know what can be found behind a screen. Millions of children and youth don't know where food comes from, how to grow a potato, a lemmon, a tomato. Different types of ignorance.

21st century skills? 

World Economic Forum, The Future of Jobs, 2016

Skills needed are different or have different priorities for different people in different places, cultures and circumstances. Lists of "21st century skills" circulated by international organizations are generally conceived and proposed from the North, for eminently urban realities. Childre, young people and adults living in poverty, need and develop skills than enable them to survive in very difficult circumstances, help and take care of their families, learn and share in their communities. The 'top 10 21st century skills' circulated worldwide in 2016 by the World Economic Forum and adopted by millions of people in the North and in the South, have little to do with the skills real people need in 2020 to deal with the global covid-19 pandemia.

Related texts in this blog (English)
» Basic Learning Needs: Different Frameworks

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...