La reforma educativa tradicional

Tomado de The New York Times

Rosa María Torres

Reforma "desde afuera": del país, del sistema educativo, de la institución escolar, de los sujetos directamente involucrados e interesados, de la comunidad educativa, de la ciudadanía.

Reforma "desde arriba” : imaginada y decidida por "tomadores de decisiones" a nivel nacional e internacional - gobiernos, organismos internacionales, consultoras, think tanks ("informar", "socializar", "capacitar", "bajar a la escuela", "aterrizar en el aula", etc.).

Reforma tecnocrática: diseñada por "expertos" nacionales y extranjeros, cuyo conocimiento es dado como válido y como suficiente, único útil y necesario a tenerse en cuenta.

Reforma autoexplicativa: el “cambioconsiderado deseable y bueno en sí mismo, sin requerir consulta, explicación, debate social amplio.

Reforma sectorial: la educación entendida como un "sector", a cargo de un Ministerio: el de Educación (o el de Educación Superior, si ésta va aparte como suele ser el caso).

Reforma escolar: "reforma educativa" reducida a "reforma escolar", sin visión amplia de lo educativo: la familia, la comunidad, la naturaleza, el trabajo, los medios de comunicación, bibliotecas, espacios deportivos y culturales, tecnologías, redes, etc.

Reforma intra-escolar: centrada en el puertas adentro de las instituciones escolares-educativas.

Reforma para los pobres: pensada para la educación pública, sin atención a la privada (la buena y la mala, a la que también acceden los pobres).

Reforma homogénea, "igualitaria": igual para todos: “los países en desarrollo”, todo el país, los niños, los pobres, los indígenas, etc.

Reforma-colcha de retazos: se centra en ciertos componentes (financiero, administrativo, curricular, evaluación, tecnología, infraestructura, etc.) o niveles (pre-escolar, primaria, secundaria, universitaria), sin visión holística y de sistema, indispensable para entender y cambiar la educación, y viendo la educación superior como un sistema aparte.

 Reforma por etapas: Primero la cobertura, luego la calidad; primero el acceso, luego el aprendizaje; primero los niños, luego los adultos; primero la reforma de la educación primaria, luego la de la secundaria y la superior (o al revés); primero la reforma administrativa, luego la curricular y la pedagógica; primero la infraestructura, luego lo demás; primero la compra y distribución de computadoras, luego la capacitación docente y la conectividad, etc.

Reforma parche: destinada a "mejorar la calidad de la educación" antes que a transformarla, a encarar los viejos y los nuevos problemas que debe enfrentar la educación.

 ▸ Reforma bazar: privilegia la inversión en las cosas (infraestructura, equipamiento, materiales, computadoras, etc.) antes que en las personas (educadores, educandos, familias, comprensión, comunicación, participación social, etc.).

Reforma cuantitativa: interesada en los números, las estadísticas, los porcentajes, los resultados cuantificables, los puntajes, los ránkings, desatendiendo los aspectos cualitativos, que son los que realmente importan, los esenciales en la enseñanza y el aprendizaje, y en la satisfacción de quienes enseñan y de quienes aprenden.

Reforma binaria: todo se plantea como opciones a elegir entre dos alternativas: arriba vs. abajo, cantidad vs. calidad, público vs. privado, escuela vs. comunidad, educación básica vs. superior, administrativo vs. pedagógico, curricular vs. extracurricular, niños vs. adultos, educación formal vs. no-formal, “lo que funciona” vs. “lo que no funciona”, etc.

Reforma-documento: la reforma confundida con el documento, con la propuesta de reforma.

Reforma-evento: acción puntual, antes que proceso permanente a ser sostenido y retrabajado a lo largo del tiempo, por sucesivos gobiernos y administraciones.

Reforma-oferta: todo el paquete de medidas se piensa desde la oferta antes que desde la demanda (la población, los educandos, la ciudadanía informada que comprende, propone, participa, vigila).

Reforma-enseñanza: pensada desde el punto de vista de la enseñanza (y de quienes enseñan) antes que desde el punto de vista del aprendizaje (y de quienes aprenden).

Reforma autista: sin consulta ni participación social: educadores, educandos, padres de familia, comunidades, movimientos sociales, ciudadanía en general.

Reforma a prueba de evaluación: sin resultados claros, sin rendición de cuentas a la ciudadanía, sin lecciones aprendidas, sin buscar entender qué pasó y por qué no funcionó lo que no funcionó. Todo es dado por exitoso. A lo que falta por hacer se le llama "desafío" y a los fracasos, "avances modestos".

Reforma a prueba de cambio: gracias a todo lo anterior.


Esta es la reforma tradicional que ha fracasado en todo el mundo y que, sin embargo, continúa vigente, repitiéndose una y otra vez en los países.... hasta que la ciudadanía organizada se informe, se empodere y exija otra cosa.


* Adaptado y actualizado a partir de: Rosa María Torres, "Negociando la reforma educativa con los sindicatos docentes en América Latina y el Caribe", en: Carta Informativa del IIPE, Vol XIX, Nº 2, IIEP-UNESCO, París, Abril-Junio 2001.


Textos relacionados
▸ Falsas y verdaderas soluciones a los problemas de la educación
▸ Las 4A como criterios para identificar "buenas prácticas" en educación
▸ No hay revolución educativa sin revolución docente y sin diálogo social
▸ The green, the blue, the red and the pink schools

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...