¿21st century education?


Rosa María Torres
 
(updated: 27 June, 2021)





Everyone talks about 'Education in the 21st Century':

- 21st century skills
- 21st century students
- 21st century educators
- 21st century schools
- 21st century classrooms

Strictly speaking, however, there is no 'Education in the 21st Century'.

What 21st century?
- About 1 in 4 people live in multidimensional poverty or are vulnerable to it.
- More than 40% of the global population does not have any social protection.
- 840 million people live without electricity.

- Over one thousand million people has no drinking water and 2 in 5 people have no facilities for hand-washing. 
- 43% of schools have no facilities to wash hands with water and soap (UNICEF, 2019)
- 6.5 billion people – 85.5% of the global population – don’t have access to reliable broadband internet.
Source: UN/UNDP 2020

The 21st century is not the same for everyone.

Millions of people do not enjoy the benefits of modernity and comfort, do not have running water, toilets, electricity, decent work and housing, reading and writing, good education opportunities, basic services and basic citizenship rights.

Inequalities - within each country, between countries, between the global North and the global South - become structural: extreme poverty and extreme wealth, hyper-consumption and misery, overinformation for some and zero information for others, the illiterate and the overqualified, the connected and the disconnected.

Home-based virtual education, recommended while schools were closed because of the covit-19 pandemic and confinement, remains out of reach for half of the world's population who lack access to the Internet.

Evidently, life in the 21st century is very different for those living with less than 1 or 2 dollars a day (those living in extreme poverty) and for those participating fully in the Information Society, the Knowledge Society, the Learning Society, the Digital Society.

What education?

There is no education in singular, as a universal fact and as a homogeneous experience for all. There are educations, in plural, diverse in nature, purposes and qualities, because realities, cultures, ideologies, aspirations and needs of concrete social groups are diverse. And because education is not confined to the education system; there is education in the family, in the community, at the workplace, through the media, the arts, participation, social service, etc.

Education and learning needs and experiences are shaped by specific economic, social and cultural contexts and conditions. Community, family and school education models developed historically by indigenous populations, many of which are alive in many countries, coexisting with the dominant Western models, are not only different education models; they are alternative knowledge systems.

Education in the 21st century? 

Education in the 21st century is diverse, placed historically in this century and geographically in each specific context, and does not necessarily correspond to the '21st century' vision coming from the 'developed world'.

Millions of children, youth and adults have never used a computer and don't know what can be found behind a screen. Millions of children and youth don't know where food comes from, how to grow a potato, a lemmon, a tomato. Different types of ignorance.

21st century skills?

Skills needed are different or have different priorities for different people in different places, cultures and circumstances. Lists of "21st century skills" circulated by international organizations are generally conceived and proposed from the North, mainly for urban realities. Several skills grouped today as "21st century skills" were previously presented as "20th century skills".

Children, young people and adults living in poverty - the majority of the world population - develop skills than enable them to survive in very difficult circumstances and to become resilient at an early age. They learn to take care of themselves and their families, to cooperate with others, to solve practical problems, and to learn in all circumstances.

There are several lists of "21st century skills" proposed by international actors such as the European Commission (key competences for lifelong learning in European schools), the World Economic Forum (job skills for the future), OECD (learning for life), UNICEF (transferable skills), and the InterAmerican Development Bank (skills for life).

The pandemic revealed the real magnitude of economic, social, educational and digital inequalities throughout the world and in each particular country, and the need to radically rethink education and learning systems and practices: what, where, when and how do children, young people and adults, families and communities need to learn if we are to ensure the right to education, that is, the right to educational inclusion, equity and quality for all.

Related texts in this blog (English)
» Basic Learning Needs: Different Frameworks
 

¿Cuál 'educación del siglo 21'?

Aula Guatemala

Aula Finlandia


Todos hablan de 'la educación del siglo 21'https://twitter.com/rosamariatorres/status/1410394940241289220?s=2https://twitter.com/rosamariatorres/status/1410394940241289220?s=20 :
- habilidades del siglo 21
- alumnos del siglo 21
- educadores del siglo 21
- escuela del siglo 21
- aula del siglo 21

Estrictamente, sin embargo, no existe 'la educación del siglo 21'https://twitter.com/rosamariatorres/status/1410394940241289220?s=2'la educación del siglo 21'https://twitter.com/rosamariatorres/status/1410394940241289220?s=2https://twitter.com/rosamariatorres/status/1410394940241289220?s=20.

▸ ¿Cuál siglo 21?

- 1 de cada 4 personas en el mundo vive en situación de pobreza multidimensional o es vulnerable a ella.
- más del 60% de los trabajadores trabajan en la informalidad (OIT, 2020)
- 1 de cada 10 personas (759 millones de personas) vive sin electricidad (PNUD, 2021)
- más de mil millones de personas viven sin agua potable y 2 de cada 5 no cuentan con herramientas básicas para el lavado de manos.
- 43% de las escuelas del mundo no tienen instalaciones para el lavado de manos con agua y jabón (UNICEF, 2019)
- más de 40% de la población no tiene ningún tipo de protección social.

- el 40% de la población mundial no tiene acceso a una educación en una lengua que hable o entienda (UNESCO, 2020)
- 6.5 mil millones de personas (85.5% de la población mundial) no tienen acceso a Internet rápido y confiable.
Fuente: ONU/PNUD 2020
Datos anteriores a la pandemia del COVID-19.

El siglo 21 no es el mismo para todos.

Millones de personas en el mundo viven en condiciones de siglos anteriores, sin disfrutar las ventajas o padecer las desventajas de la modernidad, sin agua potable, letrinas, energía eléctrica, trabajo y vivienda dignos, alimentación adecuada, transporte, lectura y escritura, buena educación, Internet, acceso a servicios y a derechos ciudadanos básicos.

En 2020, ante la necesidad de cerrar las escuelas debido a la pandemia del COVID-19, UNESCO y otros organismos internacionales recomendaron trasladar la escuela al hogar y continuar enseñando a distancia mediante educación virtual. No obstante, solo la mitad de la población mundial tenía en ese momento acceso a Internet. Internet para todos y aprendizaje virtual para todos continúan siendo una utopía.

Las desigualdades - dentro de cada país, entre países, entre regiones, entre el Norte y el Sur globales - no solo se perpetúan sino que se han profundizado post-pandemia: pobreza y riqueza extremas, hiperconsumo y hambruna, sobreinformación para unos y cero información para otros, analfabetos y sobrecalificados, conectados y desconectados.

Como es evidente, no viven de igual modo "el siglo 21" quienes sobreviven con uno o dos dólares diarios (las millones de personas que viven en "pobreza extrema") y quienes hacen parte de la Sociedad de la Información, la Sociedad del Conocimiento, la Sociedad Digital.

▸ ¿Cuál educación?

No existe la educación, en singular, como hecho universal y experiencia común compartida por la humanidad. Existen las educaciones, diversas como las realidades, las culturas, las ideologías, las aspiraciones de sectores y grupos humanos concretos. No existe, por eso, el futuro de la educación sino los futuros de la educación.

No solo se aprende en el sistema educativo: se aprende también en el hogar, en la comunidad, en la biblioteca, en el trabajo, a través de los medios, del arte, de la participación social, del servicio y la solidaridad, del contacto con los demás y con la naturaleza.

Las necesidades de aprendizaje y los aprendizajes se configuran en condiciones y en culturas específicas. No es posible pensar en realidades, necesidades y aspiraciones educativas homogéneas, en soluciones y fórmulas iguales para todos.

El modelo de educación familiar y comunitaria desarrollado históricamente por los pueblos indígenas, que sigue vivo en muchos países, coexistiendo con el sistema dominante de educación formal, se guía por otras lógicas y epistemologías. No se trata solo de modelos educativos diferentes: se trata de sistemas alternativos de conocimiento.

En educación no existe el modelo único para todos.

▸ ¿Educación del siglo 21?

La educación en el siglo 21 es diversa, situada históricamente en este siglo y geográficamente en múltiples lugares y culturas. No corresponde necesariamente al imaginario de "siglo 21" y sus correspondientes "necesidades de aprendizaje en el siglo 21" pensadas como tales desde los países desarrollados.

Millones de niños, jóvenes y adultos no han visto una computadora ni han entrado jamás al Internet. Millones de niños, jóvenes y adultos no tienen idea de dónde vienen los alimentos que comen todos los días, no saben cómo se siembra y cosecha una papa, un tomate, un limón. Diferentes ignorancias, ignorancias ambas. 

▸ ¿Cuáles 'habilidades del siglo 21'?
 
Muchas habilidades enlistadas hoy como "habilidades del siglo 21" aparecieron antes como "habilidades del siglo 20".

Hay varios listados de 'habilidades del siglo 21' propuestos por diferentes organismos internacionales, entre otros la Comisión Europea (competencias clave para el aprendizaje permanente), el Foro Económico Mundial (habilidades clave para los empleos del futuro), la OCDE (aprender para la vida), UNICEF (habilidades transferibles) y el BID (habilidades transversales).

Lo cierto es que las habilidades fundamentales para la vida y para el trabajo son diferentes para personas, grupos, edades, trabajos y condiciones diferentes. Niños, jóvenes y adultos en situación de pobreza en el campo y en la ciudad - la mayoría de la población mundial, con un aumento notable a raíz de la pandemia en 2020 - enfrentan diariamente la lucha por la supervivencia y desarrollan, en gran medida autónomamente, habilidades para sobrevivir, aprender, cuidarse y cuidar a sus familias, cooperar, trabajar y ganarse el sustento.

La pandemia reveló la verdadera magnitud y amplitud de las brechas y desigualdades económicas, sociales, educativas y digitales en el mundo y en el interior de cada país, exigiendo replanteamientos teóricos y prácticos en muchos órdenes, entre otros en cuanto a qué, dónde y cómo necesitan aprender niños, jóvenes y adultos, familias y comunidades en el mundo de hoy.
» Luces y sombras de la pandemia para el cambio educativo
» La pandemia y el currículo escolar

2020: ¿Estaba el mundo preparado para la educación virtual?


Rosa María Torres

Publicado: 21 abril 2020. Actualizado: 7 sep. 2022

"Leaving no one behind means leaving no one offline."
"No dejar a nadie atrás significa no dejar a nadie desconectado".

- António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas
 

La pandemia del COVID-19 encontró al mundo en 2020 con la mitad de la población sin acceso a Internet. Las primeras reacciones internacionales fueron de confianza en los poderes de la virtualidad, en que ésta permitiría dar continuidad a la educación escolar desde el hogar, recurriendo al Internet y a la ayuda de las familias, mientras las aulas permanecieran cerradas. No obstante, la complejidad del problema y la magnitud de la brecha digital fue volviéndose cada vez más evidente y obligando a bajar el optimismo.

El 26 de marzo de 2020, apenas iniciado el confinamiento, la directora de la UNESCO afirmaba que "la escolarización en nuestro planeta se ha vuelto virtual". Menos de un mes después, el 14 de abril, la Comisión Internacional sobre los Futuros de la Educación, creada por la UNESCO en 2019, advertía que "pensar que el aprendizaje en línea es el camino a seguir para todos es ilusorio".

Desde que se declaró la pandemia y el cierre de las aulas ha habido avances importantes en muchos países en torno a la conectividad, al acceso a dispositivos digitales y al desarrollo de competencias digitales entre los docentes, pero están lejos de resolver las enormes desigualdades entre países y dentro de cada país, las cuales se han profundizado a raíz de la pandemia. En 2022, según el Global Connectivity Report 2022 de ITU, un tercio de la humanidad seguía sin conexión al Internet.

Son muchas y diversas las visiones y propuestas que han surgido en torno a los futuros de la educación post-pandemia. Desde el primer momento se dijo que el mundo no podría volver a la "vieja normalidad" educativa, que la propia pandemia vino a mostrar la necesidad y la urgencia de cambios profundos en los sistemas educativos. Muchos se apresuraron a afirmar un futuro de "educación híbrida", que combina e integra educación presencial y a distancia.

No obstante, no hay consensos al respecto a nivel nacional o internacional. Hay disparidad de visiones y propuestas entre los organismos internacionales no solo sobre el papel de la tecnología en la "nueva normalidad" deseada para la educación sino sobre la naturaleza, el sentido y los objetivos de los cambios a implementarse.

Incluimos a continuación una serie de informaciones y datos relacionados con el estado de la conectividad en el mundo al inicio de la pandemia así como una selección de eventos y documentos internacionales que dan cuenta de la evolución de la cuestión educativa, en pandemia, a partir de marzo de 2020.


¿Estaba el mundo preparado en 2020 para globalizar la educación virtual (online) desde el hogar, según lo propuesto por la UNESCO y otros organismos internacionales para hacer frente a la pandemia del COVID-19 y al cierre de los sistemas escolares durante el confinamiento? La respuesta es un clarísimo NO. Dos años más tarde se han dado avances pero estamos lejos aún de poder asegurar educación virtual, tanto en el hogar como en las aulas.

Justamente, la pandemia puso en evidencia la magnitud de las desigualdades y de las brechas digitales a escala global y en cada país. A finales de 2018, la mitad de la humanidad - 51,2% de las personas, es decir, 3.900 millones - tenía acceso a Internet y
un tercio de las personas carecía de calificaciones digitales básicas. Esa es la información que constaba en el Informe Mundial de Medición de la Sociedad de la Información (2018) de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT/ITU), agencia de Naciones Unidas especializada en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Este se refería no solo al equipamiento y a los costos sino también al estado del conocimiento y a las aptitudes necesarias para moverse en el mundo digital y para alcanzar la Agenda Conectar 2030.

Este era el panorama mundial cuando irrumpió la pandemia en 2020.
 

- 60% de los hogares tenían acceso a Internet y menos de la mitad de los hogares tenían una computadora (UIT, 2018)
- 46% de las personas decía haber usado el Internet en los tres últimos meses (Our World in Data, 2000)

- 826 millones de estudiantes no tenían computadora en casa, 706 millones no tenían acceso al Internet en casa y 56 millones no tenían cobertura de redes móviles 3G/4G (Instituto de Estadísticas de la UNESCO, 2020).
- Internet tenía una penetración de 53,6% en el mundo. 86,6% de los usuarios estaba en los países desarrollados y 19,1% en los Países Menos Desarrollados - PMD (ITU, 2019).
- 58.0% de los usuarios eran hombres y 48% mujeres.
- 6.500 millones de personas (85,5% de la población mundial) carecía de una conexión fiable a Internet de banda ancha (PNUD, abril 2020).
- en 40 de los 84 países para los cuales había datos, menos de la mitad de la población tenía competencias digitales básicas como copiar un archivo o enviar un correo electrónico con un adjunto (UIT, 2018).
- en 2017, tres cuartas partes de la población mundial tenía un teléfono móvil, pero en los PMD esa proporción era del 56%.


Africa Subsahariana no es la única región rezagada. La brecha digital está presente en todo el mundo, incluidos los países desarrollados, también ellos con grandes desigualdades en su interior. A esto hay que agregar los grandes déficits y las grandes brechas educativas pre-pandemia que persisten tanto en el Norte como en el Sur.

UNESCO
UNESCO

La brecha digital: Porcentaje de la población sin acceso a Internet

UNICEF/Innocenti Center, 2020.

Porcentaje de hogares con acceso a Internet
 Instituto de Estadísticas de la UNESCO, mayo 2020.

Según ITU Facts and Figures 2021, en 2021 63% de la población mundial usó Internet, un aumento del 17% desde 2019, resultado de la aceleración empujada por la pandemia. De los no conectados, 96% viven en países en desarrollo.

La situación de América Latina y el Caribe pre-pandemia (2019-2020)

CEPAL, COVID-19 Informe Especial. Universalizar el acceso a las tecnologías digitales para enfrentar los efectos del COVID-19, Santiago, 26 de agosto de 2020.

▸ En 2019, el 66,7% de las personas tenían conexión a Internet. El otro tercio tenía acceso limitado o ningún acceso a las tecnologías digitales.

▸ En 12 países 81% de los hogares del quintil de ingresos más alto (quintil V) tenía conexión a Internet, en Brasil y Chile más del 60% de los hogares del primer quintil, y en Bolivia, Paraguay y Perú solo el 3%.

▸ En 2018 casi 23 millones de hogares - la mitad de los hogares sin conexión - se ubicaban en los dos quintiles más pobres (quintiles I y II).

▸ Las diferencias de conectividad entre zona urbana y rural eran muy grandes. 67% de los hogares urbanos tenía Internet y solo 23% de los rurales. En Bolivia, El Salvador, Paraguay y Perú más del 90% de los hogares rurales no tenía Internet. En Chile, Costa Rica y Uruguay solo cerca de la mitad de los hogares rurales lo tenían.

▸ Al menos 77 millones de personas en la zona rural carecían en 2020 de conectividad con estándares mínimos de calidad, según reveló la investigación “Conectividad Rural en América Latina y el Caribe: Un puente al desarrollo sostenible en tiempos de pandemia” (IICA, BID, Microsoft 2020). La investigación mostró grandes limitaciones en la disponibilidad de datos estadísticos sobre las áreas rurales.

▸ Jóvenes y adultos mayores tenían poca conectividad: el 42% de los menores de 25 años y el 54% de los mayores de 66 años no tenían Internet. Los menos conectados eran los niños de 5 a 12 años y los adultos mayores de 65; los más conectados eran los grupos de 21-25 años y de 26-65 años.

▸ En junio de 2020 el 44% de los países tenían una velocidad de conexión inferior a los 25 Mbps. Cuando la velocidad de descarga es inferior a los 5,5 Mpbs los usuarios pueden realizar solo actividades básicas y no pueden acceder al teletrabajo o la educación en línea.

▸ Menos del 50% de la población de América Latina y el Caribe tenía conectividad de banda ancha fija y solo 9,9% contaba con fibra de alta calidad en el hogar (Banco Mundial 2021).

▸ En 11 países el porcentaje de hogares desconectados se ubicaba entre 60% y 85%; en los países con mayor conexión en alrededor del 30%.

▸ El costo del servicio de banda ancha móvil y fija para la población del primer quintil llegaba al 14% y 12% de su ingreso, respectivamente. Esos costos representan alrededor de seis veces el umbral de referencia del 2% del ingreso recomendado por la Comisión sobre la Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible a fin de clasificar un servicio de Internet como asequible.

Educación en línea

▸ En 2018 el 46% de los niños y niñas de 5-12 años vivía en hogares sin Internet. En Bolivia, El Salvador, Paraguay y Perú más del 90% de los niños y niñas más pobres. Esto implica la exclusión de más de 32 millones de niños y niñas.

▸ El acceso a dispositivos digitales en el hogar es muy desigual entre niveles socioeconómicos y culturales. En 2018, entre
70% y 80% de los estudiantes de los niveles socioeconómicos más altos tenían computadoras portátiles en sus hogares mientras que entre 10% y 20% de los estudiantes de los quintiles de menores ingresos tenían estos dispositivos.

▸ Garantizar una educación inclusiva y equitativa y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de todo el ciclo educativa implica aumentar no solo la conectividad y la infraestructura digital sino también las habilidades digitales de maestros y profesores, así como adecuar los contenidos educativos al ámbito digital.

▸ Solo entre el 5% y el 15% de los adultos en la mayoría de los países tenían habilidades informáticas capaces de resolver problemas en entornos con un alto grado de tecnología (OCDE 2020).

▸ De los 29 países analizados, 23 complementaron la educación virtual con educación a través de la televisión y la radio.„ En 24 países se usaron materiales impresos para la población sin medios digitales ni audiovisuales.

Teletrabajo

▸ Antes de la pandemia, el 7,9% de los trabajadores del mundo trabajaba desde su hogar y solo una minoría lo hacía mediante teletrabajo.

▸ La proporción de trabajo susceptible de realizarse a distancia varía entre países según las estructuras de los mercados laborales, las estructuras productivas, los niveles de informalidad y la calidad de la infraestructura digital. El porcentaje de puestos de trabajo que pueden migrar al teletrabajo está positivamente vinculado al nivel del PIB per cápita y a menores grados de informalidad.

▸ En Europa y Estados Unidos casi el 40% de los trabajadores puede trabajar desde su hogar. En América Latina y el Caribe, la CEPAL estima que alrededor del 21,3% de los ocupados podía teletrabajar en 2018.

▸ El porcentaje de ocupaciones en las que se podría teletrabajar está condicionado por los elevados niveles de informalidad, que en 2018 alcanzaban más del 50% del empleo total. La mayoría del empleo informal se concentra en sectores que necesitan interacción física, por lo que no se puede desarrollar en forma remota.

▸ La probabilidad de teletrabajar es mayor del 80% en los servicios profesionales, científicos y técnicos, la educación, las finanzas y los seguros. Eestos sectores representaban en 2020 menos del 20% de los ocupados. La probabilidad de teletrabajar en el comercio mayorista y minorista y la agricultura era del 15% y el 1% respectivamente.

▸ Otros factores condicionantes son la infraestructura digital, el nivel de digitalización de las empresas y las habilidades digitales.

▸ En la mayoría de las ocupaciones que se pueden hacer de manera remota los trabajadores tiene un mayor nivel de formación y reciben en promedio salarios mayores que quiens realizan actividades que no se pueden hacer de manera  remota.



Evolución de la situación educativa desde el confinamiento (marzo 2020 - abril 2022)

Registramos aquí algunos eventos y documentos vinculados a la UNESCO y otros organismos internacionales que dan cuenta de la evolución de la cuestión educativa, y en particular de la virtualización de la educación, a raíz de la pandemia.

Cada vez fue haciéndose más evidente la magnitud de la brecha digital y la dificultad para llevar a la práctica la anunciada educación virtual a distancia basada en el hogar. La prolongación del confinamiento y la postergación de la reapertura de las aulas - en varios países de América Latina y el Caribe las escuelas permanecieron cerradas hasta dos años - vino a complicar mucho más la situación y a exigir replanteamientos en las estrategias previstas inicialmente.

■ 18 marzo 2020: La UNESCO hace públicas sus "Recomendaciones para educar online en tiempos de coronavirus".


■ 26 marzo 2020: La UNESCO anuncia la creación de la Coalición Mundial para la Educación COVID-19 como "una iniciativa multisectorial para responder a las necesidades urgentes de la educación" durante la pandemia. Reúne a más de 150 miembros de la familia de la ONU, la sociedad civil, el mundo académico y el sector privado para asegurar que #LaEducaciónContinúa. La UIT es miembro de la Coalición. Otros miembros son Microsoft, Google, Amazon, Facebook, Zoom, Telefónica.

En la presentación de la Coalición, la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, afirma que "la escolarización en nuestro planeta se ha vuelto virtual".

"Más de 1.400 millones de estudiantes en todo el mundo están afectados por el cierre de escuelas debido a la pandemia del COVID-19. De la noche a la mañana hemos entrado en una nueva era de aprendizaje. La escolarización en nuestro planeta se ha vuelto virtual, impartida a través de las ondas y a banda ancha, o simplemente se ha interrumpido. El punto de partida no es el mismo para todos. El mayor peligro es que los niños de contextos desfavorecidos se queden sin educación. Y no podemos permitir que esto ocurra.

La magnitud de este desafío exige innovación, alianzas y solidaridad. Necesitamos actuar urgentemente y trabajar juntos al unísono. Por este motivo, la UNESCO presenta hoy la Coalición Mundial para la Educación COVID-19. Tenemos miembros de la familia de la ONU, organizaciones de la sociedad civil, empresas de comunicación, aliados en el campo de las tecnologías de la información. Han dado un paso muy importante para compartir su talento, herramientas y tecnología para abordar las deficiencias de contenido y conectividad. Juntos ayudaremos a los países a diseñar y desplegar soluciones innovadoras y sensibles al contexto que no excluyan a nadie. La educación no puede detenerse, es un derecho fundamental. Asegurémonos de que siga siéndolo a pesar de esta crisis. Aprendamos de la experiencia de esta crisis para el futuro de la educación. Muchas gracias".

■ 14 abril 2020: La Comisión Internacional sobre los Futuros de la Educación, creada por la UNESCO en septiembre de 2019, en su Declaración sobre el COVID-19 y la educación advierte que "pensar que el aprendizaje en línea es el camino a seguir para todos es ilusorio":

"En la renovación de la educación, la interacción humana y el bienestar deben ser prioridad. La tecnología ‐ en particular la tecnología digital que permite la comunicación, y la colaboración y el aprendizaje a distancia ‐ es un instrumento formidable y una fuente potencial de innovación. Sin embargo, debería preocuparnos, cada vez más, el hecho de que el traspaso a la enseñanza a distancia en línea exacerbe las desigualdades, no solo en el Sur global, sino también incluso en los rincones más dotados de recursos de todo el planeta. Debemos asegurarnos de que la digitalización no socave la privacidad, la libre expresión y la libre determinación en materia de información, ni conduzca a un control abusivo de ello. Pensar que el aprendizaje en línea es el camino a seguir para todos es ilusorio. Además de renovar el compromiso con el profesorado, deberíamos reconocer y fomentar el aprendizaje realizado en las familias y las comunidades".

■ 21 abril 2020: La UNESCO dice: "Surgen alarmantes brechas digitales en el aprendizaje a distancia". En realidad, las brechas estaban ahí y venían siendo monitoreadas por diversos organismos, entre ellos la UIT. Lo que surge es la conciencia de la magnitud de dichas brechas. Menciona que:

"La mitad de los alumnos – unos 826 millones de estudiantes – que no pueden asistir a la escuela debido a la pandemia de COVID-19 no tienen acceso a una computadora en el hogar y el 43% (706 millones) no tienen Internet en sus casas, en un momento en que se utiliza la educación a distancia por medios digitales para garantizar la continuidad de la enseñanza en la inmensa mayoría de los países. Estas cifras fueron recopiladas por el Equipo de Trabajo sobre Docentes, una alianza internacional coordinada por la UNESCO, sobre la base de los datos procedentes del Instituto de Estadística de la UNESCO y la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Las disparidades son particularmente profundas en los países de bajos ingresos: en África Subsahariana 89% de los alumnos no tienen acceso a computadoras de uso doméstico y 82% carecen de acceso a Internet.

Además, a pesar de que mediante los teléfonos móviles los estudiantes pueden acceder a la información y conectarse con sus profesores y sus compañeros, unos 56 millones de alumnos viven en lugares donde no llega la cobertura de las redes móviles, y casi la mitad de ellos se encuentran en el África Subsahariana".

■ marzo-abril 2020: Una encuesta realizada por la UNESCO en marzo-abril de 2020 en los sistemas educativos de 61 países muestra la heterogeneidad de medidas tomadas por los gobiernos a raíz del cierre de las escuelas. Los gobiernos tratan de organizar alguna forma de educación a distancia. 90% de los países con ingresos altos y 53% de los países con ingresos bajos y medios están utilizando plataformas existentes de aprendizaje en línea. La insuficiente capacidad de Internet es un obstáculo para todos los sistemas educativos. La electricidad es un problema en 42% de los sistemas educativos de los países con ingresos bajos y medios. La falta de competencias digitales afecta a 80% de los padres y madres de familia encargados de facilitar el aprendizaje en línea desde la casa, a 64% de los docentes y a 48% de los alumnos en todos los niveles de ingresos.

■ Un análisis realizado por el Innocenti Center de UNICEF usando datos de acceso a la tecnología de encuestas de hogares así como información recabada en cada país por personal de UNICEF en 127 países muestra la heterogeneidad de respuestas que vienen dando los gobiernos al tomar conciencia de la brecha digital y de la imposibilidad de organizar planes educativos de emergencia contando únicamente con el Internet. 68% de los 127 países están organizando planes educativos de emergencia usando una combinación de medios digitales y no-digitales. 75% de ellos incluyen la televisión, 73% Internet, 58% la radio, 48% materiales impresos y 7% visitas domiciliarias.

■ 30 abril 2020: UNESCO, UNICEF, Banco Mundial y Programa Mundial de Alimentos (PMA) publican Nuevas directrices para la reapertura segura de las escuelas.

■ 1 junio 2020: Emanuela Di Gropello, Banco Mundial, “La educación en América Latina enfrenta una crisis silenciosa que con el tiempo se volverá estridente”. El Banco Mundial ha establecido tres fases de cooperación con los gobiernos: 1) hacer frente a la crisis, 2) recuperación y manejo de la continuidad del aprendizaje, y 3) mejoramiento de la educación.


■ 5 agosto 2020: Naciones Unidas publica el Informe de Políticas: La educación durante la COVID-19 y después (Policy Brief: Education during COVID-19 and Beyond) en el que llama a los países a "expandir la definición del derecho a la educación para incluir la conectividad".

■ 6 agosto 2020: El Secretario General de las Naciones Unidas advierte que se avecina una catástrofe en la educación y cita a la UNESCO diciendo que 24 millones de alumnos podrían abandonar los estudios.
 

■ 27 agosto 2020: Según un nuevo informe de UNICEF, al menos una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el mundo (463 millones, y posiblemente más dice UNICEF) no ha tenido acceso a la educación a distancia durante el cierre de las escuelas. La campaña Reimaginar de UNICEF insta a realizar inversiones urgentes para cerrar la brecha digital, facilitar a cada niño y niña el acceso a la educación a distancia y priorizar la reapertura de las escuelas en condiciones de seguridad.


■ 1 septiembre 2020: Reunidos en un foro virtual de alto nivel, Generation Unlimited: Connecting Half the World to Opportunities (Generation Unlimited: Conectando a la Mitad del Mundo a las Oportunidades), líderes de gobiernos (Ruanda, Kenia, Trinidad y Tobago), ejecutivos del sector privado (Microsoft) y funcionarios de Naciones Unidas (ONU, UNESCO, UNICEF, Banco Mundial, FMI) renuevan su compromiso de asegurar acceso a Internet a todas las escuelas y comunidades para el año 2030.

■ 25 septiembre 2020: En el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas se realiza en Nueva York la conferencia virtual Educación durante la COVID-19 y más allá: la Coalición Mundial para la Educación en Acción, en la que se da a conocer lo que viene haciendo dicha Coalición de la UNESCO para ayudar a los países a dar continuidad a la educación escolar durante la pandemia.

■ septiembre 2020: UNESCO, Medidas urgentes: cómo atenuar el impacto de la COVID-19 en el gasto necesario para lograr el ODS 4, Documento de Política 42.

■ octubre 2020: UNESCO, UNICEF y Banco Mundial realizaron una encuesta sobre las respuestas nacionales ante el cierre de las escuelas, desde la educación pre-escolar hasta la educación secundaria. Este resumen ejecutivo del informe, en español, fue divulgado en octubre de 2020. Resumen ejecutivo: ¿QUÉ HEMOS APRENDIDO? Hechos salientes de una encuesta a los ministerios de educación sobre las respuestas nacionales a la COVID-19.

■ 2 diciembre 2020: Banco Mundial, Comunicado de prensa, "Debido a la pandemia de COVID-19, 72 millones de niños más podrían verse afectados por la pobreza de aprendizajes" a propósito de la publicación del informe "Hacer realidad el futuro del aprendizaje: De la pobreza de aprendizajes al aprendizaje para todos en todas partes". El Banco Mundial llama "pobreza de aprendizajes" a la situación de "niños y niñas de 10 años que no pueden leer ni entender un texto simple". El Banco afirma que, de mantenerse cerradas las escuelas, "podría aumentar del 53% al 63% el porcentaje de niños en edad de asistir a la escuela primaria de los países de ingreso bajo y mediano que se ven afectados por la pobreza de aprendizajes, y esta generación de estudiantes podría perder alrededor de USD 10 billones en ingresos generados a lo largo de toda la vida, monto equivalente a casi el 10% del producto interno bruto (PIB) mundial".

"Es necesario adoptar medidas urgentes para materializar una nueva visión de la educación: una que haga posible el aprendizaje para todos los alumnos, donde sea que se encuentren".

■ 2 
marzo 2021: Un informe de UNICEF destaca que 3 de cada 5 niños y niñas que perdieron un año escolar en el mundo durante la pandemia viven en América Latina y el Caribe. Esta región enfrenta el cierre de escuelas más largo. En promedio, las escuelas han permanecido cerradas 158 días desde marzo de 2020 hasta febrero de 2021, más que la estimación global (95 días). El promedio global es de 37 días.

■ 24 marzo 2021: Es hora de volver a aprender, Rafael de Hoyos y Jaime Savedra, Banco Mundial. El Banco confunde educación y aprendizaje, y entiende aprendizaje como aprendizaje escolar. El aprendizaje es permanente, a lo largo y ancho de la vida. Niños y niñas siguen aprendiendo aunque las escuelas estén cerradas. Lo que se quiere decir es volver a la educación escolar.

■ 6 abril 2021: UNESCO, UNICEF y Banco Mundial publican Misión: Recuperar la educación en 2021, la cual incluye tres prioridades:
Prioridad 1: Todos los niños vuelven a la escuela en un entorno seguro y propicio.
Prioridad 2: Recuperar el aprendizaje perdido.
Prioridad 3: Preparar y empoderar a los docentes.
A principios de 2022 se proponen evaluar los progresos alcanzados en estas tres prioridades.

■ 21 junio 2021: UNESCO/OREALC-LLECE, Documento de programa. A un año del comienzo de la pandemia: Continuidad educativa y evaluación en América Latina y el Caribe en 2021. Análisis desde la evidencia del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE). Actualmente la mayoría de países de la región está en diversas situaciones de cierre parcial y evalúan el retorno a clases. El único país que no cerró las escuelas y mantivo las clases presenciales fue Nicaragua.

En cuanto a la evaluación, los países parecen tener claro que 2021 debe ser un año en que se priorice el diagnóstico para conocer los efectos de la pandemia. Hay interés en retomar calendarizaciones suspendidas e implementar herramientas nuevas, específicamente diseñadas en respuesta a la pandemia.

Los países miembros del LLECE son: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.
■ 28 junio 2021: UNICEF Ecuador, ¿Qué piensan los niños y niñas luego de un año fuera de las aulas?. Tras más de 13 meses de suspensión de clases presenciales, niñas, niños y adolescentes de diferentes zonas del Ecuador cuentan cómo se sienten sin ir a la escuela.

■ 13 julio 2021. Un tercio de los países no está tomando medidas para ayudar a niños y niñas a ponerse al día post COVID-19, Manos Antoninis, Director del Informe GEM y Silvia Montoya, Directora del Instituto de Estadística de la UNESCO, Blog de la educación mundial. Según un nuevo informe mundial de UNESCO, UNICEF, Banco Mundial y OCDE sobre una encuesta de las respuestas educativas nacionales al cierre de escuelas tras el COVID-19, realizada en colaboración con el Informe GEM, solo un tercio de los países está tomando medidas para medir las "pérdidas de aprendizaje" en la enseñanza primaria y el primer ciclo de secundaria, mientras que un tercio no está implementando programas de recuperación. 142 países respondieron a la encuesta que abarca de febrero a mayo de 2021.

Para compensar el cierre de escuelas los países han implementado una serie de medidas para mitigar las pérdidas de aprendizaje: Alrededor del 40% de los países ampliaron el año académico, mientras que un poco más del 40% dio prioridad a ciertas áreas o competencias del currículo. Más de la mitad de los países informaron que no han hecho ni harán ajustes en ningún nivel educativo.

A nivel mundial, 28% de los países anuló los exámenes en el primer ciclo de secundaria y el 18% lo hizo en el segundo ciclo.

La revisión de las políticas de acceso fue infrecuente, especialmente en el caso de las niñas, lo que es preocupante, ya que las adolescentes corren el mayor riesgo de no volver a la escuela en los países de ingresos bajos y medios-bajos.

Los países de ingresos bajos están rezagados en la implementación incluso de las medidas más básicas para garantizar un regreso seguro a la escuela: menos del 10% informó que disponía de suficiente jabón, agua limpia, instalaciones de saneamiento e higiene, y máscaras para garantizar la seguridad de todos los educandos y miembros del personal, en comparación con el 96% de los países de ingresos altos.

La mayoría de países informaron que el personal docente es o será un objetivo prioritario para la vacunación contra el COVID-19, ya sea a través de una medida nacional de inmunización (59%) o a través de la iniciativa COVAX (7%).

La encuesta también resalta la implementación y la eficacia de la formación a distancia y el apoyo conexo a más de un año de la pandemia.

La mayoría de países, en todos los grupos de ingresos, adoptaron medidas para proporcionar aprendizaje a distancia y dieron instrucciones a las y los maestros (89%). Sin embargo, en ciertos casos estas soluciones no fueron adoptadas por el alumnado. Más de un tercio de los países de ingresos bajos y medios-bajos que proporcionaron clases a través de la televisión o la radio informaron que se llegó a menos de la mitad de las y los alumnos de primaria.

Para garantizar la aceptación y el compromiso del alumnado se necesitan estrategias de aprendizaje a distancia adaptadas al contexto, el compromiso de los padres y las madres y el apoyo del personal docente. Asimismo, no siempre se evalúa la eficacia del aprendizaje a distancia. Solo el 27% de los países de ingresos bajos y medios-bajos respondieron que tenían una política de aprendizaje digital plenamente implementada, en comparación con la mitad de los países de ingresos altos.

■ 26 julio 2021. Consulta: ¿qué perfiles de países sobre tecnología y educación?, Blog de la educación mundial. El Informe GEM 2023 anuncia que examinará críticamente el papel de la tecnología en la educación: el potencial y los riesgos que conlleva así como los retos que plantea a los gobiernos, con el objetivo de elaborar políticas coherentes que maximicen beneficios y minimicen amenazas. La nota conceptual del informe se publicará en septiembre, seguida de un intenso período de consulta.

■ 28 julio 2021. Global Education Recovery Tracker.

■ 12 agosto 2021: Se da a conocer el documento Las juventudes latinoamericanas y caribeñas y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: una mirada desde el sistema de las Naciones Unidas. Las Agencias del Sistema de Naciones Unidas en América Latina y el Caribe integrantes del Grupo de trabajo de juventud de la Plataforma de Colaboración Regional de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (RCP LAC) realizaron en mayo-junio de 2020 y en línea la “Encuesta de las Naciones Unidas sobre juventudes de América Latina y el Caribe dentro del contexto de la pandemia del COVID-19” dirigida a las y los jóvenes de la región con edades entre 15 y 29 años. Su objetivo fue conocer cómo están viviendo la pandemia así como sus preocupaciones presentes y futuras.

■ 18 agosto 2021: ¿Cuentan los países con los datos educativos necesarios para responder a la pandemia?, Alejandro Vera y Martín Scasso, UNESCO/OREALC, Santiago. A raíz de la suspensión de las clases presenciales en marzo de 2020 se ha exigido a los sistemas de información para la gestión de la educación (SIGED) proveer más datos de los que suelen reportar, en forma más frecuente y oportuna, y sobre dimensiones que usualmente no consideraban en sus mediciones.

■ 25 agosto 2021: CAF, Nivelación de aprendizajes, una de las tareas prioritarias de la pandemia. El CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) considera urgente "recuperar el tiempo perdido durante el cierre de escuelas y el proceso de adaptación a la virtualidad que provocó la pandemia del COVID-19". Un informe del CAF propone aprovechar las pruebas estandarizadas que ejecutan los países para identificar grupos poblacionales y temas que requieren mayor atención, y reforzar la medición de habilidades socio-emocionales y de salud mental. Pone como ejemplos a seguir en la región a Chile con el “Diagnóstico Integral de Aprendizajes” y a Uruguay con la “prueba en línea Aristas en Clase”.

■ 26 agosto 2021: "El enorme pero invisible costo de mantener los colegios cerrados",
Jaime Saavedra, Banco Mundial.

■ 16 septiembre 2021: La UNESCO alerta que 117 millones de alumnos en el mundo permanecen aún sin escolarizar. Los centros educativos han abierto totalmente en 117 países, lo que equivale a 539 millones de alumnos desde preescolar hasta secundaria (35% de la población escolar del mundo). 117 millones de estudiantes (7,5% de la población escolar) permanecen afectados por el cierre total de las escuelas en 18 países.

El incremento de la vacunación de la población y de los docentes en particular ha contribuido a la reapertura de las escuelas. Se ha dado prioridad a la vacunación de los docentes en 80 países (42 millones de docentes). En algunos países, la vacunación de los alumnos a partir de los 12 años de edad también ha contribuido a la reapertura de las escuelas.

■ 10 noviembre 2021: Declaración de París: Un llamado global para invertir en los futuros de la educación, UNESCO, París. La UNESCO hace público en evento internacional en París el Informe "Reimaginar juntos nuestros futuros: un nuevo contrato social para la educación" (Resumen) preparado por la Comisión Internacional para los Futuros de la Educación. Ver texto completo en inglés.

■ 6 diciembre 2021: Banco Mundial, UNICEF y UNESCO, Las pérdidas de aprendizaje debido a la COVID-19 podrían costarle a la generación de estudiantes actual unos USD 17 billones del total de ingresos que percibirán durante toda la vida, Washington, D.C.

■ 6 diciembre 2021: El estado de la crisis educativa mundial: Un camino hacia la recuperación, Informe de UNESCO, UNICEF y el Banco Mundial, Resumen Ejecutivo, Washington, D.C. Informe completo en inglés.

■ 14 diciembre 2021: La Declaración sobre la Conectividad en Educación de RewirEd (en inglés: Rewired Global Declaration on Connectivity for Education) se da a conocer en la RewirEd Summit en Dubai (14-18 diciembre 2021). "Esta provee una nueva orientación para la transformación digital en educación. Destaca principios y compromisos para asegurar que las tecnologías avancen las aspiraciones en favor de una educación inclusiva basada en los principios de justicia, equidad y respeto por los derechos humanos. Reflexiona sobre las lecciones aprendidas durante la pandemia del COVID-19 y concluye que sin un cambio de rumbo, la integración de la tecnología a la educación corre el riesgo de acentuar el aislamiento de los estudiantes, exacerbar las inequidades, estrechar las experiencias de aprendizaje y privatizar la educación, disminuyendo su estatus como bien público".

Principio 1: Centrarse en los más marginalizados.
Principio 2: Aumentar las inversiones en recursos educativos digitales abiertos y de alta calidad.
Principio 3: Mover la educación a espacios digitales requiere innovación y cambio pedagógico.

■ 21 diciembre 2021: Hay que revertir la pérdida educativa de la pandemia, por Henrietta Fore (UNICEF) y David Malpass (Banco Mundial), 20 dic. 2021.

"Cuando las escuelas se cerraron debido a la COVID-19, los niños de los países en desarrollo fueron los que más sufrieron. Aunque el aprendizaje virtual no produce los mismos resultados que la educación presencial, la tecnología utilizada de manera eficaz puede cerrar las brechas educativas y prevenir la pérdida de aprendizaje.

Ya cerca de comenzar el tercer año de la pandemia de COVID‑19, las aulas siguen total o parcialmente cerradas para no menos de 647 millones de estudiantes en todo el mundo. E incluso allí donde se reabrieron, muchos alumnos siguen quedando rezagados".

■ 24 enero 2022: How Learning Continued during the COVID-19 Pandemic. Global Lessons from Initiatives to Support Learners and Teachers, OECD, Banco Mundial, Harvard’s Global Education Innovation Initiative y HundrED (solo disponible en inglés).

■ 17 marzo 2022: Actuemos ya para proteger el capital humano de nuestros niños. Los costos y la respuesta ante el impacto de la pandemia de COVID-19 en el sector educativo de América Latina y el Caribe, Banco Mundial, 2021.

Principales mensajes del estudio:
- La región de América Latina y el Caribe antes de la pandemia: una crisis de aprendizaje.
- La crisis sanitaria y económica de la COVID-19 en ALC y su impacto en el cierre de escuelas.
- Esfuerzos en ALC para mitigar las pérdidas de aprendizaje mediante educación a distancia.
- La educación a distancia no puede remplazar la educación presencial.
- Las enormes pérdidas de aprendizaje en los países de ALC.
- Los costos de la pandemia van más allá de las pérdidas de aprendizaje.
- Un llamado a la acción (y cómo operacionalizarlo).
. Enfrentar la pandemia durante el cierre de escuelas.
. Gestionar la continuidad y recuperar los aprendizajes durante la reapertura de escuelas.
. Impulsar mejoras y aceleración para el largo plazo.

■ 1 abril 2022: Menos de la mitad de los países ponen en marcha estrategias de recuperación del aprendizaje a gran escala para ayudar a los niños a ponerse al día, UNESCO, UNICEF y Banco Mundial.

“Con una pérdida total combinada de 2 billones de horas presenciales de escolaridad debido al cierre de los centros educativos desde marzo de 2020, los alumnos de más de 4 de cada 5 países han quedado rezagados en su aprendizaje. El aprendizaje de los niños provenientes de entornos más desfavorecidos se ha degradado. Especialmente los más marginados –los que viven en la pobreza y en las regiones rurales, los niños discapacitados y los alumnos más jóvenes- son los que han quedado más rezagados.

Las competencias básicas que constituyen los cimientos de todo lo relativo a la educación han desaparecido en numerosos países. Los niños ya no saben leer ni escribir; algunos no son capaces de reconocer las letras del alfabeto. Algunos niños que iban a comenzar su escolarización no tuvieron nunca la oportunidad de adquirir estas competencias, ya que la educación de la primera infancia desapareció en la mayoría de los países. Sin medidas urgentes de rectificación todo esto pudiera acarrear graves consecuencias a lo largo de toda la vida en términos de salud y bienestar, de aprendizaje futuro y de empleo.

La señal de alarma se ha disparado varias veces. Seis meses después del comienzo de la pandemia, debido a la imposibilidad de acceder al aprendizaje a distancia, ya sabíamos que al menos la tercera parte de los escolares a través del mundo se encontraban completamente desconectados de su educación. Sabíamos que unos 24 millones de niños y jóvenes podían abandonar del todo sus estudios. Sabíamos que aumentarían el trabajo de los niños y los embarazos precoces. Sin embargo, no se ayudó suficientemente a los niños para que recuperaran lo que habían perdido.

En un periodo en el que es más necesaria que nunca, la financiación de la educación, sigue siendo dramáticamente insuficiente. Los países han asignado un promedio del 3% de sus planes de recuperación de la COVID-19 a la educación. En los países de ingresos bajos o medio bajos la asignación fue inferior al 1%.

Los gobiernos deben multiplicar sus esfuerzos para escolarizar a cada niño. La educación es un derecho humano fundamental. Los múltiples obstáculos que se superponen –fundamentalmente la pobreza, las normas culturales y la mala calidad de la enseñanza– que impiden que los niños puedan acceder a la educación, deben erradicarse. Cada niño debe ser evaluado con relación a su aprendizaje y, en función de los resultados obtenidos, debe acceder a cursos de recuperación de calidad personalizados que le permitan recuperar lo perdido e ir más allá de la recuperación. La enseñanza debe adaptarse al nivel en que cada niño se encuentra con relación a su aprendizaje. Los docentes deben recibir la formación, el apoyo y los recursos que necesitan. Finalmente, las escuelas no deben limitarse a los lugares de aprendizaje y deben apoyar el bienestar y la seguridad de los niños.

“Es ahora o nunca el momento de actuar y de transformar la educación para salvar a esta generación”.

junio 2022: Banco Mundial, UNICEF, UNESCO. (2022). Dos años después: Salvando a una generación, Washington, D.C.  Mensajes principales:
• ALC ha sufrido uno de los cierres de escuelas más largos del mundo. La región fue golpeada en forma inusitada en términos sanitarios, económicos y educativos. En la región, toda una generación de estudiantes —alrededor de 170 millones de niñas, niños y adolescentes — se vio privada de educación presencial por aproximadamente 1 de cada 2 días efectivos de clase a la fecha.
• Los efectos de la pandemia sobre el sector educativo de la región han sido muy serios:
• Tomando en cuenta los efectos hasta finales de 2021, el impacto general sobre la población no escolarizada ha sido limitado gracias a una serie de políticas de protección. Sin embargo, se necesitan más datos para evaluar plenamente este impacto en el período 2021/2022, y millones de niños y adolescentes corren el riesgo de abandonar los estudios por rezagarse académicamente.
• Las pérdidas de aprendizaje proyectadas y reales son muy altas, y más graves para los primeros grados, los estudiantes de menor edad y la población en condición socioeconómica más baja. Los niveles de rendimiento en lectoescritura y en matemáticas de los estudiantes del nivel primario caerían a niveles similares a los de hace más de 10 años, en un contexto en el que las mejoras ya eran muy lentas. Se estima que alrededor de 4 de cada 5 estudiantes de sexto grado no serían capaces de entender e interpretar un texto de longitud moderada.
• Las pérdidas de aprendizaje se traducirían en una disminución de cerca del 12% en los ingresos a lo largo de la vida de un estudiante actual.
• La salud psicosocial y el bienestar de los estudiantes también se vieron muy afectados.
• La incipiente recuperación debe centrarse en el regreso a la escuela y, sobre todo, en la recuperación y aceleración del aprendizaje:
• La agenda de retorno a la escolaridad debe abarcar: (i) reapertura segura y sostenible de las instituciones educativas; (ii) reinscripción de todos los estudiantes; y (iii) prevención del abandono escolar.
• La agenda de recuperación y aceleración del aprendizaje debe comprender: (i) priorización y consolidación de los planes de estudio; (ii) evaluación de los niveles de aprendizaje; y (iii) implementación a escala de estrategias y programas de recuperación del aprendizaje.
• Esta agenda requiere de la aplicación urgente y comprehensiva de cuatro compromisos:
• Un compromiso para colocar a la recuperación educativa en lo más alto de la agenda pública.
• Un compromiso para reintegrar a niños y adolescentes que han abandonado la escuela y asegurar que permanezcan en ella.
• Un compromiso para recuperar los aprendizajes perdidos y asegurar el bienestar socioemocional de niños, niñas y adolescentes.
• Un compromiso para valorar, apoyar y capacitar al personal docente. 

Cómo citar este artículo: Torres, Rosa María, "2020: ¿Estaba el mundo preparado para la educación virtual?", blog OTRAƎDUCACION, Quito, marzo 2022. Actualizado: sep. 2022.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- El Ecuador y la digitalización de la educación
- Descongestionar el sistema escolar 
 
Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

El Ecuador y la digitalización de la educación


Rosa María Torres

Actualizado: 11 mayo 2022

Foto: El Universo, Guayaquil

La pandemia del COVID-19 tomó al mundo por sorpresa. Los países debieron cerrar apresuradamente los sistemas educativos ante la necesidad del confinamiento. La propuesta de UNESCO fue trasladar la escuela al hogar mientras se reabrían las escuelas, recurriendo a la educación virtual (online), contando con los profesores como mediadores a distancia y con la ayuda presencial de los padres de familia. Las estadísticas en 2018 indicaban, no obstante, que la mitad de la población mundial (51,2%) utilizaba internet y menos de la mitad de los hogares (43%) tenía un computador (UIT, 2018). (Ver en este blog ¿Está el mundo preparado para la educación virtual?).

La realidad fue mostrando la complejidad de poner esto en práctica en medio de una pandemia, no solo en los países en desarrollo sino también en los desarrollados. Los problemas no son solo tecnológicos sino de toda índole y se acentúan en los países menos desarrollados, en los sectores pobres y en las zonas rurales.

Ningún país estaba preparado para implementar un sistema nacional de educación virtual operando desde el hogar. La pandemia desnudó las enormes desigualdades e inequidadaes tecnológicas y sociales que existen en el mundo y en cada país.

La pandemia encontró a América Latina mal posicionada para el desafío, con un ecosistema digital de desarrollo intermedio comparado con otras regiones del mundo. 67% de la población usaba Internet, pero había grandes diferencias entre países y en cada país. En la mayoría de países la penetración de Internet era superior al 60% a nivel urbano, mientras que a nivel rural la penetración promediaba el 10% de la población. 1 de cada 2 hogares tenía banda ancha fija. En cuanto a edades: entre los menores de 15 años el porcentaje de usuarios era menor al 50% en varios países y entre los mayores de 75 años el porcentaje no llegaba a más de 20%. En los hogares había creciente conectividad, pero Internet se usaba por lo general solo como herramienta de comunicación y para redes sociales. "En otras palabras, la penetración de Internet per se no indica un elevado grado de resiliencia digital del hogar latinoamericano" (CAF/CEPAL, 2020).

La pandemia mostró los avances en conectividad y digitalización en los últimos años. Muchos países fueron descubriendo en la marcha los datos de acceso a Internet, equipamiento tecnológico en hogares y en escuelas, capacitación docente, competencias digitales, etc.

Los ministerios de educación empezaron a diseñar planes multimedia incorporando no solo Internet sino también radio, televisión y materiales impresos. En América Latina éste fue el caso por ejemplo de Argentina (Seguimos Educando), Perú (Aprendo en Casa), Colombia (Profe en Tu Casa) y Ecuador (Aprendiendo Juntos en Casa).
Tomado de: BID, La educación en tiempo de coronavirus, mayo 2020.

Junto a las grandes brechas tecnológicas saltaron las grandes desigualdades en el plano educativo, entre educación pública y privada, y entre zonas urbanas y rurales.

El caso del Ecuador

El país que dejó Rafael Correa (2007-2017)
Ecuador 2018 - CONECTIVIDAD

▸ % Hogares con internet
: 37.2% nacional, 46.6% urbano, 16.1% rural


▸ % Hogares con computadora: 
24.5% de escritorio, 24.2% portátil, 11.2% de escritorio y portátil
▸ % Personas que usan internet
: 20.7% nacional, 20.5% urbano, 20.1% rural


▸ Lugar de uso de internet: 66.2% en el hogar a nivel nacional, 71.0% urbano, 49.1% rural
; 7.2% en instituciones educativas, 16.2% rural

▸ % Celulares activados: 59.0% nacional, 65.2% urbano, 46.0% rural


▸ % Teléfonos inteligentes: 41.4% nacional, 50.0% urbano, 23.3% rural
Fuente: INEC 2018

El Ecuador está mal posicionado no solo en equipamiento sino en competencias y usos de la digitalidad, tanto en las aulas como en el hogar. La pandemia mostró una gran brecha entre educación pública y privada en términos de acceso a Internet y equipamientos digitales. 6 de cada 10 ecuatorianos tenía un celular
; de ellos 5 tenía un teléfono inteligente. En los últimos años se distribuyeron en el país tabletas y laptops a estudiantes y profesores, en medio de grandes pugnas políticas.

En 2020 existían 4.374.799 estudiantes de educación básica y bachillerato. 3 millones (75%) iban al sistema público, a 150.000 planteles educativos. De ellos, 2 millones tenían conectividad; 1 millón no tenía computadora ni internet en sus casas o en sus móviles. De las 12.863 unidades educativas fiscales y fiscomisionales existentes en el país, 4.747 tenían acceso a internet (datos del Ministerio de Educación, 2020).

La sociedad ecuatoriana tiene un débil desarrollo de la educación a distancia y escaso desarrollo y uso de la educación online. El sistema educativo ha venido haciendo escaso uso de las TIC tanto para la enseñanza y el aprendizaje en las aulas como para la formación y capacitaación de los docentes.

- Se confunden las terminologías: "educación en casa", "educación a distancia", "educación virtual", "educación online", "educación digital", "teleducación", "telemática".

- A raíz de la pandemia y el cierre de las escuelas, las expectativas sociales han girado en torno al Internet, asociándose educación a distancia con educación virtual. La mayoría de la sociedad ha estado pendiente del acceso a computadoras y al Internet, sin darle importancia a lo que viene haciéndose a través de radio, televisión e impresos. Los medios prácticamente ignoran estos últimos y en su mayoría se limitan a lamentar la falta de acceso a Internet.

- Muchos ecuatorianos desconocen o no tienen cabal conciencia de que se trata de una iniciativa mundial, que muchos países enfrentan problemas similares a los experimentados en el Ecuador en términos de déficits de conectividad, equipamiento y capacitación.

- Hay ideas simplificadoras y equivocadas sobre cómo resolver la conectividad y la enorme brecha digital. Muchos creen que el asunto se resuelve distribuyendo laptops y/o teléfonos inteligentes a los pobres. El problema se plantea únicamente en términos de acceso y no también de calidad de la conexión y de los dispositivos, y de la necesidad de capacitación tanto de los profesores como de los padres de familia.  Resolver los déficits de conectividad en el país tomará muchos años y exigirá una inversión que el país por ahora no puede afrontar.

Por otra parte, dado el peso de la educación particular en el país (1.800.000 alumnos y 800.000 docentes, cerca del 25% de la educación), la voz cantante en las propuestas y en los reclamos es la de los sectores que tienen a sus hijos en planteles particulares, antes que la de la quienes usan la educación pública (la mayoría de la población), en clara desventaja tecnológica frente a la educación particular.

El Plan Educativo COVID-19: Aprendiendo Juntos en Casa

El portal del Plan Educativo COVID-19 del ministerio de educación llegó a contener 840 recursos educativos, entre módulos, fichas, audios, videos, textos escolares digitales y recursos educativos de otros países, e incluyó lineamientos para docentes, estudiantes y familias, para todos los niveles educativos. El portal se activó en septiembre de 2019, antes de la pandemia; a partir del 16 de marzo de 2020 fue adecuado para servir a la emergencia. Según el ministerio, a fines de marzo había 500.000 usuarios y un promedio de 98.000 usuarios activos por día. 180.000 estudiantes accedían a la plataforma desde sus casas. Para los estudiantes de bachillerato se habilitó la plataforma Moodle, que cuenta con aulas virtuales y docentes.

La televisión tiene 86% de penetración en el Ecuador. El ministerio ha venido produciendo un programa llamado Educa y ha creado uno nuevo, A-prenderLaTele. En pandemia se ofreció utilizar 1.000 radios a nivel comunitario y nacional. Tanto en radio como en televisión, la transmisión dura entre 30 minutos y una hora diaria. Se buscó llegar al 10% de los estudiantes con la plataforma digital, al 80% con radio y televisión, y al 10% restante con material impreso.




El ministerio ofreció capacitación docente en el manejo de las TIC. Más de 80 mil docentes se capacitaron virtualmente entre abril y mayo de 2020. La alfabetización digital de los docentes, el uso de las TIC para fines de formación y capacitación docente, y la preparación pedagógica de los docentes en torno a la educación virtual han recibido muy poca atención en todos estos años, igual que ha sucedido en muchos otros países latinoamericanos.

 Los docentes estuvieron disponibles por  teléfono, WhatsApp, correo electrónico o tutorías. Varias instituciones fiscales, particulares y fiscomisionales tienen sus propias plataformas. Las tareas que realizan los estudiantes en sus casas serán calificadas cuando reabran las escuelas.

En el marco de un convenio entre el Ministerio de Educación, Plan Internacional y UNICEF Ecuador la Secretaría de Educación Intercultural Bilingüe (SESEIB) del ministerio elaboró y entregó 248.275 Guías de Autoaprendizaje para estudiantes indígenas en sus lenguas. Se produjeron guías en Shuar (32.000), Achuar (1.360), Awa (220), Chachi (2.120), A´I Cofán (40), Épera (15), Sapara (20),  Shiwiar (40), Waorani (500), T´Sachila (540), Español (68.000) y Kichwa (143.420). 

El ministerio retomó la Alimentación Escolar en las escuelas. Creó Brigadas de Contención Emocional para acompañar a la comunidad educativa durante la emergencia sanitaria. Y ha continuado con la modalidad de Educación a Distancia-Virtual de la Campaña de Alfabetización, Educación Básica y Bachillerato "Monseñor Leonidas Proaño" TodosABC.

Convertir el hogar en escuela tiene grandes complicaciones. Se pide a los padres de familia asumir un rol nuevo y complejo para el que no están preparados y para el cual muchos no tienen tiempo, entre el teletrabajo, las tareas del hogar, el cuidado de varios hijos y, a menudo, de familias ampliadas. A esto se suma a menudo la falta de un espacio apropiado y de condiciones tecnológicas en hogares que no tienen o tienen malas conexiones de internet, que no tienen o que deben compartir una sola computadora o un solo celular entre varios. Las familias pobres enfrentan, como siempre, las situaciones más difíciles.

Desde la sociedad se organizaron iniciativas para recolectar/reparar computadoras usadas y ponerlas a disposición de los niños y sus familias sobre todo en zonas rurales. Este fue el caso, por ejemplo, de la campaña "Presta tu compu" en Cuenca. Estas iniciativas están lejos de poder resolver los problemas estructurales y de vieja data que enfrenta la educación rural.

Acceso a Internet, equipamiento y competencias digitales
INEC, Tecnologías de la Información y la Comunicación, Encuesta Multipropósito de Hogares Abril 2021

Presentamos aquí información referida al equipamiento tecnológico y al acceso al internet, con especial atención a la situación de los hogares, eje de la propuesta en pandemia. Hace falta información actualizada sobre la radio y la televisión (el Ecuador tiene una larga y rica experiencia de uso de la radio para fines educativos, especialmente en educación no-formal de jóvenes y adultos, que es importante recuperar y aplicar a la educación formal con niños y adolescentes). Falta también información en torno a la educación virtual en las universidades.

Un dato preocupante es el uso que hacen los ecuatorianos de las plataformas digitales. Apenas 3.97% las usan para buscar información sobre salud y 9.09% para buscar información relacionada con educación. Estos porcentajes están entre los más bajos en la región (CAF, 2020). Esto ratifica que la mera disponibilidad de herramientas digitales no asegura nada; en el Ecuador falta algo muy importante y es el deseo de informarse, el deseo de aprender. Este es el punto de partida y sobre esta base hay que trabajar cualquier propuesta educativa.

Es indispensable mirar asimismo el uso de las redes sociales, en todas las edades. La popularidad de Facebook (66.9% de los adultos usa FB) no puede ser vista como un indicador positivo sino más bien como un distractor de usos más sustantivos del Internet.

Un tema crítico en el Ecuador y en toda la región es la falta de preparación y experiencia docente en el manejo del mundo virtual, así como las condiciones de estudio en los hogares, incluyendo los estragos del prolongado encierro y la violencia doméstica contra los niños y las mujeres, que ha incrementado en la situación de confinamiento.

Penetración de internet

En 2020 el Ecuador tenía una penetración de internet de 68,09%, por debajo del promedio de América Latina, 78,78% (CAF, 2020).
Fuente: CAF 2020
Computadoras e Internet (2013-2020)


Entre 2013 y 2020 hay un progreso sostenido en el acceso de los hogares a computadoras y al Internet. En 2019-2020 se da un salto significativo. No obstante, los porcentajes siguen siendo bajos y persiste la discriminación de las zonas rurales (INEC, 2021).





Costos de datos móviles en América Latina

Según un estudio de cable.co.uk, en América Latina el precio promedio de 1GB para usar Internet móvil es de USD 5,61 (2018).
El Ecuador está entre los países más caros en la región: USD 6,93.
Chile tiene la tarifa promedio más barata (USD 1,87) y Cuba la más cara (USD 12,58).

Fuente: Ekos, 2019
Banda ancha

La penetración de Banda Ancha (BA) fija y móvil es solo un 10% y un 53%, respectivamente, por debajo del resto de países de la región (13% y 65%). Solo el 62% de la población está cubierta por redes de BA móvil de alta velocidad (en comparacción con 67% en ALC y 98% en los países de la OCDE). (Zapata Rivera et.al, feb. 2020).



Resiliencia digital del hogar (CAF, 2020)

El índice de 'resiliencia digital del hogar' se obtiene combinando cuatro indicadores:

• Número de apps relacionadas con el cuidado de la salud bajadas por año por habitante: se asume que si un usuario baja aplicaciones de salud es más proclive a utilizar internet para obtener información sobre comportamiento sanitario, evolución de la pandemia, puntos de realización de test, etc. (fuente: App Annie22).
• Número de apps educativas bajadas por año por habitante: se asume que la descarga de apps educativas provee una indicación de la capacidad para continuar proveyendo educación a niños en el hogar (fuente: App Annie).
• Número de plataformas fintech por millón de habitantes: se asume que la densidad de plataformas de fintech de un país esta naturalmente alineada con una demanda para realizar transacciones monetarias (fuente: Crunchbase)
• Porcentaje del comercio electrónico de todo el comercio minorista: indicador del uso de comercio electrónico para realizar operaciones de compra de comida y artículos de consumo en el hogar(fuente: Euromonitor)

El Indice de Resiliencia Digital del Hogar permite visualizar cuales son los países cuya población esta más preparada para afrontar la cuarentena sanitaria mediante la digitalización de hogares.
Fuente: CAF, 2020


Fuente: CAF, 2020


Teléfonos inteligentes

En 2018, 4 de cada 10 ecuatorianos tenía un teléfono inteligente (INEC, 2018).
Elaboración: Primicias





Agua, electricidad, internet y computadoras en los planteles educativos

"En las escuelas de muchos países de América Latina no hay ni electricidad ni internet. Unicamente alrededor del 40% de las escuelas del Ecuador y 6% del Paraguay disponen de acceso a ambos. Una excepción es Uruguay, donde el 100% de las escuelas primarias tiene acceso a los dos servicios".
UNESCO / Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo: Calidad, París, 2020.
Indicadores ODS 4.a.1b (2017)

Ecuador:
- escuelas primarias
agua potable 41.1%
electricidad 77.5%

internet 38.2%
computadoras 74.3%

- planteles de secundaria (primer ciclo)
agua potable 58.5%
electricidad 
86.2%

internet 65.9%
computadoras 92.1%

- planteles de secundaria (segundo ciclo)
agua potable 64.4%
electricidad 89.4%
internet 75.6%
computadoras 96.4%

Fuente: Información compilada por el Instituto de Estadísticas de la UNESCO (UIS)
http://uis.unesco.org/sites/default/files/documents/countryprofiles/EC.pdf

Infocentros (2011-2019)

En 2020 existían 888 infocentros comunitarios (863 infocentros y 25 megainfocentros) ofreciendo Internet gratuito y capacitación. Están a cargo del Ministerio de Telecomunicaciones (MINTEL) y funcionan en las oficinas de los gobiernos parroquiales. Se crearon en 2011 en el gobierno de Rafael Correa; se planeó llegar a contar con 1.200 infocentros. Se cerraron al inicio de la cuarentena, junto con los planteles educativos. Han venido reabriéndose y rehabilitándose paulatinamente.
Elaboración: Primicias 

Fuente: MINTEL, 2020

Competencia digital de la población adulta (PIAAC, 16-65 años)

En los resultados del PIAAC (población de 16 a 65 años) el Ecuador obtuvo los más bajos niveles en resolución de problemas informáticos. Solo 5.2% de los adultos obtuvieron puntajes altos (niveles 2 y 3); en Perú 6.6% y en México 10.2% (OECD/INEVAL, 2019; OECD, 2019).

Esto indica que los niveles de alfabetización digital de la población son bajos. Asumimos que esto incluye a los docentes. No existe en el país información específica sobre el nivel de alfabetización y competencia digital de los docentes.
Fuente: OECD / INEVAL, 2019


















Uso de redes sociales

Fuente: Latinobarómetro, 2018


Fuente: Lapop-Barómetro, 2019
Una mirada hacia el futuro

El Ecuador no tiene hoy por hoy condiciones para construir un sistema educativo virtual que llegue a todos y a todos los rincones del país. Tanto en infraestructura y equipamiento como en competencias el país está lejos de la posibilidad de generalizar la educación virtual y muy cerca de profundizar aún más las desigualdades y las brechas educativas entre zonas urbanas y rurales, educación privada y pública, ricos y pobres. Por lo demás, depender de la educación virtual como la estrategia fundamental no es deseable incluso si existieran las condiciones para hacerlo. La educación y el aprendizaje son hechos sociales, requieren la interacción con otros y la inmersión en el mundo real; los problemas asociados a la excesiva dependencia de las pantallas, al sedentarismo y al encierro han sido abundantemente analizados desde mucho antes del arribo de la pandemia.

Es evidente asimismo que el modelo de "aula en casa" ensayado durante el cierre de las escuelas es inapropiado no solo para el Ecuador sino a nivel mundial, como ya se señala internacionalmente. La educación en casa, en familia, es otra cosa, se rige por otra lógica y otra dinámica. Recurrir al hogar como sustituto de la escuela ha sido una medida de emergencia que no puede modelizarse ni sostenerse en el tiempo.

Salir del confinamiento no significa retornar a la "normalidad". Ciertamente, en educación no será posible volver al antes, malo o bueno. Las propias restricciones impuestas por la pandemia a futuro implican muchos cambios al sistema escolar y en muchos ámbitos: arquitectura, instalaciones, organización del espacio del aula y la escuela, organización del tiempo, recreos, alimentación, transporte, etc. Implicará asimismo cambios importantes en el currículo y en la pedagogía.

Se trata pues de imaginar y construir un modelo educativo superador del modelo anterior y que recupere críticamente las lecciones aprendidas en la pandemia. Es preciso repensar no solo la educación escolar sino también la educación familiar y la comunitaria.

- Un modelo educativo pensado y construido de abajo hacia arriba, reconociendo el valor no solo del saber experto sino también del saber común y del saber popular, el valor de la experiencia, de la convivencia familiar y comunitaria, contando con la participación de los educandos, los educadores, las familias, las comunidades, las organizaciones de base, los movimientos sociales. Esta es la única manera de construir un modelo pertinente, enraizado en las realidades de la gente y en sus necesidades, y potenciador de sus capacidades y talentos.

- Un modelo educativo que reconozca y respete la diversidad, respondiendo a la diversidad de realidades y necesidades, edades, culturas, lenguas, condiciones socio-económicas, estrategias y modalidades pedagógicas, etc.

- Un modelo educativo centrado en el aprendizaje, antes que en la enseñanza, atento a las necesidades, deseos e intereses de aprendizaje de educandos y educadores, más que a requisitos administrativos. Se trata de alentar la curiosidad, la pregunta, el juego, la exploración, el contacto con la naturaleza y su respeto, el cuidado de uno mismo y de los demás, la resolución creativa de problemas, la colaboración antes que la competencia.

- Un modelo educativo de base territorial, centrado en la comunidad local, que aprovecha y conecta los diversos espacios y recursos educativos y culturales presentes en la comunidad, promoviendo la conformación de una comunidad de aprendizaje viva, cohesionada y solidaria.

- Un modelo educativo que incluye y articula todas las educaciones - no solo la educación escolar sino la educación en casa, la educación en la comunidad, la autoeducación, la educación en el trabajo, a través de los medios, del arte, etc. -, todas las formas de aprendizaje - aprendizaje en contextos formales, no-formales e informales - y todas las edades - niños, adolescentes, jóvenes y adultos - en el marco del paradigma de Aprendizaje a lo Largo de la Vida.

- Un modelo educativo híbrido, que combine educación presencial y educación a distancia, entendiendo esta última como una educación multimedia, que utiliza y combina todos los medios al alcance: televisión, radio, internet y materiales impresos. Un modelo que, eventualmente, reintroduzca la radio como un medio educativo y cultural masivo en los nuevos tiempos, con nuevos roles, formatos y calidades, especialmente apropiados para las zonas y comunidades rurale

Cómo citar este artículo: Torres, Rosa María, "El Ecuador y la digitalización de la educación", blog OTRAƎDUCACION, Quito, 2021.


Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- Comunidad de Aprendizaje
- Aprendizaje formal, no formal e informal
- Educaciones

Fuentes consultadas


Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (ARCOTEL), Ecuador, 2020
https://www.arcotel.gob.ec/

Ballesteros López, Tito y Martínez Matías, Graciela (coord.) ¡La radio vive! Mutaciones culturales de lo sonoro, CIESPAl, Quito, 2019.
https://ciespal.org/wp-content/uploads/2019/06/La_radio_vive.pdf

CAF/CEPAL. Las oportunidades de digitalización de América Latina frente al COVID-19. Observatorio CAF del ecosistema digital, abril 2020.
https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45360/4/OportDigitalizaCovid-19_es.pdf


INEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), Tecnologías de la Información y Comunicación, Encuesta Multipropósito 2019, Quito, 2019
https://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/Estadisticas_Sociales/TIC/2019/201912_Principales_resultados_Multiproposito_TIC.pdf

Ministerio de Educación del Ecuador, Plan Educativo COVID-19, 2020
https://recursos2.educacion.gob.ec/

Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Informaación (MINTEL), Ecuador, 2020
https://infocentros.mintel.gob.ec/


OECD, Skills Matter. Additional Results from the Survey on Adult Skills, Country Note: Ecuador, 2019
https://www.oecd.org/skills/piaac/publications/countryspecificmaterial/PIAAC_Country_Note_Ecuador.pdf

OECD/INEVAL, Resultados PIAAC. Competencias de la población adulta en el Ecuador - 2019, Quito, 2019
https://www.evaluacion.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2019/11/DIED_ResultadosPIAAC19_20191126.pdf

UIT/ITU (Unión Internacional de las Telecomunicaciones), Informe sobre Medición de la Sociedad de la Información, Resumen analítico 2018, Ginebra, 2018
https://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Documents/publications/misr2018/MISR2018-ES-PDF-S.pdf

UNESCO/UIS, Technical Cooperation Group on the Indicators for SDG 4, Target 4.a.

UNESCO/Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, Tema: Calidad, 2020
https://www.education-progress.org/es/articles/quality/

UNESCO / Blog de la Educación Mundial, Coronavirus: ¿los sistemas educativos podrían haber estado mejor preparados?, 19 marzo 2020
https://educacionmundialblog.wordpress.com/2020/03/19/coronavirus-los-sistemas-educativos-podrian-haber-estado-mejor-preparados/

UNESCO / Blog de la Educación Mundial, Covid-19: ¿Cómo está enfrentando Grecia el cierre de escuelas?, 16 abril 2020
https://educacionmundialblog.wordpress.com/2020/04/16/covid-19-como-esta-enfrentando-grecia-el-cierre-de-escuelas/

UNESCO / World Education Blog, Coronavirus: France has called for educational continuity, 15 April 2020.
https://gemreportunesco.wordpress.com/2020/04/15/coronavirus-france-has-called-for-educational-continuity/

Yaguana, Hernán. La radio ecuatoriana cumple 86 años de existencia
https://www.academia.edu/7533445/La_radio_ecuatoriana_cumple_85_a%C3%B1os_de_existencia

Primicias, Clases en la Costa iniciarán con dudas de padres y maestros, Quito, 16 abril 2020
https://www.primicias.ec/noticias/sociedad/inicio-clases-costa-dudas-padres-maestros/

Zapara Rivera, et.al. , Estado actual de las telecomunicaciones y la banda ancha en Ecuador, BID, Washington, D.C., febrero 2020.
https://publications.iadb.org/es/estado-actual-de-las-telecomunicaciones-y-la-banda-ancha-en-ecuador

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...