Lógicas de la política, lógicas de la educación


LA POLITICA y LA EDUCACION se mueven con lógicas diferentes y hasta incompatibles. Puesto que las decisiones sobre la educación - a nivel nacional e internacional - son decisiones políticas, no sorprende que la educación no cambie en aspectos significativos que hacen a la enseñanza y los aprendizajes.

No es posible transformar la educación sin transformar la política, es decir, los modos tradicionales de pensar y hacer política. A su vez, no es posible transformar la política sin transformar los modos tradicionales de pensar y hacer educación.



  TIEMPO  

Política: rápido


La política se mueve en plazos cortos y con ritmos que no son los de los procesos educativos y sociales. Plazos y ritmos son dictados por la duración de períodos de gobierno o administración, y por las dinámicas electorales. Bien sabemos los gajes de la premura: improvisación, falta de consulta y participación social, atropellamiento, altos costos y a menudo mal uso de los recursos, aceleración de procesos, obsesión con mostrar resultados en el menor tiempo posible, prioridad a la “obra” física entre otros dada su relativa facilidad y sus cortos tiempos (en comparación con nudos "duros" que hacen a la calidad de la educación como formación docente, desarrollo curricular, renovación pedagógica, logros de aprendizaje, etc.).


Educación: lento


La educación requiere tiempos largos y ritmos lentos. La política educativa no puede definirse desde un escritorio ni confiarse solamente al “saber experto”: requiere consulta, participación, otros saberes, debate, consensos; todo eso implica tiempo. Construir relaciones y alianzas toma tiempo. Aprender requiere tiempo: aprender de prisa, contra el reloj, para la prueba, es aprendizaje chatarra. Correr tras un programa de estudios, a fin de completarlo en determinado plazo, es la negación misma de la buena enseñanza. Formar profesores es un proceso largo y sostenido que requiere políticas y estrategias integrales y de largo plazo. Y así con todo …


CANTIDADES / CALIDADES 


Política: cantidades


La política es reino de las cantidades, de los números y las estadísticas. Cuánto y cuántos prima sobre los qués, para qués y cómos. En el campo de la educación, los políticos mencionan abundantes datos cuantitativos: inversión, presupuestos, coberturas, matrícula, construcciones, computadoras, becas, etc. Las “rendiciones de cuentas” muestran tablas, gráficos y barras. 'Universalizar la educación' se usa para referirse a universalizar el acceso, no la la terminación de estudios y, mucho menos, los aprendizajes. Igualdad de oportunidades, equidad de género son otros tantos términos que se refieren por lo general únicamente a acceso a la educación.


Educación: calidades


En la educación importan sobre todo las calidades, las relaciones, la comunicación, la empatía, la motivación, las emociones, el afecto, el trato. Como lo reiteran investigaciones y evaluaciones, importa más la calidad del gasto (en qué y cómo se invierte) que la cantidad del gasto. Matricularse no basta: la educación debe asegurar aprendizaje. No basta saber cuántos cursos de capacitación se ofreció a los profesores: lo que importa es si esos cursos enseñaron contenidos útiles para la práctica docente, si los docentes aprendieron y si eso que aprendieron se tradujo en mejoras en la enseñanza y en el aprendizaje de sus alumnos. Distribuir computadoras, y usarlas eficazmente en procesos de enseñanza-aprendizaje, son cosas muy distintas. La participación social es también parte de la calidad de la educación. No en vano, en fin, la consigna de “mejorar la calidad de la educación”, instalada hace décadas, sigue teniendo poco avance. América Latina tiene, en general, un déficit muy grande es cuanto a la calidad de la enseñanza y el aprendizaje en los sistemas educativos.


  RESULTADOS / PROCESOS 


Política: resultados


La política requiere mostrar resultados, evidencias de que se cumple con lo ofrecido, de que se avanza, de que vale la pena volver a votar por ese candidato o por ese partido. En ese afán, a menudo se falsean resultados o se apresuran como tales lo que son apenas avances dentro de un proceso más amplio. La evaluación es sobreestimada y hasta convertida en fetiche, como proveedora de evidencias de avance (los ansiados “resultados”) o bien de debilidades de gestiones anteriores o de grupos y sectores seleccionados. 


Educación: procesos


El aprendizaje es un proceso que dura toda la vida. La educación formal (el sistema educativo graduado, que incluye a la educación superior) es uno de los sistemas de aprendizaje. Lo que una persona aprende y llega a saber no es resultado solo del sistema educativo sino de toda su experiencia de vida. Pruebas y exámenes, en el medio escolar, revelan en realidad poco sobre lo que es, sabe y puede hacer una persona. Convertir a la educación escolar en una carrera estadística tras metas cuantitativas y tras rankings es distorsionar el sentido de la educación, y boicotear la batalla por la calidad.


  VERTICAL / HORIZONTAL 


Política: vertical


La política tradicional se mueve con estructuras jerárquicas y con relaciones de poder/autoridad que imponen una lógica vertical, desde arriba hacia abajo. Por lo general, el diseño de las políticas se considera un ejercicio de cúpulas tecnocráticas que tiene lugar “arriba” y que se “baja” a la sociedad. Escasean la participación ciudadana, la consulta, el debate público. Esto es especialmente cierto y problemático en el campo de la educación, donde usualmente no se cuenta con la participación ni de los profesores ni de los padres de familia, mucho menos de los estudiantes.


Educación: horizontal

La política y la acción educativas requieren procesos y relaciones más horizontales, más participativos, más flexibles. La educación no se cambia desde arriba ni mediante decretos y normas. La buena política educativa cuenta con el concurso y el saber de la comunidad educativa y de toda la sociedad. Aprender implica diálogo, contacto con otros, tanto en el caso de los alumnos como de los docentes. El autoritarismo se lleva muy mal con la educación y los aprendizajes.


  HOMOGENEIDAD / DIVERSIDAD 


Política: homogeneidad


La política tiende a lo homogéneo, no a lo heterogéneo y al respecto por la diversidad. La población cuenta como votos, números, simpatizantes, no como grupos y personas con identidad propia. Las decisiones y las acciones se facilitan cuando se piensa en conjuntos homogéneos: el país, la ciudad, el barrio, los electores. Estandarizar es la vía fácil: estandarizar políticas, modelos arquitectónicos, indicadores, herramientas, pruebas, etc, iguales para todos.


Educación: diversidad


La educación requiere pensarse desde el reconocimiento de la heterogeneidad, respetando y atendiendo a la diversidad de contextos, culturas, grupos sociales, personas. No existe “el modelo” único y bueno para todos, ni en la infraestructura ni en el currículo ni en la pedagogía ni en la evaluación.
Esto requiere estrategias diferenciadas y flexibles, antes que homogéneas y rígidas. Personalizar la enseñanza, atendiendo a los intereses y requerimientos específicos de cada persona, es una vieja aspiración pedagógica que hoy renace con fuerza. Las modernas tecnologías muestran posibilidades antes inimaginadas para ampliar y diversificar la oferta educativa, los aprendizajes y los autoaprendizajes.

  COMPETENCIA / COOPERACION 


Política: competencia


La política es lucha por el poder, competencia, confrontación. Hay adversarios y enemigos a vencer. Esta lógica de la cultura política permea a toda la sociedad y de manera especial al quehacer educativo. Recordemos que La Política es, ella misma, fuente importante de educación o des-educación ciudadana. Los partidos políticos, los políticos, los funcionarios y sus comportamientos son referente - para bien o para mal - que forja valores y actitudes en el conjunto de la sociedad, en todos los estratos sociales y edades.


Educación: cooperación


La buena educación se nutre de la cooperación antes que de la competencia. Es objetivo de la educación desarrollar valores como el respeto, la tolerancia, la búsqueda de la paz, el desarrollo del pensamiento crítico, la argumentación, el diálogo y el debate razonado, y de competencias como el inter-aprendizaje y el aprendizaje entre pares. La investigación muestra que la competencia no contribuye a mejorar la convivencia y los aprendizajes sino más bien a exacerbar actitudes negativas y bullying. La belicosidad de la política y los políticos deseducan antes que educan. Un modelo educativo extraordinario como el de Finlandia alienta la cooperación y desalienta la competencia (entre alumnos, entre profesores, entre instituciones escolares).


  SECTORES  


Política: sectorial


La política se mueve con la lógica de “sectores”. Así está estructurado el Estado: salud, educación, trabajo, deportes, etc, cada uno con su ministerio y sus políticas sectoriales. Se considera que la educación es un sector, dividido en subsectores, con la educación superior considerada a menudo un sistema aparte. La fragmentación opera, así, no solo en la política social sino dentro de la propia política educativa. Las coordinaciones multisectoriales, en las que participan dos o más ministerios, no suplen la necesidad de una mirada amplia de lo educativo, que supere el marco estrecho de la educación como sector.


Educación: trans-sectorial


La educación y los aprendizajes son inter- y trans-sectoriales. La educación atraviesa a todos los ministerios y a todas las políticas. La educación superior es parte del sistema educativo, no un sistema aparte. El aprendizaje tiene lugar dentro y fuera de las aulas, en ámbitos formales, no-formales e informales, coincidiendo con la vida misma. El conocimiento no es un sector ni pertenece únicamente a la educación superior o al sistema educativo; aprendemos desde que nacemos hasta que morimos. El conocimiento se desarrolla desde la primera infancia y hay múltiples sistemas de conocimiento.

  VISIBILIDAD  


Política: alta visibilidad


La política y los políticos requieren alta visibilidad: generar noticias, ser foco de atención, mostrar, exhibir. De esa visibilidad depende, entre otras cosas, mantener el interés de los electores y preparar el terreno para las próximas elecciones. La "obra" física es un recurso clave para la visibilidad, al igual que la propaganda.

Educación: baja visibilidad


La educación requiere baja visibilidad. Requiere tranquilidad para desarrollar sus procesos, a sus ritmos, sin estar expuesta permanentemente al escrutinio público, a la competencia con otros y a los rankings, a la necesidad de generar “noticias”. La materia prima de la educación son la información y el conocimiento; la propaganda está reñida con la educación, el razonamiento y el pensamiento crítico.

  CONTINUIDAD / DISCONTINUIDAD  

Política: discontinuidad


Cada nuevo gobierno (e incluso cada nueva gestión, dentro del mismo período de gobierno) empieza su propia "reforma educativa", ignorando lo hecho con anterioridad. Cada nuevo gobierno apela al discurso del cambio y quiere dejar su impronta. Ciertamente, hay cosas que merecen ser discontinuadas o cambiadas, pero las rupturas requieren hacerse con base a evaluaciones y evidencias de lo que no funcionó. La pérdida de historicidad y de memoria institucional implica pérdidas financieras, humanas y técnicas. Cada nuevo comienzo niega el acumulado de conocimiento, experiencia y lecciones aprendidas que van dejando la política y la acción educativa en cada país, a nivel regional y mundial.

Educación: continuidad


La educación requiere continuidad, estrategias de corto, mediano y largo plazo, sistematicidad, perseverancia, acumulación, avances, afinamientos y rectificaciones permanentes, fundamentados en lecciones aprendidas. La renuencia de los profesores ante cada nueva "reforma" y ante el continuo recambio de autoridades, políticas y lineamientos es ya fenómeno conocido con alto costo en desgaste, desmotivación y desprofesionalización docentes. A menudo, las mismas viejas visiones y prácticas aparecen cobijadas por nuevas terminologías. La formación - de especialistas, directivos, profesores, alumnos, padres de familia, ciudadanía en general - requiere un trabajo sistemático, antes que acciones intermitentes.

  LA OBRA  


Política: obra física


La política y los políticos tienen predilección por la obra física. En educación, reparar, construir e inaugurar planteles, aulas, centros deportivos y de recreación es central en la agenda de los políticos, independientemente de su signo y orientación. En los últimos tiempos se han agregado las tecnologías, la distribución de computadoras y otros dispositivos. Tanto la obra física como el equipamiento tecnológico básico son relativamente fáciles de implementar, tienen alta visibilidad pública y grandes réditos sociales y políticos. La obra física se puede inaugurar, mostrar, fotografiar, fijar con nombres y placas para la posteridad.


Educación: obra intangible


En educación, la obra más importante es intangible. Lo esencial no son las cosas sino las personas, las relaciones, los contenidos, la pedagogía, las motivaciones, los aprendizajes. Aprender y enseñar son procesos cotidianos, ubicuos, que tienen lugar no solo en las aulas sino también fuera de éstas, en la familia, en la comunidad, al aire libre, a través del juego, de la conversación, del debate, de la relación con los demás, del arte, de la participación social, de los medios de comunicación, de internet, de la propia política. Las enseñanzas y los aprendizajes más importantes son, en realidad, enseñanzas y aprendizajes invisibles, inasibles tanto para la normativa como para la evaluación.

Textos relacionados en este blog

» ¿Qué es educación de CALIDAD?
» Los cuatro P: Padres, profesores, periodistas y políticos
» El amor es parte de la calidad de la educación
» ¿China, Corea del Sur o Finlandia?
» Ecuador: Adiós a la educación comunitaria y alternativa
» Aprendizaje a lo Largo de la Vida
» Sumak Kawsay: Voces y saberes de la Amazonía ecuatoriana
» Aprendizaje en el siglo 21, ¿y la naturaleza?
» Escuelas sin aulas, aulas sin escuelas
» Glosario mínimo sobre la educación en Finlandia
 

 

1 comentario:

JOSÉ PAVEZ GONZÁLEZ dijo...

Felicitaciones amiga Rosea María, excelente artículo, creo que está en lo correcto.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...