Mostrando entradas con la etiqueta ONU. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ONU. Mostrar todas las entradas

Derecho a la educación no es solo infancia y escuela


Rosa María Torres

Arpilleras Ecuador - Common Threads Project


"Derecho a la educación" evoca generalmente infancia, escuela, acceso, gratuidad. Esta es una visión estrecha y atrasada del derecho a la educación, que viene siendo reconsiderada por los propios organismos de Naciones Unidas.

Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)

Artículo 26.

1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.


La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948:

- se refirió al derecho a la educación no como un derecho de niños y niñas sino de "toda persona".

- no mencionó solo la escuela y la educación primaria (educación elemental, definida como obligatoria) sino también la educación técnica y profesional, así como la educación superior, esta última accesible "en función de los méritos respectivos".

- estableció la gratuidad de la educación "al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental".

- en cuanto a los objetivos de la educación, adoptó como objetivo abarcador "el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respecto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales".

- consideró el derecho de los padres de familia a escoger el tipo de educación que desean dar a sus hijos.


Varias décadas han pasado desde la aprobación de esta Declaración, mucho ha cambiado el mundo desde entonces y mucho ha avanzado, conceptual y prácticamente, la educación, así como la comprensión de cómo funciona el cerebro humano y cómo opera el aprendizaje en diversas edades y ámbitos. El mundo virtual se agregó como un nuevo espacio y una nueva herramienta de (auto)educación y (auto)aprendizaje.


Hoy en día, el derecho a la educación:

▸ implica no solo gratuidad sino también calidad y pertinencia

▸ adopta la inclusión como elemento fundamental, ampliando la comprensión de lo inclusivo más allá de la discapacidad e incluyendo a TODOS, sin discriminación de ningún tipo

▸ se refiere no solo al acceso sino a la participación en las decisiones en torno a la educación y en el proceso educativo

▸ menciona expresamente a niños, jóvenes y adultos como sujetos del derecho a la educación, y advierte las inter-relaciones entre educación infantil y educación de adultos (el bienestar y la educación de niños y niñas depende en gran medida del bienestar y la educación de sus padres y cuidadores)

▸ incluye la educación en la primera infancia, etapa clave en la vida y el desarrollo de los niños, y la cual se realiza fundamentalmente en la familia y en la comunidad

▸ abarca no solo al sistema educativo sino también a la educación que tiene lugar fuera de las aulas (en la familia, la comunidad, el trabajo, a través de los medios, etc.). En 2016 la ONU declaró el acceso a Internet como un derecho humano. La resolución no fue adoptada por unanimidad y no es vinculante.

▸ admite cada vez más la posibilidad de combinar y complementar la presencialidad y el aprendizaje a distancia a través de diversos medios (radio, televisión, teléfono, impresos, internet, etc.)

▸ ubica en el centro el aprendizaje, el aprender a aprender, el derecho a aprender y al aprendizaje a lo largo (y ancho) de la vida, paradigma para la educación y los aprendizajes en el siglo XXI

▸ en agosto de 2020, en el marco de la pandemia, Naciones Unidas publicó el Informe de Políticas: La educación durante la COVID-19 y después de ella  (Policy Brief: Education during COVID-19 and Beyond) en el que llamó a los países a "expandir la definición del derecho a la educación para incluir la conectividad".

Para saber más


Rafael Correa versus María Fernanda Espinosa


Rosa María Torres


(en proceso)



La cuenta #ElGobiernoDeTodasLasMentiras @GobiernoTmiente que cita y adjunta Correa es la que hace la "denuncia". No obstante, como consta en un recuadro que se incluye, Espinosa escribe: "Tiene un Ph.D (c) en Geografía Ambiental en la Universidad de Rutgers". Como se sabe, esa (c) quiere decir "candidata". Ella no dice que es Ph.D. Dice claramente que es candidata al Ph.D., lo que quiere decir que no completó algún requisito, como en efecto corrobora la universidad de Rutgers, consultada por esta cuenta.


La cuenta Giovanni López Jr. @PiojoLopezEC que cita Correa aquí se limita a circular el mismo mensaje de @GobiernoTmiente.

Se refiere a Viviana Bonilla (a propósito de un tuit que le pasa a Correa el usuario Ricardo
@depredador0007 en el que ella felicita el nombramiento de María Alejandra Vicuña como Vicepresidenta de Lenin Moreno, a raíz de la salida de Jorge Glas), y a Roxana  Alvarado, quien fuera segunda Vicepresidenta de la Asamblea Nacional en el gobierno de Correa y quien aceptó ser Ministra de Justicia en el gobierno de Moreno. Ambas tildadas ahora de "traidoras".


Futuros de la educación: imaginación y aspiración



Arjun Appadurai, Conferencia central en la UNESCO, Paris, 25 sep. 2019
https://www.youtube.com/watch?v=rdJ5iX8DlBo (1:02:13)

Los Futuros de la Educación
Aprender a convertirse

Una iniciativa mundial para replantear cómo el conocimiento y el aprendizaje
pueden conformar el futuro de la humanidad y del planeta.

Programa

Transcripción del inglés y traducción de la conferencia al español por
Rosa María Torres


Todos hemos visto que en el mundo que está emergiendo nuestros principales desafíos no tienen fronteras nacionales. El pensamiento global es la necesidad del momento en áreas tales como el big data, el clima, la seguridad, la enfermedad, la migración, el control de armas, para mencionar algunas de las más visibles.

En el momento actual debemos reconocer la importancia de la juventud, tanto demográficamente como políticamente. También necesitamos reconocer el auge del populismo y del extremismo político que están emergiendo en muchas partes del mundo. La inequidad persiste alrededor del mundo. Los avances en el aprendizaje de las máquinas, la inteligencia artificial o la biotecnología levantan preguntas profundas acerca de lo que significa, y significará en el futuro, ser humano.

Los beneficios de los avances y la innovación tecnológica no están siendo compartidos de un modo justo alrededor del mundo y, como han argumentando el Secretario General de las Naciones Unidas y otros, aquí y en otros lados, la crisis ambiental y del clima no son hoy solo discusiones académicas sobre el futuro sostenible sino cuestiones de supervivencia, de vida o muerte.

La educación es un recurso vital para hacer frente a estos desafíos y muchos otros. Y las metas amplias de Naciones Unidas y de la UNESCO convergen en una visión que junta democracia y desarrollo. Pero gran parte del pensamiento sobre el desarrollo en el siglo 21 no ha estado orientado por objetivos democráticos. Se ha basado en la idea de que el conocimiento, el expertise y la definición de metas deben ser transferidos de un pequeño grupo de tecnócratas a un gran grupo de receptores que no tienen las capacidades para diseñar sus propios futuros.

En tiempos recientes, esta idea de un desarrollo impulsado por expertos ha sido desafiado por ideas tales como la planificación participativa, los recursos locales de conocimiento, y la toma de decisiones descentralizada. No obstante, en lo que se refiere a la educación el énfasis sigue estando todavía en habilidades comercializables antes que en la imaginación y la anticipación.

Para la mayor parte de la población mundial, y especialmente para las regiones y países más pobres del mundo, el mayor obstáculo para lograr el desarrollo es el débil reconocimiento de su capacidad para definir sus propios futuros y para imaginar el buen vivir en sus propios términos. Esta capàcidad de aspirar está pobremente desarrollada.

Cuando las comunidades vulnerables imaginan sus propios futuros juntan su capacidad de anticipar y su capacidad de aspirar. Ningún ser humano, ninguna comunidad, carece de estas capacidades. Pero la pobreza, la inseguridad y la marginación institucionalizada no les ha permitido construir estas capacidades. Así, los educadores de todas las edades, tamaños, formas y colores tienen una tarea vital de construir la capacidad de los jóvenes, los pobres y los marginados de imaginar, anticipar y aspirar.

Hay muchas maneras de construir estas capacidades. Muchos de ustedes están procurándolo como decisores de políticas, activistas o profesores. Quiero agregar aquí mis propias ideas a fin de remover la olla y enriquecer la mezcla de posibilidades para nuestras visiones colaborativas.

En mi opinión, el recurso más importante y escaso que podemos ofrecer como educadores es la capacidad de generar nuevo conocimiento. Generalmente pensamos en la generación de nuevo conocimiento como monopolio de las universidades y como la capacidad de académicos con posgrados. Estas son las personas a las que usualmente nos referimos como investigadores, descubridores de nuevo conocimiento.

Vemos la investigación como una práctica difícil, esotérica y de élite que requiere años de educación primaria, secundaria y terciaria, pero yo creo que necesitamos reconocer el derecho a la investigación como un derecho humano y como un derecho universal. Cualquier adulto alfabetizado debería tener el derecho y los medios para producir nuevo conocimiento y para hacerlo de manera cuidadosa, sistemática y rigurosa. 



¿Por qué es importante democratizar la capacidad de investigar y producir nuevo conocimiento localmente, sin depender solo de la educación/formación formal de posgrado? La respuesta es: los problemas del mundo pueden ser planetarios, pero las maneras en que se presentan en ciudades, regiones y países especificos son intensamente locales.

Democratizar la capacidad de investigar y de producir nuevo conocimiento requiere mucho apoyo de los financistas, académicos, científicos y planificadores tradicionales. Ciertamente, los grupos marginales no pueden hacerlo solos pero se trata de una capacidad vital a desarrollar entre los jóvenes del mundo puesto que ellos están en el ojo de la tormenta y son los primeros que enfrentan los problemas globales, por lo que debemos empoderarlos para que sean los primeros en generar soluciones.

Es un honor para mí ser parte de esta nueva iniciativa de Los Futuros de la Educación. Nos desafío a todos nosotros a pensar de manera profunda en los desafíos y las oportunidades que vemos hoy y en el horizonte. Y nos invito a pensar cómo podemos habilitar a las personas a aspirar en sus propios términos, a construir sus propias capacidades para imaginar, aspirar, actuar, anticipar, abogar e intervenir. Seguramente es así como damos forma a estos futuros de la educación.

Más sobre Arjun Appadurai
http://www.arjunappadurai.org/publications/#articles
https://www.traficantes.net/libros/el-futuro-como-hecho-cultural
– “El tema relevante es: ricos vs. pobres”
https://disonancias-zapata.blogspot.com/2019/05/arjun-appadurai-el-tema-relevante-es.html
- El derecho a participar en el trabajo de la Imaginación | Arjun Appadurai en entrevista con Arjen Mulder
http://insite.org.mx/wp/nota-2/

Textos relacionados en este blog
- Rosa María Torres, Incidir en educación

Educaciones

Rosa María Torres

Arpillera, Chile

El 3 de diciembre de 2018 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una Resolución que proclamó el 24 de enero como Día Internacional de la Educación. Este se celebró por primera vez en 2019.

La Resolución se refirió a
la Agenda 2030 y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados en 2015 como nueva agenda de desarollo a nivel mundial, y en particular al ODS 4 referido a "una educación inclusiva y equitativa de calidad a todos los niveles: preescolar, primaria, secundaria, terciaria y a distancia, incluida la formación técnica y profesional".

UNESCO
A su vez, el mensaje de la UNESCO en la primera celebración del Día Internacional de la Educación reiteró la importancia del derecho a la educación, mencionó algunas cifras en torno a la escolaridad y los aprendizajes de niños y jóvenes en el mundo, y exhortó a los gobiernos y otros actores a priorizar y hacer realidad la educación universal de calidad para todos.

Tanto la Resolución como la celebración del Día Internacional de la Educación se centran en la educación escolar, la que se realiza en las aulas. De hecho, el derecho a la educación se ha centrado fundamentalmente en torno al sistema educativo.

No obstante, la educación escolar - formal y no-formal - no es la única educación y no es la única involucrada en el logro de la Agenda 2030 para la Educación. La Declaración de Incheon y el Marco de Acción para la realización del ODS 4 (2015) se refieren al aprendizaje a lo largo de la vida, a la importancia de asegurar aprendizajes en entornos formales, no-formales e informales, dentro y fuera del sistema educativo.

Además de la educación escolar, existen otras educaciones de las cuales dependen las personas - niños, jóvenes y adultos - a lo largo de la vida: en la familia, en la comunidad, en el lugar de trabajo, en la participación social, en el contacto con la naturaleza, con los medios de comunicación, con el arte, con la cultura. 

La educación familiar, la que tiene lugar en la familia, juega un papel fundamental sobre todo en la primera infancia y en la infancia.

La educación comunitaria, que tiene lugar en la comunidad, se realiza no solo a través de la escuela sino de la propia experiencia de convivencia comunitaria, integra saberes comunitarios y saberes escolares, articula escuela y comunidad, e involucra a los diversos actores e instituciones locales. 

La propuesta del aprendizaje a lo largo y ancho de la vida como un nuevo paradigma para la educación en el siglo XXI, y el reconocimiento de que el aprendizaje se realiza a través de múltiples vías, formales, no-formales e informales, ha llevado a ampliar el derecho a la educación a todas las edades y a todos los espacios.

En este marco, el Día Internacional de la Educación nos convoca a honrar y celebrar todas las educaciones, no solo la de las aulas.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- Aprendizaje formal, no-formal e informal
- La comunidad local como comunidad de aprendizaje
- ¿Qué es una 'escuela abierta a la comunidad'?
- It all starts at school? It all starts at home

"Hacia una nueva visión de la educación": De la Declaración de Jomtien (1990) a la Declaración de Incheon (2015)

    
Rosa María Torres

Towards a new vision of education: From Jomtien (1990) to Incheon (2015)


En 1990, la Declaración Mundial sobre Educación para Todos aprobada en la Conferencia Mundial de Educación para Todos (Jomtien-Tailandia, 5-9 marzo 1990) que arrancó el programa mundial de Educación para Todos (1990-2000), propuso una "visión ampliada de la educación básica" centrada en la noción de satisfacer las necesidades básicas de aprendizaje de todos, niños, jóvenes y adultos, dentro y fuera del sistema escolar. La educación básica debía ser el cimiento del Aprendizaje a lo Largo de la Vida (ALV).


En 2015, la Declaración de Incheon (Foro Mundial sobre la Educación, Incheon-Corea del Sur, 21 mayo 2015) propuso "una nueva visión de la educación", en el corazón de la cual debe estar la adopción de un enfoque de Aprendizaje a lo Largo de la Vida, es decir, un enfoque que ve el aprendizaje como un continuo, desde el nacimiento hasta la muerte, dentro y fuera del sistema educativo (aprendizajes formales, no-formales e informales).

La "visión ampliada de la educación básica" propuesta en Jomtien no llegó a plasmarse en la realidad. De las seis metas acordadas, la Educación para Todos (1990-2000) se centró en la educación formal y en la educación primaria de niños y niñas, y desatendió las metas relacionadas con la primera infancia y la edad adulta. Lo mismo sucedió en los 15 años adicionales de Educación para Todos decididos en el Foro Mundial de Educación (Dakar, Senegal, 2000). El 2015 llegó y cerró con una agenda inconclusa de Educación para Todos.

¿Será que la "nueva visión de la educación" y el "enfoque de Aprendizaje a lo Largo de la Vida" propuestos en Incheon logran plasmarse en la realidad y cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS 4) y sus 10 metas para la educación hasta el año 2030?

A continuación los textos de ambas declaraciones.

Declaración Mundial sobre Educación para Todos. Satisfacción de las Necesidades Básicas de Aprendizaje (Conferencia Mundial sobre Educación para Todos, Jomtien-Tailandia, 5-9 marzo 1990)

1. Cada persona — niño,joven o adulto— deberá estar en condiciones de aprovechar las oportunidades educativas ofrecidas para satisfacer sus necesidades básicas de aprendizaje. Estas necesidades abarcan tanto las herramientas esenciales para el aprendizaje (como la lectura y la escritura, la expresión oral, el cálculo, la solución de problemas) como los contenidos básicos del aprendizaje (conocimientos teóricos y prácticos, valores y actitudes) necesarios para que los seres humanos puedan sobrevivir, desarrollar plenamente sus capacidades, vivir y trabajar con dignidad, participar plenamente en el desarrollo, mejorar la calidad de su vida, tomar decisiones fundamentadas y continuar aprendiendo. La amplitud de las necesidades básicas de aprendizaje y la manera de satisfa cerlas varían según cada país y cada cultura y cambian inevitablemente con el transcurso del tiempo.

2. La satisfacción de estas necesidades confiere a los miembros de una sociedad la posibilidad y a la vez, la responsabilidad de respetar y enriquecer su herencia cultural, lingüística y espiritual común, de promover la educación de los demás, de defender la causa de la justicia social, de proteger el medio ambiente y de ser tolerante con los sistemas sociales, políticos y religiosos que difieren de los propios, velando por el respeto de los valores humanistas y de los derechos humanos comúnmente aceptados, así como de trabajar por la paz y la solidaridad internacionales en un mundo interdependiente.

3. Otro objetivo, no menos esencial, del desarrollo de la educación es la transmisión y el enriquecimiento de los valores culturales y morales comunes. En esos valores asientan su identidad y su dignidad.

4. La educación básica es más que un fin en sí misma. Es la base para un aprendizaje y un desarrollo humano permanentes sobre el cual los países pueden construir sistemáticamente nuevos niveles y nuevos tipos de educación y capacitación.

5. Satisfacer las necesidades básicas de aprendizaje exige algo más que una renovación del compromiso con la educación básica en su estado actual. Lo que se requiere es una “visión ampliada” que vaya más allá de los recursos actuales, las estructuras institucionales, los planes de estudio y los sistemas tradicionales de instrucción, tomando como base lo mejor de las prácticas en uso. Hoy día existen nuevas posibilidades que son fruto de la convergencia entre el incremento de la información y la capacidad sin precedentes de comunicación. Esas posibilidades debemos aprovecharlas con espíritu creador y con la determinación de acrecentar su eficacia .

Esa visión ampliada comprende lo siguiente:

- universalizar el acceso a la educación y fomentar la equidad
- dar atención prioritaria al aprendizaje
- ampliar los medios y el alcance de la educación básica
- mejorar el ambiente de aprendizaje
- fortalecer la concertación de las acciones".


El texto completo de la Declaración puede verse aquí.

 Declaración de Incheon (Foro Mundial sobre la Educación, Incheon-Corea del Sur, 21 mayo 2015)

Preámbulo

1.
Nosotros, ministros, jefes y miembros de delegaciones, jefes de organismos y funcionarios de organizaciones multilaterales y bilaterales y representantes de la sociedad civil, de la profesión docente, de los jóvenes y del sector privado, nos hemos reunido en mayo de 2015 por invitación de la Directora General de la UNESCO en Incheon (República de Corea) con motivo del Foro Mundial sobre la Educación 2015. Damos las gracias al Gobierno y al pueblo de la República de Corea por haber acogido este importante acontecimiento, así como al UNICEF, al Banco Mundial, al UNFPA, al PNUD, a ONU Mujeres y al ACNUR, coorganizadores de esta reunión, por sus contribuciones. Expresamos nuestro sincero agradecimiento a la UNESCO por haber puesto en marcha y liderado la convocatoria de este acontecimiento que marca un hito para la Educación 2030.

2. En esta histórica ocasión, reafirmamos la visión del movimiento mundial en pro de la Educación para Todos, que se puso en marcha en Jomtien en 1990 y se reiteró en Dakar en 2000, el compromiso más importante en materia de educación en las últimas décadas, que contribuye a impulsar progresos significativos en el ámbito de la educación. Reafirmamos también la visión y la voluntad política reflejadas en numerosos tratados de derechos humanos internacionales y regionales en los que se establece el derecho a la educación y su interrelación con otros derechos humanos. Reconocemos los esfuerzos realizados, aunque observamos con gran preocupación que estamos lejos de haber alcanzado la educación para todos.

3. Recordamos el Acuerdo de Mascate, elaborado mediante amplias consultas y aprobado en la Reunión Mundial sobre la Educación para Todos (EPT) de 2014, que sirvió de fundamento para las metas de educación propuestas por el Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Recordamos también los resultados de las conferencias ministeriales regionales sobre la educación después de 2015, y tomamos nota de las conclusiones del Informe de Seguimiento de la EPT en el Mundo 2015 y de los informes de síntesis regionales sobre la EPT. Reconocemos la importante contribución de la Iniciativa Mundial “La educación ante todo”, así como la función de los gobiernos y de las organizaciones regionales, intergubernamentales y no gubernamentales para impulsar el compromiso político en pro de la educación.

4. Habiendo hecho balance de los progresos alcanzados en la consecución de las metas de la EPT desde 2000 y de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relacionados con la educación, así como de la experiencia adquirida, y habiendo examinado los desafíos pendientes y deliberado sobre la agenda de la educación 2030 propuesta y el Marco de Acción, así como sobre las prioridades y estrategias futuras para lograrla, aprobamos la presente Declaración.

Hacia 2030: una nueva visión de la educación

5. Nuestra visión es transformar las vidas mediante la educación, reconociendo el importante papel que desempeña la educación como motor principal del desarrollo y para la consecución de los demás ODS propuestos. Nos comprometemos con carácter de urgencia con una agenda de la educación única y renovada que sea integral, ambiciosa y exigente, sin dejar a nadie atrás. Esta nueva visión se recoge plenamente en el ODS 4 propuesto “Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos” y sus metas correspondientes. En esta visión, transformadora y universal, se tiene en cuenta el carácter inconcluso de la agenda de la EPT y de los ODM relacionados con la educación, y se abordan los desafíos de la educación en los planos mundial y nacional. La visión se inspira en una concepción humanista de la educación y del desarrollo basada en los derechos humanos y la dignidad, la justicia social, la inclusión, la protección, la diversidad cultural, lingüística y étnica, y la responsabilidad y la rendición de cuentas compartidas. Reafirmamos que la educación es un bien público, un derecho humano fundamental y la base para garantizar la realización de otros derechos. Es esencial para la paz, la tolerancia, la realización humana y el desarrollo sostenible. Reconocemos que la educación es clave para lograr el pleno empleo y la erradicación de la pobreza. Centraremos nuestros esfuerzos en el acceso, la equidad, la inclusión, la calidad y los resultados del aprendizaje, dentro de un enfoque del aprendizaje a lo largo de toda la vida".


El texto completo de la Declaración puede verse aquí.

Textos relacionados en este blog:
- ¿Qué es el Aprendizaje a lo Largo de la Vida (ALV)?

- Seis metas de Educación para Todos 

Alfabetización: De todos a "una proporción sustancial de los adultos" (ODS)





Entre 1980 y 2015 la meta referida a la alfabetización de jóvenes y adultos pasó de "erradicar el analfabetismo" (Proyecto Principal de Educación para América Latina y el Caribe, 1980-2000) a "garantizar que todos los jóvenes y al menos una proporción sustancial de los adultos, tanto hombres como mujeres, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética" en el año 2030 (Objetivos de Desarrollo Sostenible, 2015-2030).

En otras palabras: los actuales Objetivos de Desarrollo Sostenible proponen alfabetización universal para los jóvenes (15-25 años) y una meta indefinida para las personas de más de 25 años. Esto contradice la retórica del Aprendizaje a lo Largo de la Vida y el Objetivo 4 de los ODS, referido a la educación: "Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos".


Proyecto Principal de Educación (1980-2000)
| UNESCO-OREALC

En 1980, en México, se aprobó el Proyecto Principal de Educación para América Latina y el Caribe - PPE (1980-2000), coordinado por la Oficina Regional de la UNESCO, en Santiago. El PPE propuso tres metas a cumplirse hasta el año 2000. Una de ellas fue "erradicar el analfabetismo".

1. Alcanzar la escolarización básica a los niños en edad escolar y ofrecerles una educación general mínima de 8 a 10 años de duración.
2. Erradicar el analfabetismo, desarrollar y ampliar los servicios educativos para jóvenes y adultos con escolaridad incipiente o sin escolaridad.
3. Mejorar la calidad y la eficiencia de los sistemas educativos, y de la enseñanza en general, a través de la realización de las reformas necesarias y del diseño de sistemas efectivos de medición de los aprendizajes. 


La evaluación final del PPE, en el año 2000, concluyó que las metas no se cumplieron.


Educación para Todos (1990-2000)
| UNESCO, UNICEF, UNFPA, Banco Mundial
 

En 1990, la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos, realizada en Jomtien-Tailandia, aprobó un plan mundial de Educación para Todos (1990-2000) que incluyó seis metas de educación básica para niños, jóvenes y adultos. Una de esas metas (meta 4) fue
"reducción de la tasa de analfabetismo adulto a la mitad".
 
1.
Expansión de la asistencia y actividades de cuidado y desarrollo de la primera infancia, incluidas  intervenciones de la familia y la comunidad, especialmente para los niños pobres, desasistidos e impedidos.
2.
Acceso universal a la educación primaria (o a cualquier nivel más alto considerado "básico") y terminación de la misma, para el año 2000.
3.
Mejoramiento de los resultados del aprendizaje de modo que un porcentaje convenido de una muestra de edad determinada (ej. 80% de los mayores de 14 años) alcance o sobrepase un nivel dado de logros de aprendizaje considerados necesarios
4.
Reducción de la tasa de analfabetismo adulto a la mitad del nivel de 1990 para el 2000. El grupo de edad adecuado debe determinarse en cada país y hacerse suficiente hincapié en la alfabetización femenina a fin de modificar la desigualdad frecuente entre índices de alfabetización de hombres y mujeres.
5.
Ampliación de los servicios de educación básica y capacitación a otras competencias esenciales necesarias para los jóvenes y los adultos, evaluando la eficacia de los programas en función de la modificación de la conducta y del impacto en la salud,
el empleo y la productividad.

6.
Aumento de la adquisición por parte de los individuos y las familias de los conocimientos, capacidades y valores necesarios para vivir mejor y conseguir
un desarrollo racional y sostenido por medio de todos los canales de la educación
-incluidos los medios de información modernos, otras formas de comunicación tradicionales y modernas, y la acción social- evaluándose la eficacia de estas intervenciones en función de la modificación de la conducta.


La evaluación de la EPT, realizada en el año 2000 y presentada en el Foro Mundial de Educación en Dakar, reveló que las metas no se cumplieron. Allí se decidió postergar el plazo de la EPT por 15 años más.


Educación para Todos (2000-2015)
| UNESCO, UNICEF, UNFPA, Banco Mundial

En 2000, el Foro Mundial de Educación, realizado en Dakar-Senegal, ratificó las seis metas de Jomtien, con algunas modificaciones. La meta referida al analfabetismo (meta 4) se planteó como
"mejorar en 50% los niveles de alfabetización de adultos".

1.
Expandir y mejorar el cuidado infantil y la educación inicial integrales, especialmente para los niños y niñas más vulnerables y en desventaja.
2.
Asegurar que, para el 2015, todos los niños, y especialmente las niñas y los niños en circunstancias difíciles, tengan acceso y completen una educación primaria gratuita, obligatoria y de buena calidad.
3.
Asegurar la satisfacción de las necesidades de aprendizaje de jóvenes y adultos a través del acceso equitativo a programas apropiados de aprendizaje de habilidades para la vida y para la ciudadanía.
4.
Mejorar en 50% los niveles de alfabetización de adultos para el año 2015, especialmente entre las mujeres, y lograr el acceso equitativo a la educación básica y permanente para todas las personas adultas.
5.
Eliminar las disparidades de género en la educación primaria y secundaria para el año 2005, y lograr la equidad de géneros para el 2015, en particular asegurando a las niñas acceso a una educación básica de calidad y rendimientos plenos e igualitarios.
6.
Mejorar todos los aspectos de la calidad de la educación y asegurar la excelencia de todos, de modo que todos logren resultados de aprendizaje reconocidos y medibles, especialmente en torno a la alfabetización, el cálculo y las habilidades esenciales para la vida.

La evaluación final de la EPT, en 2015, reveló que las metas no se cumplieron.
La mayoría de países no logró cumplir con la meta de reducir el analfabetismo a la mitad hasta 2015. Las metas incumplidas de la EPT se incorporaron a la Agenda 2030 (ODS) como una "agenda inconclusa".

Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015)
| Naciones Unidas

En el año 2000, Naciones Unidas aprobó los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), una agenda multisectorial, de alcance global, con ocho metas al año 2015. La meta referida a la educación - Meta 4: Lograr la enseñanza primaria universal - se centró en niños y niñas (completación de cuatro años de escolaridad). La meta no se cumplió. No se incluyó una meta para la educación de personas adultas.


Objetivos de Desarrollo Sostenible - ODS (2015-2030)
| Naciones Unidas
 

En 2015, Naciones Unidas aprobó los Objetivos de Desarrollo Sostenible - ODS (2015-2030). La agenda de los ODS se organizó en torno a 17 objetivos. El ODS 4 es el referido a educación:
El ODS 4 tiene 10 metas: 7 metas se refieren a resultados esperados y 3 metas a estrategias de ejecución. La meta sobre alfabetización (meta 4.6) es garantizar la alfabetización a “todos los jóvenes y al menos una proporción sustancial de los adultos”.

Según la UNESCO (datos de 2016 proyectados al 2017),
en 2017 existían en el mundo 260 millones de niños y niñas que no sabían leer y escribir y 750 millones de personas mayores de 15 años que estaban en esa situación. De los 750 millones, dos tercios seguían siendo mujeres y 102 millones eran jóvenes entre 15 y 24 años. Entre 2000 y 2015, a nivel global, la tasa de alfabetismo entre jóvenes y adultos creció solo 4%.

Esta es la tasa de alfabetismo, por edades:
- 86% entre mayores de 15 años
- 91% entre 15 y 24 años
- 86% entre 15 y 64 años
- 78% entre personas mayores de 65 años

Los datos de analfabetismo/alfabetismo siguen recolectándose, en la mayoría de países, a través de censos o encuestas de hogares en los que las personas responden simplemente Sí o No a la pregunta de si saben leer y escribir.


¿Aprendizaje a lo Largo de la Vida para Todos?


Así pues,
en lo que hace a la alfabetización de jóvenes y adultos, entre 1980 y 2015 pasamos de la meta de "erradicar el analfabetismo" a la meta de lograr la alfabetización universal de la juventud y alfabetizar "al menos a una proporción sustancial de los adultos". 


El documento de la UNESCO Desglosar el Objetivo de Desarrollo 4: Educación 2030 (2017) aclara que la meta 4.6 entiende por 'jóvenes' a personas entre 15 y 25 años.

También se explica al respecto que (página 13):

"Los principios, las estrategias y las acciones que articulan esta meta se sustentan en la concepción actual de la alfabetización como un continuo de niveles de competencia dentro de un contexto determinado que va más allá de la simple dicotomía entre “personas alfabetizadas” y “analfabetas”. Por lo tanto, las acciones relacionadas con esta meta se orientan a garantizar que, de aquí a 2030, todos los jóvenes y adultos del planeta hayan alcanzado un nivel pertinente y reconocido de conocimientos funcionales en lectura, escritura y cálculo equivalentes al nivel que se obtiene una vez completada con éxito la enseñanza básica".
No obstante, la meta 4.6 es clara: no son todos los jóvenes y adultos quienes deberán alfabetizarse. Así consta en este resumen de las metas globales (página 16):
En la década de 1970-1980 cuestionamos la "erradicación del analfabetismo" por su lenguaje grotesco y su visión simplificadora de la problemática del analfabetismo.

En este momento, y a propósito de los ODS, es cuestionable una meta que propone asegurar alfabetización universal a los jóvenes y que opta por una gran indefinición en torno a los adultos. Una vez más, es de esperar que la alfabetización de adultos no tenga ninguna prioridad en la Agenda 2030.


Esto, en momentos en que la UNESCO plantea el Aprendizaje a lo Largo de la Vida como nuevo paradigma para la educación en el siglo 21 y en el marco de un objetivo para la educación que propone
"Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos".

Para saber más

»
UNESCO Institute for Statistics - Literacy


Textos relacionados en este blog

» Los erradicadores del analfabetismo

» ¿Renuncia a un mundo alfabetizado?
»
Alfabetización de adultos en América Latina y el Caribe: planes y metas 1980-2015 
» Seis metas de Educación para Todos
| Six Education for All goals
» Carta Abierta a la UNESCO por parte del GLEACE (2007)

» Ecuador: El fiasco de la alfabetización

» Sobre aprendizaje de jóvenes y adultos (compilación)

Confianza en la justicia: Pirotecnias oficiales (Ecuador)



El Estado de Propaganda instalado en el Ecuador por la "revolución ciudadana" no tuvo antecedentes en la historia del país. El afán por destacar avances y logros del gobierno, y por negar u ocultar todo problema, llevó entre otros a una carrera desquiciada por los rankings. En Titulares tamposos y manipulación fui recopilando titulares y piezas de desinformación en los medios del gobierno. En Rankings y ranking-manía recopilé referencias a rankings mencionados casi cotidianamente por Correa y sus ministros, en su mayoría divulgados sin fuentes ni verificación.

Aquí analizo un ejemplo concreto de cómo operó la cadena de desinformación en torno a un tema muy preciado de la 'revolución ciudadana' - la confianza en el sistema judicial - tema por el cual recibió incluso reconocimientos internacionales. En diciembre de 2016 la Conferencia de Ministros de Justicia de los países Iberoamericanos y la Fundación Carlos III condecoraron a Rafael Correa con la Gran Cruz de la Orden Iberoamericana de la Justicia, siendo ésta la primera vez que se concedía este reconocimiento internacional a un mandatario latinoamericano.

El gobierno se apoyó para esto en una encuesta del Latin American Public Opinion Project (LAPOP) de la Universidad de Vanderbilt, financiado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el cual creó en 2004 el Barómetro de las Américas. El informe de la encuesta, titulado The Political Culture of Democracy in the Americas, 2014: Democratic Governance Across 10 Years of the Americas Barometer, fue publicado en diciembre 2014. El informe en español, Cultura política de la democracia en Guatemala y en las Américas, 2014: Gobernabilidad democrática a través de 10 años del Barómetro de las Américas, fue publicado en marzo 2015.  


La encuesta de LAPOP ubicó al Ecuador en sexto lugar en las Américas (el continente americano) en confianza en la justicia.

Asimismo, el Ecuador se ubicó en noveno lugar en "confianza en que el sistema de justicia castigará al culpable".

Como veremos, el gobierno hizo su propio manejo de estos datos y presentó al Ecuador, de manera errática, en segundo e incluso en primer lugar en "la región", entendiéndose por tal indistintamente América Latina o América del Sur. 

Abajo, algunas entradas tomadas de Twitter entre 2015 y 2017. Este recorrido permite ver el manejo de la información a lo largo del tiempo. Algunos de los actores involucrados son la Embajada del Ecuador en Washington, el diario El Telégrafo, el Ministerio de Justicia, el Consejo de la Judicatura y el Presidente Rafael Correa.


5 febrero 2015
"Sistema judicial de Ecuador es el de mayor confianza en América del Sur" afirma la Embajadora Nathalie Cely desde la Embajada del Ecuador en Washington. Hay aquí un error: Uruguay, con mayor puntaje que el Ecuador, está en América del Sur. En el informe de LAPOP el Ecuador se ubica en segundo lugar en América del Sur.

5 febrero 2015
"Ecuador, en primer lugar de confianza en la justicia". Titular del diario El Telégrafo. Asegura que el Ecuador está en primer lugar, pero no indica primer lugar de qué ni menciona fuente. Incluye gráficos referidos al informe de LAPOP así como a estadísticas del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

El Telégrafo elabora su propia tabla con el indicador de confianza en la justicia de LAPOP, eliminando a los países que están por encima del Ecuador (Canadá, Nicaragua, Costa Rica y Panamá). Deja solo a Uruguay, con lo cual el Ecuador aparece en segundo lugar en América del Sur. No obstante, el titular de la nota afirma "Ecuador, en primer lugar de confianza en la justicia".

El subtitular (dentro de la nota) "En el Ecuador hay alta confianza en el castigo al delito (infografía)" se refiere a la otra tabla del informe de LAPOP (ver arriba, en el encabezado). La nota dice: "A nivel de América del Sur, los ecuatorianos son los que más confían en que el autor de un delito va a ser debidamente procesado y castigado por los órganos judiciales internos, con respecto a los demás países de la región". Aquí hay un error: el Ecuador no es el primero en América del Sur pues Surinam, que se ubica por encima del Ecuador, también está en América del Sur.

El Telégrafo también hace referencia a la Encuesta de Empleo, Desempleo y Subempleo del INEC, realizada en diciembre 2014, la cual incluyó un módulo sobre percepción de la justicia por parte de la ciudadanía. 52% calificó como bueno el desempeño del Consejo de la Judicatura y 9,5% como excelente. También se preguntó sobre la Fiscalía y la Defensoría Pública, pero no se incluyen datos al respecto.

Sin que nadie lo verifique, este artículo de El Telégrafo fue ampliamente replicado y divulgado en las redes sociales por medios y cuentas del gobierno y por simpatizantes a nivel nacional e internacional. Aquí dos ejemplos de instituciones que repiten la información de El Telégrafo, el Ministerio de Justicia y Radio Pública del Ecuador.

9 enero 2016


"La confianza en el sistema de justicia ecuatoriana es la más alta en la región, con un 48,2%". Habla Rafael Correa en el Enlace Ciudadano 458. Se refiere al 48,2% del informe de LAPOP. Ubica al Ecuador en primer lugar en "la región" (?). La cuenta del Ministerio Coordinador del Conocimiento y Talento Humano asume que "la región" es América Latina. Todos los medios, gubernamentales y privados, se hacen eco de esta afirmación, como suele ocurrir con los enlaces ciudadanos (sabatinas).

No obstante, como analizó el Verificador de Gkillcity.com (¿Ecuador está en el primer lugar de Sudamérica en confianza en la justicia?, enero 10, 2016), la presentación hecha en este enlace ciudadano tiene varios errores e imprecisiones.

Correa presentó dos gráficos. El primer gráfico referido al nivel de certeza de que la justicia va a castigar al culpable de un delito, en el cual el Ecuador aparece en primer lugar con 47,9% puntos. El gráfico repite el error de El Telégrafo un año antes (feb. 2015): en el informe de LAPOP el Ecuador no está primero en América del Sur; Surinam ocupa ese puesto con 67,4%. Además, el porcenatej de 47,9% es equivocado (el porcentaje real es 47,4%). Si "la región" es América Latina, el Ecuador ocupa el séptimo lugar.


El segundo gráfico se refirió a la confianza ciudadana en el sistema de justicia. Correa aclaró: “Confianza en general en el sistema de justicia que no es solo castigar a un delincuente sino rapidez, juicios civiles, administrativos, etcétera, Ecuador está en segundo lugar de la región solo superado por Uruguay”. Esto es cierto para América del Sur. Si la referencia es América Latina, el Ecuador está en quinto lugar, no en el segundo.


12 diciembre 2016


"Ecuador ocupa el segundo puesto en la confianza de la ciudadanía en el sistema de justicia"
. Palabras de Rafael Correa. No indica segundo puesto de qué. Tampoco indica fuente, pero se refiere nuevamente al informe de LAPOP. Casi un año antes (enero 2016) había afirmado, citando dicho informe, que el Ecuador está en primer lugar.

6 marzo 2017

"La Universidad de Vanderbilt sitúa a Ecuador en segundo lugar en nivel de confianza en el sistema de justicia". Quien habla es la Ministra de Justicia, Ledy Zúñiga. La Universidad de Vanderbilt es la que elabora el informe de LAPOP (tal vez se evita mencionar a la USAID, que es la que financia este informe). No indica segundo lugar de qué. Reitera lo afirmado por Rafael Correa.

1 mayo 2017

"En Ecuador la confianza en la justicia alcanza el 48,2%, el segundo más alto de la región". Karina Peralta es funcionaria del Consejo de la Judicatura. Está hablando en la sesión del Examen Periódico Universal (EPU) de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra. 48,2% es el dato atribuido al Ecuador en el informe de LAPOP 2014. No indica a qué se refiere con "región" pero sabemos, por el historial, que se refiere a América del Sur. La encuesta de LAPOP sigue usándose como referencia tres años después, pese a que hay encuestas internacionales más recientes.

Otros informes referidos a la confianza en la justicia

Otros dos informes referidos al tema confianza en la justicia, dados a conocer en 2016:

a) El informe del World Justice Project (WJP), publicado en noviembre 2016, el cual ubica al Ecuador en décimo lugar en América Latina con respecto a confianza en la justicia y en el lugar 91 a nivel mundial, en una lista de 113 países. La pregunta a los entrevistados fue: ¿Confías en la justicia de tu país?. Así respondieron los latinoamericanos: 2% mucho, 24% poco y 74% nada


b) El Indice de Competitividad Global 2016 del Foro Económico Mundial, en el cual el Ecuador se ubicó a la cola - lugar 134, entre 138 países - en independencia judicial.

Textos relacionados en este blog
» Titulares tramposos y manipulación
» Rankings y ranking-manía

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...