Mostrando entradas con la etiqueta PISA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PISA. Mostrar todas las entradas

PISA: disputa política y evaluación educativa (Ecuador)


Rosa María Torres





Sabido es que la evaluación educativa es terreno de disputa política. Pero en el Ecuador, país tremendamente polarizado en el que se enfrentan todos los días como enemigos acérrimos dos antiguos aliados, Rafael Correa y Lenin Moreno, los resultados de la evaluación y su interpretación son objeto de lucha encarnizada. 

Este es el caso de PISA-D, proyecto creado en 2014 por la OCDE para países de ingresos medianos y bajos, en el que participaron 7 países: Camboya, Ecuador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Senegal y Zambia. La institución encargada de implementar PISA-D en el Ecuador fue el INEVAL (Instituto Nacional de Evaluación Educativa), creado en noviembre de 2012. La decisión de entrar a PISA-D la tomó Correa y la menciona en el Informe a la Nación 2007-2017 como uno de los tres hechos más importantes de la "revolución educativa" durante su gobierno. En 2016 se hizo una aplicación piloto, durante 2017 se preparó la evaluación, la prueba se aplicó en octubre de 2017 (Correa terminó su gobierno el 24 de mayo de 2017)  y la OCDE dio a conocer sus resultados en diciembre de 2018, ya en el gobierno de Moreno. Agrego al pie una línea de tiempo publicada por el INEVAL.

Correa esperaba sin duda grandes resultados para el Ecuador. No obstante, los resultados de PISA-D mostraron que el Ecuador está lejos de ser "uno de los mejores sistemas educativos del mundo", objetivo anunciado por él y sus dos últimos ministros de educación para el año 2018. El país se ubicó en la media regional en las tres áreas evaluadas: lectura, matemáticas y ciencias, y lejos de los países que vienen ubicándose en los primeros niveles del ranking mundial de PISA. Consultar el informe internacional de la OCDE sobre PISA-D (2018) y el informe del INEVAL y la OCDE sobre el Ecuador (2018). Ver un análisis del BID sobre PISA-D en el Ecuador ("¿Se pueden cerrar las brechas de aprendizaje que existen en el país"?, 2019).

Como veremos abajo, a través de varios intercambios en Twitter, en vista de que los resultados de PISA-D no fueron lo gloriosos que se esperaba, el correísmo busca endosárselos a Moreno, considerándolos "paupérrimos", y desinforma en torno a PISA-D y a PISA. Correa se hace eco de esos mensajes y los divulga en su cuenta en Twitter. Todo esto es posible en un país en el que nadie verifica la información y no hay análisis ni debate especializado sobre el tema en el escenario público.
Este comentario de Correa se basa en un tuit del Sr. Andrés Groner ("sociólogo ecuatoriano" dice su bio en su cuenta de Twitter), que adjunta. Groner alerta en mayúsculas que el Ecuador ha sido expulsado del Indice Mundial de Calidad Educativa y despotrica contra el gobierno de Moreno, al que atribuye dicha expulsión.

Intervengo en Twitter aclarando que no existe tal Indice Mundial de Calidad Educativa ni tal expulsión.

Groner me pregunta si conozco PISA-D y me explica. Resulta que no sabe nada del tema y que tiene gran confusión. "La última vez que participamos fue en 2017", escribe. En realidad, PISA-D se aplicó por primera vez en el mundo y en el Ecuador en 2017. Al mismo tiempo, dice que "el Ecuador decidió no participar" en PISA-D "para evitar que existan datos sobre su desempeño".

¿De qué habla Groner?
El no lo sabe pero se refiere a los resultados de la prueba PISA 2018, dados a conocer mundialmente por la OCDE pocos días antes, el 3 de diciembre de 2019, y de los cuales vienen hablando los medios.

¿De dónde saca Groner que el Ecuador fue expulsado?
Varios medios ecuatorianos, al divulgar los resultados de PISA 2018, desinformaron y dijeron que "el Ecuador quedó fuera del ranking de las pruebas PISA". Uno de ellos la correísta Radio La Calle. Groner convirtió "quedó fuera" en "fue expulsado" y "ranking de las pruebas PISA" en "Indice Mundial de Calidad Educativa". Este es el personaje a quien cita Correa.

El Ecuador no participó en PISA 2018 pues participó un año antes en PISA-D.


¿Cuál fue la fuente consultada por Groner?
Preguntado al respecto, su fuente fue efectivamente Radio La Calle, la cual habla de "resultados paupérrimos" y de "otro logro de Moreno".

Aquí la nota publicada en la página web de Radio La Calle:
Otro logro de Moreno: la calidad de la educación cae a niveles paupérrimos
Quito, 08 dic (La Calle).- China desplazó a Singapur como el país con la mejor educación del mundo, según los últimos resultados del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), informan medios internacionales.
El programa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) realiza cada tres años un examen mundial de las habilidades de los estudiantes de 15 años en lectura, matemáticas y ciencias. En las pruebas de 2018, cuyos resultados se conocieron el tres de diciembre, dos municipios y dos provincias de China ocuparon el primer lugar.
El segundo lugar fue para los estudiantes de Singapur y el tercero para los alumnos de Macao, una región administrativa de China. Los resultados confirman el dominio educativo de Asia. Entre los países que ocupan los 10 primeros lugares están: Hong Kong, Estonia, Japón, Finlandia, Taiwan, Canadá, Países Bajos y Polonia.
Una cifra de 600.000 estudiantes en 79 países participaron en estas pruebas.

América Latina
Chile fue el país latinoamericano con mejores resultados en lectura, ocupando el puesto 43 a nivel global, seguido de Uruguay y Costa Rica.
Sin embargo, los países latinoamericanos evaluados tuvieron una clasificación inferior a la del promedio de países de la OCDE, conocido también como “club de los países más ricos del mundo” al que pertenecen Chile y México.

En la temática de ciencias, Chile se colocó en el puesto 45, seguido nuevamente de Uruguay. El tercer puesto fue para México (57 nivel global) y Costa Rica en el lugar 60.
Uruguay fue el mejor país latinoamericano en matemáticas, en el puesto 58. Los chilenos se ubicaron un puesto detrás (59 global) y los mexicanos en el lugar 61.

Problemas con la lectura
Para esta edición, las pruebas PISA enfocaron su evaluación a las capacidades de lectura. Según la OCDE, “uno de cada cuatro estudiantes de los 36 países miembros de la organización no pueden completar las tareas más básicas de lectura, un problema que es todavía mayor en el llamado mundo en desarrollo”.

Los problemas de comprensión lectora podrían limitar las oportunidades de las nuevas generaciones “en un mundo digital cada vez más volátil”, expresa la organización.
“Sin la educación adecuada, los jóvenes languidecerán al margen de la sociedad, incapaces de enfrentar los desafíos del futuro mundo del trabajo, y la desigualdad continuará aumentando”, dijo el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, al presentar el informe.

¿Y Ecuador?
Ecuador quedó fuera del ranking mundial de las pruebas PISA en la edición 2018. Junto a Bolivia, Cuba, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Venezuela.

Nuestro país ingresó al sistema de evaluación en el año de 2015. Para la evaluación de 2017, el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEVAL) informó que “el 49% de los estudiantes alcanzaron el nivel 2 en Lectura, el 43% en Ciencias y el 29% en Matemática”, según un comunicado de esa institución.

El presupuesto del Ministerio de educación para 2018 fue de 3.851 millones de dólares. El ministro en ese entonces, Fander Falconí expresó que dicho presupuesto “permite avanzar en el compromiso ministerial de ejecutar la política educativa basada en la calidad y cobertura de la educación a nivel nacional, así como el ejercicio y defensa de derechos de la comunidad educativa”.

La periodista que redactó la nota de Radio La Calle argumenta en Twitter que los resultados de PISA-D corresponden al gobierno de Moreno, dado que esta prueba se aplicó cuando Moreno ya era Presidente y que el informe del INEVAL sobre PISA-D se publicó en su gobierno. Lo que menos interesa son los resultados de la prueba; lo que interesa es a quién atribuírselos.

Desinterés nacional cuando la OCDE y el INEVAL dieron a conocer los resultados de PISA-D en diciembre de 2018; desinformación cuando PISA-D volvió a mencionarse, un año después, en diciembre de 2019, a raíz de la divulgación de los resultados internacionales de PISA 2018.

En este caso, la cadena de desinformación fue de Radio La Calle al sociólogo Gruner y de éste al ex-Presidente Correa. Correa puso en duda la veracidad de esta información ("Si esto es cierto, es gravísimo") pero decidió circularla de todos modos, sin verificación, y sabiendo el alto impacto y circulación que tienen sus mensajes en Twitter. Todo vale si se trata de desacreditar a Moreno y de desentenderse de unos resultados de evaluación que no le gustan.

Obviamente, esta manera de encarar y usar la evaluación educativa niega a ésta toda potencial utilidad, convirtiéndola en mera herramienta de la disputa por el poder.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- El Ecuador en las pruebas internacionales de educación
- ¿PISA para qué? El Ecuador en PISA-D
- Más evaluación, ¿mejor educación?

Qué carreras eligen los jóvenes ecuatorianos


Senescyt, 2019

A fines de 2019 la oferta universitaria en el Ecuador incluía 2.037 carreras. A inicios de 2020 se anunció la apertura de más carreras. No obstante, el 60% de los aspirantes a ingresar a la universidad sigue optando por 20 carreras tradicionales - algunos las llaman "carreras del siglo XX"- principalmente enfermería, medicina, administración de empresas, derecho, contabilidad y auditoría, y psicología.

Por otra parte,
cada año 133.000 jóvenes no logran entrar a la universidad pública (23.000 la abandonan antes de completar una carrera).

Muchos asocian esta problemática a la prueba Ser Bachiller, creada en 2014 y desde 2016 con una doble función: cierre del bachillerato y admisión en la universidad. Muchos proponen eliminar la prueba, a fin de eliminar barreras de acceso a la universidad. No obstante, eliminar la prueba no resuelve:

a) el problema de los déficits de conocimiento y aprendizaje con que terminan muchos jóvenes ecuatorianos el bachillerato, a juzgar por pruebas como Ser Bachiller, PISA-D y PIAAC;

b) el problema del insuficiente número de cupos en las universidades públicas para dar cabida a todos los postulantes y en las carreras que eligen;

c) el problema de cómo deciden los estudiantes qué carrera estudiar, decisión tomada a menudo sin la necesaria información sobre la carrera elegida y sobre las opciones y condiciones laborales que implica dicha decisión en el mundo de hoy. A quiénes corresponde ayudar a los estudiantes a tomar decisiones informadas sobre su futuro académico, técnico y laboral, además de a los propios colegios, es un tema y un debate pendiente en la sociedad y especialmente en relación al rol de las instituciones de educación superior.

La elección reiterada de 10-20 carreras tradicionales plantea varios problemas inter-relacionados:
 

1. Las carreras elegidas mayoritariamente saturan los cupos disponibles para estudiar estas carreras en las universidades, haciendo muy difícil conseguir dichos cupos (ya no hay puntajes mínimos para postular a ninguna carrera, los estudiantes deben obtener como mínimo un puntaje sobre 10 en la prueba Ser Bachiller; los cupos se llenan con los estudiantes que obtienen los puntajes más altos en Ser Bachiller - 60% de la nota - y en su trayectoria escolar - 40% de la nota). Varias universidades tienen, además, sus propias pruebas de admisión.

2. Al privilegiarse tan pocas carreras, quedan sin aprovecharse cupos disponibles en más de 2.000 carreras.

3.
Las carreras elegidas como preferidas saturan el mercado laboral, haciéndose cada vez más difícil conseguir trabajo en éstas.
 

4. Varias de las carreras elegidas serán reemplazadas o parcialmente reemplazadas por máquinas en los próximos 10-15 años, como advierten ntre otros el Informe de la Comisión Mundial de la OIT sobre el Futuro del Trabajo (2019) y The Future of Jobs Report 2018 del Foro Económico Mundial.

5. Las carreras elegidas no responden, en muchos casos, a las necesidades actuales de desarrollo del país.

 
Fuente: SENESCYT, 2018
Registro a continuación varios gráficos con las carreras más (y menos) demandadas por los jóvenes ecuatorianos a partir de 2016, que es cuando inició Ser Bachiller como prueba de admisión a la universidad.

 Carreras más demandadas en universidades públicas (2016)

La carrera más demandada en universidades públicas fue Enfermería.
La carrera más demandada en institutos técnicos y tecnológicos fue Análisis de Sistemas (7,29%).

Carreras con mayor y menor demanda en universidades públicas (2018)

Carreras más y menos demandadas en institutos técnicos y tecnológicos (2018)

Las 10 carreras más demandadas en 2019
Infografía El Universo, 2017

Carreras preferidas - PISA 2018 (estudiantes de 15 años en el mundo)


Estas son las 10 carreras preferidas por los jóvenes de 15 años, hombres y mujeres, según información de la prueba PISA 2018 (carreras en las que se ven trabajando cuando tengan 30 años).

Hombres
1. Policías
2. Atletas y deportistas
3. Ingenieros
4. Médicos generales
5. Administradores de empresas y negocios
6. Mecánicos automotrices
7. Ocupaciones relacionadas con las Fuerzas Armadas
8. Gerentes de políticas y planeamiento
9. Abogados
10. Educadores

Mujeres
1. Trabajadoras médicas especializadas
2. Trabajadoras médicas generalistas
3. Abogadas
4. Educadoras
5. Enfermeras
6. Médicas
7. Psicólogas
8. Policías
9. Veterinarias
10. Gerentes de políticas y planeamiento



       Fuente: OECD, PISA 2018 Results (Volume II). Where All Students Can Succeed

 Referencias / Fuentes consultadas
- Entrevista a Agustín Albán, secretario de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología SENESCYT, dic. 2019, en Primicias.

- Medicina, psicología y derecho, entre 10 carreras más elegidas en el Ecuador, Entrevista a Adrián Bonilla, Subsecretario del SENESCYT, El Universo, 17 julio 2017.

- SENESCYT, Educación Superior, Ciencia, Tecnología, Innovación y Saberes Ancestrales en cifras, Ecuador 2018, Versión 1.0.

 
Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- 9 de cada 10 jóvenes ecuatorianos quieren ir a la universidad
- Los malos resultados en la prueba Ser Bachiller
- Presupuestos y cupos
- Puntajes perfectos (ENES, Ecuador)
- El Ecuador en las pruebas internacionales de educación

PISA o PIAAC




Hay muchos equívocos en torno a la prueba internacional PISA de la OCDE, uno de ellos creer que PISA permite identificar a los "países con la mejor educación del mundo". Afirmamos en este artículo que esto no es así. Afirmamos también que, en todo caso, la prueba PIAAC, también de la OCDE, permite una visión panorámica de la educación en un país, mucho mejor que la prueba PISA.


PISA


PISA evalúa tres competencias - lectura, matemáticas y ciencias - entre estudiantes de 15 años. La prueba se hace cada 3 años y viene aplicándose desde el año 2000. Más de 90 países han participado hasta el momento en PISA.

PISA-D (PISA for Development - PISA para el Desarrollo) fue creada por la OCDE en 2014 como una iniciativa orientada a atraer a la prueba a países de ingresos bajos y medios. 7 países participaron en la primera aplicación de PISA-D, en 2017: Camboya, Ecuador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Senegal y Zambia. Los informes nacionales de los países participantes en PISA-D pueden encontrarse aquí.

A partir de una prueba que mide tres competencias entre jóvenes de 15 años no es posible determinar la calidad de la educación de un país y mucho menos determinar cuáles son "los países con la mejor educación del mundo".

Hay que notar que el sistema educativo abarca desde la educación inicial hasta la educación superior, incluyendo a esta última; que el currículo escolar (el prescrito y el real, actuado en las aulas) comprende muchas áreas y asignaturas, no solo las tres evaluadas por PISA; que la educación no se limita al sistema formal y que continúa más allá de los 15 años de edad.


PIAAC


PIAAC
(Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de los Adultos, más conocido como "PISA para Adultos"), también de la OCDE, capta mejor que PISA la situación de la educación en un país.

PIAAC se aplica a la población de 16 a 65 años y evalúa tres competencias cognitivas:
Comprensión lectora  Capacidad de comprender y utilizar la información escrita en diversos contextos para lograr distintas metas y desarrollar conocimientos y potencialidades. Se incluye la capacidad de leer textos digitales. Estudios muestran que la compresión lectora está estrechamente vinculada a la obtención de resultados positivos en el trabajo, así como a la participación social y el aprendizaje a lo largo de la vida.

Capacidad de cálculo Capacidad de utilizar, aplicar, interpretar y comunicar información matemática e ideas.
Capacidad para resolver problemas en contextos informatizados Capacidad de utilizar la tecnología para resolver problemas y realizar tareas complejas. No es una medida de "alfabetización informática" sino de las competencias cognitivas que se requieren en la era de la información. Se evalúan tanto competencias de orden superior como competencias básicas.
PIAAC recaba información sobre cómo usan las personas adultas estas habilidades en el hogar, en el trabajo y en la comunidad.
  • La entrevista a las personas se realiza en sus hogares, 5.000 personas en cada país.
  • Las preguntas de la prueba pueden contestarse en la computadora o en papel
La prueba se aplicó por primera vez en 2011. 39 países han participado hasta hoy en PIAAC, en tres rondas:
Ronda 1: 24 países (2011-2012)
Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Corea, Dinamarca, España, Estados Unidos, Estonia, Federación Rusa, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Noruega, Países Bajos, Polonia, República Checa, República de Eslovaquia, Suecia, Reino Unido (Inglaterra e Irlanda del Norte),

Ronda 2: 9 países (2014-15)
Chile, Eslovenia, Grecia, Indonesia, Israel, Lituania, Nueva Zelanda, Singapur, Turquía

Ronda 3: 7 países (2017)
Ecuador, Hungría, Kazakhstan, México, Perú, Estados Unidos. 

Los informes de las diversas rondas del PIAAC pueden verse aquí.
El último informe (2019) puede verse aquí.
La información de cada país participante puede verse aquí.

Lastimosamente, la mayoría de publicaciones están en inglés, hay pocos materiales traducidos al español.

La información provista por el PIAAC ayuda a visualizar mejor:
  • El aprendizaje (educación, formación, capacitación) como un continuo a lo largo de la vida, desde la juventud hasta la edad adulta (16-65 años).
  • Diversos niveles y dimensiones de analfabetismo entre personas que se consideran alfabetizadas o son dadas por alfabetizadas. 
  • Los niveles de compatibilidad o incompatibilidad entre la demanda de competencias laborales y las competencias efectivas. 
  • Uso de las competencias evaluadas en el hogar, el trabajo y la comunidad. 
  • Los niveles de equidad en el acceso a la educación y a los aprendizajes.  
  • La movilidad intergeneracional.
  • La transición de la educación al trabajo.
  • Una mejor y más clara identificación de los grupos vulnerables o en riesgo.
  • La relación entre las competencias cognitivas y variables tales como el nivel de educación, la salud, el trabajo, etc.
Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- Artículos sobre PISA (compilación)


El futuro de los aprendizajes


Conferencia 
El futuro de los aprendizajes

 
Mesa de Telefónica Ecuador - EnlightED

CIESPAL, Quito, 11 diciembre 2019


Voy a hablar brevemente de cinco temas:
1. Aprendizaje
2. Futuro
3. Derecho a la educación
4. Educación formal (sistema educativo)
5. Papel de las tecnologías

1. Aprendizaje

El tema de esta mesa es el Futuro del Aprendizaje, no el Futuro de la Educación. Hay una diferencia importante entre aprendizaje y educación. El aprendizaje es mucho más amplio que la educación.

El aprendizaje nos acompaña desde el nacimiento hasta la muerte, a lo largo de toda la vida. Es ubicuo y permanente. Aprendemos en la familia, en la comunidad, en el sistema educativo, en el contacto con el mundo, a través del juego, la observación, la interacción con la naturaleza y con los demás. La principal manera de aprender que tienen los niños es el juego.

Aprendemos a través de los medios de comunicación, en el trabajo, en la participacon social, en el servicio a los demás, leyendo, escribiendo, viajando, navegando en internet.

El sistema educativo no es el único sistema de aprendizaje. Hoy se afirma que la mayoría de los aprendizajes que hace una persona en su vida son aprendizajes informales, realizados fuera de las aulas.

Preguntarse acerca del futuro del aprendizaje es pues preguntarse acerca del futuro de los aprendizajes en todos los ámbitos, formales, no-formales e informales. Un campo muy vasto.

2. Futuro

Hoy hay mucha literatura, muchos eventos y mucha discusión en torno al futuro de la educación y al futuro de los aprendizajes. No existe una única posición al respecto o un paquete de afirmaciones y recomendaciones sobre el qué hacer. De hecho, no cabe pensar en un modelo educativo global. El mundo es tremendamente diverso desde todo punto de vista y esto supone diversidad en la manera de concebir qué y cómo enseñar, qué y cómo aprender, qué y cómo evaluar.

El futuro no es algo a esperar o algo ya listo a adoptar, sino algo a construir de manera activa y colaborativa desde cada sociedad nacional e incluso desde cada sociedad local. Un antropólogo indio, Arjun Appadurai, habla del derecho a imaginar y a aspirar en los propios términos, del derecho humano y universal a investigar y a producir nuevo conocimiento, capacidades éstas a desarrollar y a contribuir a desarrollar precisamente desde la educación.


3. Derecho a la educación


El derecho a la educación se consignó en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948). A pesar de que la Declaración hacía referencia a "toda persona", el derecho a la educación se ha pensado tradicionalmente como derecho de la infancia, y se ha centrado en la educación formal (el sistema educativo) y en el tema del acceso.

No obstante, una visión actual del derecho a la educación recuerda que éste abarca a todos y a todas las edades - niños, jóvenes y adultos - y que se refiere no únicamente al acceso sino también a la gratuidad y la calidad de la educación.

El derecho a la educación es derecho implica el derecho al aprendizaje.

4. Educación formal (sistema educativo)

Ubicados en el sistema educativo - lo que la mayoría de personas reconoce generalmente como "la educación" - pensar el futuro de los aprendizajes escolares implica ubicarse tanto dentro como fuera de éste.

La "política educativa" y la "reforma educativa" se piensan como internas al sistema educativo, referidas a cuestiones tales como el currículo, la pedagogía, la selección y la formación docente, la evaluación, los materiales de enseñanza, la infraestructura, etc. No obstante, mejorar los aprendizajes escolares necesita no solo política educativa sino, de manera más amplia, política social y política económica.

El aprendizaje requiere determinadas condiciones que no pasan solo por el puertas adentro de la escuela sino por condiciones de vida, tanto del estudiante como de su familia: salud, alimentación, nutrición, vivienda, afecto, etc. Un niño o niña que no come bien, que está desnutrido, que duerme poco y mal, que trabaja, que llega cansado a la escuela, no tiene buenas condiciones para aprender.  De hecho, los resultados de aprendizaje de pruebas escolares muestran reiteradamente que los pobres obtienen peores rendimientos que los alumnos que provienen de familias acomodadas o con necesidades básicas satisfechas. La educación de los padres es asimismo un factor de gran importancia que incide sobre el aprendizaje escolar.

5. Papel de las tecnologías

La emergencia de las nueva tecnologías y de internet, a partir de la década de los 1990s, vino a revolucionar el mundo de la información, la comunicación, la educación y el conocimiento.

En estos años se han hecho evidentes no solo sus posibilidades sino sus límites, no solo sus lados buenos sino también sus lados problemáticos. En todo caso, si hablamos del futuro de los aprendizajes no puede faltar una referencia y una reflexión en torno al papel de dichas tecnologías en dicho futuro, dentro y fuera del sistema educativo. Algunos resultados de evaluación de aprendizajes escolares indican, por ejemplo, ventajas comparativas de tener computadora e internet en el hogar en antes que en la escuela; revelan asimismo la continuada preferencia de los jóvenes a leer en papel antes que en pantalla (ver resultados de PISA 2012, 2015, 2018).

El Informe sobre Desarrollo Humano 2019 del PNUD pone la desigualdad en el centro como problema mundial y de esta región en particular, e identifica una nueva generación de desigualdades. Las tecnologías han logrado una conquista ya prácticamente universal: el acceso a los teléfonos celulares. Pero ahora enfrentamos una nueva desigualdad, más allá del acceso: la velocidad de la conexión, fuente de una nueva y marcada desigualdad entre países, entre escuelas, familias y estudiantes ricos y pobres. 


Las tecnologías modernas están acercando la posibilidad de la universalización de la educación y de la personalización de los aprendizajes. Al mismo tiempo, han traído consigo nuevos problemas y dificultades, nuevas brechas de equidad y de calidad en la educación y en todos los ámbitos.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

- Educaciones
- El paradigma del Aprendizaje a lo Largo de la Vida
- Aprendizaje formal, no-formal e informal

El Ecuador en las pruebas internacionales de educación



Reviso aquí los resultados de tres pruebas internacionales de educación en las que ha participado el Ecuador:

1) SERCE y TERCE (Segundo y Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo, respectivamente) del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) coordinado por UNESCO-OREALC y aplicadas a estudiantes de 4º y 7º de educación básica. Evalúan lectura, matemáticas y ciencias naturales. En el TERCE se agregó escritura. El SERCE se aplicó en 2006 y el TERCE en 2013;

2) PISA-D de la OCDE, aplicada a jóvenes de 15 años en 2017, evalúa las mismas competencias de PISA: lectura, matemáticas y ciencias y sus resultados son comparables con los de PISA; y

3) PIAAC (Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de los Adultos), de la OCDE, aplicada a personas de 16 a 65 años en 2017. PIAAC evalúa tres competencias: comprensión lectora, capacidad de cálculo y resolución de problemas en entornos informáticos.

Las tres pruebas dan una visión panorámica del estado de la educación en el país incluyendo la educación básica (SERCE y TERCE), jóvenes de 15 años en educación secundaria (PISA-D) y población adulta de 16 a 65 años (PIAAC).

En el caso de las pruebas de la OCDE, me interesa comparar al Ecuador no con los países de la OCDE (sabemos que las distancias en los puntajes son muy grandes) sino con otros países latinoamericanos.


1. SERCE y TERCE / UNESCO-OREALC: 4º y 7º de educación básica (2006 y 2013)

Antes de que apareciera PISA, en el año 2000, en América Latina se había iniciado un proceso de evaluación comparativa a nivel regional mediante las pruebas del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE), coordinado por la oficina regional de la UNESCO, con sede en Santiago. Dichas pruebas se aplican en educación primaria y evalúan tres áreas: lenguaje, matemáticas y ciencias naturales. 
Los estudios del LLECE también aplican cuestionarios para comprender el contexto y circunstancias en que se da el aprendizaje ("factores asociados").
▸ Primer estudio (PERCE, 1997). Se aplicó en 3º y 4º grados. Lenguaje y Matemáticas. Participaron 13 países.
▸ Segundo estudio (SERCE, 2006). Se aplicó en 3º y 6º grados. Se agregó Ciencias Naturales para 6º grado (opcional). Participaron 16 países y el estado mexicano de Nuevo León.
▸ Tercer estudio (TERCE, 2013). Se aplicó en 3º y 6º grados, igual que el SERCE. Participaron 15 países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay, y en el estado mexicano de Nuevo León. La información del TERCE es comparable con la del SERCE, de modo que es posible ver el avance, estancamiento o retroceso de los sistemas escolares desde 2006. (Ver, en este blog: América Latina y las pruebas del LLECE).

▸ Cuarto estudio (ERCE, 2019). Se aplicará en 18 países y dará a conocer sus resultados en 2020.
El Ecuador no participó en el PERCE. En el SERCE se ubicó en el grupo de países con niveles más bajos de logro (junto con El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay y República Dominicana). Los resultados del TERCE mostraron mejoras en los puntajes de Lenguaje y Matemáticas (no se pueden analizar comparativamente los resultados en Ciencias Naturales pues el Ecuador no tomó esa prueba en el SERCE). pero en el cuadro regional se ubicó en la media regional en Lectura en 3º y en Matemática en 3º y 6º; bajo la media en Lectura y Escritura en 6º (7º de básica); y ningún área sobre la media.

En el TERCE el Ecuador se ubicó en la media regional, por debajo de la media regional en Lectura y Escritura de 6º (7º de básica), y ningún área sobre la media. Ver esta tabla de la UNESCO.


La UNESCO puso una alerta roja en Lectura en los resultados del TERCE:
"Ecuador presenta puntajes que no difieren del promedio regional en casi todas las pruebas. La excepción es lectura en sexto grado, donde el promedio del país es significativamente menor al promedio regional" (Ficha de logro de aprendizaje Ecuador, p.2)
2. PISA-D / OCDE: estudiantes de 15 años (2017)

La prueba internacional PISA, de la OCDE, se aplica cada 3 años, desde el año 2000, a jóvenes de 15 años. Evalúa tres competencias: lectura, cálculo y ciencias, cada una organizada en 6 niveles: el nivel 1 se subdivide en 1a, 1b y 1c. El nivel 2 es considerado el nivel básico de habilidades para poder desenvolverse en el ámbito educativo y social.

PISA-D es un proyecto de la OCDE creado en 2014 para países de ingresos bajos y medios. En la primera aplicación participaron 7 países, 3 de ellos de América Latina: Camboya, Ecuador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Senegal y Zambia.

La decisión de participar en PISA-D la tomó en 2014 el gobierno de Rafael Correa. Las pruebas piloto se hicieron en 2016 y el estudio principal en octubre de 2017. Su implementación estuvo a cargo del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEVAL) conjuntamente con la OCDE.

En el Ecuador las pruebas se aplicaron a más de 6.100 estudiantes de 15 años en 173 planteles educativos, fiscales, fiscomisionales, privados y municipales, elegidos de manera aleatoria, Los estudiantes se encontraban cursando entre 8° de Educación General Básica y 3° de Bachillerato. Las pruebas no se vinculan con el currículo escolar del Ecuador; se basan en competencias comparables a nivel internacional.

El 11 de diciembre de 2018 la OCDE dio a conocer mundialmente los resultados de PISA-D, en un acto realizado en Quito con la presencia de Andreas Schleicher, director de PISA. Aquí se presentó el informe internacional elaborado por la OCDE (PISA para el Desarrollo, Resultados en Foco, Pisa en Foco #91, dic. 2018) y el informe nacional elaborado por la OCDE y el INEVAL.

El BID hizo asimismo un resumen y un análisis de los resultados de PISA-D (Nota PISA #13. ¿Qué aprendizajes nos deja PISA para el Desarrollo?, 2018) y específicamente del caso del Ecuador (Nota PISA #17 Ecuador: ¿Se pueden cerrar las brechas de aprendizaje que existen en el país?, 2019).

Algunos resultados y conclusiones de PISA-D en el Ecuador:

- Los estudiantes ecuatorianos obtuvieron los siguientes puntajes
:
Matemática 377 puntos (nivel 1a), hasta 379 nivel 1
Ciencia 399 puntos (nivel 2), hasta 398 nivel 1
Lectura 409 puntos (nivel 2), hasta 406 nivel 1

El promedio de ALC fue de 379, 406 y 398 en cada uno de los campos evaluados, respectivamente. El promedio de la OCDE es 490, 493 y 493.

• Lectura: 49.4% de los estudiantes ecuatorianos alcanzó el nivel mínimo (nivel 2) de habilidades en Lectura. Las mujeres obtuvieron mejores resultados que los hombres, como en todos los países.

• Matemáticas: 29.1% de los estudiantes ecuatorianos alcanzó el nivel mínimo (nivel 2) de habilidades en Matemáticas. La brecha de género en Matemáticas fue pronunciada (20 puntos).

• Ciencias: 47,3% de los estudiantes ecuatorianos alcanzó el nivel mínimo (nivel 2) de habilidades en Ciencias. En Ecuador, Guatemala, Honduras y Paraguay, el nivel 1a fue el nivel promedio de competencia científica entre los estudiantes.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS 4) prevé que para 2030 todos los niños y jóvenes alcancen al menos el nivel 2 en Lectura y en Matemáticas al terminar la educación secundaria inferior.

- El factor que más influye sobre el
resultado de los estudiantes ecuatorianos es el socioeconómico, con una diferencia de alrededor de 100 puntos entre los que asisten a colegios con más y menos recursos, lo que equivale a una diferencia de más de 3 años de escolaridad según el marco conceptual de PISA y PISA-D.


- Los resultados en el Ecuador están más estrechamente asociados al nivel socioeconómico que en el promedio de los países de la OCDE. Esto significa que en el Ecuador los estudiantes tienden a asistir a escuelas en las que la mayoría de sus compañeros pertenecen al mismo grupo socioeconómico.

- Hay una diferencia significativa en Lectura (19 puntos) entre el desempeño de los estudiantes de escuelas urbanas y rurales.

- El Ecuador obtuvo los mejores resultados en el grupo de países participantes en PISA-D; en relación a América Latina se ubicó dentro de la media y muy por debajo de los países de la OCDE en las tres áreas evaluadas.

3. PIAAC / OCDE: personas de 16 a 65 años (2017)


Países participantes en PIAAC (2008-2019)
Ronda 1
(2008-2013)
Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Noruega, Países Bajos, Polonia, Eslovaquia, República Checa, Rusia, Reino Unido, Suecia
Ronda 2
(2012-2016)
Chile, Eslovenia, Grecia, Indonesia, Israel, Lituania, Nueva Zelanda, Singapur, Turquía
Ronda 3
(2017-2018)
Hungría, Kazajstán, Perú, México, Ecuador
Fuente: OECD 2019

El Programa para la Evaluación Internacional de las Competencias de los Adultos (PIAAC) es una suerte de PISA para adultos; se aplica a personas de 16 a 65 años de edad. Evalúa tres competencias: comprensión lectora (6 niveles), capacidad de cálculo (6 niveles) y resolución de problemas en contextos informáticos. Además, se analiza qué tanto usan las personas estas competencias en el trabajo y en la vida diaria.

La decisión de participar en el PIAAC se tomó en el gobierno de Rafael Correa, a través del Ministerio Coordinador del Conocimiento y Talento Humano. La prueba fue aplicada en octubre de 2017 y estuvo a cargo del INEVAL (Instituto Ecuatoriano de Evaluación Educativa).

39 países han participado hasta ahora en el PIAAC, 4 de ellos de América Latina: Chile, Ecuador, México y Perú. Chile participó en la ronda 2 (2014-2015); los otros tres participaron en la ronda 3 (2017-2018).

El informe consolidado de las tres rondas fue dado a conocer por la OCDE en noviembre de 2019 (Skills Matter. Additional Results from the Survey of Adult Skills, OCDE, París, 2019, en inglés) así como una Nota de País sobre el Ecuador también preparada por la OCDE (Country Note Ecuador 2019, en inglés). Aquí el informe nacional preparado por el INEVAL y la OCDE (Resultados PIAAC. Competencias de la población adulta en el Ecuador - 2019, en español).

El informe nacional presenta y compara los resultados solo de los países participantes en la Ronda 3; Ecuador, Hungría, Kazajistán, Perú y México. Ignoramos por qué se tomó esta decisión. El informe internacional de la OCDE (en inglés) presenta y compara los resultados de los 39 países participantes en las tres rondas del PIAAC. Como tal, resulta de hecho mucho más interesante e informativo. Varios de los datos que incluimos aquí son tomados del informe internacional.

Perfil de las personas evaluadas en el Ecuador:
- 44,0% hizo la evaluación en la computadora y 53,8% la hizo en papel.
- 47% tiene educación secundaria incompleta, 32% tiene educación secundaria completa y 21% tiene educación superior.

En casi todos los países participantes hay una brecha importante entre el grupo más joven (16 a 25 años) y el grupo de mayor edad (55 a 65 años).

Los cuatro países latinoamericanos participantes en el PIAAC se ubicaron a la cola de la lista de países. El Ecuador ocupa el último lugar en comprensión lectora y en capacidad de cálculo.

• Comprensión lectora: El PIAAC define comprensión lectora como la habilidad para entender, evaluar, utilizar y relacionar textos escritos. 71.2% está en el nivel 1 o bajo el nivel 1.

• Capacidad de cálculo: El PIAAC define la capacidad de cálculo como la habilidad para acceder, utilizar (computar/medir), interpretar y comunicar información matemática; involucra además la gestión de las demandas en matemática que se presentan en la  vida diaria. 77% está en el nivel 1 o bajo el nivel 1; 3% alcanza el nivel 3.

• Resolución de problemas en contextos informáticos: 90% está bajo el nivel 1 o en el nivel 1 (60% bajo el nivel 1 y 30% en el nivel 1). Solo 5,2% alcanza los niveles 2 y 3. 32.9% dice no tener experiencia en el uso de la computadora.

Se observa asimismo discrepancias entre el nivel educativo alcanzado por las personas y las competencias en los tres dominios evaluados. En otras palabras, hay muchas personas con estudios de primaria, secundaria y hasta universitaria que tienen bajo desempeño en las tres áreas evaluadas.
Informe OCDE: PIAAC, comprensión lectora, personas de 16 a 65 años, niveles 1 a 5.

Informe OCDE: PIAAC, capacidad numérica, personas de 16 a 65 años, niveles 1 a 5.

Informe OCDE: PIAAC, resolución de problemas, personas de 16 a 65 años, niveles 1 a 3.

Para saber más

- Instituto Nacional de Evaluación Educativa del Ecuador (INEVAL)
- Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE)
- OECD, PISA
- BID, América Latina y el Caribe en PISA
- BID/CIMA, Nota PISA 17: ¿Se pueden cerrar las brechas de aprendizaje que existen en el país?, 2018

"Los estudiantes en el Ecuador son buenos para memorizar"



"Los estudiantes en el Ecuador son buenos para memorizar. La memorización es buena para aprender tareas simples. Pero a medida que la tarea se complejiza y requiere estrategias de resolución de problemas la memorización hace daño antes que ayudar. 
Los profesores no son muy dúctiles para ayudar a los estudiantes a resolver problemas complejos. Así pues, el reto no es hacer más de lo mismo; el reto es cambiar. Cambiar la naturaleza de la enseñanza y de la instrucción para que los estudiantes tengan más control sobre su aprendizaje".
Andreas Schleicher, en Quito, 11 dic. 2018  

Esto dijo en Quito Andreas Schleicher, director de Educación de la OCDE, en el acto de presentación del infome de resultados de PISA-D. El Ecuador obtuvo bajos resultados en las tres áreas evaluadas - lectura, ciencias y matemáticas - y especialmente en esta última.

Las pruebas se aplicaron en el Ecuador en octubre de 2017. 71% de los estudiantes ecuatorianos de 15 años obtuvo bajo desempeño en Matemáticas, 57% en Ciencias y 51% en Lectura.

Schleicher puso el dedo en la llaga al destacar algo que los ecuatorianos conocemos bien: el carácter fuertemente memorístico de la educación en este país.

La memoria es obviamente indispensable para aprender, pero el aprendizaje requiere ir más allá de memorizar y repetir; aprender implica comprender, pensar, razonar, reflexionar.

En el excesivo peso dado a la memorización como estrategia de enseñanza y de aprendizaje radica sin duda una de las claves de los pobres resultados en Matemáticas.

Matemáticas es el área de más bajos resultados en PISA en general y en América Latina y el Caribe en particular. El proverbial "miedo a las Matemáticas" es asunto de alcance y preocupación mundial.

Las pruebas PISA evalúan competencias, capacidad de resolver problemas. Esto requiere un nivel mayor de complejidad que la mera memorización de información.

No se trata de satanizar la memoria. Esta es esencial en el aprendizaje, en el trabajo, en la vida diaria. De lo que se trata es de entender mejor qué papel tiene y cómo opera la memoria en el proceso de aprendizaje. La Neurociencia aporta hoy nuevo conocimiento sobre el tema, nuevo conocimiento que es esencial que manejen los profesores no solo para mejorar la enseñanza sino para optimizar su propio aprendizaje. Hoy sabemos que aprender de verdad implica almacenar el nuevo conocimiento en la memoria de largo plazo. Y esto implica manejar bien los períodos de concentración y de descanso, la competencia y el estrés en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Aprendemos mejor en la colaboración antes que en la competencia, en ausencia de estrés antes que bajo tensión.

La pérdida de memoria ha sido usualmente un tema vinculado al envejecimiento, al declive cognitivo que se da con la edad. No obstante, hoy en día el debilitamiento de la memoria es un fenómeno que se está iniciando mucho antes. La creciente dependencia de las tecnologías digitales y los motores de búsqueda en internet está llevando a adolescentes y jóvenes a perder capacidad de memorización y confianza en su habilidad para retener y recordar información.

Estamos pues en un momento que invita a un doble movimiento en relación a la memoria: por un lado, reforzarla y cultivarla en todas las edades y, por otro, revisar su papel como herramienta pedagógica también en todas las edades.

En sistemas educativos altamente memorísticos como el ecuatoriano, destronar a la memoria como reina de la Pedagogía implica repensar radicalmente la formación y la capacitación docente, matriz en la cual se reproduce el memorismo como estrategia central tanto de aprendizaje como de enseñanza.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
- "En el Ecuador el modelo pedagógico no ha cambiado"
- El modelo de preparación docente que no ha funcionado

4 cifras sobre la alfabetización en América Latina ... y algunas dudas




El 8 de septiembre de 2018, a propósito del Día Internacional de la Alfabetización, la BBC Mundo divulgó una nota, autoría de la periodista Analía Llorente, con el título de "4 cifras sobre la alfabetización en América Latina que quizá te sorprendan". Las cuatro cifras son:
32 millones "De las más de 630 millones de personas que viven en América Latina y el Caribe, unas 32 millones son analfabetas", señala el último informe del Instituto de Estadísticas de la Unesco (UIS). Esto representa aproximadamente el 4% de la población analfabeta del mundo. La región se ubica en la cuarta posición a nivel global con las tasas más altas de alfabetización detrás de Asia central, Europa y América del Norte y el Este y Sudeste Asiático.
94% La tasa de alfabetismo en América Latina y el Caribe alcanza el 94% y en jóvenes es del 98%. Y un importante número de países están sobre el 99%, como Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica y Ecuador. Algunos se mantienen por debajo del 90%, como El Salvador (88%) y Honduras (89%). La tasa de alfabetismo de hombres es del 94% y del 93% para mujeres. (No se indica la fuente de este dato).
26 años  Entre 1990 y 2016 América Latina y el Caribe registró un importante progreso: pasó de una tasa de alfabetismo del 85% al 94%, según el Instituto de Estadísticas de la UNESCO.
72% Haití es el país peor ubicado de la región, con una tasa de alfabetismo del 72%.

Aquí mis dudas.

Los datos de analfabetismo/alfabetismo siguen siendo, en general, inconfiables pues se basan, en la mayoría de nuestros países, en la autopercepción y autodeclaración de las personas en censos y encuestas. ¿"Sabe ud. leer y escribir?" se les pregunta y las personas contestan Sí o No. Se basan, asimismo, en la vieja comprensión del "estar alfabetizado" como "estar en capacidad de leer y escribir un enunciado simple de la vida cotidiana".

Un artículo también publicado por la BBC Mundo, en septiembre de 2017, autoría del periodista Angel Bermúdez y también citando al UIS - "Van a la escuela pero no aprenden: por qué más de la mitad de los adolescentes latinoamericanos culminan la secundaria sin saber leer bien" - destacaba que:
"En América Latina, un joven requiere de más de una década de estudios formales para culminar la educación secundaria. De acuerdo con un informe del Instituto de Estadísticas de la UNESCO más de la mitad de los jóvenes en América Latina y el Caribe no alcanzan los niveles de suficiencia requerida en capacidad lectora para el momento en el que concluyen la educación secundaria. En total, hay 19 millones de adolescentes en esta situación". "Según el estudio, 36% de los niños y adolescentes de la región no tienen niveles adecuados de lectura; 52% no alcanzan competencias básicas. La situación es peor en la educación secundaria (62%) que en la primaria (46%)".
Cabe aclarar que el mencionado informe del UIS - "Más de la mitad de los niños y adolescentes en el mundo no está aprendiendo" - llega hasta la secundaria baja; los datos no se refieren a la secundaria alta.

El Programa para la Evaluación Internacional de Competencias de Adultos (PIAAC) de la OCDE que viene aplicándose desde 2008 a personas de 16 a 65 años de edad, evalúa competencias cognitivas (entre otros comprensión lectora y capacidad de cálculo), sociales, físicas, y competencias de aprendizaje. En el PIAAC han participado hasta la fecha más de 40 países. Chile es el único país latinoamericano que ha participado en el PIAAC y que ya cuenta con resultados (Ecuador, Perú y México participaron en 2017; los resultados estarán listos en 2019). Los resultados de Chile en el PIAAC 2015, divulgados en 2016, causaron revuelo nacional y regional. Según evaluación de la OCDE: 62% de personas adultas en Chile no sabe sumar ni restar, titulaba un diario chileno el 29/06/2016, y agregaba que en comprensión lectora el 53% de los adultos chilenos no entiende instrucciones escritas simples, como interpretar los signos de un mapa. Aquí puede verse el informe del PIAAC sobre Chile en español y aquí el informe en inglés.

Chile es el país latinoamericano con mejores puntajes en la prueba internacional PISA y también en las pruebas del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) coordinadas por la UNESCO-OREALC. Si Chile obtiene resultados tan pobres en el PIAAC, ¿qué podemos esperar de países que están por debajo de Chile en el LLECE y en PISA?

Son desconcertantes las diferencias entre los datos sobre alfabetismo de jóvenes y adultos provistos por el Instituto de Estadísticas de la UNESCO y entre estos y los arrojados por el PIAAC de la OCDE. El informe del UIS citado en 2017 indicaba que 53% (19 millones) de los adolescentes en América Latina y el Caribe no están en capacidad de alcanzar niveles mínimos de competencia lectora para cuando debieran estar completando el primer ciclo de la educación secundaria; el informe del UIS citado en 2018 habla de porcentajes de alfabetismo adulto y juvenil de 98% y más del 99%, respectivamente. A su vez, el informe del PIAAC 2015 sobre Chile indicaba que más de la mitad de los adultos chilenos no entiende instrucciones escritas, mientras que el informe del UIS citado en 2018 dice que Chile es uno de los países con tasa de alfabetismo más alta. ¿Con qué datos nos quedamos?

Evidentemente, estamos frente a ideas distintas de lo que se entiende por alfabetización y por alfabetismo. Las cifras por encima de los 90% corresponden a lo que se ha entendido usualmente como "saber leer y escribir". Hoy ya no es posible separar competencia lectora de comprensión lectora: saber leer implica, como mínimo, comprender lo que se lee. La UNESCO define hoy alfabetismo como “la habilidad para identificar, comprender, interpretar, crear, comunicar y calcular, usando materiales impresos y escritos asociados a contextos diversos" (nuestra traducción del inglés). A su vez, los resultados del PIAAC ubican a Chile lejos de ese triunfal 98% y 99% de alfabetismo. Igual sucederá posiblemente cuando se publiquen los resultados del PIAAC para el Ecuador, México y Perú.

Ya ven por qué las cifras circuladas por la BBC en el reciente Día Internacional de la Alfabetización me generan tantas dudas.

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION
» Analfabetismo y alfabetismo: ¿De qué estamos hablando?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...