Mostrando entradas con la etiqueta OLPC. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta OLPC. Mostrar todas las entradas

Entregar no basta ...

Rosa María Torres


           "La llegada de los materiales a la escuela les cayó por sorpresa a muchos profesores: tres cajas grandes, 45 láminas y 10 papeleras en su puerta. La administración no les había informado que iban a recibir esos materiales. La mayoría de profesores usó las láminas y las fotos de personajes para decorar las paredes de la escuela. El ábaco fue a parar al armario. Otros materiales permanecieron en cajas apiladas una sobre otra, a un costado del aula”. (Caroline Dyer, "Primary Teachers and Policy Innovation in India", DPEP Calling, Nº 15, Nueva Delhi, Febrero 1996, p.10. Nuestra traducción del inglés).


La descripción corresponde a un estudio que analizó el programa denominado “Operación Pizarra” (Operation Blackboard) en el estado de Gujarat, India. Un programa innovador introducido en 1986 en el marco de la Política Nacional de Educación lanzada ese mismo año con tres grandes objetivos: mejorar la calidad de la enseñanza primaria, aumentar la retención de alumnos en la escuela y avanzar hacia una pedagogía centrada en el alumno.

“Operación Pizarra” se propuso contribuir a esos objetivos con un conjunto de medidas innovadoras. Entre otros, se establecieron criterios mínimos que debían reunir todas las escuelas: dos habitaciones, dos profesores (uno de ellos preferentemente mujer) y un paquete básico de materiales de enseñanza-aprendizaje, incluyendo una pizarra, un juego de ciencias y uno de matemáticas, un juego de herramientas, 45 láminas, mapas, libros infantiles y pelotas. El programa proponía asimismo introducir un segundo profesor(a) en las escuelas unidocentes, a fin de propiciar el trabajo colaborativo entre ellos y evitar el cierre de la escuela cuando el único profesor se ausenta.

No obstante, como en tantas reformas y programas que se proponen "mejorar la calidad de la educación" en todo el mundo, el talón de Aquiles fue la desatención a los profesores y el desconocimiento de la situación real de las escuelas, a partir de decisiones tomadas centralmente. Tanto la política nacional como el programa estatal afirmaban el papel central de los profesores, pero en la práctica se subestimó la necesidad de un trabajo sistemático con ellos a fin de informarles y prepararles no solo para usar los materiales sino para comprender la política y el programa. La mayor porción del presupuesto y del esfuerzo se concentró en los materiales y en su distribución a las escuelas.

Un estudio realizado en tres localidades del estado, durante la ejecución del programa, dejó graves problemas al descubierto.

■  Desconocimiento de las condiciones de las escuelas, los profesores, los padres de familia y los alumnos. En su mayoría, los profesores provenían del área rural, pertenecían a castas bajas, tenían bajo nivel educativo y débiles conocimientos pedagógicos.

■  Se pensó que el multigrado era un fenómeno marginal, cuando en verdad dos terceras partes de las escuelas en el país y en el estado eran unidocentes.

■  La capacitación multiplicadora o “en cascada” no funcionó, repitiéndose lo ya comprobado en experiencias previas en la misma India y en otros países.

■  La capacitación fue instrumental y demasiado corta, lo que no permitió a los profesores comprender el para qué y el por qué de los cambios que se buscaba introducir. Muchos profesores entrevistados dijeron que la capacitación fue difícil y poco útil en la práctica. Pocos se sintieron capacitados para multiplicar el taller entre sus compañeros, como se esperaba de ellos.

■  En muchas escuelas no llegaran a concretarse los cambios propuestos, ni siquiera a utilizarse los materiales. Sin la información y la capacitación requeridas, estos fueron percibidos por los profesores como distractores que impedían completar el programa de estudios.

■  El paquete de materiales llegó tarde a muchas escuelas, complicando adicionalmente su uso y el seguimiento previsto.


Desde muchos lugares del mundo, la India puede parecer un país remoto y extraño. No obstante, lo sucedido con este programa resulta sorprendentemente reconocible en la historia universal de las "reformas educativas".

Desde esta segunda década del siglo 21, la década de 1980 puede parecer lejana. No obstante, la misma suerte que corrió a menudo la entrega a las escuelas de textos y otros materiales didácticos en los 1980s y 1990s es la que hoy vemos repetirse en la entrega de computadoras (PCs, laptops, netbooks, iPads, tablets, etc.). Primero se compra, luego se piensa para qué y se verifica si hay condiciones de uso, incluyendo energía eléctrica, línea telefónica, tiempo, espacio físico, seguridad, sistema de mantenimiento, profesores capacitados, currículo adecuado, etc. Grandes compras, distribuciones masivas, y poco o ningún uso de los artefactos en escuelas y colegios. Rotura, robos o simple obsolescencia de los equipos, mientras se hacen las pruebas, se aprende de los errores y se crean las condiciones de operación. Las experiencias abundan y se multiplican en el mundo y concretamente en los países latinoamericanos...

¿Será posible que, en esta era de la información y la comunicación, era de internet, redes e infinitas reuniones nacionales e internacionales, los países se propongan efectiva y honestamente aprender unos de otros, de experiencias presentes y pasadas? ¿Será posible que se asuma de una vez por todas que los profesores son sujetos y no meros implementadores, que las cosas deben estar al servicio de las personas y no al revés? ¿Será mucho pedir que se abandone el autobombo adelantado en las reformas educativas, que se reconozcan abiertamente problemas y fracasos, que se contextualicen las innovaciones, que se experimente antes de generalizar, que pase a ser motivo de vergüenza y escarnio público repetir una y otra vez los mismos viejos errorres?

Mi visita al Plan Ceibal y la rotura de las laptops del OLPC

Tomado del sitio oficial de Ceibal (sep. 2010)
Rosa María Torres

(Abajo, post-scriptum sobre visita a Ruanda)

En abril 2009 aproveché una invitación a Uruguay por parte del Ministerio de Educación, para ver el Plan Ceibal. Visité aulas en una zona urbano-marginal de Montevideo. No pude hacer un reportaje de inmediato y el tiempo se me fue pasando. Tampoco es éste el reportaje más completo que le debo a esa visita. Me centraré aquí solo en un aspecto que ví y que ha venido saliendo a la luz en los últimos tiempos: la rotura de las laptops XO, compradas a Nicholas Negroponte y su consorcio OLPC.

A raíz de mi visita, envié un mensaje a Twitter indicando que había visto muchas laptops rotas. Un año más tarde, el asunto pasó a ser vox populi, adquiriendo escala nacional y ventilándose públicamente por las autoridades de Ceibal así como por los fabricantes de las laptops.

En 2007, el ex Presidente Tabaré Vázquez lanzó el proyecto y ofreció que para 2009 todos los escolares de las escuelas públicas del Uruguay tendrían su laptop XO. 2010 fue el primer año en que Ceibal funcionó en todo el país.

Un informe oficial publicado en julio 2010, a partir de una encuesta nacional, encontró que una cuarta parte de las laptops entregadas dos años atrás a los alumnos de escuelas públicas, no funcionaba por diversos motivos: 14,2% rotas; 6,2% en reparación; 3,9% bloqueadas; 3,1% no se sabía y 1% habían sido robadas. En el interior del país, donde las laptops llegaron en 2008, 29,9% no funcionaba. El porcentaje es más elevado en zonas pobres. 

Una encuesta para establecer el estado de las laptops, realizada por una Red de Apoyo al Plan Ceibal (RAP) en San José (10 abril-10 agosto 2010) en 10.678 hogares, reveló detalles adicionales:
Funcionan 68,3%
En reparación 7,7%
No funcionan 24%

No prende 23,08%
Pantalla rota 30,18%
Teclado 16,57%
Antenas 0%
Bateria 1,18%
Cargador 3,55%
Otros 25,44%

Un relevamiento realizado en mayo de 2011 indicbó que el 12,3% de las laptops de Montevideo estaban rotas; en el interior del país el porcentaje llegaba al 24%. La cantidad de máquinas rotas era mayor en escuelas ubicadas en contextos de pobreza.

1. ¿Qué ví en mi visita y recorridos por las aulas?

Fabricación: Las laptops XO no se parecían a las que había visto repetidamente en CNN: en televisión las presentaban resistentes, a prueba de trato y maltrato infantiles; en realidad, son frágiles, "veme-y-no-me-toques", claramente no aptas para ser usadas por niños, transportadas todos los días entre la escuela y el hogar, a menudo con condiciones precarias en ambos lugares (recordemos que OLPC concibió esta laptop supuestamente para "países en desarrollo" y que 40% de los alumnos que van a la escuela pública uruguaya provienen de los sectores más pobres de la sociedad).

Protección: Las laptops no tenían protección externa (estuche acolchado), como corresponde a cualquier laptop y en especial a éstas, destinadas a niños y niñas escolares. Las fundas amorosamente cosidas, bordadas o tejidas por las madres de los alumnos - algunas de las cuales me mostraron - no son, como es obvio, adecuadas para la protección que requieren las máquinas.

Instalaciones: Las laptops se usaban en el aula de siempre, encima de los pupitres individuales organizados en filas, rebosantes de libros y cuadernos. Pupitres pequeños y pasillos angostos son, como pudimos ver, condición ideal para que las laptops se caigan, se resbalen, se enganchen, etc.

Advertencias: No escuchamos a las profesoras advertir o instruir acerca del cuidado de las laptops, cuando los alumnos las sacan o meten en sus mochilas, o mientras las tienen abiertas sobre los pupitres. Los alumnos las tratan como si fuesen los libros o cuadernos a los que están acostumbrados.

Movilidad: Los alumnos transportan diariamente las laptops de y a sus casas, guardadas en sus mochilas (junto con los demás útiles escolares) o bien en la mano, agarrándolas del asa, como si fuesen loncheras. Muchos corren con la laptop al descubierto y caminan por la calle meneándola de arriba a abajo.

Daños: Los principales daños qué ví son pantallas quebradas, cargadores dañados y/o teclados desprendidos y "pegados" con cinta adhesiva por padres de familia o maestras. Algunas laptops estaban guardadas, esperando ser enviadas para reparación. (También ví laptops en buen estado pero sin uso pues los alumnos se olvidan de cargarlas en sus casas y en la escuela no hay suficientes enchufes u otras instalaciones necesarias).

2. ¿Qué nos dijo el personal directivo y docente?

* Cerca de una tercera parte de las laptops están rotas o fuera de funcionamiento; muy pocas se han perdido o robado (lo que es coherente con los datos arrojados por la encuesta nacional de 2010).
* La primera rotura la paga el gobierno; a partir de la segunda, la tienen que pagar los padres de familia, pero muchos no tienen cómo pagarla.
* La mayoría de los daños se dan fuera de la escuela, en la calle o en las casas. Muchas veces no hay en el hogar un lugar seguro para dejar la laptop, juegan con ella los hermanitos pequeños, etc.

La lección uruguaya

Al conocer los datos de la encuesta de 2010, Fernando Brum, directivo de Ceibal, comentaba: “Se esperaba una tasa importante de fallas, pero no tan alta. Esta constatación hace que estemos revisando aspectos del funcionamiento del Plan y generando medidas que apuntan a bajar esa cifra”. Más tarde declararía al respecto: "Nos llevó tiempo mirar en perspectiva y entender que la única solución confiable era ir a las escuelas a reparar computadoras"

Nicholas Negroponte, por su parte, ha venido mejorando la fabricación de la máquina, especialmente reforzando el teclado.

Lástima que los uruguayos hayan tenido que pagar alto el precio de ser los primeros, el primer experimento nacional de la OLPC. Les salva, al mismo tiempo, el haberse convertido en vitrina mundial de la OLPC y de los modelos 1x1 - un computador por alumno -  (hay quienes hablan de Montevideo como  "La capital de la OLPC en el mundo"). La experiencia uruguaya debería dejarle lecciones y costarle cara también a Negroponte. En la competencia por bajar precios y ganar licitaciones, pasaron por alto los destinatarios y objetivos de estas laptops. ¿Cuánto habría subido el precio de cada unidad si se invertía más en diseño, en materiales resistentes, y en un estuche protector?

Buenos Aires, 28 sep. 2010

Post-scriptum  OLPC en Ruanda-Africa (dic. 2010)

Técnico arreglando XO laptops en una escuela privada,
Kigali, Ruanda, 17 nov.2010. Foto: RMTorres
Durante una misión de trabajo en Ruanda junto al Ministerio de Educación (nov. 2010) aproveché para informarme mejor sobre el programa OLPC en ese país, sobre el cual había leído en Internet y a través de Twitter. Encontré en Ruanda los mismos problemas que había visto en Uruguay. En una escuela privada en Kigali, la capital, ví varias laptops rotas y conversé con el técnico que las estaba reparando en ese momento, pagado por los padres de familia de la escuela. Según me dijo el técnico, las partes que se rompen con más frecuencia son la pantalla (que él no puede arreglar), el cargador y el teclado.


Para saber más sobre el Plan Ceibal
* Un niño para cada laptop, por Raúl Trejo Delarbre (Sep. 15, 2010)
* Montevideo will be the OLPC capital of the world, by Christoph Derndorfer (Sep. 19, 2010)
* Un niño, una computadora: "El día después", por Mariano Palamidessi (Agosto 19, 2010)
* Recording of "OLPC in South America" talk at the World Bank (30 August 2010) @random_musings Presentation slides 
* Desconectados: El Plan Ceibal en Secundaria se encuentra con problemas (Dic 4, 2010)
* En el Camino del Plan Ceibal (libro colectivo, PDF)
* Informe de Monitoreo e Impacto Social de Plan Ceibal: Resumen (Dic 9, 2010)
*
Eduardo Rodríguez Zidán, La larga marcha hacia la revolución digital en las escuelas. Análisis de la implementación de políticas TIC en educación a partir de la experiencia del Plan Ceibal y el modelo uno a uno en Uruguay (2011)
* XO: dio equidad, no mejoró aprendizaje, por Pilar Besada, El País, 27 mayo 2012.


OLPC / otros países 
* BID Modelos Uno o a Uno en América Latina y el Caribe: Panorama y Perspectivas (2011)
* BID alerta sobre los efectos negativos de dar computadores a los escolares (La Tercera, Chile, 2011)
* Eugenio Severín / BID: Aprender Uno a Uno (2011)
* RELPE: Una computadora por alumno
* Argentina: OLPC(2), un año después, por Daniel Krichman
* Perú Programa Una Laptop por Niño
* Colombia Rodrigo Arboleda, el defensor de un PC por niño (enero 2012)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...