Finlandia: Tecnologías en escuelas y bibliotecas

Rosa María Torres

(en proceso)

Fotos: Rosa María Torres

Hablando de tecnologías, tres cosas me gustaría destacar a raíz de mi visita de estudio a Finlandia: su bajo perfil, el manejo creativo e inteligente que hacen de éstas los profesores en la enseñanza, y el espíritu (auto)crítico y de exploración con que todos parecen asumir hoy en día la cuestión tecnológica vinculada a la educación.

Bajo despliegue tecnológico

Informes de visitantes extranjeros que pasan por las escuelas finlandesas (especialmente estadounidenses) y que circulan en internet comentan a menudo su sorpresa al no encontrar el despliegue tecnológico que esperaban encontrar en un país como Finlandia.

En planteles y aulas hay abundantes recursos para la enseñanza y el aprendizaje, para las distintas edades, niveles y asignaturas. Muchas aulas, en verdad, dan la impresión de estar abarrotadas.

El papel sigue teniendo gran presencia, en libros, cuadernos, carteles, fotos, adornos. También hay instrumentos musicales (desde tambores y panderetas hasta pianos), juegos, plantas, globos terráqueos. Los profesores hacen uso de estos recursos de manera flexible y creativa. Varios profesores me contaron que traen algunos de esos recursos de sus casas.

Las salas de cómputo o laboratorios informáticos son cosa del pasado, aunque persisten en algunos colegios, sobre todo fuera de Helsinki. PCs, laptops, netbooks, iPads, están incorporadas a las aulas y no ocupan, en ningún caso, un rol protagónico. Los alumnos trabajan con ellas en sus mesas o bien en el suelo. También hay espacios informales, fuera de las aulas, organizados con una o dos mesas con sillas y una o dos PCs para uso libre de los alumnos.

Las salas de profesores tienen equipamiento tecnológico, igual que las bibliotecas escolares. Las reglas de uso de los celulares son fijadas en cada plantel; en general, los alumnos pueden llevarlos pero solo se usan en clase si el profesor lo autoriza o si incorpora los celulares en alguna actividad pedagógica.

El equipamiento tecnológico en el aula es sencillo, funcional, nada sofisticado. Hay pizarras convencionales, verdes y blancas, en todos lados. Ví pocas pizarras electrónicas; me dijeron que se usan poco.

Un artefacto muy popular, presente en todas las aulas que visité, es el proyector de documentos. Un artefacto versátil, amigable y de bajo costo que los profesores usan mucho y del cual, según me dijeron varios, ya no pueden despegarse.

En las bibliotecas hay wifi y computadoras disponibles para los usuarios en muchos espacios. También hay espacios habilitados con proyectores y pizarras electrónicas o bien pizarras tradicionales, pensados sobre todo para trabajar en grupo. Todo el personal de la biblioteca tiene a mano una PC, en la que puede consultar información para brindarla a los usuarios. 

Uso inteligente y creativo de las tecnologías por parte de los profesores

Lo que más me llamó la atención no es cómo usan los alumnos las tecnologías sino cómo las usan los profesores. En todas las clases que observé, desde pre-escolar hasta educación secundaria, hubo alguna situación de uso de las TIC. Es difícil saber si mi presencia como visitante externa pudo haber influido en esto. En todo caso, tanto profesores como alumnos parecían estar familiarizados, sentirse cómodos y disfrutar con estas situaciones de enseñanza y aprendizaje.

Algunos ejemplos de uso de las tecnologías que pude observar en planteles educativos y en bibliotecas:

▸ Clase de matemáticas con múltiples pizarras: El aula - moderna, amplia, en un colegio que sirve también de centro de práctica docente - contaba con cuatro pizarras móviles (al tirar, se deslizan mecánicamente hacia arriba y hacia abajo) que el profesor manejaba magistralmente para desarrollar un problema, en una clase de matemática a nivel secundario.

▸ Clase de música con uso de video: Cuando entramos a la clase, junto con la directora de la escuela, el profesor estaba pasando un video en una clase sobre historia de la música pop.

▸ Clase de sueco usando el programa de juegos Kahoot

▸ Clase de música con proyector y pantalla: La clase de música se hacía en un auditorio; la profesora usaba un proyector y una pantalla grande, ubicada detrás de ella, para escribir lo que decía y luego para mostrar la partitura.

 ▸ Clase de ciencias sociales con PCs: En un colegio secundario, los estudiantes trabajaban en parejas frente a PCs alineadas contra la pared, en las que preparaban un Powerpoint sobre Finlandia.

▸ Receta de cocina en iPad: En clase de Economía del Hogar, la profesora nos mostró que había empezado a usar su iPad para filmar los pasos iniciales de la receta, de modo de aprovechar mejor el tiempo de clase con los alumnos.

▸ Presentación del plantel o de la biblioteca: Varios planteles y bibliotecas cuentan con una presentación lista (Powerpoint, video), en algunos casos en varios idiomas, para explicar a los visitantes. La creciente exposición a visitantes extranjeros seguramente ha contribuido a desarrollar esta práctica.

Autocrítica, crítica y exploración en torno a las modernas tecnologías y el aprendizaje
 
Me sorprendió positivamente la crítica y autocrítica sobre lo que ha venido haciéndose en la educación finlandesa en relación a las modernas tecnologías. La escuché en planteles escolares y  bibliotecas, de profesores y bibliotecarios, y también en instancias de gobierno y entre académicos.

Los finlandeses atribuyen a Finlandia varios de los mismos errores que consideramos típicos de los 'países en desarrollo': comprar y distribuir primero; ver qué y cómo se va a hacer, después. Una constatación corriente es que ha faltado investigación en torno a los usos e impactos de las TICs sobre el aprendizaje, y que las políticas en este terreno han carecido hasta hoy, en general, de base científica.

Hay, por otro lado, preocupación - por parte de padres de familia, profesores, autoridades, investigadores - en torno al uso de las TICs que vienen haciendo niños, adoelescentes y jóvenes. El creciente uso de las TICs en el tiempo libre - en desmedro de la socialización, el ejercicio, las actividades al aire libre, la lectura, entre otros - es uno de esos temas de preocupación, en particular en torno a los videojuegos.

El nuevo currículo a adoptarse en 2016 propone avanzar hacia una enseñanza más basada en las tecnologías. Esto suscita discrepancias, debates, tensiones, nuevas preocupaciones y retos. Los profesores se sienten cada vez más presionados por las demandas sociales, familiares y tecnológicas. Y sienten que en el campo de las tecnologías, y en otros, no están siendo debidamente apoyados. De hecho, muchos profesores llevan a la escuela sus propias laptops y tablets. Se acepta asimismo que la formación y capacitación docente en el manejo de las TICs requerirá actualizaciones y refuerzos adicionales.

Según una encuesta realizada en 2015 por el sindicato docente (Trade Union of Education OAJ), 40% de los profesores de primaria en escuelas de Helsinki no cuentan con los equipos necesarios para enseñar, especialmente frente al futuro nuevo currículo, y solo 14% en el caso de la educación pre-escolar. Los colegios secundarios son los mejor equipados.

***

En la disyuntiva tecnología versus pedagogía, esta visita de estudio me confirmó que el secreto de la educación escolar en Finlandia no pasa por la primera sino por la segunda. Mejor aún: por profesores usando creativa y profesionalmente las tecnologías en un marco curricular dado y con fines pedagógicos. Si bien los alumnos tienen gran autonomía en su proceso de aprendizaje, el papel de los profesores en el desarrollo de esa autonomía es fundamental. Y como mediadores pedagógicos en el aprendizaje asistido por las TICs. En ningún lado como aquí me ha resultado más reconocible, en situación de aula, la figura del "facilitador de aprendizajes".

Todos estos elementos - espíritu crítico y reflexivo, experimentación, profesores orientados hacia el aprendizaje y hacia la investigación - dan confianza en la capacidad de la sociedad y del sistema escolar finlandés para enfrentar los nuevos desafíos de las tecnologías de cara a un nuevo currículo y en una coyuntura difícil que presiona por reducir presupuestos a la educación, aumentar el número de alumnos por aula y otras medidas en nombre de la austeridad.

Textos relacionados en este blog
On education in Finland
| Sobre la educación en Finlandia
Visita de estudio en Finlandia | Finland study visit
- Preguntas sobre la educación finlandesa
- Conversando bajo la lluvia | Talking in the rain 
- Timo y Giorgio
- Escuelas sin zapatos
- Confianza: Palabra clave en Finlandia

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...