Educación, resistencia y esperanza, de Miguel Soler Roca

Tomado de: Núcleo de la Mina. Mano a mano con Soler
Volver
Miguel Soler Roca: Educación, resistencia y esperanza


Marcia Rivera. Marta Demarchi. [Compiladoras]
Miguel Soler Roca. [Autor de Capítulo]
....................................................................................
Colección Antologías.
ISBN 978-987-722-023-0
CLACSO.
Buenos Aires.
Julio de 2014

Los textos que se incluyen en esta antología dan cuenta de la prologada y fecunda vida del maestro Miguel Soler Roca, un catalán que tempranamente echó raíces en Uruguay, dedicando su vida a la educación, la acción transformadora desde el medio local y al análisis crítico de las políticas públicas. A través de sus escritos podemos situarnos en los campos uruguayos de mediados del siglo XX y recorrer de su mano la situación de la educación pública en América Latina y el Caribe.


Presentación del libro en Montevideo. 5 octubre 2014. Foto: Pablo Martins

Gustosa creo en mi blog este espacio para Miguel Soler Roca y su Antología Esencial: Educación, resistencia y esperanza publicada recientemente por CLACSO. Incluyo también el breve mensaje que envié por correo electrónico a Comunidad Educativa informando sobre el libro. Y el mensaje de Miguel, agradeciendo los comentarios recibidos, hablándonos del libro y de cómo quisiera que fuese leído y aprovechado, sirviendo al "conocimiento y discusión de los jóvenes, en especial de los futuros docentes, no con la pretensión de orientar a nadie sino de provocar una lectura interactiva". Tomo su deseo al pie de la letra y lo asumo como una misión: acercar el libro a todos aquellos interesados en la cuestión educativa y, de manera especial, a los maestros.

Para quienes no le conocen: Miguel es un personaje, y un personaje excepcional de la educación latinoamericana y mundial. Publica esta antología a sus noventa y pico de años, con esa lucidez extraordinaria que, en su caso, va creciendo con la vejez, burlando sus reiterados intentos por "darse de baja" y despedirse de la educación y de la vida pública.

Nos conocimos en Quito, en 1991. El (catalán de nacimiento) estaba entonces radicado en Barcelona y venía viajando por diversos países de América Latina, entrevistando gentes y compilando materiales para un libro sobre la educación rural en América Latina, que luego, salido del horno y autografiado en 1992, leí con avidez. Nunca había leído algo tan pensado y tan sentido sobre la educación rural, la eterna abandonada. Aprendí mucho con su lectura; tengo todo el libro subrayado. Como tantos otros libros de Miguel que conservo en un lugar especial en mi biblioteca.

Desde entonces nos hicimos amigos. Una amistad nutrida de afecto, de lecturas, escrituras, pasiones y luchas comunes en torno a la educación, y mucho más allá. Compartimos Comunidad Educativa, la comunidad virtual de firmantes del Pronunciamiento Latinoamericano por una Educación para Todos, y el propio Pronunciamiento, cuya segunda versión redactamos juntos, en septiembre del 2010 en Buenos Aires, al término del II Encuentro Presencial de firmantes. Siempre en complicidad, desde Comunidad Educativa intentamos, durante más de una década, dinamizar el pensamiento y la acción colectiva en torno a una agenda distinta para la educación latinoamericana. Compartimos también el GLEACE (Grupo Latinoamericano de Especialistas en Alfabetización y Cultura Escrita), desde el cual hemos elaborado diversos posicionamientos.

Publico abajo su mensaje, sin pedirle autorización. Temo que su modestia me insista en que no vale la pena. Y me doy el gusto de este pequeño homenaje a Miguel, a su ejemplo de vida, a su obra, a su compromiso incansable y militante con la educación, del cual tanto tenemos que aprender las viejas y las nuevas generaciones.

Felicitaciones a Miguel, con un abrazo lleno de afecto y de orgullo de poder llamarle mi amigo y de tenerle entre nosotros.

Rosa María Torres
Buenos Aires, 27 Julio 2014


Queridos amigos:

A través de Twitter recibo esta gran alegría y esta magnífica obra de nuestro querido Miguel Soler Roca: "Educación, resistencia y esperanza" (puede descargarse en PDF).




Querida Rosa María,
queridos compañeros y compañeras de Comunidad Educativa.

He recibido vuestros mensajes, empezando por el muy afectuoso de Rosa María de 27 de julio. Son ustedes muy amables respecto a este libro, cuyo proceso de elaboración ha sido un poco largo pero que al fin ha aparecido.

Me he demorado en acusar recibo a los correos que me han ido llegando en espera de poder tener en mis manos el libro en su versión tradicional en papel, pero aún no lo he recibido. No importa mucho, por cuanto la versión digital permite seleccionar los contenidos que a cada uno le puedan interesar. De modo que lo hago ahora, declarando mi gratitud a Pablo Gentili, Secretario General de CLACSO, a las dos presentadoras (una de ellas, Marta Demarchi, miembro de Comunidad Educativa), y a todos los colegas que me han hecho llegar expresiones de simpatía.

Es mi ferviente deseo que a través de esas páginas todo lo que América Latina me enseñó a lo largo de los años esté a disposición de los docentes de hoy, no como propuestas actualizadas porque no lo son, sino como testimonio de las luchas vividas por la sociedad y la educación de nuestros países en las últimas décadas. Tal vez su lectura ayude a identificar conceptos claves de la educación que han mantenido una cierta continuidad temporal, distinguiéndolos de otros que resultaron afectados y a veces muy maltratados por los avatares de la Historia, que tanto condiciona a la educación.

Es de desear que esta obra de recopilación dé lugar a debate, al análisis de compañeros de diversas generaciones que no se conformen con leerla sino que quieran aportar su comentario crítico. Creo que ésta es una función que Comunidad Educativa ha venido cumpliendo, no muy sistemáticamente, porque la sucesión de novedades educativas en nuestra región es relativamente rápida y por momentos dramática y los temas de actualidad pueden exigir acciones inmediatas más que debates retrospectivos.

De cualquier manera, si me llegaran opiniones sobre algunas de mis páginas, sea de carácter individual sea como resultado de un debate compartido, haré lo que pueda por lo menos por acusar recibo y agradecer esas muestras de interés, sin poder comprometerme a participar en análisis que requieran parte de mi tiempo, hoy limitado por razones de edad y del cumplimiento de otras tareas de las que no me he podido liberar todavía.

Para mí el uso óptimo de cualquiera de mis ensayos es someterlo al conocimiento y discusión de los jóvenes, en especial de los futuros docentes, no con la pretensión de orientar a nadie sino de provocar una lectura interactiva. Reconozco que en los tiempos actuales la formación docente apunta a una rápida capacitación para hacer de la educación un medio más de que se vale el capitalismo para afirmarse socialmente y producir y difundir un conocimiento sustentador de los objetivos de los poderes dominantes.

Tal vez en alguna de mis líneas escritas hace ya tiempo y en otros casos en fechas recientes encuentren la visión opuesta, la de una educación y una formación docente más atenta a las necesidades culturales de los jóvenes que a las presiones del sistema económico, cada día más ancho y ajeno. Proteger los fines humanistas de las escuelas normales y de las universidades debe ocuparnos más que convertirlas en medios al servicio de las fuerzas anónimas que orientan la marcha globalizada y estandarizada de la Humanidad.

Como dijo Gabriel García Márquez al recibir el Premio Nobel en 1982: "La interpretación de nuestra realidad con esquemas ajenos solo contribuye a hacernos cada vez más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios".

Y por aquí te dejo, Rosa María, y dejo a los colegas, cada uno en su porfiada lucha, y yo en la mía, recordando que si la llevamos adelante pensando y actuando juntos nos será más grato y fácil.

Reciban el cordial y agradecido abrazo de

Miguel Soler Roca.
Montevideo, 3 agosto 2014


Anexo


Fotos de escuelas de los siglos XIX y XX de Uruguay, por ANEP

Este domingo 24 de agosto, previo al feriado patrio por la Declaratoria de la independencia de Uruguay, como es tradición, se celebra "la nostalgia".

En todo el país se organiza un gran número de fiestas en centros nocturnos, para bailar música de las décadas 60,70, 80 y 90.

Por ello seleccionamos algunas fotografías para compartir con toda la comunidad. ¡Vayan en homenaje a todos los maestros y docentes que con tanta vocación desarrollan esta profesión tan honorable!

Fotos: www.rae.edu.uy - Archivo Nacional de la Imagen SODRE -http://www.correodelmaestro.com/publico/html5082013/capitulo3/capitulo_03.html http://docentespando.blogspot.com/2010_10_17_archive.html



No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...