¿Educación y habilidades del siglo 21?


Miguel Gómez Molina


Todos hablan de 'educación del siglo 21':

- habilidades del siglo 21
- alumno del siglo 21
- educador del siglo 21
- escuela del siglo 21
- aula del siglo 21

Estrictamente, sin embargo, no existe 'la educación del siglo 21'.

▸ Estamos a inicios del siglo

Estamos a inicios del siglo y apenas si podemos visualizar una o dos décadas por delante. El mundo no pudo anticipar ni prepararse para la pandemia global en 2020. ¿Quién puede decir hoy cómo será el planeta, la vida humana y la educación en 2050? Nadie puede anticipar el decurso de los 100 años que componen un siglo y el de éste concretamente, marcado por la incertidumbre, los "cambios acelerados", las grandes crisis y catástrofes.

▸ ¿Cuál siglo 21?

- 1 de cada 4 personas vive en situación de pobreza multidimensional o es vulnerable a ella.
- 840 millones de personas viven sin electricidad.
- más de mil millones de personas en el mundo vive sin agua potable y 2 de cada 5 no cuentan con herramientas básicas para el lavado de manos.
- más de 40% de la población mundial no tiene ningún tipo de protección social.
- 6,5 mil millones de personas (85,5% de la población mundial) no tienen acceso a Internet rápido y confiable.
Fuente: ONU/PNUD, 2020

El "siglo 21" no es el mismo para todos. Millones de personas en el mundo viven en condiciones de siglos anteriores, sin disfrutar las ventajas o padecer las desventajas de la modernidad, sin agua potable, letrinas, energía eléctrica, trabajo y vivienda dignos, alimentación adecuada, transporte, lectura y escritura, buena educación, acceso a servicios y a derechos ciudadanos básicos. En 2020, cuando, ante la necesidad de cerrar las escuelas, UNESCO y otros organismos recomiendan continuar enseñando a distancia mediante educación virtual, la mitad de la población mundial tiene acceso a Internet y la otra mitad no lo tiene. El aprendizaje remoto basado en el uso de Internet continúa siendo una posibilidad remota para muchos.

Las desigualdades - dentro de cada país, entre países, entre regiones, el Norte y el Sur - tienden a perpetuarse antes que a reducirse: pobreza y riqueza extremas, hiperconsumo y hambruna, sobreinformación para unos y cero información para otros, analfabetos y sobrecalificados, conectados y desconectados.

Como es evidente, no viven de igual modo "el siglo 21" quienes sobreviven con uno o dos dólares diarios (los millones que viven en "pobreza extrema") y quienes hacen parte de la Sociedad de la Información, la Sociedad del Consumo, la Sociedad del Despilfarro, la Sociedad de la Abundancia.

▸ ¿Cuál educación?

No existe la educación, en singular, como hecho universal y experiencia común compartida por la humanidad. Existen las educaciones, diversas como las realidades, las culturas, las ideologías, las aspiraciones de sectores y grupos humanos concretos.

La educación no está confinada en el sistema educativo: está la que se hace en el hogar y en la familia, la que transcurre en la comunidad, en el lugar de trabajo, a través de los medios, del arte, de la participación social, del servicio y la solidaridad, del contacto con la naturaleza, etc.

Las necesidades de aprendizaje y los aprendizajes se configuran en condiciones específicas y están atravesados por culturas específicas. No es posible pensar en realidades, necesidades y aspiraciones educativas homogéneas, y fórmulas iguales para todos.

El modelo de educación familiar y comunitaria desarrollado históricamente por los pueblos indígenas, el cual sigue vivo en muchos países, coexistiendo con el sistema dominante de educación formal, se guía por lógicas y epistemologías diferentes. No se trata solo de modelos educativos diferentes: se trata de sistemas alternativos de conocimiento.

En educación, en definitiva, no existe el modelo único para todos.

▸ ¿Educación del siglo 21?

La educación en el siglo 21 es diversa, situada históricamente en este siglo y geográficamente en múltiples lugares y culturas. No corresponde necesariamente al imaginario de "siglo 21" y sus correspondientes "necesidades de aprendizaje en el siglo 21" pensados como tales desde el Norte y desde los países desarrollados.

Millones de niños y jóvenes no han visto jamás una computadora ni saben qué hay detrás de una pantalla. Otros tantos millones no tienen idea de dónde vienen los alimentos que comen todos los días, no saben cómo se siembra y cosecha una papa, un tomate, un limón. Diferentes ignorancias, ignorancias ambas.

▸ ¿Habilidades del siglo 21?
Foro Económico Mundial, The Future of Jobs, 2016

La mayoría de habilidades enlistadas hoy como "habilidades del siglo 21" aparecieron antes como "habilidades del siglo 20". Estos listados están generalmente pensados desde el Norte y desde una perspectiva urbana.

Las habilidades fundamentales requeridas para la vida y para el trabajo son diferentes para personas, grupos y trabajos diferentes, en lugares, culturas y circunstancias diferentes. Niños, jóvenes y adultos en contextos de pobreza - la mayoría de la población mundial - enfrentan diariamente la lucha por la supervivencia y por la superación de la pobreza, y desarrollan habilidades esenciales para poder sobrevivir, ayudar y cuidar a sus familias, compartir y aprender en comunidad.

De hecho, como vemos, las "10 habilidades clave para el 2020" propuestas en 2016 por el Foro Económico Mundial, circuladas y adoptadas por millones de personas en el mundo, en el Norte y en el Sur, tienen poco que ver con las habilidades reales, prioritarias, requeridas por las personas en 2020 para lidiar con la pandemia del covid-19. 

Textos relacionados en OTRAƎDUCACION

» ¿Aprendizaje en el siglo 21? ¿Y la naturaleza?
» La profesión docente en la era de la informática y la lucha contra la pobreza
» The year 2000 imagined in 1900 | El año 2000 imaginado en 1900
» Educación en la Sociedad de la Información
» ¿Y los sistemas alternativos de conocimiento?
» 2020: ¿Está el mundo preparado para globalizar la educación virtual?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Rosa María,

Comparto plenamente esta visión! Toda generalización en este campo alimenta el mito y el estereotipo, y nos desvía de los desafíos concretos que podemos y debemos enfrentar.

Gracias por decirlo con el aval de tu experiencia!

Un cordial saludo

Estela

Feli dijo...

Comparto de cabo a rabo, hay frases que de tanto escucharlas se asumen de manera acrítica, es decir, sin matizar ni profundizar en lo que hay detrás y creo que detrás de esta frase hay una visión simplista y miope en el mejor de los casos, porque también es excluyente por lo que omite.

Gracias por tu reflexión.
Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...