Mostrando entradas con la etiqueta políticas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta políticas. Mostrar todas las entradas

Ecuador: El fiasco del Código Orgánico de Salud (COS)




El Código Orgánico de Salud (COS) tardó ocho años en tramitarse y aprobarse en la Asamblea Nacional (2012-2020), abarcando a dos gobiernos (Rafael Correa y Lenin Moreno). Al final, en septiembre de 2020 el Ejecutivo comunicó el veto total al COS, aduciendo graves inconsistencias de fondo y forma, analizadas junto con especialistas de la salud. El veto total generó posicionamientos y reacciones diversas en la Asamblea y en la sociedad. Obliga a esperar un año para volver a discutirlo. Borra y va de nuevo.

Incluimos aquí la posición sobre el proyecto del COS de tres especialistas que participaron en el debate "Conociendo el COS más allá de la polémica" (23 sep. 2020) y la posición de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública (24 sep. 2020), ambas anteriores al veto presidencial y con recomendaaciones sobre qué hacer. Ambas son sumamente críticas del COS y coinciden en muchos puntos. La primera considera que es una "colcha de retazos", que hay que rehacer todo, que no cabe parchar y "salvar" unos pocos artículos (el documento tiene 221 páginas y 405 artículos). La segunda sugiere la posibilidad de mantener las actualizaciones regulatorias sobre temas polémicos como las emergencias obstétricas y la educación sexual, y reelaborar todo lo concerniente al sistema de salud.


23 mayo, 2012 (gobierno de Rafael Correa): El Código Orgánico de Salud (COS) llegó a la Asamblea Nacional para su análisis, debate y aprobación. Tuvo cuatro años de discusión antes de su primer debate en la Asamblea, el 9 de mayo de 2017. En marzo de 2016, el Presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea, William Garzón (Alianza País), presentó un nuevo proyecto. 3.400 personas participaron en encuentros realizados a nivel nacional. El correísmo terminó su década de gobierno en mayo de 2017 sin haber concluido la tarea. Esta fue retomada y continuada en la Asamblea durante el gobierno de Lenin Moreno (2017-2021).

26 octubre, 2017 (gobierno de Lenin Moreno): El Ministerio de Salud Pública entregó a la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional las sugerencias recogidas durante los diálogos y mesas de trabajo con los diferentes actores del sistema nacional de salud. La ministra de Salud era Verónica Espinosa (fue Ministra de Salud en el gobierno de Correa y ratificada en ese cargo por Lenin Moreno) y el Presidente de la Asamblea era José Serrano.

17 septiembre, 2019: La Asamblea Nacional no aprobó la despenalización del aborto por violación contemplada en el proyecto de reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP). El texto propuesto por la presidenta de la Comisión de Justicia, Ximena Peña (AP), logró 65 votos de los 70 requeridos. 59 asambleístas votaron en contra. Hubo seis abstenciones de varias bancadas. Asambleístas que habían anunciado que votarían a favor no se presentaron, se abstuvieron o votaron en contra. Se esperaba que esta vez sí se lograría la despenalización. Seis años antes, en 2013, Rafael Correa había amenazado con renunciar a la Presidencia si las y los asambleístas de Alianza País seguían defendiendo la despenalización del aborto por violación. 

25 de agosto, 2020: Después de 8 años de trámite - dos gobiernos, varios ministros de salud, dos juegos de asambleístas, decenas de asesores, más de 120.000 aportes - el COS se aprobó en el Pleno de la Asamblea con 79 votos positivos, 8 negativos y 45 abstenciones. Al día siguiente, el 26 de agosto, la Conferencia Episcopal Ecuatoriana pidió el veto de varios artículos del COS; a continuación lo hicieron otros sectores conservadores, incluido el candidato presidencial Guillermo Lasso y otros dos candidatos presidenciales. El medio La Posta circuló el rumor de que la Vicepresidenta recién posesionada había amenazado con renunciar si se aprobaba el COS (nunca apareció haciendo tal amenaza). Los temas polémicos del COS que acapararon el debate fueron: emergencias obstétricas tras abortos (artículo 201), métodos anticonceptivos y planificación familiar (artículo 195), maternidad subrogada (artículo 196) y uso medicinal del cannabis (varios artículos). El medio digital Primicias dedicó un número especial a aclarar los seis temas que preocupaban a los obispos, y que fueron objeto de distorsiones y malinterpretaciones. Lenin Moreno tenía 30 días para vetar parcial o totalmente el COS.

25 de septiembre, 2020: El Ejecutivo informó su decisión de Veto Total al COS. El Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, explicó que en estos 30 días se revisó el COS con profesionales de la salud, expertos de las sociedades médicas, y que se hicieron más de 400 observaciones de forma y fondo. De los tres libros, el primer articulado tiene 55% de objeciones, el segundo 44% y el tercero 46%. En estas observaciones hay muchas inconsistencias y muchos reparos a la implementación. Es altamente punitivo pues crea 172 sanciones administrativas para los profesionales de la salud tanto en el ámbito público como privado. El Legislativo deberá esperar un año para tratarlo nuevamente. El veto generó diversas reacciones en la Asamblea y a nivel nacional. Asambleístas "pro-vida" lo festejaron.  presidente de la Asamblea, César Litardo, dijo haberse sorpendido. Escribió en Twitter: "El pleno cumplió con su trabajo". Evidentemente, no es consciente de los enormes problemas que tiene el COS aprobado por la Asamblea.

28 septiembre, 2020: Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro. El movimiento feminista salió a las calles a protestar por el veto total del COS.

Muchos afirmaron que el veto no es técnico sino político, resultado de haber cedido a las presiones de la derecha, sin haber leído el COS y desconociendo las fuertes críticas hechas a éste por especialistas en salud pública.


El veto total al COS impuesto por el Presidente solo se entiende desde el autoritarismo en el ejercicio de la facultad hiperpresidencialista de ir por encima de la mayoría legislativa, de su propio plan de gobierno y del plan de desarrollo (de cumplimiento obligatorio según la Constitución), y de los derechos de las mujeres. La crisis institucional que vive el país se expresa, justamente, en el hecho de que las funciones de representación democrática responden más a presiones de grupos de sociales y económicos, y a estrategias electorales, que a la búsqueda del bien común y la garantía de derechos.

Para hacer uso de este contenido cite la fuente y haga un enlace a la nota original en Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/firmas/como-entender-veto-codigo-organico-salud/?utm_source=twitter&utm_medium=&utm_term=&utm_content=&utm_campaign=
El veto total al COS impuesto por el Presidente solo se entiende desde el autoritarismo en el ejercicio de la facultad hiperpresidencialista de ir por encima de la mayoría legislativa, de su propio plan de gobierno y del plan de desarrollo (de cumplimiento obligatorio según la Constitución), y de los derechos de las mujeres. La crisis institucional que vive el país se expresa, justamente, en el hecho de que las funciones de representación democrática responden más a presiones de grupos de sociales y económicos, y a estrategias electorales, que a la búsqueda del bien común y la garantía de derechos.

Para hacer uso de este contenido cite la fuente y haga un enlace a la nota original en Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/firmas/como-entender-veto-codigo-organico-salud/?utm_source=twitter&utm_medium=&utm_term=&utm_content=&utm_campaign=


Transcribo aquí este debate que circuló ampliamente en redes el mismo día que se conoció el veto presidencial. Participaron la doctora Beatriz León, pediatra, el doctor Pedro Barreiro, especialista en salud pública, y la abogada Silvia Buendía, feminista y defensora de DDHH. Los tres coincidieron en las grandes falencias del COS y del debate realizado tanto dentro como fuera de la Asamblea, el cual se centró en 4-5 artículos polémicos pero ignoró los restantes 400 artículos. 

Este viernes 25 de septiembre del 2020, el presidente de la República, Lenín Moreno, objetó totalmente el proyecto de Ley de Código de la Salud, que le remitiera la Asamblea el 27 de agosto. Por lo que recién podría ser tramitado otra vez por el Legislativo en un año. "El COS contiene un extenso desarrollo de temas de índole técnico en materia de salud que adolece de imprecisiones, de definiciones erróneas y una estructura del sistema de salud poco clara en competencias y responsabilidades, carece de una verdadera actualización en cuanto a enfoque y contenidos acorde a requerimientos de la sociedad y el mundo", dijo Johana Pesántez, secretaria Jurídica de Carondelet. Consultada en torno a si las presiones de grupos religiosos en contra de las atenciones a las emergencias obstétricas, que garantizaba el articulado, dieron lugar al veto, Pesántez aseguró "estamos en un estado laico y tal como lo dice la Constitución así debe actuarse, ha sido un tema técnico y profesional, que corresponde con lo que el Ministro y Viceministro han explicado, no tiene que ver con temas de presiones, es un trabajo técnico y profesional, como corresponde que el Ministerio de Salud y la Secretaría Jurídica por cualquier tema". Además reiteró que el artículo 138 de la Constitución dice que si la Presidencia objeta totalmente el proyecto, la Asamblea podrá volver a considerarlo luego de un año contado a partir de la fecha de la objeción

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: https://www.elcomercio.com/actualidad/ejecutivo-veto-total-codigo-salud.html#cxrecs_s. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComerc
Beatriz León. Pediatra, reumatóloga/inmunóloga.

El Código Orgánico de Salud tiene una historia de por lo menos 8 años, lo cual quiere decir que han metido cuchara muchos cocineros  de todo color, ideología, educación y formación. Como todo lo que es político tiene muchas posibilidades de ser utilizado demagógicamente en nuestro país.

Mi impresión general del código es que es una colcha de retazos en la cual cada persona que logró hablar con alguien puso su punto que le interesaba y, tristemente, quienes tenían que articular esto - en primera instancia el Ministerio de Salud pues es quien tendrá que regirlo y hacerlo funcionar, y en segunda instancia todos los legisladores y asesores que han pasado por él - debían ver el conjunto y ver a dónde iba el código. 

El código no va a ninguna parte, no propone un sistema de salud, habla de un sistema de salud, pero no lo estructura, no dice cómo debe funcionar la medicina en el país, la palabra medicina está muy pocas veces nombrada. Habla de que hay que tratar de hacer atención primaria de salud y en otra parte dice que tiene que tener niveles de alta especialización. Es sumamente desordenado, habla mil veces de lo mismo, y no dice nada. Es una forma bastante peculiar de escribir de quienes han hecho esto, de modo que pueden completar 221 páginas diciendo cosas muy repetitivas, desordenadamente, sin llegar a dar pautas reales de qué hay que hacer, dónde, cómo y quién.   

Las cosas más elementales que un código de salud debería decir, no lo hace, y en cambio habla, por ejemplo, de que el sistema de salud va a "dar protección financiera y sostenible a la población ecuatoriana promoviendo el uso adecuado de recursos". ¿Cómo se va a hacer eso? Quién sabe. Seguramente nos van a mostrar en los siguientes meses los ministros que vengan o el Presidente.

Pedro Isaac Barreiro. Médico, experto en salud pública.

El Código Orgánico de Salud (COS) es un ejemplo de cómo NO se deben hacer las cosas. Falta coherencia, orden, conocimiento, rigor. El documento tiene 405 artículos; pese a eso es insuficiente porque es muy superficial.

He insistido en que éste no es un código para médicos; es un código de la salud. La salud es mucho más que medicamentos, médicos, hospitales. La salud empieza con la educación. Si no hay un sistema de educación coherente, útil, eficaz, cualquier esfuerzo que se haga para mejorar la salud de la población, va a tener muchísimas dificultades.

Yo lamento que un documento de tanta importancia, de tanta trascendencia, por el que se ha esperado  para mejorar la salud tanto tiempo, sea tratado por personas que no le ponen atención a lo que hacen o no tienen capacidad para hacerlo.

Definitiva
mente, el Código no tiene futuro. Lo que querían decir no lo dicen y lo que dicen no se entiende. Hay una barbaridad de faltas, de coherencia, sintácticas, ortográficas, etc.

Silvia Buendía. Abogada, defensora de los DDHH.

Mis compañeros Beatriz León y Pedro Barreiro son médicos, conocen el tema, pero sobre todo han leído y entendido el Código Orgánico de Salud. Los argumentos y hechos que ponen sobre la mesa han estado totalmente ausentes en el debate mediático sobre el COS.

El debate se enfocó prácticamente en 4 o 5 artículos escandalosísimos, utilizados por asambleístas, candidatos a la Presidencia y personeros de los sectores más retardatarios e ignorantes de nuestra sociedad para hacer escándalo y desinformar.
 
Estoy aquí para desenmascarar las mentiras que se dicen sobre 4 o 5 artículos y para aprender de Beatriz León y de Pedro Barreiro porque ellos sí saben. En el Ecuador tenemos la mala costumbre de hablar de lo que desconocemos.


POSICIÓN DE LA SOCIEDAD ECUATORIANA DE SALUD PÚBLICA
RESPECTO DEL CÓDIGO ORGÁNICO DE SALUD


Quito, 24 de septiembre de 2020

1. En el desfavorable contexto político actual, de limitada credibilidad del ejecutivo y legislativo, el Presidente debe pronunciarse, en pocos días, sobre el Código Orgánico de Salud aprobado por la Asamblea Nacional, que adolece de sensibles vacíos conceptuales, falta de claridad o ambigüedad de disposiciones, entre otros problemas de fondo y forma, en cientos de artículos confusos y contradictorios, más allá de la existencia de avances regulatorios, especialmente en los ámbitos de salud sexual y salud reproductiva.

2. En materia jurídica de salud, Ecuador transita entre extremos que paralizan los cambios. Si históricamente se multiplicaban leyes (más de 40) dirigidas a problemas particulares (parasitosis infantil, lucha antituberculosa, diabetes...); estructuras (Instituto de Investigación Medico Social, Banco de Ojos...); otros asuntos (sangre y derivados, lactancia materna, vacunas...), la actual hipercongestión de temas en un solo cuerpo legal lo puede volver inaplicable, más aún si se considera la fragilidad de nuestras instituciones de salud.

3. Innumerables estudios y análisis han reiterado que la falla estructural histórica del sector salud ecuatoriano es su fragmentación y descoordinación, con perniciosos efectos de déficits y desigualdades de cobertura -lejos de la universalidad y el ejercicio de derecho a la salud -a más de duplicaciones y consiguiente dispendio de recursos, por falta de un Sistema Nacional de Salud. Por ello el aspecto fundamental que el COS debe abordar está relacionado con directrices imperativas para construir el Sistema Nacional de Salud de Ecuador.

4. Lejos de tal necesidad, los 108 artículos del libro I, SISTEMA NACIONAL DE SALUD describen teóricamente el sistema, sin dar forma a su estructura, organización, funciones y responsabilidades. Tampoco generan mecanismos claros de articulación y abundan más bien en “disposiciones” declarativas y contradictorias, sin mecanismos operativos ni financiamiento explicito para su materialización. Otro problema conceptual es la marcada centralización de una autoridad sanitaria nacional hipertrofiada que norma, regula, implementa y evalúa todo. En el marco de tales debilidades tampoco hay una estrategia de implementación, más allá del restablecimiento del casi extinto Consejo Nacional de Salud.

5. Por lo analizado, proponemos mantener las actualizaciones regulatorias con sus avances, sobre atención de emergencias obstétricas y educación sexual, entre otros, identificando ámbitos que requerirían leyes específicas (algunas se han mantenido, como trasplantes y lucha antitabaco), por ejemplo salud digital, carrera sanitaria, medicina genómica, células madres, entre otras. Se frenaría, de esta manera, la nociva práctica de legislar en múltiples ámbitos desde el ejecutivo, a partir de disposiciones de inferior jerarquía a las de una ley.

6. En lo que tiene que ver con el Sistema Nacional de Salud proponemos incluir una disposición que suspenda la aplicación del Libro I y determine un mecanismo operativo, con hoja de ruta obligatoria, que reelabore los contenidos sobre el Sistema Nacional de Salud, con mandatos explícitos viables sobre sus alcances y atributos cardinales, así como estrategias para su progresiva implementación, incluyendo fuentes de financiamiento. Tal reelaboración debe ser producto de un amplio consenso social político y económico.

Por la Directiva de la SESP
Dr. Fernando Sacoto A.
Presidente


Posteriormente (2 octubre, 2020) la SESP dio a conocer que dicha organización impulsará un Acuerdo Nacional por la Salud Pública a fin de construir un sistema nacional que “articule instituciones y acciones, integre y optimice recursos, con el objetivo de lograr mayores niveles de acceso y cobertura de salud”. “Se trata de formar una plataforma amplia, incluyente, sin protagonismos, una red horizontal”. Una veintena de organizaciones se han sumado ya a la convocatoria.

Se trata, asimismo, de construir un Plan Nacional de Salud 2021-2030.

Ante el veto total del proyecto de Código Orgánico de la Salud “es momento de llegar a un acuerdo sobre los elementos básicos que debe tener el sistema y olvidarse de esa propuesta que tuvo errores desde su concepción y mantenía intactos los problemas estructurales de fragmentación y desarticulación del sector salud, sin directrices de aplicación operativa".

Se busca comprometer a los candidatos en las elecciones de febrero de 2021.

Asimismo, a propósito del bicentenario de la Independencia de Guayaquil, la SESP realizará la Cumbre Nacional por la Salud el 14 y 15 de octubre de 2020, a la cual están invitados expositores internacionales.

Para saber más

- COScacho, Beatriz León, El Universo, 6 octubre 2020
- Fernando Sacoto, Presidente de Sociedad Ecuatoriana de Salud, analiza el veto al Código Orgánico de Salud, Teleamazonas, 30 sep. 2020.
- Un cuestionado Código de la Salud, por Jorge G. Alvear Macías, El Universo, 25 sep. 2020.
- El Código de Salud, Fernando Sacoto, El Comercio, 10 sep. 2020.
- “El Código de Salud no es perfecto pero es indispensable”, entrevista a Silvia Buendía por Isabela Ponce, GKEcuador, 30 agosto 2020.

¿Cuál educación del siglo 21?



Todos hablan del siglo 21:
- habilidades del siglo 21
- alumno del siglo 21
- educador del siglo 21
- escuela del siglo 21
- aula del siglo 21

Estrictamente, sin embargo, no existe 'la educación del siglo 21'.

▸ Estamos a inicios del siglo

Estamos a inicios del siglo y apenas si podemos visualizar una o dos décadas por delante. El mundo no pudo anticipar ni prepararse para la pandemia global en 2020. ¿Quién puede decir hoy cómo será el planeta, la vida humana y la educación en 2050? Nadie puede anticipar el decurso de los 100 años que componen un siglo y el de éste concretamente, marcado por la incertidumbre, los "cambios acelerados", las grandes crisis y catástrofes.

▸ ¿Cuál siglo 21?

- 1 de cada 4 personas vive en situación de pobreza multidimensional o es vulnerable a ella.
- 840 millones de personas viven sin electricidad.
- más de mil millones de personas en el mundo viven sin agua potable y 2 de cada 5 no cuentan con herramientas básicas para el lavado de manos.
- 43% de las escuelas del mundo no tienen instalaciones para el lavado de manos con agua y jabón (UNICEF, 2019)
- más de 40% de la población mundial no tiene ningún tipo de protección social.
- 6,5 mil millones de personas (85,5% de la población mundial) no tienen acceso a Internet rápido y confiable.
Fuente: ONU/PNUD, 2020


El "siglo 21" no es el mismo para todos.

Millones de personas en el mundo viven en condiciones de siglos anteriores, sin disfrutar las ventajas o padecer las desventajas de la modernidad, sin agua potable, letrinas, energía eléctrica, trabajo y vivienda dignos, alimentación adecuada, transporte, lectura y escritura, buena educación, acceso a servicios y a derechos ciudadanos básicos. En 2020, ante la necesidad de cerrar las escuelas, UNESCO y otros organismos recomendaron trasladar la escuela al hogar y continuar enseñando a distancia mediante educación virtual, pero la mitad de la población mundial tiene acceso a Internet y la otra mitad no lo tiene. El aprendizaje remoto basado en el Internet continúa siendo una posibilidad remota para muchos.

Las desigualdades - dentro de cada país, entre países, entre regiones, el Norte y el Sur - tienden a perpetuarse antes que a reducirse: pobreza y riqueza extremas, hiperconsumo y hambruna, sobreinformación para unos y cero información para otros, analfabetos y sobrecalificados, conectados y desconectados.

Como es evidente, no viven de igual modo "el siglo 21" quienes sobreviven con uno o dos dólares diarios (los millones que viven en "pobreza extrema") y quienes hacen parte de la Sociedad de la Información, la Sociedad del Conocimiento, la Sociedad Digital.

▸ ¿Cuál educación?

No existe la educación, en singular, como hecho universal y experiencia común compartida por la humanidad. Existen las educaciones, diversas como las realidades, las culturas, las ideologías, las aspiraciones de sectores y grupos humanos concretos.

La educación no está confinada en el sistema educativo: está la que se hace en el hogar y en la familia, la que transcurre en la comunidad, en el lugar de trabajo, a través de los medios, del arte, de la participación social, del servicio y la solidaridad, del contacto con la naturaleza, etc.

Las necesidades de aprendizaje y los aprendizajes se configuran en condiciones y en culturas específicas. No es posible pensar en realidades, necesidades y aspiraciones educativas homogéneas, y fórmulas iguales para todos.

El modelo de educación familiar y comunitaria desarrollado históricamente por los pueblos indígenas, el cual sigue vivo en muchos países, coexistiendo con el sistema dominante de educación formal, se guía por lógicas y epistemologías diferentes. No se trata solo de modelos educativos diferentes: se trata de sistemas alternativos de conocimiento.

En educación, en definitiva, no existe el modelo único para todos.

▸ ¿Educación del siglo 21?

La educación en el siglo 21 es diversa, situada históricamente en este siglo y geográficamente en múltiples lugares y culturas. No corresponde necesariamente al imaginario de "siglo 21" y sus correspondientes "necesidades de aprendizaje en el siglo 21" pensados como tales desde el Norte y desde los países desarrollados.

Millones de niños, jóvenes y adultos no han visto jamás una computadora ni saben qué hay detrás de una pantalla. Otros tantos millones no tienen idea de dónde vienen los alimentos que comen todos los días, no saben cómo se siembra y cosecha una papa, un tomate, un limón. Diferentes ignorancias, ignorancias ambas. 

▸ ¿Habilidades del siglo 21?
Foro Económico Mundial, The Future of Jobs, 2016
La mayoría de habilidades enlistadas hoy como "habilidades del siglo 21" aparecieron antes como "habilidades del siglo 20". Estos listados están generalmente pensados desde el Norte y desde una perspectiva urbana.

Las habilidades fundamentales para la vida y para el trabajo son diferentes para personas, grupos y trabajos diferentes. Niños, jóvenes y adultos en contextos de pobreza - la mayoría de la población mundial - enfrentan diariamente la lucha por la supervivencia y por la superación de la pobreza, y desarrollan habilidades esenciales para poder sobrevivir, ayudar y cuidar a sus familias, compartir y aprender en comunidad.

De hecho, como vemos, las "10 habilidades clave para el 2020" propuestas en 2016 por el Foro Económico Mundial, circuladas y adoptadas por millones de personas en el mundo, en el Norte y en el Sur, tienen poco que ver con las habilidades reales, prioritarias, requeridas por las personas en 2020 para lidiar con la pandemia del covid-19. 

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

2020: ¿Está el mundo preparado para la educación virtual?


Rosa María Torres

Actualizado: 27 septiembre 2020
 

"Leaving no one behind means leaving no one offline."
"No dejar a nadie atrás significa no dejar a nadie desconectado".

- António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

¿Está el mundo preparado en 2020 para globalizar la educación virtual (online) desde el hogar, según lo propuesto por la UNESCO y otros organismos internacionales para hacer frente a la pandemia del COVID-19 y al cierre de los sistemas escolares debido al confinamiento? La respuesta es un clarísimo NO.

Muchos dicen que la pandemia vino a mostrar la magnitud de las brechas digitales en el mundo. Lo cierto es que la información básica estaba ahí antes de que apareciera el virus, por ejemplo en el informe mundial de Medición de la Sociedad de la Información (2018) de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT), agencia de Naciones Unidas especializada en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Este se refiere no solo al equipamiento y a los costos sino también al estado del conocimiento y las aptitudes necesarias para avanzar con las TICs en el mundo, y especialmente en los países menos desarrollados, para alcanzar la Agenda Conectar 2030.

Este era el panorama mundial cuando emergió la pandemia.
- En términos generales, la mitad de la población mundial usaba Internet y menos de la mitad de los hogares tenía una computadora.
- "Estimaciones globales sugieren que 826 millones de estudiantes no tienen computadora en casa, 706 millones no tienen acceso al Internet en casa y 56 millones no tienen cobertura de redes móviles 3G/4G" (Instituto de Estadísticas de la UNESCO, 2020).
- 46% de las personas a nivel mundial decía haber usado Internet en los tres últimos meses (Our World in Data, 2000)
- En 2018, 57,8% de los hogares tenía conexión de Internet, 48,3% en los países en desarrollo y 17,8% en los Países Menos Desarrollados.
- En 2019, Internet tenía una penetración de 53,6% en el mundo. 86,6% de los usuarios estaba en los países desarrollados y 19,1% en los PMD.
- 58.0% de los usuarios a nivel mundial eran hombres y 48% mujeres.
- 6.500 millones de personas (85,5% de la población mundial) carecía de una conexión fiable a Internet de banda ancha (PNUD, abril 2020).
- En 40 de los 84 países para los cuales había datos, menos de la mitad de la población tenía competencias digitales básicas como copiar un archivo o enviar un correo electrónico con un adjunto.
Los déficits no están solo en Africa Subsahariana, como suele destacarse, sino en todo el mundo, incluidos los países desarrollado, muchos de los cuales tienen también grandes desigualdades en su interior. A esto hay que agregar los grandes déficits y las grandes brechas educativas que persisten tanto en el Norte como en el Sur. 

UNESCO
UNESCO

La brecha digital: Porcentaje de la población sin acceso a Internet

Taken from: UNICEF/Innocenti Center, 2020.


Porcentaje de hogares con acceso a Internet
Tomado de: Instituto de Estadísticas de la UNESCO, mayo 2020.


Algunos eventos importantes (marzo-septiembre 2020)

Registramos a continuación algunos eventos importantes vinculados a la UNESCO y otros organismos internacionales en relación a la pandemia y la virtualización de la educación.

A lo largo de estos meses fue haciéndose cada vez más evidente la magnitud de la brecha digital en el mundo y la enorme dificultad para llevar a la práctica la ansiada educación virtual a distancia desde el hogar. Al mismo tiempo, el prolongamiento del confinamiento y la postergación de la reapertura de las aulas vino a complicar mucho más la situación y a exigir replanteamientos respecto de los planteamientos y estrategias previstas inicialmente.

■ 18 marzo 2020: La UNESCO hace públicas sus "Recomendaciones para educar online en tiempos de coronavirus".

■ 26 marzo 2020: La UNESCO anuncia la creación de la Coalición Mundial para la Educación COVID-19 como "una iniciativa multisectorial para responder a las necesidades urgentes de la educación" durante la pandemia. Reúne a más de 150 miembros de la familia de la ONU, la sociedad civil, el mundo académico y el sector privado para asegurar que #LaEducaciónContinúa. La UIT es miembro de la Coalición. Otros miembros son Microsoft, Google, Amazon, Facebook, Zoom, Telefónica.

En la presentación de la Coalición, la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, afirma que "la escolarización en nuestro planeta se ha vuelto virtual".
"Más de 1.400 millones de estudiantes en todo el mundo están afectados por el cierre de escuelas debido a la pandemia del COVID-19. De la noche a la mañana hemos entrado en una nueva era de aprendizaje. La escolarización en nuestro planeta se ha vuelto virtual, impartida a través de las ondas y a banda ancha, o simplemente se ha interrumpido. El punto de partida no es el mismo para todos. El mayor peligro es que los niños de contextos desfavorecidos se queden sin educación. Y no podemos permitir que esto ocurra.

La magnitud de este desafío exige innovación, alianzas y solidaridad. Necesitamos actuar urgentemente y trabajar juntos al unísono. Por este motivo, la UNESCO presenta hoy la Coalición Mundial para la Educación COVID-19. Tenemos miembros de la familia de la ONU, organizaciones de la sociedad civil, empresas de comunicación, aliados en el campo de las tecnologías de la información. Han dado un paso muy importante para compartir su talento, herramientas y tecnología para abordar las deficiencias de contenido y conectividad. Juntos ayudaremos a los países a diseñar y desplegar soluciones innovadoras y sensibles al contexto que no excluyan a nadie. La educación no puede detenerse, es un derecho fundamental. Asegurémonos de que siga siéndolo a pesar de esta crisis. Aprendamos de la experiencia de esta crisis para el futuro de la educación. Muchas gracias". 
■ 14 abril 2020: La Comisión Internacional sobre los Futuros de la Educación, creada por la UNESCO en septiembre de 2019, en su Declaración sobre el COVID-19 y la educación advierte que "pensar que el aprendizaje en línea es el camino a seguir para todos es ilusorio":
"En la renovación de la educación, la interacción humana y el bienestar deben ser prioridad. La tecnología ‐ en particular la tecnología digital que permite la comunicación, y la colaboración y el aprendizaje a distancia ‐ es un instrumento formidable y una fuente potencial de innovación. Sin embargo, debería preocuparnos, cada vez más, el hecho de que el traspaso a la enseñanza a distancia en línea exacerbe las desigualdades, no solo en el Sur global, sino también incluso en los rincones más dotados de recursos de todo el planeta. Debemos asegurarnos de que la digitalización no socave la privacidad, la libre expresión y la libre determinación en materia de información, ni conduzca a un control abusivo de ello. Pensar que el aprendizaje en línea es el camino a seguir para todos es ilusorio. Además de renovar el compromiso con el profesorado, deberíamos reconocer y fomentar el aprendizaje realizado en las familias y las comunidades".
■ 21 abril 2020: La UNESCO alerta: "Surgen alarmantes brechas digitales en el aprendizaje a distancia". Menciona entre otros que:
"La mitad de los alumnos – unos 826 millones de estudiantes – que no pueden asistir a la escuela debido a la pandemia de COVID-19 no tienen acceso a una computadora en el hogar y el 43% (706 millones) no tienen Internet en sus casas, en un momento en que se utiliza la educación a distancia por medios digitales para garantizar la continuidad de la enseñanza en la inmensa mayoría de los países. Estas cifras fueron recopiladas por el Equipo de Trabajo sobre Docentes, una alianza internacional coordinada por la UNESCO, sobre la base de los datos procedentes del Instituto de Estadística de la UNESCO y la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Las disparidades son particularmente profundas en los países de bajos ingresos: en África Subsahariana 89% de los alumnos no tienen acceso a computadoras de uso doméstico y 82% carecen de acceso a Internet.

Además, a pesar de que mediante los teléfonos móviles los estudiantes pueden acceder a la información y conectarse con sus profesores y sus compañeros, unos 56 millones de alumnos viven en lugares donde no llega la cobertura de las redes móviles, y casi la mitad de ellos se encuentran en el África Subsahariana".
■  Marzo-abril 2020: Una encuesta realizada por la UNESCO en marzo-abril de 2020 entre los sistemas educativos de 61 países muestra la heterogeneidad de medidas que estaban tomando los países a raíz del cierre de las escuelas. En general, los gobiernos estaban tratando de organizar alguna forma de educación a distancia. 90% de los países/territorios con ingresos altos y 53% de los países/territorios con ingresos bajos y medios estaban utilizando plataformas existentes de aprendizaje en línea. La insuficiente capacidad de Internet aparecía como un obstáculo para todos los sistemas educativos. La electricidad era un problema en 42% de los sistemas educativos de los países/territorios con ingresos bajos y medios. La falta de competencias digitales/TIC adecuadas afectaba a 80% de los padres/educadores encargados de facilitar el aprendizaje en línea desde la casa, a 64% de los docentes y a 48% de los alumnos, en todos los niveles de ingresos.

■ Un análisis realizado por el Innocenti Center de UNICEF usando datos de acceso a la tecnología de encuestas de hogares así como información recabada en cada país por personal de UNICEF en 127 países muestra la amplitud y heterogeneidad de respuestas que vienen dando los gobiernos al tomar conciencia de la brecha digital y de la imposibilidad de organizar planes educativos de emergencia contando únicamente con el Internet. 68% de los 127 países estaban organizando planes educativos de emergencia usando una combinación de medios digitales y no-digitales. 75% de ellos incluyeron la televisión, 73% el Internet, 58% la radio, 48% materiales impresos y 7% visitas domiciliarias.

■ 30 abril 2020: UNESCO, UNICEF, Banco Mundial y Programa Mundial de Alimentos (PMA) publican Nuevas directrices para la reapertura segura de las escuelas.

■ 5 agosto 2020: Naciones Unidas publica el Informe de Políticas: La educación durante la COVID-19 y después de ella  (Policy Brief: Education during COVID-19 and Beyond) en el que llama a los países a "expandir la definición del derecho a la educación para incluir la conectividad".

■ 27 agosto 2020: Según un nuevo informe de UNICEF, al menos una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el mundo (463 millones, y posiblemente más dice UNICEF) no ha tenido acceso a la educación a distancia durante el cierre de las escuelas debido al COVID-19. La campaña Reimaginar de UNICEF insta a realizar inversiones urgentes para cerrar la brecha digital, facilitar a cada niño y niña el acceso a la educación a distancia y priorizar la reapertura de las escuelas en condiciones de seguridad.



■ 1 septiembre 2020: Reunidos en un foro virtual de alto nivel, Generation Unlimited: Connecting Half the World to Opportunities (Generation Unlimited: Conectando a la Mitad del Mundo a las Oportunidades), líderes de gobiernos (Ruanda, Kenia, Trinidad y Tobago), ejecutivos del sector privado (Microsoft) y funcionarios de Naciones Unidas (ONU, UNESCO, UNICEF, Banco Mundial, FMI) renuevan su compromiso de asegurar acceso a Internet a todas las escuelas y comunidades para el año 2030.

■ 25 septiembre 2020: En el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas se realiza en Nueva York la conferencia virtual Educación durante la COVID-19 y más allá: la Coalición Mundial para la Educación en Acción, en la que se da a conocer lo que viene haciendo dicha Coalición de la UNESCO para ayudar a los países a dar continuidad a la educación durante la pandemia.

El futuro escolar post-pandemia

¿Qué pasará cuando los países dejen el confinamiento y reabran los sistemas escolares?
 
Muchos imaginan la "nueva escuela" post-pandemia con un sistema híbrido, es decir, uno que combina educación presencial y a distancia, entendiendo esta última fundamentalmente como educación virtual (en línea). Esta fue, de hecho, una de las "Nuevas directrices para la reapertura segura de las escuelas" elaboradas por UNESCO, UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Banco Mundial en abril de 2020.

No obstante, los sistemas escolares tampoco están preparados para la educación virtual ni en términos de equipamiento ni en términos curriculares, pedagógicos y de capacitación docente.

La fenomenal crisis económica que ha instalado y dejará el coronavirus en el mundo, la cual se perfila como una recesión global con gran pérdida de empleos y retrocesos importantes en los avances logrados en las últimas décadas en torno a la pobreza y la pobreza extrema, indican que no habrá recursos suficientes para tratar de universalizar los recursos digitales en lugares donde nunca llegaron en épocas de relativa prosperidad económica.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

20 Cs para una nueva educación


Rosa María Torres

(borrador, en proceso)


Este es el anticipo de un libro en el que vengo trabajando.

Una visión sistémica de lo educativo
con perspectiva de aprendizaje a lo largo y a lo ancho de la vida.

Un replanteamiento que se alimenta de reflexiones y lecciones que estamos aprendiendo en el marco de la pandemia del Coronavirus (la nueva gran C) y de la profunda crisis de la educación y de los aprendizajes que ésta ha venido a poner sobre el tapete y a agudizar.

Las visiones de "el futuro de la educación" y los listados de "habilidades del siglo XXI" se han quedado cortos y sin piso frente a las realidades, necesidades y posibilidades que deja al descubierto la pandemia en el mundo entero.

crisis
La pandemia del coronavirus implicó cierre de escuelas en la mayoría de países, traslado de la educación escolar al hogar mediante estrategias de educación a distancia (e-learning, televisión, radio, impresos), un nuevo papel para los profesores, y ayuda de la familia en el cumplimiento de las tareas escolares. Todo esto montaado de la noche a la mañana, de manera improvisada, sin condiciones ni tiempo para planificar y poner en marcha, y en medio de una crisis sanitaria sin precedentes.

Los obstáculos se han revelado enormes, entre otros: mútiples inequidades (acceso al agua, a las tecnologías y al internet, a espacios adecuados para el estudio, a padres con tiempo y condiciones para ayudar, etc.); impreparación de los sistemas educativos y de los docentes en el manejo de las TIC; millones de niños sin alimentación escolar; incremento de la violencia hacia los niños, exacerbada por el confinamiento; fuerza de la cultura escolar tradicional, preocupada por currículo, horarios, calendarios, evaluaciones, deberes, etc, más que por el aprendizaje y el bienestar de los alumnos y sus familias. El proceso revela asimismo profundos déficits de información y educación de la población en relación a la higiene y al cuidado de la propia salud, la convivencia social, la comprensión y el seguimiento de orientaciones, la aceptación acrítica de informaciones falsas, entre otros. Crisis es oportunidad; estamos frente a la oportunidad de una transformación profunda de la educación y los aprendizajes, repensando los roles de la familia, la escuela, la comunidad, los medios y las tecnologías.

casa
Educación y aprendizaje se asocian generalmente con sistema educativo. No obstante, no aprendemos solo en las aulas sino también en la familia, la comunidad, el trabajo, a través de los medios, del contacto con los demás y con la naturaleza, jugando, observando, conversando, leyendo, escribiendo.
La primera educación se hace en el hogar, en la primera infancia, la edad más importante de todas. Por eso es esencial asegurar condiciones de vida digna a las familias y educar a los adultos (mamás, papás, abuelos).
De manera súbita e imprevista la pandemia colocó a la casa, a la familia y a las tecnologías en el centro de la tarea educativa. Nuevamente la familia en un rol subsidiario de la escuela, ayudando a hacer tareas escolares y cumpliendo funciones pedagógicas para las cuales no está preparada, en una situación de encierro y sin poder contar con la ayuda de los abuelos, población extremadamente vulnerable frente a este virus. Una suerte de homeschooling obligado, masivo y desfigurado, en condiciones muy difíciles. "Solución" que viene dejando a la vista enormes problemas de toda índole.
▸ Educaciones
Pre-niños: los cimientos invisibles


comunidad
La comunidad (el barrio, la localidad) es el primer espacio social de convivencia y aprendizaje. La 'educación comunitaria' trasciende a la escuela.  'Escuela en la comunidad' y 'escuela comunitaria' son cosas distintas; la segunda incorpora el contexto, los actores y los saberes locales.
La comunidad no ha sido hasta hoy actor principal en esta pandemia, entre otros debido al confinamiento, salvo los contactos - a distancia - con vecinos (aplausos, música, ollas populares, etc), pero podemos anticipar y desear que lo será mucho más en el futuro, junto con mayor peso de la empatía, el cuidado y la colaboración.
La consigna de "quédate en casa" aplica también a los niños, que no van a la escuela, no pueden salir a jugar, tomar sol, juntarse con sus amigos, etc. El tema de la salud mental de la familia está ya en el tapete, sobre todo en tanto que el encierro se alarga.
"Hace falta un pueblo para educar a un niño". Proverbio africano
La comunidad local como comunidad de aprendizaje
¿Qué es una 'escuela abierta a la comunidad'?

▸ El barrio como espacio pedagógico


clase
Clase tiene dos significados: el espacio físico y la enseñanza. Ambos necesitan grandes cambios. El ambiente de enseñanza-aprendizaje debe ser agradable, flexible, permitir trabajar individualmente o en grupo. El grupo, en lo posible, debe ser pequeño, manejable. La clase ya no es solo hablar: la profesora-boca y los alumnos-orejas son cosa del pasado. La clase al aire libre es recomendada; el recreo más largo también. La clase ya no es solo presencial: la educación a distancia crece y se diversifica a todos los niveles.
 



capacitación
La capacitación prepara a las personas para resolver problemas en asuntos específicos. Se aplica a adolescentes, jóvenes y adultos y se realiza tanto en la educación formal como no-formal (cursos, pasantías, actividades prácticas) y a través de aprendizajes informales.
Las personas necesitan tanto educación/formación ampliaas como procesos más cortos de capacitación y actualización. El sistema educativo debe enseñar a adolescentes, jóvenes y adultos competencias que les permita ser útiles socialmente e incursionar en el mundo del trabajo.


corazón

La buena educación - en la familia, en la comunidad, en el sistema educativo - exige empatía y afecto; no admite maltrato ni violencia. No se puede enseñar y aprender con miedo, con amenazas y castigos. Los buenos educadores aman lo que hacen, se preocupan por sus educandos y celebran sus logros. 
El amor es parte de la calidad de la educación
Pedagogía del afecto

   
 
cerebro
La vieja educación no sabía cómo funciona el cerebro y cómo se produce el aprendizaje. En los últimos años la Neurociencia ha avanzado significativamente, sabemos mucho más acerca del aprendizaje, cómo evoluciona a lo largo de la vida y qué factores influyen.
Hoy sabemos entre otros que:
- 80% del cerebro se configura en los cinco primeros años, el período de mayor aprendizaje en la vida
- todos podemos aprender
- aprendemos desde el nacimiento hasta la muerte
- hay mucho que aprender y mucho que desaprender.
Aprendizaje formal, no-formal e informal




curiosidad
La curiosidad es la madre del aprendizaje. Los niños son curiosos por naturaleza, quieren descubrir y comprender el mundo que les rodea. Hacen preguntas permanentemente. Por desgracia, familia y sistema escolar a menudo matan la curiosidad infantil. La buena educación estimula la curiosidad, la pregunta, la exploración, la experimentación, la investigación, el aprendizaje motivado internamente, a partir de los propios gustos e intereses.
"La vejez empieza cuando se pierde la curiosidad". José Saramago




comprensión
- Sin comprensión no hay aprendizaje. Leer sin comprender no es leer. La vieja educación enseña sin asegurarse que haya aprendizaje.
- Comprender toma tiempo y el sistema educativo no lo tiene, está apurado tratando de abarcar muchos contenidos. La buena educación se toma su tiempo, no tiene prisa, prefiere menos enseñanza y más aprendizaje, menos contenidos con mayor profundidad, mejor comprensión y mejor aprendizaje.
Educación lenta: menos es más




confianza
La buena educación construye autoconfianza y confianza en los demás. Los padres de familia necesitan poder confiar en los profesores, los profesores en los alumnos y los alumnos en los profesores. Escuela, familia y comunidad necesitan complementarse y apoyarse mutuamente. Las altas expectativas de los padres de familia y de los profesores elevan la autoestima de niños y jóvenes y tienen gran impacto sobre sus aprendizajes.
Confianza: palabra clave en Finlandia




comunicación
- La buena educación da importancia a la comunicación a todos los niveles. Comunicación es diálogo, proceso de doble vía, respeto mutuo. Los padres de familia deben acercarse a la escuela sin miedo.
- Es obligación de la escuela informar y explicar a los alumnos, las familias y la comunidad. La participación de alumnos y padres de familia no es una concesión sino parte del derecho a la educación.


conectividad

- Las modernas tecnologías vinieron a revolucionar la información, la comunicación y la educación, así como a crear nuevas formas de inequidad y exclusión. La mitad de la población mundial tiene hoy acceso a internet. La expansión de las TIC permite ampliar las posibilidades del aprendizaje para los maestros y para los alumnos, acercar el aprendizaje personalizado y potenciar el aprendizaje a distancia como complemento del aprendizaje presencial.
- Internet apareció, en esta pandemia, como la salvación ante el cierre de los sistemas educativos. La educación virtual y las pantallas aparecieron como garantes de la "continuidad educativa". La conciencia sobre los peligros del internet y sobre la excesiva exposición a las pantallas, especialmente de niños y jóvenes, así como sobre las ventajas del aprendizaje al aire libre y en contacto con la naturaleza, sobre la cual se avanzó en los últimos años, corre el riesgo de debilitarse y hasta anularse.
- Pronto se ha hecho evidente la imposibilidad de la educación virtual universal. Las brechas entre países del Norte y del Sur, pobres y no pobres, urbano y rural, son enormes no solo en cuanto a acceso (en el hogar, en la escuela) sino a calidad de las conexiones, de los contenidos, de la preparación y del uso. Queda clara la necesidad de un salto cuantitativo y cualitativo en este campo, teniendo en cuenta la equidad y la inclusión.
2020: ¿Está el mundo preparado para globalizar la educación virtual?

Aprendizaje en el siglo 21. ¿Y la naturaleza?


cooperación
- Construir una buena educación, a nivel local y nacional, requiere la cooperación de toda la comunidad educativa: escuela, familia, comunidad, directivos, alumnos.
- La vieja educación promueve la competencia entre alumnos, profesores, planteles. La nueva educación enseña a cooperar antes que a competir. El aprendizaje cooperativo desarrolla la empatía, la comunicación, el trabajo en equipo, la responsabilidad, la generosidad, la valoración de la diversidad.

creatividad
La creatividad se desarrolla desde la infancia y a lo largo de la vida, si se dan condiciones apropiadas en la familia, en el sistema educativo, en el lugar de trabajo. La buena educación y el buen educador se proponen estimular alumnos creativos. Creatividad se asocia a libertad, a desarrollo de la imaginación y de la autonomía, a la lectura y la escritura, al arte y a la ciencia. Las personas creativas ven el mundo de manera muy distinta, pues sus cerebros se configuran de manera distinta.




conocimiento
- La buena educación diferencia y enseña a diferenciar información y conocimiento, opiniones y hechos. Enseña no solo a memorizar y repetir datos que caducan y se olvidan rápidamente, sino a construir conocimiento y a utilizarlo. La información puede transmitirse; el conocimiento se construye, requiere esfuerzo deliberado de quien aprende. El conocimiento está en constante evolución y cambio. Por eso la necesidad del aprendizaje permanente.
El paradigma del Aprendizaje a lo Largo de la Vida




ciencia
- La buena educación no solo enseña conocimientos científicos en diversas áreas sino que enseña a reconocer la ciencia que está presente en los hechos y fenómenos de la vida cotidiana, a usar el conocimiento científico para resolver problemas de toda índole, y a pensar científicamente, con rigurosidad. La buena educación entiende que hombres y mujeres tienen las mismas capacidades para acceder a la ciencia y para pensar científicamente.
- La pandemia ha contribuido a mostrar la importancia de la investigación y del conocimiento científico en el campo de la salud, y a valorar el trabajo entregado, arduo y sumamente riesgoso del personal de salud: médicos, enfermeros, auxiliares, etc. Es de esperar que esto signifique, a futuro, un cambio radical en la manera en que se concibe, trata y remunera al personal de la salud y a los cuidadores en general.
- Alain Touraine: “Esta crisis va a empujar hacia arriba a los cuidadores”


competencias
La vieja educación enciclopédica entiende "saber" como acumular datos, información, conocimientos, certificados, títulos. La nueva educación pone el acento en a) aprender, b) aprender a aprender y c) aprender a aplicar lo aprendido. La tarea del docente ya no consiste solo en enseñar sino en lograr aprendizajes y en desarrollar en sus alumnos capacidades, valores y actitudes necesaarios para aplicar el nuevo conocimiento y para seguir aprendiendo.


cultura

- Educación y cultura son inseparables, aunque frecuentemente se ven como campos separados, sin relación entre sí. La educación se inserta y responde a determinadas culturas. No existen modelos educativos únicos, universales, iguales para todos. Aprender en la propia lengua y en los parámetros de la propia cultura es un derecho humano y parte del derecho a la educación.
- El sector de la cultura (artistas, gestores, espacios e instituciones culturales) ha sido uno de los más golpeados en esta pandemia. Al mismo tiempo, la pandemia ha realzado el valor y la importancia de la cultura, el arte y los artistas, y sobre todo de la música, no solo como factor de entretenimiento sino de cohesión y salud individual y social.



crítica
- La vieja educación promueve la repetición y la memorización.  Confunde memorizar con aprender. La buena educación enseña a pensar, a pensar críticamente, a dudar, a verificar, a investigar. El buen educador enseña a los alumnos a aprender, a pensar, a gustar de la lectura, a desarrollar su autonomía.
"Libres son quienes crean, no quienes copian, y libres son quienes piensan, no quienes obedecen. Enseñar es enseñar a dudar". Ortega y Gasset


cuidados
- Aprender a cuidarse y a cuidar a los demás es un conocimiento y una habilidad fundamental, como lo ha mostrado la pandemia.
- Los héroes y las heroínas de la crisis, cuya tarea fue considerada de primera necesidad, fueron las personas encargadas de cuidar a los demás, a menudo haciendo grandes sacrificios y poniendo en riesgo su propia vida, entre otros: el personal de salud, los cuidadores de personas mayores, la policía, los bomberos, el personal de limpieza, las personas encargadas de asegurar la alimentación, las que prestan servicios a domicilio, etc.
- Es de esperar que esto signifique, a futuro, un cambio radical en la manera en que se concibe, trata y remunera al personal de la salud y a los cuidadores en general.
Alain Touraine: “Esta crisis va a empujar hacia arriba a los cuidadores”




ciudadanía

- El objetivo de la educación es formar ciudadanos, personas conscientes de sus derechos y deberes, responsables, capaces de tomar decisiones informadas y sensatas, pensando en el bien común, en el cuidado de sí mismas, de los demás y de la naturaleza.
- A ser ciudadano se aprende desde la infancia, en la familia, en las aulas, en la comunidad. La buena escuela es un laboratorio de aprendizaje ciudadano en el que se aprende a convivir con otros, a aceptar la diversidad, a respetar otros puntos de vista, a ser solidarios.




cambio
La educación - familiar, comunitaria, escolar - necesita cambios profundos. A su vez, la buena educación desarrolla personas sensibles y críticas, comprometidas con el propio cambio y con el cambio social. El aprendizaje, si es genuino, modifica a las personas.
"La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo". Paulo Freire
Educar: ¿cuestión de meter o de sacar?
Descongestionar el sistema escolar







calidad
El derecho a la educación implica educación gratuita y de calidad para todos, niños, jóvenes y adultos. Derecho a la educación no es solo derecho al acceso sino derecho al aprendizaje, dentro y fuera de las aulas, a lo largo de la vida. Una educación de calidad reúne todas las características organizadas en estas C.
¿Qué es educación de calidad?







Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
Rosa María Torres, Justicia económica y justicia educativa: 12 tesis para el cambio educativo, estudio continental realizado para el movimiento internacional Fe y Alegría / Entreculturas, 2005.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...