Dormir en la escuela


Foto: Powerful Pictures  @Poweful_Pics

Bostezos, cabeceos, cansancio. Algunos se duermen en clase. ¿Aburrimiento? En muchos casos. Pero, además, a menudo, falta de sueño. Los alumnos no duermen suficiente. Niños, adolescentes, jóvenes, se levantan con sueño, llegan cansados a la escuela, al colegio, a la universidad.

Los horarios escolares han sido tortura cotidiana para alumnos y padres de familia desde tiempos inmemoriales. Sobre todo para los más pequeños. Pero el asunto se viene complicando cada vez más, entre otros gracias a los problemas asociados a la pobreza, la movilidad y el transporte, las distancias, la inseguridad, las tecnologías, la "vida moderna".

Para los tecnologizados, los artefactos - televisión, computadora, celular, videojuegos, etc. - y la falta de firmeza de los padres, los mantienen despiertos más allá de lo recomendado. Para los sin tecnologías, el hambre, el hacinamiento, las condiciones insalubres, el trabajo infantil, son enemigos del descanso y del sueño.

El sistema escolar nunca estuvo y sigue no estando preparado para lidiar con la necesidad de los alumnos de descansar durante la jornada escolar. Asume que los alumnos llegan bien dormidos y bien comidos, que están siempre alertas y dispuestos. Del "niño pre-escolar" a quien se reconoce la necesidad de condiciones especiales para jugar y para dormir, se pasa abruptamente al "niño escolar" en vigilia permanente, sentado en un pupitre.

¿Qué hace el sistema escolar frente a la somnolencia? La niega, la engaña, la condena, la castiga. Bostezo es falta de interés, no falta de sueño. Ni la infraestructura ni el mobiliario ni los horarios ni el currículum ni la pedagogía ni las normas disciplinarias están preparados para esta calamidad cotidiana.

La foto de arriba fue circulada por Powerful Pictures, con la explicación: "In China, teachers allow children to sleep in class for 20 minutes to learn better".

Gran cosa que los profesores en China asuman el problema y le den solución, aunque sea transformando - durante 20 minutos - a los duros pupitres en colchones.

¿Qué podría y debería hacer el sistema escolar? Asumir el sueño como una necesidad dentro de la rutina escolar, igual que hace con la alimentación. Pensar también desde ahí los horarios, la infraestructura, los espacios, el mobiliario, la iluminación, la ventilación. Colchonetas. Cojines. Almohadas. Hamacas. Una carpa. Un salón para dormir. Un espacio en el jardín. Un corredor habilitado...

Un alumno cansado no puede aprender. Una corta siesta hace milagros, no solo porque ayuda a recobrar energías sino porque ayuda a organizar la información en el cerebro, a limpiar la memoria de corto plazo, a tranquilizar la mente. Por sus enormes beneficios, la siesta es hoy recomendada por los expertos como un hábito saludable para toda persona y para todas las edades.

No solo los alumnos tienen sueño y necesitan descansar. Los profesores también. En muchos lugares se exige a los profesores permanecer en la institución durante largas jornadas, pero no se les ofrece condiciones adecuadas de trabajo, estudio, esparcimiento, descanso. Las salas de profesores - si existen - son generalmente lugares inhóspitos, multifuncionales, descuidados, amontonados. Nunca ví, en planteles públicos, salas de profesores que inviten a tomar una siesta o un descanso placentero, sin zozobras y sin culpa.

Finlandia es, también en este sentido, un caso excepcional. Los planteles educativos han aceptado la necesidad del descanso y se han equipado con cojines, almohadones, puffs, sofás, hamacas, a la vista en aulas, bibliotecas, salas de profesores y otros espacios escolares.

Para saber más
» Uno de cada tres niños tiene problemas para mantenerse despierto en clase según el Grupo de Sueño de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

» Noventa minutos de siesta “despiertan” la mente y aumentan la capacidad de aprendizaje.
» 3 Recent Studies Reinforce Importance of Sleep for Learning.
» Madrugar es lo peor: otro estudio más concluye que los estudiantes rinden mejor a las 11 que a las 8


3 comentarios:

Jaime Tolstoi Muñoz Mantilla dijo...

Se sdvierte que quienes dirigen el sustema educativo hoy ignoran fundamentos esenciales de la Pedagogía, una disciplina que demanda el aporte multidisciplinario responsable de:la Sicología, la biología, la sociología. Y que privilegian una tecnología huérfana de humanismo. Carencias que obedecen a una concepción filosófica de la educación al servicio del capital, tan necesitado de obreros calificados, tornillos de una sociedad consumista, olvidada de los valores esenciales de respeto al ser humano, de armonía e interdependencia con la naturaleza, de solidaridad, honestidad y defensa de la libertad y la justicia

Yomar C.Campaña dijo...

Me encanta tu blog, trabajo en educación para niños sordos y me encantaría intercambiar ideas de formas de mejorar los procesos educativos. Soy hipoacúsica tambièn, así que puedo hablar desde la experiencia. Soy ecuatoriana y orgullosa de serlo, de donde eres tú? Si tienes un mail, me gustaría escribirte. Un fuerte abrazo y sigue adelante!

Rosa María Torres del Castillo dijo...

Hola. También soy ecuatoriana. Aquí encuentras mi bio http://otra-educacion.blogspot.com/p/me.html Me alegra que te haya gustado mi blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...